Quantcast
Are you the publisher? Claim or contact us about this channel


Embed this content in your HTML

Search

Report adult content:

click to rate:

Account: (login)

More Channels


Showcase


Channel Catalog



    0 0

    Varios neonazis han sido descubiertos en las filas de las fuerzas especiales alemanas, lo que plantea nuevas preguntas sobre la unidad de combate de élite del Bundeswehr (ejército federal).

    Un soldado del KSK, los comandos de operaciones especiales, será suspendido del servicio esta semana después de que una investigación interna descubriera sus vínculos con los nazis, según el periódico Bild am Sonntag.

    Con sede en la pequeña ciudad de Calw, en el sur de Alemania, a los KSK se les asignan las misiones más secretas y peligrosas del ejército alemán, incluyendo operaciones antiterroristas y rescates de rehenes en zonas de guerra.

    La central de inteligencia del Bundeswehr (MAD) investigó a dicho soldado durante un período de meses después de recibir un aviso de un denunciante. Los espías tratan de averiguar por qué la cadena de mando no conocía la afiliación nazi del soldado, que combatió en la Guerra de Afganistán.

    Otros dos soldados son sospechosos de haber hecho el saludo a Hitler, que es ilegal en Alemania, durante una fiesta privada organizada por el cabo. Uno de ellos ya ha sido suspendido mientras que la investigación sobre el otro continúa.

    La preocupación de que las fuerzas de élite se hubieran convertido en un caldo de cultivo del fascismo surgió el año pasado cuando se supo que un combatiente de la KSK desempeñaba un papel central en la organización secreta de un grupo de “preppers”, que es como se conoce a quienes realizan prácticas de supervivencia para cuando fuera necesario.

    Las investigaciones subsiguientes del grupo llevaron a detenciones, incautaciones de armas y a la aparición de listas de muerte con nombres de políticos y militantes progresistas.

    A principios de este año, una investigación separada de un soldado altamente condecorado del KSK condujo a la suspensión de sus conexiones dentro de los movimientos neonazis.

    Aunque las actividades exactas de la investigación del MAD siguen siendo secretas, los medios de comunicación alemanes informan que en el verano que empezaron a prestar especial atención a la base de KSK en Calw debido a los múltiples indicios de que el fascismo prevalecía entre las tropas de élite.

    En otoño, un informe publicado en Der Spiegel afirmaba que se habían abierto más de dos docenas de investigaciones sobre las tropas del KSK, un número notablemente alto para una unidad que se cree que contiene unos 1.100 soldados en servicio activo.

    https://www.telegraph.co.uk/news/2019/12/01/german-elite-forces-facing-neo-nazi-scandal-commander-suspended/

    0 0

    Michael E. Mann
    En 1998 el climatólogo Michael E. Mann utilizó los anillos de crecimiento de los árboles como un indicador climático (proxy) para deducir las temperaturas de los tiempos pasados.

    Para dar más fuerza visual a su tesis, se le ocurrió presentar los datos acompañados de un gráfico que pretendía mostrar la evolución de la temperatura media en el hemisferio norte desde el siglo XV, lo que posteriormente amplió hasta el año 1000 de nuestra era.

    Sus conclusiones se publicaron en la revista científica “Geophysical Research Letters”. Para obtener los datos de las temperaturas pasadas, Mann y sus colaboradores recurrieron a Keith Briffa, quien estudió los anillos de los árboles del hemisferio norte.

    Pero Mann mezcló las churras con las merinas: los datos indirectos (del pasado) con los directos (del presente), es decir, con datos obtenidos de lecturas actuales tomadas de los termómetros. Las temperaturas tomadas por una vía (árboles) o por la otra (termómetros) no coinciden. Se produce una duplicidad de datos para las mismas fechas.

    Es evidente para cualquiera que las conclusiones, además de aproximadas (proxy), no se podían extender a todo el plantea más que con sumo cuidado. Sin embargo, ocurrió todo lo contrario. El gráfico se hizo famoso y se le denominó “palo de hockey” porque, mostraba que después de siglos de estabilidad, en las fecha más recientes las temperaturas se disparaban. En mil años la temperatura había sido como un encefalograma plano, hasta que se comenzó a elevar en el siglo pasado. En fin, Hansen pretendía sostener que la subida de las temperaturas actuales es una “anomalía”, algo sin precedentes históricos.

    En 2001 el IPCC incorporó el “palo de hockey” a su tercer informe y en 2006 el Comité Nacional de Investigación de Estados Unidos aprobó las conclusiones de Hansen.

    Aquello no sólo era ciencia sino mucho más. En el mismo año 2006 el documental de Al Gore “Una verdad incómoda”, que ganó un Óscar de Hollywood y un Premio Nobel al año siguiente, también mostraron el “palo de hockey”, lo que disparó su fama. Se propagó por todo el mundo, convirtiéndose en el icono del movimiento contra el calentamiento del planeta. El gobierno canadiense envió a todos los hogares un folleto alertando sobre los peligros del calentamiento acompañado del gráfico de Mann.

    Que aquello era una chapuza se confirmó al divulgarse los correos electrónicos de la Universidad de East Anglia en 2009 y a partir de entonces se llenó de remiendos, rectificaciones, desmentidos y matizaciones.

    Gráfico de Palo de Hockey de Mann
    La Universidad pública de Pennsylvania, donde Mann trabajaba, le abrió un expediente, absolviéndole un año después. El fiscal general de Virginia, Ken Cuccinelli, denunció a la universidad de ese estado, donde Mann había trabajado con anterioridad, y exigió que se investigara el trabajo que había realizado en ella. Finalmente, en 2011 el Tribunal Superior desestimó la denuncia del fiscal.

    No sólo la investigación de Mann no era fraudulenta sino que era uno de los más grandes descubrimientos científicos, por lo que en 2014 la revista Geophysical Research Letters lo seleccionó entre las 40 publicaciones científicas más destacadas de los últimos 40 años sobre 1.000 disciplinas científicas diferentes.

    “Mantenella y no enmendalla”. Al revolcarse en la mierda, algunas universidades y algunas revistas científicas no parecen nada diferente de los gorrinos.

    El que mejor sabía lo que se traía entre manos era el propio Mann. A pesar de que no había tal fraude, en declaraciones a la BBC reconoció que su gráfico no se debería haber convertido en el icono del calentamiento porque su base científica era “incierta”.

    Era muy benévolo consigo mismo. En su artículo Mann aseguraba, entre otras cosas, que el año 1998 había sido el año más cálido del milenio en Estados Unidos. Le apoyó el otro pontífice de la climatología, James Hansen, arrastrando consigo a la NASA tras sus desvaríos.

    Las tesis de Mann y Hansen son rotundamente falsas y así se supo desde el principio: en Estados Unidos el año más caliente había sido 1934.

    En 2003 dos canadienses, Stephen McIntyre y Ross McKitrick, demostraron las artimañas de Mann a la hora de manejar los datos. Comenzó así un tira y afloja en el que comenzaron a participar más científicos. Unos critican a otros o salen en su defensa.

    Inicialmente, cuando le pidieron los datos en bruto para poder evaluarlos, Mann sólo entregó una parte, hasta que finalmente tuvo que acceder. Aquella actitud sonaba muy extraña.

    Al mismo tiempo, Mann empezó a rectificar parcialmente, afirmando que las “incertidumbres” eran la clave del artículo que habían escrito. Se necesitaban más datos de alta resolución antes de obtener conclusiones fiables. Si bien el tratamiento matemático de los datos era, en efecto, erróneo, ello no significaba que los resultados lo fueran también.

    A partir de entonces se produjeron más rectificaciones en cadena, empezando por el IPCC. Por un momento el asunto pareció desmoronarse como un castillo de naipes. En 2006 el Congreso de Estados Unidos formó un grupo de estudio compuesto por científicos que declaró su apoyo a las tesis de Mann, aunque advertía que existían “pequeños errores estadísticos” que, sin embargo, tenían “pocos efectos” en las conclusiones finales. Posiblemente se referían a aquellos “pequeños trucos” que aparecieron en los correos electrónicos que salieron a la luz en 2009.

    Las estadísticas no se necesitan falsear. Un buen matemático consigue que sus truquillos apenas se noten, lo mismo que un buen falsificador consigue que un lienzo parezca casi como el original. Los que hacen los sondeos electorales tienen mucha experiencia en ello.

    Por ejemplo, Mann había obtenido sus datos de cierta variedad de pino en unas montañas de Estados Unidos que habían sido fertilizados con CO2 y, en consecuencia, no se debieron utilizar como indicadores de la temperatura ambiente.

    Mann volvió a responder de la misma manera: aceptó la crítica pero dijo que si se eliminaban las mediciones basadas en los pinos, los resultados apenas cambiaban. Lo que Mann no pareció entender es que se trata justamente de eso, de una tautología que siempre vuelve al punto de partida. Si lo que buscas es calentamiento, lo que encuentras son aumentos de temperatura por todas partes.

    La tautología es idéntica a la de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático (CMNUCC), que lo define como aquel cuyo origen está, directa o indirectamente, en la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial y se suma a la variabilidad natural observada durante períodos de tiempo comparables. En otras palabras, el cambio climático es responsabilidad del ser humano porque así lo define la ONU; en caso contrario, el clima no cambia de manera “natural”.

    Con posterioridad se han llevado a cabo varios intentos de rehabilitar el “palo de hockey” en diferentes revistas científicas, utilizando “proxies” diferentes, como sondeos en el hielo. Sin embargo, el IPCC no ha vuelto a mencionar el asunto. Hoy nadie habla de ello porque parece irremediablemente contaminado.

    Lo interesante es que, como escribió McKitrick, aún siguiendo el mismo método estadístico de Mann, las temperaturas del siglo pasado no mostraban nada excepcional. En la Edad Media, hacia el año 1000, también aparece una época de calor con temperaturas superiores a las actuales.

    Las oscilaciones de las temperaturas a lo largo de la historia del planeta van en una dirección y luego en la contraria. No existe eso que Mann calificaba como “anomalías”. En los últimos mil años las temperaturas no han seguido una línea recta y cuando han subido, como en la Edad Media, su ascenso no tuvo nada que ver con el CO2, ni con la industria, ni con el capitalismo. Ni siquiera tuvo que ver con los seres humanos.


    Reconstrucción de las temperaturas históricas del planeta
    (Christopher R. Scotese, Paleomap Project)

    0 0

    Tras la aprobación de un impuesto a las empresas estadounidenses por los servicios digitales en Francia, Estados Unidos también podría imponer aranceles sobre los productos franceses. Entre las categorías de productos que pueden verse afectados por los impuestos adicionales hasta el 100 por cien se encuentran los quesos, los cosméticos y el champán.

    Ya no es sólo China. También Francia está embarcada en una batalla contra Estados Unidos, que no se limita sólo al comercio exterior, sino también a materias como la seguridad.

    El impuesto digital francés discrimina a empresas estadounidenses como Apple, Google, Amazon y Facebook, enviando una señal clara de que Washington tomará medidas contra los regímenes fiscales digitales que afectan o discriminan a las empresas estadounidenses. Se están iniciando investigaciones sobre los impuestos a los servicios digitales en Italia, Turquía y Austria.

    La lista de productos franceses que podrían ser gravados incluye 63 artículos por un valor aproximado de 2.400 millones de dólares. Incluye productos lácteos, vinos espumosos, cosméticos, cerámicas y bolsas. Los impuestos adicionales sobre estas categorías de mercancías podrían alcanzar el 100 por cien.

    Las audiencias públicas están programadas para el 7 de enero del año que viene.

    El 11 de julio el Senado francés aprobó el proyecto de ley sobre la fiscalidad de las grandes empresas de servicios digitales. El impuesto se aplica a los ingresos de los gigantes de internet a partir del 1 de enero de 2019 y asciende al 3 por cien de los ingresos recaudados en Francia. Las empresas afectadas se dedican al trabajo de los agregadores de noticias, comercio electrónico o publicidad en línea.

    Trump dijo que podría reaccionar adoptando derechos de aduana sobre los vinos franceses.

    En octubre, basándose en un veredicto del Órgano de Solución de Diferencias de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Estados Unidos adoptó nuevas sanciones del 10 por ciento para los aviones y del 25 por ciento para los productos agrícolas e industriales de la Unión Europea. Fue parte de la compensación por los daños sufridos por Estados Unidos como consecuencia de la subvención de la Unión Europea a Airbus.

    El ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, ha calificado esta mañana de inaceptables las amenazas de sanciones estadounidenses contra el impuesto digital francés y advirtió a Washington de que la Unión Europea podría responder con firmeza.

    Más información:
    -Airbus: un cadáver de la guerra económica desatada por Estados Unidos contra la Unión Europea
    - Las sanciones económicas a Irán golpean a los grandes monopolios europeos
    - El declive de la hegemonía técnico-militar del imperialismo estadounidense
     

    0 0

    Después de derrocar al gobierno legítimo de Bolivia, ahora es el turno de Irán, con la ayuda de Israel y Arabia saudí.

    Más allá de las presiones económicas y políticas, no es el primer intento de desestabilizar Irán porque es muy poco probable que sea posible una intervención militar externa, a pesar de los numerosos llamamientos de Israel para que se realicen ataques aéreos selectivos contra instalaciones en Irán, en particular, contra su programa nuclear. Al igual que Tel Aviv o Riad, Washington sabe que un escenario así sería muy caro y sin ninguna garantía de éxito.

    Así que el plan es una revolución desde dentro, orquestada y asistida desde fuera y no escatiman medios para ello. Lo mismo que en Líbano o Irak, también hay que reconocer que el país no carece de problemas, algunos de ellos relacionados con la presión externa.

    Las sanciones estadounidenses contra Irán, en primer lugar las exportaciones iraníes de petróleo, han tenido un fuerte impacto en la economía del país, teniendo en cuenta que la venta de petróleo es un área clave para el presupuesto del gobierno de Teherán.

    A pesar de los intentos de Irán de eludir las sanciones, Washington está haciendo absolutamente todo lo que puede para bloquear cualquier transacción relacionada con el petróleo. Estados Unidos ha amenazado abiertamente a las instituciones financieras turcas con sanciones por facilitar las transacciones internacionales con Irán. Además, no sólo se apunta al petróleo iraní, sino también a su gas, otro producto que abunda entre los recursos naturales del país.

    Estados Unidos está haciendo todo lo posible por aumentar los precios del petróleo en el mercado mundial, en un momento en que su producción de esquisto bituminoso está aumentando, una producción costosa pero que los estadounidenses quieren a toda costa poder utilizar como nueva arma económica. Curiosamente, esto se hace perjudicando los intereses económicos y energéticos de los países de la Unión Europea, uno de los principales importadores de petróleo.

    Obviamente, también afecta gravemente a la economía iraní: limitada en sus exportaciones de petróleo y obligada a aumentar los precios de los combustibles en el mercado interior; este último hecho ha sido precisamente la razón principal de las recientes manifestaciones en Irán.

    Cuando los instrumentos políticos y económicos no son suficientes para que el oponente se doblegue, los imperialistas utilizan la presión de la seguridad, incluida la presión terrorista, como los ataques a barcos que transportan petróleo iraní. Todo esto, por supuesto, acusando a Irán de ser responsable del terrorismo.

    Las principales cadenas de comunicación también han contribuido significativamente al aumento de la histeria hacia Teherán. Se ha observado claramente durante las recientes manifestaciones en varias partes del país, en particular a través de los medios de comunicación de opositores políticos radicados en el extranjero, muchos de los cuales, por supuesto, se encuentran en Estados Unidos.

    El Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, apoyó abiertamente las manifestaciones en un discurso que, en parte, fue pronunciado en farsí. La BBC Persa empezó a emitir dos horas antes de lo habitual para convocar a los manifestantes a salir a la calle. El servicio regional de TV Iran International, con sede en Arabia saudí, abandonó su programación habitual y dedicó un día entero a las manifestaciones. Algunos canales extranjeros que emiten en persa llegaron incluso a dar instrucciones a los manifestantes: lugar de las convocatorias, consignas a gritar, comercios a asaltar y establecimientos a prender fuego.

    En esta presión extraordinaria sobre Irán, Washington no olvida los intereses de su principal aliado regional: Israel. Sobre todo en lo que se refiere al recrudecimiento de las hostilidades entre el Estado persa y algunos países árabes -que recientemente se han convertido en aliados semioficiales del Estado sionista- en el momento mismo de las masacres perpetradas en Palestina, todo ello bajo una estricta coordinación estadounidense.

    0 0

    Paraisópolis, la segunda mayor favela de Sao Paulo, respiraba miedo e indignación este lunes, un día después de que nueve jóvenes murieran en una estampida provocada por una acción policial. A pesar de la conmoción, el exceso de fuerza, aseguran, es rutina.

    “Los policías cometen abusos todos los fines de semana”, dijo una joven de 18 años que vive en la calle principal de la favela, en el suroeste Sao Paulo. Por temor a represalias, la mayoría prefiere no dar su nombre.

    Fue en esa calle, Ernest Renan, donde las nueve víctimas murieron pisoteadas la madrugada del domingo cuando varios policías irrumpieron en una fiesta al aire libre. La versión oficial es que los efectivos perseguían a dos personas que disparaban desde una moto, pero los vecinos tienen un relato diferente.

    “Todos los fines de semana ocurre lo mismo. Arranca el ‘baile funk’ y la policía llega y empieza a correr a la gente. Ahí escuchamos los gritos, los jóvenes se desesperan, intentan huir, aquí se esconden hasta unos cien”, dijo otra vecina de 42 años señalando al estrecho callejón donde los efectivos acorralaron y golpearon a asistentes a la fiesta, según registraron vídeos de locales.

    Paraisópolis concentra casi 100.000 habitantes en un kilómetro cuadrado. Su calle principal es trajinada y está llena de comercios. Las construcciones, muchas en ladrillos sin revestimiento, se levantan de forma desorganizada. La mayoría no tiene servicios básicos y marañas de cables cuelgan entre poste y poste. Aquí no llega ni un taxi de afuera.

    En la entrada de la favela se realiza de jueves a sábado “el baile del 17”. Este “baile funk” se ha vuelto tan conocido que miles de jóvenes vienen de otras ciudades. La madrugada del domingo había unas cinco mil personas. Los nueve fallecidos tenían entre 14 y 23 años y no eran de la comunidad.

    Un “baile funk” es una enorme fiesta de calle musicalizada con “funk”, ritmo que nació en las favelas influenciado por el hip hop. El “baile del 17” comenzó hace casi diez años frente a un bar con ese nombre, cuentan los vecinos.

    El bar desapareció pero la fiesta creció, y no todos en Paraisópolis lo disfrutan. “Aquí hubo gente que hasta se mudó por eso, el ruido es insoportable, no te deja dormir”, dijo la vecina de 42 años.

    Gloria Maria, de 20 años, difiere. Para ella, promotora cultural de la comunidad, el “baile funk” es una forma económica de divertirse.

    A favor o en contra, los vecinos coinciden en que la acción policial es estigmatizadora y racista.

    Gabriela Santana, de 21 años, reconoce que en el “baile del 17” hay drogas y sexo, “igual que en las fiestas de ricos. La diferencia es que el funk es criminalizado, es racismo”, afirma.

    “En la plaza Puesta del Sol [en un barrio noble de Sao Paulo] todo el mundo fuma marihuana para ver el atardecer. ¿Y la policía llega con bombas ahí? El problema es que somos negros y pobres”, dice Lions Pacs, un rapero de 23 años que cumplió dos años de cárcel y dice tener tanto miedo de la policía que en días como el domingo no se atreve a mirar por la ventana.

    En Paraisópolis, vecina de la rica urbanización Morumbi, hay una cancha de fútbol y un parque clausurado. El cine más próximo queda a media hora de autobús.

    “Nunca entré al baile”, dice una joven de 23 años. “No me gusta, pero si la policía quisiera impedir el baile, vendría temprano. Pero ellos vienen tarde porque les gusta golpear a pobres y favelados”, agrega.

    “La policía siempre comienza con bombas, luego lanza gas lacrimógeno, uno lo siente dentro de casa porque la garganta comienza a arder. Después se escucha la gritería, la gente pidiendo socorro”, dice su hermana de 18 años que muestra un vídeo donde se ve a policías dando porrazos a personas acorraladas en un callejón.

    La policía dijo que investigará la acción policial para determinar si hubo excesos. “Luto” fue escrito en letras blancas en la calle donde ocurrió la tragedia y donde a partir del jueves, las hermanas creen, “ocurrirá todo de nuevo”.

    https://es-us.noticias.yahoo.com/brutalidad-policial-rutina-denuncian-vecinos-tragedia-favela-sao-200924485.html

    0 0

    Hansen y su padrino Wirth ante el Senado
    En otras entradas ya hemos hablado de James Hansen, un investigador estadounidense al que podemos tomar como modelo de los derroteros que está siguiendo la ciencia en la época moderna. Los lectores que no estén suficientemente avisados quedarán impresionados al saber que Hansen es director del Instituto Goddard de Estudios Espaciales, un laboratorio de la NASA. Seguramente les impresionará mucho menos saber que también se sentaba en los consejos de administración de varios grandes bancos, como Salomon Brothers o Lehmann Brothers, antes de la quiebra.

    Son las dos caras de la misma moneda. Su faceta científica nos abruma; la de banquero nos repugna, pero nos debemos quedar con ambas para entender lo que está ocurriendo: cuando hablamos de clima no hablamos sólo de ciencia, ni de científicos, sino de otras cosas que nadie se preocupa de poner encima de la mesa, e incluso que se tratan de ocultar. Sin embargo, para conocer la luna hay que visitar sus dos caras: la que vemos y la que no vemos.

    El Instituto Goddard de Estudios Espaciales, donde Hansen trabajó desde 1967, es una dependencia de la NASA, otra institución que, además de ciencia, fabrica toda clase de leyendas. Al principio se especializó en la atmósfera de Venus y luego en la de la Tierra. En 1995 le nombraron para ocupar un sillón en la Academia de Ciencias de Estados Unidos y en 2006 la revista Time dijo que era una de las 100 personas más influyentes que había en el mundo.

    En 1987 publicó su primera reconstrucción de la temperatura media mundial (1), que abarcaba casi un siglo, de 1880 a 1985 dándole la vuelta a la tortilla por completo: el planeta no se enfriaba sino todo lo contrario. Sea cierto o no, la historia de la ciencia demuestra que, normalmente, un vuelco científico de esas dimensiones tarda décadas en imponerse. En el caso de Hansen se puede decir que tardó minutos y eso necesita una explicación, sobre todo para sacar de su estupor a los científicos.

    Para imponer un vuelco de esas dimensiones entre los científicos no basta sólo con artículos científicos; hace falta política y al año siguiente de publicar el suyo, Hansen estaba delante del Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado de Estados Unidos exponiéndoles a los parlamentarios el Gran Dogma de la Posmodernidad que hoy es ampliamente conocido.

    En 1988 había elecciones. Reagan tenía que dejar la Casa Blanca en manos de Bush y fue un senador demócrata, Timothy E. Wirth, quien llevó a Hansen de la mano a un sitio al que ni él ni su ciencia podían llegar por sí mismos. En 1990 Wirth fue el artífice de la aprobación de la Ley de Aire Limpio y algunos años después el monopolista Ted Turner le financió la creación de dos tinglados, la Fundacion de las Naciones Unidas y el Fondo Better World. Wirth también dirigió la delegación de Estados Unidos que impuso al mundo el famoso Protocolo de Kyoto para reducir la emisión de los gases llamados “de efecto invernadero”.

    Aquel año electoral los senadores de Estados Unidos fueron los primeros en escuchar doctrinas que ahora nosotros escuchamos cada día: las emisiones de gases de efecto invernadero, en particular de CO2, enviadas a la atmósfera durante décadas por la industria, conducen a una elevación significativa de las temperaturas. “No se trata de una amenaza vaga, incierta y lejana”, dijo Hansen, “sino de una realidad cuyas consecuencias comprobaremos en la próxima década”.

    Aquella década pasó, lo mismo que han pasado otras dos más. Hansen les dijo a los senadores que esos años iban a ser los más calientes de los últimos 100.000 años, pero se produjo una paradoja: aquel invierno hizo un frío espeluznante en Estados Unidos. Una tormenta de nieve mató a 400 personas y a la prensa le preocupó más aquella evidencia que las predicciones de Hansen.

    Gráfico de Hansen de la evolución de temperaturas
    La elección de aquel escenario fue un error, pero los padrinos de Hansen no desafallecieron. Una audiencia así era mejor convocarla en verano. Le organizaron otra el 23 de junio de 1988 y para reforzar el mensaje, su padrino, el senador Wirth, paralizó el aire acondicionado del salón de sesiones, según reconoció 30 años después en una entrevista: “Lo que hicimos fue ir la noche anterior y abrir todas las ventanas. Lo admito, ¿verdad?, para que el aire acondicionado no funcionara dentro de la habitación y, cuando se celebró la audiencia, felizmente, en la sala no sólo había dos veces más cámaras de televisión, sino que hacía mucho calor [...] Así cuando Hansen prestó declaración, estaba la televisión y el aire acondicionado de la habitación no funcionaba. Lo que ocurrió ese día fue una conjunción perfecta de acontecimientos, con un magnífico Jim Hansen secándose la frente sentado en la mesa de los testigos y prestando una notable declaración” (2).

    Los senadores asistieron agobianos y asfixiados y Hansen repitió su discurso anterior: el planeta empezaba a calentarse. Las olas de calor, como la que asolaba a Washington, serían más frecuentes y en 2020 se duplicarán, al igual que otros eventos climáticos extremos, afirmó.

    Al terminar la audiencia, la prensa se dirigió a Wirth (y no a Hansen), quien manifestó algo muy característico del balance de las opiniones climáticas en aquel momento, mucho menos clara que la actual: las tesis de su invitado, admitió, se encontraban “en la frontera de la ciencia”. Aún no se hablaba tan claro como ahora.

    El gráfico de la evolución de las temperaturas medias que Hansen presentó a los senadores mostraba más de un siglo de evolución, con uno de sus trucos típicos: a la serie histórica le añadió la media de los cinco meses del año en curso, lo que suponía un impactante efecto visual en el que las temperaturas se disparaban hacia arriba.

    Esta vez la cobertura de los medios de comunicación fue espectacular porque iba acompañada de otra cadena de truculencias que ahora ya son carcterísticas: aquel verano iba a ser el más caluroso de Estados Unidos y matará entre 5.000 y 10.000 personas, mientras que la sequía iba a causar casi 40.000 millones de dólares en pérdidas.

    Al año siguiente se repitió la comedia, aunque esta vez de la mano de otro personaje demócrata que entonces no era famoso, Al Gore, que se encargó del interrogatorio. En un momento dado del esperpento, una de las respuestas de Hansen sorprendió al joven senador demócrata, quien se puso un poco agresivo: “¿Por qué contradice su testimonio escrito?” El científico responde: “Porque no he escrito el último párrafo de esta sección. Se ‘añadió’ a mi declaración”.

    Décadas después Hansen explicó lo ocurrido. Antes de comparecer ante el Senado tuvo que presentar su declaración por escrito a los jefes de la NASA que, a petición de la Oficina de Gestión y Presupuesto (una sucursal de la Casa Blanca dentro de la NASA), corrigió numerosos apartados. Luego Hansen tuvo que pasar el segundo filtro antes de ir al Senado: tuvo que enviar a Al Gore por fax los pasajes que habían sido modificados y sobre los cuales quería que le preguntara.

    Como ya hemos explicado en otra entrada, quien comparecía ante el Senado no era un climatólogo, sino la NASA, que quería aportar a los senadores un proyecto político surgido en la Casa Blanca, disumulada tras un apariencia científica, aséptica.

    El destino fue cruel para Hansen y lo será aún más en el futuro. Hoy sus exposiciones seudocientíficas nos resultarían de lo más normales, pero hace treinta años sonaban muy apocalípticas y, además, los demócratas que le llevaban de la mano perdieron las elecciones. Ganó Bush y los republicanos empezaron a cargar la munición de sus armas, poniendo a Hensen y a la NASA contra las cuerdas en los debates políticos.

    Por un momento pareció que las nuevas tesis iban a quedar sepultadas. “Hansen contra el resto del mundo sobre los peligros del efecto invernadero”, tituló la revista Science en 1989 para salir al rescate (3), poniendo de manifiesto que en aquel momento las nuevas tesis seguían siendo minoritarias y que la batalla era sustancialmente política.

    (1) J. Hansen, I. Fung, A. Lacis, D. Rind, S. Lebedeff, R. Ruedy, G. Russell, and P. Stone, Global climate changes as forecast by Goddard Institute for Space Studies three-dimensional model, Journal of Geophysical Research, vol. 93, pg. 9341, http://dx.doi.org/10.1029/JD093iD08p09341.
    (2) En 2007 el senador demócrata Timothy Wirth relató a la prensa las condiciones de su encuentro con Hansen y la audiencia en el Senado: www.pbs.org/wgbh/pages/frontline/hotpolitics/interviews/wirth.html
    (3) http://www.columbia.edu/~jeh1/mailings/2015/Kerr.1989.HansenVsWorldOnGHThreat.Science.pdf


    0 0

    Los nazis ucranianos están en las manifestaciones en Hong Kong. Entre ellos hay miembros del Batallón Azov y de Sector Derecho que acaban de organizar “cursos de protesta callejera” en Kiev.

    Los nazis portan la ropa de un grupo llamado “Gonor” (Honor). Uno de ellos, Serhii Filimonov, escribió el sábado en su perfil de Facebook que “Hong Kong nos ha dado la bienvenida como padres”, compartiendo un vídeo suyo y de otros nazis en las calles de Hong Kong.

    Filimonov es uno de los dirigentes en Kiev del Cuerpo Civil de Azov, un grupo de apoyo del Batallón del mismo nombre Azov que opera tras el camuflaje de una ONG civil.

    “La lucha por la libertad está al lado de Hong Kong”, dijo Filimonov en otro de sus mensajes, posan enmascarado junto a los manifestantes de Hong Kong.

    Entre los personajes del vídeo y las fotos publicadas al día siguiente se encuentran Ihor Maliar, un veterano del Batallón Azov con un tatuaje de “Victoria o Valhalla” en el cuello, y Serhii Sternenko, que dirige la sección de Odessa del Sector Derecho, donde prendieron fuego a la Casa Sindical el 2 de mayo de 2014, asesinando a 42 personas.

    El grupo “Gonor” fue fundado por Filimonov en 2015. Se identifica por una versión estilizada del “tridente”, un símbolo antiguo adoptado por los ucranianos neonazis que representa tres puñales. Muchos también llevan tatuada la svástica.

    Dos de los nazis ucranianos posaron frente a la Universidad Politécnica de Hong Kong, donde 2.000 estudiantes fueron detenidos y la policía confiscó miles de armas, incluyendo bombas de gasolina y explosivos.

    A principios del mes pasado, Filimonov, Sternenko y Maliar hablaron en un “curso de protestas callejeras” organizado en Kiev, cuyos carteles mostraban un cóctel molotov con el logotipo “Gonor”.

    En Facebook la página ucraniana “Hong Kong Free Centre” dedicada a la defensa de los miembros de Gonor y el viaje del lunes por la tarde al Extremo Oriente indica que los dos movimientos forman parte del mismo entramado nazi. Trata de los vínculos entre las manifestaciones de Hong Kong y las ucranianas de 2014, con las palabras “paraguas” y “dignidad” en su estandarte, recordando así el nombre que los manifestantes de Hong Kong dieron a las manifestaciones de 2014, consideradas como precursoras de la desestabilización actual, y el que los nazis ucranianos utilizaron para justificar el golpe de Estado de 2014.

    El lunes el Centro salió en defensa de Gonor, afirmando que eran “militantes ordinarios” y que “ya no están vinculados al movimiento Azov”.

    “Nos aseguraron que ahora se oponían realmente al nazismo y a la otra forma de ideología fascinante del Sector Derecho”, escribieron.

    No está claro el papel de los ucranianos en Hong Kong. Sin embargo, hay que destacar el trabajo preparatorio para el levantamiento de 2014 en Ucrania y las manifestaciones de 2019 en Hong Kong a través de la National Endowment for Democracy (NED), es decir, del Departamento de Estado y la CIA.

    En los tres años previos al golpe de estado de 2014, sólo la NED gastó 14 millones de dólares en la preparación de Maidan. En Hong Kong la NED lleva operando con sus secuaces desde mediados de la década de los noventa, incluso antes de que el Imperio Británico devolviera el territorio a los chinos.

    - Vídeo de Facebook donde se ve a los nazis ucrainianos en las manifestaciones de Hong Kong (https://web.facebook.com/serhii.filimonov.98/videos/160773771798497/)

    - Lo mismo en Youtube (https://www.youtube.com/watch?v=OaR_dWutfu8)

    0 0

    Marcin trabaja doce horas al día, seis días a la semana, a veces siete. Es un tipo alto que no se queja. Desde hace quince años, este polaco ha estado lavando coches a mano en el Magic Hand Car Wash del sur de Londres.

    Rocíe con un producto de limpieza, limpie una vez, luego una segunda vez, enjuague con un chorro de agua a presión, luego comience de nuevo con el siguiente coche, todo sin guantes o botas en este día de noviembre... A 6 libras (7 euros) el lavado y el doble de la cantidad para limpiar también el interior, un precio muy competitivo.

    Marcin es un símbolo del capitalismo británico, donde el sector informal, a menudo alimentado por la mano de obra inmigrante. La evolución de la limpieza de coches en Reino Unido es una verdadera parábola, que narra el problema de la explotación en el país, las condiciones de trabajo, la inmigración procedente de Europa del este, e incluso de la esclavitud moderna.

    En quince años los rodillos de lavado automático de las gasolineras han desaparecido prácticamente del país, sustituidos por el lavado a mano. Es un raro ejemplo de un comercio robado. En este sector, en Reino Unido, los hombres son más competitivos que las máquinas. Hemos pasado de una industria con uso intensivo de capital a una industria con uso intensivo de mano de obra.

    Brian Madderson de la Car Wash Association (CWA), que representa a las empresas oficiales del sector, dice que se enfrentan a la competencia desleal de los pequeños lavaderos de coches que no pagan el IVA, el salario mínimo, las cotizaciones sociales. En las gasolineras, las máquinas de limpieza aparecen abandonadas y sustituidas por un grupo de personas que hacen el trabajo a mano.

    Al menos mil estaciones de limpieza automática han tenido que cerrar en la última década, sabiendo que la inversión en rodillos automáticos cuesta casi 50.000 euros.

    El Hand Car Wash del sur de Londres es un buen ejemplo de esta economía gris. Atascada en el patio trasero de un pequeño edificio, instalado durante años, la empresa parece oficial. Los paneles muestran los precios, se propone un sistema de tarjetas de fidelización. Pero el pago es sólo en efectivo y los cuatro trabajadores -dos portugueses, un rumano y otro polaco- cobran de su jefe albanés en dinero negro.

    Al principio, Marcin ganaba 20 libras al día (23 euros), una miseria. Ahora está orgulloso de su salario: 400 libras (469 euros) por semana. Son casi 2.000 euros al mes. Suficiente para permitirle regresar a Polonia de vez en cuando, ver a su familia y ahorrar algo de dinero. Ahora habla bien el inglés, se asegura de pagar sus impuestos y prefiere no hacerse demasiadas preguntas sobre los cuatro o cinco jefes diferentes que se han sucedido misteriosamente a la cabeza del pequeño lavadero de coches.

    En Reino Unido hay unas 4.000 estaciones de lavado automático, en comparación con las 10.000 a 20.000 que hay a mano. El problema no es la regulación. El salario mínimo, de 9,61 euros (8,21 libras por hora), se aproxima al de Francia (10,03 euros), las normas medioambientales exigen la instalación de determinados filtros para el vertido de aguas residuales y se regulan las horas extraordinarias.

    Pero en Hand Car Wash no se respeta ninguna ninguna de esas regulaciones. Marcin supera con creces el límite máximo de 48 horas de trabajo por semana, y en términos de ingresos por hora, su salario es de alrededor de 5,50 libras, un tercio menos que el mínimo legal.

    Eso parece ser lo normal. Un estudio del lavado de coches en Nottingham y Leicester mostró que, en promedio, los veinticuatro trabajadores que pudieron entrevistar cobran un 14 por ciento menos que el salario mínimo.

    El Estado hace la vista gorda

    La explicación es la falta de aplicación de las regulaciones. Los organismos responsables de su cumplimiento son ineficaces. No están interesados. Tanto más cuanto que la supervisión está fragmentada: la agencia de medio ambiente es responsable de las aguas residuales, otra se ocupa de las violaciones de la legislación laboral, las autoridades fiscales británicas. Diez años de austeridad han reducido a menudo su personal y sus medios de acción son muy limitados.

    La vista gorda de los servicios públicos da lugar a una verdadera esclavitud moderna. En agosto de 2015 el destino de Sandu Laurentiu atrajo la atención de los medios de comunicación. El rumano, que trabajaba en el lavadero de coches Bubbles en el este de Londres, murió electrocutado mientras se duchaba en el pequeño apartamento que compartía con cinco colegas encima del lavadero de coches en el que trabajaba. El dueño había manipulado los sellos y el calentador de agua eléctrico del baño estaba en un avanzado estado de deterioro.

    Los trabajadores inmigrantes se sienten atraídos por los salarios. Pero al llegar a Europa los jefes les confiscan sus pasaportes, aconsejan a los recién llegados que no confíen en la policía y les infunden terror. A veces se abren cuentas bancarias a nombre de los trabajadores, a quienes se les obliga a firmar papeles que no entienden, y contraen préstamos a su nombre, sin su conocimiento.

    El año pasado se creó una aplicación móvil para denunciar los abusos. En seis meses fue utilizada 2.300 veces; en 930 casos, los detalles enviados por el trabajador indicaban casos de esclavitud moderna.

    Una tolerancia evidente

    A principios de la década de 2000 el lavado de coches británico era similar a los del resto de Europa Occidental. ¿Por qué este cambio? A raíz de la crisis capitalista, el mercado laboral se ha vuelto mucho más flexible: las normas no han cambiado mucho, pero los contratos son precarios.

    En 2004 una ola de inmigrantes de Europa del este llegó cuando diez países se unieron a la Unión Europea. Para muchos de ellos la limpieza de coches fue el primer punto de contacto. Incluso hoy en día, la gran mayoría de la mano de obra sigue procediendo de estos países.

    La tolerancia evidente de la esclavitud contribuye a la catastrófica productividad de Reino Unido, que es un 23 por ciento menor que la de Francia y un 26 por ciento menor que la de Alemania.

    Si el país ha crecido relativamente bien desde 2012, se debe principalmente al aumento de su mano de obra: cada vez más británicos e inmigrantes trabajan. Por otro lado, cada trabajador produce poco. Los lavaderos de coches han creado puestos de trabajo pero han destruido inversiones. El polaco Marcin encarna la economía británica moderna.

    0 0

    Vijay Prashad

    El 18 de noviembre estudiantes de la Universidad Jawaharlal Nehru (JNU) de India marcharon hacia el parlamento de Nueva Delhi como parte de las grandes protestas contra el alza en las tarifas estudiantiles. Cuando los estudiantes comenzaban la marcha, la policía de Delhi la declaró ilegal. A medida que los estudiantes persistían, la policía comenzó a detenerles y golpearles. Otrxs continuaron, sin dejarse intimidar por la represión. La policía atacó a los estudiantes y los golpeó brutalmente. Shashibhushan Pandey se sacó sus gafas oscuras y dijo “Soy ciego”, a lo que un policía respondió “¿Por qué vienes a la protesta si eres ciego?”

    La Unión de Estudiantes de la JNU (JNUSU) —que ha dirigido la campaña contra la destrucción de la educación pública— mostró que se han regalado enormes cantidades de dinero a grandes empresas mediante rebajas de impuestos y mediante préstamos que no han sido devueltos, mientras los estudiantes se ven forzados a pedir dinero a sus familias, endeudarse o abandonar su educación. Las prioridades de un gobierno que privilegia las rebajas de impuestos a la clase capitalista mientras debilita el potencial de estudiantes son las de una civilización que ha perdido el rumbo. En la octavilla para la Gran Marcha al Parlamento, la JNUSU planteaba dos cuestiones fundamentales: “Exijamos si el 99% puede estudiar o no. Preguntemos por qué los impuestos del 99% son gastados solo en el 1%”. La respuesta la dieron las botas, los palos y el vehículo lanza agua de la policía. La presidenta de la JNUSU, Aishe Ghosh, quien fue detenida ese día, se dirigió a las redes sociales para decir que los golpes y el acoso “no ayudarán a acallar nuestras voces”.

    La etiqueta de esta serie de protestas es #FeesMustFall (las tarifas deben bajar), un eco del grito en todo el planeta, de las protestas estudiantiles contra las alzas en las tarifas desde Sudáfrica a Chile. ¿Por qué los gobiernos están aumentando las tarifas y haciendo tan cara la educación superior? Primero, el ataque a la educación superior es parte de una amplia política de austeridad, en la que los gobiernos recortan los gastos sociales de sus presupuestos —salud, cuidado de los mayores, mitigación de la pobreza, educación— para evitar aumentar los impuestos que deben pagar las grandes empresas. Segundo, ha quedado claro que la educación pública, y las organizaciones estudiantiles de estas instituciones, son lugares importantes para desafiar la irracionalidad de las políticas neoliberales y neofascistas. Se está planteando que la deuda disciplinará a los estudiantes para que se dediquen más a sus propias carreras —para ser capaces de pagar la deuda— que a asuntos de gran relevancia política.

    Pareciera que la interpretación más estrecha de la educación gobierna a los políticos; ven la educación como parte de una construcción de carrera individual, no como parte de la construcción de la sociedad. La tendencia básica del capitalismo es convertir la educación en una mercancía, y no permitir que sea un recurso común. Si la educación se mercantiliza, los estudiantes son reducidos a ser mercancías; la sensibilidad de explorar ideas y la insistencia de imaginar un mundo nuevo basado en valores humanos se erosionan entre los estudiantes. El impacto sobre los profesores refleja el de los estudiantes, ya que los profesores son empujados a enseñar más e investigar menos, a enseñar más y a discutir menos sobre valores políticos básicos (como se ha establecido explícitamente en el borrador de la Política Nacional de Educación del gobierno de India). Prabhat Patnaik, profesor emérito de la JNU, sostiene correctamente que “una comunidad académica que se ve obligada a enseñar e investigar excluyendo la defensa de las libertades y derechos, ni siquiera tendrá éxito al enseñar o investigar. Esto requiere libertad de pensamiento y expresión; la negación de esas libertades perjudica también a la enseñanza y la investigación. Y sin embargo, no hay ninguna mención de estos requisitos en todo el informe, aunque están siendo atacados actualmente, con la amenaza constante a la academia de cargos bajo las leyes de sedición”. El pensamiento se seca, las universidades y las escuelas se vuelven desiertos intelectuales.

    El 29 de noviembre, los estudiantes de Pakistán tomarán las calles; los asuntos que los convocan son muy similares a los que presionan a los estudiantes indios. Sobre el levantamiento estudiantil, el historiador Ammar Ali Jan escribió acerca de la “ausencia de principios”, la ausencia de un programa claro que “acecha nuestro presente, con la confusión y el cinismo bloqueando la posibilidad de políticas transformadoras”. En el Festival Faiz organizado por el Colectivo de Estudiantes en Lahore, Arooj Aurangzeb, Mohsin Abdali y otros cantaron consignas revolucionarias por nuestra esperanza de romper con el cinismo y la confusión y encontrar el camino hacia la transformación. El poema cantado en el vídeo es de Bismil Azimabadi; los versos son poderosos:

    Cantar sobre el sacrificio no es metafórico. Esta semana fue el 25 aniversario del asesinato de cinco estudiantes y militantes por la juventud en Kerala: KK. Rajeevan, KV. Roshan, K. Shibulal, K. Madhu, and C. Babu. Estos militantes de la Federación de la Juventud Democrática de India y de la Federación de Estudiantes de India lucharon para defender y expandir la educación pública. Fueron asesinados por el gobierno de derecha debido a sus esperanzas.

    Una semana antes de que los estudiantes indios marcharan al parlamento, delegados de 60 organizaciones, sindicatos y partidos políticos se reunieron en Brasilia (Brasil) para la cumbre de los BRICS de los Pueblos. La declaración de cierre del encuentro captura el núcleo de lo que los estudiantes estaban diciendo en Delhi: exigimos cambios para poder tener un futuro. La idea de un “futuro” es fundamental en nuestros tiempos. El pensamiento neoliberal tiende a sostener que vivimos en un eterno presente; que el “futuro”, un concepto tan utópico, ya no es posible. En otro artículo reciente, Prabhat Patnaik desarrolla la famosa cita de Marx: “Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo”. Marx, escribe, no apuntaba a dos actividades separadas: interpretación y acción. Más bien, Marx sostenía que un tipo de intelectual interpreta el mundo “atrapado en la visión de mundo que existe”; y otro tipo de intelectual interpreta el mundo “desde un punto de vista que implica la construcción de una imagen de un mundo alternativo diferente al suyo”.

    Los programas de acción que van más allá de los contornos del presente, que están enmarcados por las contradicciones del capitalismo, necesariamente tendrían que confrontar los límites del sistema. La financiación adecuada para el sector social, incluyendo la educación superior, no está disponible en este sistema, no porque sus gerentes no sepan sobre los bajos niveles de financiación, sino que porque están decididos a no entregarlos. Luchar por el futuro —la revolución— requiere de luchas constantes por el presente —reformas—. “La revolución”, escribe Prabhat Patnaik, “es el resultado de un compromiso incondicional con la reforma, aunque el resultado tiene que ir necesariamente más allá de la reforma específica”. El resultado es, como dicen los BRICS de los Pueblos, el futuro.

    Cuando las reformas se acercan a los límites calcificados de lo que es permisible —como la nacionalización de los recursos—, entonces las persianas de la civilización se cierran. En la declaración de cierre de la cumbre de los BRICS de los Pueblos aparece la frase “guerras híbridas”. En nuestro dossier n. 17 (junio de 2019) desarrollamos el término para referirnos a “una combinación de guerra no convencional con la insurgencia de actores de la sociedad civil, que abarcan así fuerzas estatales y una variedad de actores no estatales”. El golpe contra el gobierno de Bolivia el 11 de noviembre fue conducido precisamente a través de la estrategia de la guerra híbrida. Había una lucha de larga data, de casi trece años, para socavar la política gubernamental de nacionalización de los recursos, parte de la cual era conducida directamente por la embajada de EE.UU. (En 2007, cuando unos magnates mineros estadounidenses querían conocer al vicepresidente de Bolivia, el embajador estadounidense Philip Goldberg dijo: “Lamentablemente, sin dinamita en las calles es difícil que la embajada o las mineras internacionales puedan lograr incluso ese pequeño objetivo”). Sin dinamita en las calles: todo fue transformado en arma el año pasado, incluyendo a la Organización de Estados Americanos (60% de cuyo presupuesto es pagado por Estados Unidos), los generales bolivianos (muchos de los cuales fueron entrenados en EE.UU.) e incluso intelectuales y dirigentes de ONG.

    Una de las aristas de la guerra híbrida es la batalla por la información. Una víctima de esta guerra híbrida es el reconocimiento de los enormes avances hechos en Bolivia por el gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS), dirigido por Evo Morales Ayma. Fue como si Morales y su gobierno se hubieran buscado este golpe, y no fuera un golpe contra la nacionalización de recursos dirigido por una camarilla neofascista dentro de Bolivia (ahora culpable de una masacre en Senkata). Contra ese desprecio casual —y pedante— hacia el trabajo del gobierno del MAS, Roxanne Dunbar-Ortiz, Ana Maldonado, Pilar Troya Fernández y yo escribimos “Carta a intelectuales que desprecian revoluciones en nombre de la pureza”. Nuestra carta es sobre el ritmo de las revoluciones y sobre la centralidad del socialismo indígena y feminista para los procesos revolucionarios en Bolivia y Venezuela. Aquí un breve extracto del ensayo:

    Estos procesos revolucionarios no solo han tenido que funcionar dentro de las reglas de la democracia liberal, sino que al mismo tiempo han debido construir un nuevo marco institucional a través de las comunas y otras formas. Fue ganando las elecciones y haciéndose cargo de las instituciones del Estado que la revolución bolivariana pudo dirigir sus recursos hacia un aumento del gasto social (en salud, educación, vivienda) y hacia un ataque directo contra el patriarcado y el racismo. El poder del Estado, en manos de la izquierda, fue utilizado para construir estos nuevos marcos institucionales que extienden el Estado y van más allá de él. La existencia de estas dos formas: instituciones democráticas liberales e instituciones socialistas feministas, ha hecho estallar el prejuicio de la “igualdad liberal” ficticia. La democracia, reducida al acto de votar, obliga a los individuos a creer que son ciudadanos con el mismo poder que cualquier otro ciudadano, independientemente de sus posiciones socioeconómicas, políticas y culturales. El proceso revolucionario desafía este mito liberal, pero aún no ha logrado superarlo, como se puede ver tanto en Bolivia como en Venezuela. Se trata de una lucha por crear nuevo consenso cultural en torno a la democracia socialista, una democracia que no está basada en un “voto equivalente” sino en una experiencia tangible de construcción de una nueva sociedad.

    https://www.thetricontinental.org/es/newsletterissue/newsletter-48-2019-educacion/

    0 0

    La policía de Masschussets ya ha utilizado el robot Spot de cuatro patas de Boston Dynamics en intervenciones reales y la ACLU (Unión Americana de Libertades Civiles) exige conocer todos los detalles de esa militarización de la robótica.

    En abril, durante un evento dedicado a la robótica organizado por TechCrunch en Berkeley, el presidente de Boston Dynamics, Marc Raibert, presentó varios casos de uso de su robot Spot.

    Entre los diferentes escenarios presentados, un vídeo presentó a la policía estatal de Massachusetts usando Spot para abrir las puertas de los domicilios privados durante un ejercicio de entrenamiento.

    La exhibición policial no complace a los defensores de los derechos humanos. Varios meses después, la sección de Massachusetts de la ACLU exigió información al respecto.

    La Asociación quiere saber cómo la policía utiliza o piensa utilizar la robótica. Según la ACLU, hay muchas áreas grises sobre el despliegue de estos sistemas robóticos en Massachusetts.

    La ACLU exige total transparencia de la policía y el gobierno sobre el uso del robot Spot y pide una mayor transparencia por parte de las instituciones públicas, que debe ser clara, sobre cómo pretenden probar y desplegar estas nuevas tecnologías.

    La ACLU cree que es necesario regular el uso de robots para proteger las libertades y derechos civiles en la era de la inteligencia artificial e invita a las empresas a cooperar para encontrar e implementar soluciones que garanticen que la ley evolucione al ritmo de la tecnología.

    El vicepresidente de Boston Dynamics, Michael Perry, dice que tiene directrices estrictas sobre cómo la policía puede utilizar los robots y que es capaz de elegir a sus socios y asegurarse de que comparten su visión sobre la robótica.

    No se trata de utilizar los robots de manera que puedan herir físicamente o intimidar a las personas, aegura la empresa, sino de tener “expectativas realistas sobre lo que un robot es capaz o no de hacer”.

    El temor de la ACLU es que la policía permita que los robots tengan autonomía para mantener el orden, lo equivaldría a dejar que la inteligencia artificial juzgue la conducta de las personas.

    Por esa razón, la ACLU exige documentos, correos electrónicos, discusiones y referencias a la militarización de los robots y, en definitiva, de que sean las empresas privadas quienes apliquen las leyes a través de la inteligencia artificial.

    https://techxplore.com/news/2019-11-aclu-police-robots.html

    0 0

    La semana pasada la OTAN se volcó hacia el espacio exterior cuando sus miembros reconocieron oficialmente que el cosmos es un escenario de la guerra, otro más. Decimos oficialmente porque nunca fue otra cosa diferente que esa. La carrera espacial nunca exitió como algo independiente de la carrera de armamentos de la Guerra Fría. Cuando en 1957 los soviéticos lanzaron el Sputnik, los estadounidenses creyeron que era una bomba volante, o que podía serlo. Por eso crearon la NASA, que nunca tuvo carácter civil.

    Ahora la OTAN ha acordado reforzar las defensas de sus satélites y otras infraestructuras espaciales contra los ataques de posibles enemigos terrestres pero aún no considera la posibilidad de poner en órbita sistemas de armas. Esta posición es claramente diferente a la de los Estados Unidos, que se está preparando para librar una futura guerra en el espacio.

    Lo mismo cabe decir de Francia. “Tanto nuestros amigos como nuestros adversarios militarizan el espacio. Nosotros debemos hacer lo mismo”, dijo la ministra francesa de Defensa el 13 de julio. Según sus palabras literales, el espacio se va a convertir en el nuevo “far west”, el salvaje oeste.

    Por lo tanto, aparecen divergencias entre la Alianza y dos de sus miembros más destacados.

    En Estados Unidos el Comité del Senado para las Fuerzas Armadas, al asignar el mando de la nueva Fuerza Aeronáutica, definió el espacio como un “escenario de guerra”.

    Según Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, cada vez más “el espacio es importante para nuestras operaciones y misiones militares”. También se refiere a la vulnerabilidad, a la resistencia de nuestras sociedades civiles, porque el espacio “es muy importante para la navegación, las comunicaciones y muchas otras cosas”.

    “Si en el futuro tuviéramos que entrar en conflicto con un competidor cercano, tendríamos que luchar por la supremacía en el espacio”, dijo la semana pasada el general John Raymond, jefe del Comando Espacial de Estados Unidos.

    Por su parte, China ha declarado su intención de instalar bases militares permanentes en la Luna y dentro de 20 ó 30 años incluso en Marte.

    Desde 1957 los satélites han ido desempeñando un papel cada vez más importante en las guerras modernas. Tanto en tierra como mar, los sistemas de armas, incluidos los nucleares, dependen totalmente de una guía satelital, es decir, de una comunicación con el espacio que, naturalmente, debe permanecer secreta y a salvo de interferencias.

    Los satélites deben estar protegidos de ataques informáticos, interferencias de señales, láseres y misiles.

    Al mismo tiempo, los satélites son los ojos de los grandes ejércitos imperialistas. Sin ellos, los estados mayores se quedarían a ciegas. Los satélites vigilan cada centímetro de la tierra y el mar y, además, se vigilan los unos a los otros.

    Pero no se olviden de un pequeño detalle: en 2015 el Congreso de los Estados Unidos aprobó una ley que permite a las empresas estadounidenses apoderarse de cualquier mineral extraído de los cuerpos celestes con el fin de desarrollar la industria espacial. ¿O quizá hay que llamarlo el saqueo espacial? En Estados Unidos nunca han sabido diferenciar una cosa de la otra...

    En octubre la NASA aseguró que, si fuera explotado, el valor de mercado del asteroide Psyche 16, un bloque metálico de 226 kilómetros de diámetro que orbita entre Marte y Júpiter, podría contener un millón de veces el PIB mundial. La noticia es una tantas fantasmadas de la NASA, pero le ha servido para conseguir fondos a fin de enviar una sonda exploratoria en 2022.

    0 0

    Temperaturas de los últimos 10.000 años
    En la oficina unos quieren subir el termostato, mientras que a otros el calor les agobia. En vacaciones la mayoría va a los sitios donde hace calor y, cuando no había ecologistas, el “buen tiempo” era sinónimo de calor. A las épocas históricas de fuerte calor los geólogos las llaman “óptimos”.

    El clima es parte de la mística. Si quieres que haga “buen tiempo” debes rezar y lo mismo para que llueva. Incluso puedes acudir al párroco más cercano para que convoque una procesión. A finales del siglo XVI y principios del XVII en Alemania quemaron a cientos de “brujas” por culpa de las heladas que destruyeron las viñas.

    Hasta hace muy poco tiempo también había almanaques, a medio camino entre la astronomía (astrología), la agricultura y la climatología. Las primeras revistas meteorológicas aparecieron en el siglo XVI y, a comienzos del XIX, el gran Lamarck fue uno de los impulsores de las estaciones meteorológicas.

    Las encuestas sobre la calidad de los vinos -basadas en el clima de las estaciones del año- se remontan al siglo XIV, por lo menos. El vino y la fecha de la cosecha siempre fueron uno de los mejores termómetros disponibles. Ahora los llamarían “proxys”. Una cosecha de vino temprana significa que la primavera y el verano fueron calurosos y las cosechas tardías indican lo contrario.

    La primera serie termométrica completa de los doce meses del año se remonta a la Inglaterra de 1659.

    Los glaciares también sirven de proxys. La mitad del retroceso o avance de un glaciar se debe a la temperatura del verano y la otra mitad a las nevadas del invierno. Si un glaciar retrocede a lo largo de varias décadas significa que las temperaturas han aumentado y las nevadas han menguado.

    De cualquier modo que se mida, el clima ha sido y es cambiante.

    La Edad del Bronce (entre 1500 y 1000 ane.) fue un período de “óptimo climático”, o sea, de calor. Los glaciares de los Alpes retrocedieron.

    Luego, en la Edad de Hierro (entre 1000 y 400 ane.), la temperatura refrescó.

    En tiempos de los romanos (200 ane. y 200 dne.) se produjo un segundo “óptimo”, es decir, una época de calor parecida a la actual que no causó ningún desastre sino todo lo contrario: la agricultura se desarrolló con inviernos suaves y veranos secos.

    Alrededor del 500, la época visigótica, las temperaturas enfriaron, llegando a una pequeña glaciación.

    Entre 900 y 1300 dominó el llamado “óptimo climático medieval” en el que los vikingos colonizaron Groenlandia, donde apenas había hielo. La humanidad taló muchos bosques y roturó nuevas tierras vírgenes gracias a un importante rendimiento agrícola que, a su vez, no dio lugar a ninguna extincion sino todo lo contrario: a un importante crecimiento demográfico.

    En el siglo XIV sobrevino una pequeña edad de hielo que terminó alrededor de 1860. Los glaciares alpinos se expandieron, alcanzando un kilómetro más de longitud que los actuales.

    Aquel descenso de temperaturas resultó peliagudo para Europa. Como consecencia de varios veranos consecutivos de sequía, de 1314 a 1316 se produjo una gran hambruna.

    El hambre condujo a la proliferación de enfermedades de esas que llaman “contagiosas”. Fue la época de la “peste negra” que acabó con una tercera parte de la población europea.

    En 1340 la peste bubónica se convirtió en pulmonar como consecuencia del frío y las fuertes lluvias estivales.

    Los casi cinco siglos de la pequeña edad de hielo no significa que no hubiera períodos de calor, más o menos cortos, ni tampoco que desaparecieran las enfermedades, sobre todo por la contaminación de las aguas. Las víctimas fueron, sobre todo, niños pequeños que murieron de cólera.

    En 1556 hubo un verano muy caluroso que provocó importantes incendios forestales y escasez de alimentos.

    A partir de 1570 los glaciares alpinos comenzaron a avanzar con fuerza. A finales del siglo XVI, en Chamonix, el Mar de Hielo destruyó en su avance varias localidades situadas hasta entonces a más de un kilómetro del frente helado.

    Los glaciares alpinos alcanzaron su máxima extensión a mediados del siglo XVII. En 1644 el obispo de Ginebra encabezó una procesión para que la virgen hiciera retroceder a los tres glaciares circundantes porque amenazaban varias localidades.

    En 1653 los jesuitas volvieron a Suiza para organizar procesiones y plegarias que frenaran el avance de los glaciares.

    En 1636, se registró un aumento muy significativo del número de muertes en Francia. La situación, sin embargo, fue excelente y el verano radiante, lo que dio lugar a suculentas y tempranas cosechas. Pero el nivel de los ríos y de las aguas subterráneas había descendido demasiado, lo que provocó la contaminación del agua y muchos casos de disentería.

    El invierno de 1708-1709 fue uno de los más fríos de Europa desde 1500. Destruyó la cosecha de trigo, causando más de medio millón de muertos al año siguiente.

    En 1815 la erupción del volcán Tambora en Indonesia arrojó un velo de polvo muy fino a la atmósfera. La radiación solar disminuyó y las cosechas se redujeron en Europa. Al año siguiente no hubo verano y las temperaturas cayeron casi medio grado en el Viejo Continente.

    Entre los años 1850 y 1860 acabó la pequeña edad de hielo y los glaciares alpinos comenzaron a retroceder.

    El cambio climático no es ninguna anomalía. Lo realmente extraño sería que el clima no cambiara.

    0 0

    El 30 de noviembre los yihadistas de Hayat Tahrir Al-Sham, el Frente de Liberación Nacional, apoyado por Turquía, y varios grupos yihadistas extranjeros, incluidos el Partido Islámico Turco y los rusos de Ajnad Al-Kavkaz, lanzaron un importante ataque contra posiciones del ejército sirio en Idlib sudoriental.

    El avance comenzó con una emboscada a una unidad del ejército cerca de Tell Dam. Seis soldados murieron y otros cinco fueron capturados. Posteriormente, los terroristas atacaron y capturaron las aldeas de Sarjah, Ejaz, Rasm Al-Ward e Istablat. Lograron destruir al menos dos unidades de equipo militar del ejército regular.

    Las fotos y los vídeos tomados sobre el terreno muestran que, en muchos casos, los terroristas utilizaron armas proporcionadas por Turquía, como morteros HY-12 y armas antitanque HAR-66.

    Los aviones sirios y rusos respondieron con intensos ataques aéreos contra las columnas e instalaciones de los terroristas, proporcionando apoyo aéreo cercano a los soldados que defendían sus posiciones. Como es habitual, la prensa imperialista afirmó que los ataques aéreos estuvieron dirigidos contra civiles.

    El domingo el ejército sirio lanzó un contraataque para recuperar Ejaz. Las tropas del gobierno también regresaron a Sarjah y a varias zonas circundantes. La situación está cambiando.

    La reciente escalada en el sur de Idlib podría conducir a la reanudación de las hostilidades en gran escala y a una nueva ofensiva terrestre del ejército sirio en la región. La provincia de Idlib seguirá siendo una zona inestable mientras grupos como Hayat Tahrir Al-Sham y sus aliados sigan operando en ella.

    El Frente de Liberación Nacional es una coalición de grupos terroristas apoyados por Turquía y parte de la facción controlada por Turquía conocida como el Ejército Nacional Sirio. El Ejército Nacional Sirio es la principal fuerza de sustitución de Turquía en el noreste de Siria. Como resultado, el gobierno de Ankara tiene al menos una parte de la responsabilidad por los actos de sus milicianos.

    Al mismo tiempo, la situación se ha estabilizado relativamente en el nordeste de Siria. En los últimos días no ha habido combates intensos entre las fuerzas dirigidas por Turquía y las Fuerzas Democráticas Sirias dirigidas por los kurdos.

    El 30 de noviembre la policía militar rusa estableció un puesto de observación en la ciudad fronteriza de Amuda, al norte de Hasakah. El punto se encuentra en un gran edificio que fue utilizado como escuela militar por las unidades de mujeres milicianas kurdas.

    En virtud del acuerdo turco-ruso sobre el nordeste de Siria, las unidades kurdas deben retirarse de una zona de 30 kilómetros cerca de la frontera turca y el alto el fuego debe establecerse en esta zona. Las fuerzas rusas probablemente crearán puestos de observación para supervisar el alto el fuego y promover el diálogo político entre los dirigentes kurdos y el gobierno de Damasco.

    https://southfront.org/syrian-war-report-december-2-2019-syrian-army-repels-major-attack-by-idlib-militants/

    0 0

    El colonialismo de Israel es virtual, además de territorial. En un comunicado el Centro Sada Social asegura que se ha producido una escalada de la censura de los contenidos palestinos por parte de los monopolios que gestionan las redes sociales.

    El número de ataques se duplicó durante el mes de noviembre y se registraron más de 223, lo que representa el mayor porcentaje de agresiones sufridas por los contenidos palestinos en un mes.

    Las redes sociales han intensificado su censura contra los sitios de información palestinos, encabezados por Facebook con 134 ataques diversos, incluyendo la eliminación de páginas y cuentas, la prohibición y eliminación de publicaciones, así como la prevención de la publicación y la restricción del acceso.

    En un grave ataque, el primero de este tipo, los administradores de WhatsApp prohibieron el acceso a más de 77 militantes, periodistas y usuarios palestinos sin ninguna justificación. Algunos de ellos fueron devueltos después de que el Centro se pusiera en contacto con los administradores.

    Twitter ha eliminado 8 cuentas palestinas, las más importantes de las cuales son Quds News, Quds Urgent, la versión inglesa de Quds, Youssef Isleih, Yahya Helles, Samir Al Khairy y Raka.

    El informe de Sada Social registra 4 ataques de Instagram y una de YouTube.

    0 0


    Durante un año la BBC y el Sunday Times han llevado a cabo una investigación sobre un asesinato cometido por un soldado de las SAS, las fuerzas especiales británicas, así como de asesinatos, torturas, palizas y violaciones de los detenidos por parte de miembros del Regimiento Scottish Black Watch.

    Los medios acusan al gobierno y el ejército de ocultar la tortura, el abuso sexual y el asesinato de niños por parte de las tropas en Afganistán e Irak.

    El caso de un comandante de alto rango de las SAS se ha remitido la fiscalía por obstrucción a la justicia, sobre la base de los documentos revelados que el gobierno ha mantenido en secreto hsta ahora.

    El IHAT (Equipo de Denuncias Históricas de Irak) investigó los crímenes de guerra cometidos por soldados británicos en Irak, y la Operación Northmoor, sobre los crímenes de guerra cometidos en Afganistán.

    El gobierno puso fin a ambas investigaciones en 2017 después de que Phil Shiner, un abogado que denunció más de 1.000 casos al IHAT, fuera expulsado del ejercicio profesional porque había pagado a personas en Irak para captar clientes.

    Sin embargo, algunos antiguos investigadores han declarado que la actuación de Shiner se utilizó como excusa para archivar las investigaciones.

    No se ha procesado a nadie de los que fueron investigados por el IHAT ni por la Operación Northmoor.

    Un investigador del IHAT dijo a la BBC que el Ministerio de Defensa no tenía intención de perseguir a ningún soldado a menos que fuera absolutamente necesario.

    https://www.independent.co.uk/news/government-army-child-murder-sexual-abuse-british-troops-afghanistan-iraq-a9206056.html

    0 0

    Francia quedó paralizada ayer por la huelga general contra los recortes de las pensiones. Es la lucha obrera “más importante de Francia desde 2010”, dice el periódico Les Echos (1), que he repercutido especialmente en las principales ciudades, como París, Marsella, Toulouse, Lille, Nantes, Estrasburgo y Montpellier.

    Algunos sindicatos y organizaciones sociales y políticas han llamado a extender el paro hasta el lunes e incluso de forma indefinida. Los hospitales vuelven a la huelga el día 17 de este mismo mes.

    En París las cargas de la policía se prolongaron durante dos horas. En Saint-Pierre-des-Corps los manifestantes trataron de asaltar la refinería de petróleo, produciéndose enfrentamientos con la policía (2).

    Entre los trabajadores del sector público la participación ha duplicado la huelga de 2003.

    El sector más golpeado ha sido el transporte público, cumpliéndose las previsiones, aunque también cerraron muchas escuelas, sobre todo del nivel primario, y decenas de vuelos fueron cancelados.

    Apenas prestó servicio en Francia un AVE (Tren de Alta Velocidad) de cada 10, un cinco por ciento de los TER y un 10 por ciento de los Transilien, limitando el tráfico de pasajeros entre ciudades y regiones.

    En la capital la empresa encargada de las operaciones de metros, tranvías y buses reportó igualmente un tenso panorama, con 10 de las 16 líneas del metro cerradas.

    Para hoy seguirán los paros afectaciones en los trenes de servicio nacional y los medios de transporte parisinos, mientras Air France adelantó la cancelación de algunos vuelos internacionales de media distancia y hasta un 30 por ciento de los domésticos.

    Según el Ministerio del Interior, en todo el país desfilaron unas 806.000 personas en manifestaciones, cifra que la Confederación General del Trabajo (CGT) duplicó en sus estimaciones de la primera jornada de la huelga general.

    En las movilizaciones abundaron las pancartas contra los recortes, el gobierno y Macron, al igual que los globos gigantes, las banderas y las pegatinas en la ropa con el rótulo “huelga general”.

    De acuerdo con la Prefectura de París, la policía realizó más de 11.000 controles preventivos y cerca de un centenar de detenciones, en medio del pedido de las autoridades de evitar la violencia durante las protestas y de los manifestantes de no ser reprimidos.

    (1) https://www.lesechos.fr/economie-france/social/reforme-des-retraites-la-plus-forte-mobilisation-depuis-2010-1154236
    (2) https://www.lanouvellerepublique.fr/indre-et-loire/commune/saint-pierre-des-corps/a-saint-pierre-des-corps-des-heurts-avec-la-police-devant-le-depot-petrolier 

    0 0

    “La acidificación de los océanos puede acabar con la vida marina este siglo”, aseguraba un titular de la agencia Efe (1), basándose en un estudio en el que participaron investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, de la Institució Catalana de Recerca i Estudis Avançats y de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), publicado por Science en 2012.

    El titular es falso de arriba abajo y se aprovecha de que quienes lo han escrito no vivirán 80 años años más para que alguien les eche en cara sus bobadas.

    Un océano no es un acuario, ni una piscina. Tampoco es agua con sal. Es una sopa con muy distintos ingredientes químicos, muy distintas temperaturas, muy distintas corrientes, muy distintas profundidades y muy complejos procesos químicos, tanto internos como externos.

    La acidificación alude a una única característica del agua marina que se mide por el pH, por lo que volvemos a la carga con las mediciones y los promedios porque el pH no es uniforme: depende del lugar en el que se hagan las mediciones, de la temperatura en dicho lugar, de la profundidad y de otras variables.

    Las mediciones siempre dan lugar a comparaciones y en este caso Andrew Hudson, jefe del Programa del Agua y los Océanos del PNUD, asegura que “en los cerca de 150 años transcurridos desde la Revolución Industrial, el pH promedio en la superficie de los océanos ha descendido alrededor de 0.1 unidad. Este cambio aparentemente insignificante representa un aumento del 30 por ciento en la acidez de los océanos en comparación con la época preindustrial”.

    Naturalmente, el “factotum” es el mismo de siempre: la acumulación del CO2 en la atmósfera, con la que interactúa el agua del mar. A mayor CO2 en la atmósfera, más ácida se vuelve el agua.

    Los que tienen un acuario o una piscina en su chalet lo suelen hacer: comprar un aparato de medida de la acidez (o alcalinidad) del agua por internet, que no son muy caros, de manera que se pueden poner a medir el pH marino en la costa más cercana a su chalet y comprobar si lo que dice Hudson es cierto: que la superficie de los océanos tiene una gama básica de pH que va de 8.0 a 8.3.

    Si lo mide de manera regular verá que el pH cambia de un mes para otro y que las mayores variaciones (de 0,5 a 1,0) se dan en las costas en muy pocos días. Si pudiera viajar en un valero para probarlo en diferentes mares, contrastará la diferencia entre la costa y el interior y verá mediciones muy diversas, algunas de ellas por encima de las de “la época preindustrial”.

    A partir de entonces se estrujará la cabeza: si las mediciones actuales son tan diferentes, ¿cómo serán las de “la época preindustrial”?

    Como es habitual, dicha medida es indirecta, o lo que es lo mismo, aproximada, aunque el IPCC nunca ofrece el margen de error, posiblemente porque quiere dar a entender que no equivoca ni un poquito.

    El pH marino cambia mucho con la temperatura del agua, así que el aficionado a la ecología deberá viajar en su velero en diferentes épocas del año para realizar sus comprobaciones. En un mismo lugar el pH cambia 0,16 de una estación del año a otra.

    El concepto de pH se inventó en 1909 y los primeros aparatos capaces medirlo se fabricaron en 1924. Ahora bien, a diferencia de las temperaturas ambientales, no hay registros históricos de la evolución del pH a lo largo del tiempo.

    Así que no es posible calcular el promedio del pH del agua marina, ni en la actualidad, ni mucho menos en el pasado. Las series de datos que se han realizado hasta hoy sólo se refieren a lugares muy concretos del mar, que quizá se puedan extrapolar al conjunto, aunque lo más probable es lo contrario.

    El pH disminuye con la profundidad. A 100 metros el nivel es ya de 7,8, por lo que la supuesta acidificación del océano no afecta a los que vivan a partir de ciertas profundidades y, en consecuencia, asegurar que “la acidificación de los océanos puede acabar con la vida marina” es una auténtica aberración.

    La biomasa marina influye sobre los niveles de CO2 y, en consecuencia, modifica el pH del agua. El biotopo interacciona con los organismos que viven en el medio marino. Los unos se adaptan a los otros, de manera que tampoco aquí hay ninguna clase de estabilidad. Cualquier otra concepción, como la de los seudoecologistas, niega las leyes más básicas de la evolución.

    (1) http://www.larazon.es/detalle_hemeroteca/noticias/LA_RAZON_439232/4128-el-cambio-en-el-ph-de-los-oceanos-puede-acabar-con-la-vida-marina-este-siglo#.UoDAgyeVs1J
    (2) https://www.undp.org/content/undp/es/home/blog/2017/3/14/Ocean-Acidification-What-it-means-and-how-to-stop-it.html

    0 0

    La guerra es inmune a la crisis económica del capitalismo. Los drones y nuevos sistemas autónomos de armas forman ya un mercado en pleno auge que podría alcanzar los 10.000 millones de dólares anuales el año que viene, según un estudio de WinterGreen Research (*). Para 2025 más del 30 por ciento del armamento del ejército ruso serán drones y sistemas de armas autónomos.

    Por lo tanto, como en cualquier mercado emergente, la competencia capitalista es feroz. Los traficantes de armas tienen la experiencia de la prohibición por parte de la ONU y el derecho internacional humanitario de las armas químicas (1993), las armas láser cegadoras (1995) y las minas antipersonas (1997). El 12 de septiembre de 2018 la resolución P8_TA(2018)034 del Parlamento Europeo pedía una prohibición preventiva de lalos drones pequeños y ligeros.

    La robótica militar abarca los sistemas de armas autónomos, sean letales (SALA) o no, y la guerra ha empezado en los despachos antes que en los campos de batalla. Los capitalistas del sector tratan de satisfacer una demanda creciente de los complejos militares e industriales de las grandes potencias militares.

    Los países productores de drones militares (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Gran Bretaña, Israel) ofrecen vigilancia automática del terreno para aviones de combate, sistemas de defensa antiaérea y antimisiles (misiles tierra-aire SS-400 en Rusia), misiles de crucero, torpedos, minas marinas... El sistema de información estadounidense Aegis, que controla el armamento de los buques de guerra, funciona de la misma manera.

    En Corea del sur robots armados (Samsung SGR A1) vigilan parte de la frontera con el norte. En 2016 Rusia desplegó unidades de robots armados de la Plataforma M y Uran para proporcionar guardias perimetrales autónomas alrededor de los emplazamientos intercontinentales de misiles nucleares. El 10 de julio de 2017 la empresa rusa Kalashnikov anunció la fabricación de aviones teledirigidos de combate autónomos con capacidad de aprendizaje de la red neuronal, capaces de reconocer objetivos y tomar decisiones autónomas, incluido el ataque.

    En Estados Unidos Darpa organiza desde 2012 un concurso de robótica que cuenta con un premio de dos millones de dólares para apoyar la investigación y seleccionar a las mejores empresas del sector. En octubre de 2016 tres cazas F18 lanzaron más de 103 drones que luego se convirtieron en enjambres voladores, implementando un proceso de toma de decisiones colectiva que condujo a adaptaciones del entrenamiento de vuelo.

    En Europa el bufete de abogados Alain Bensoussan ha fundado la red Lexing, especializada en tecnologías avanzadas, que presiona para que el Parlamento europeo levante la moratoria sobre los drones pequeños y ligeros.

    Desde mayo de 2014, la ONU ha iniciado un debate internacional sobre el desarrollo de los drones pequeños y ligeros.

    El caso Boston Dynamics

    Boston Dynamics nunca ha ocultado sus vínculos con el mundo de la defensa. Desde 1994, la empresa ha recibido 150 millones de dólares de Darpa. Desde hace 20 años, la empresa se centra en la investigación y el desarrollo, sin comercialización, gracias al dinero de Darpa.

    En 2012 la empresa compró a otra empresa, la francesa Aldebaran, para hacerse con su innovador robot humanoide Pepper, utilizado en Japón para vender máquinas de café Nestlé.

    En 2013 Alphabet, la empresa matriz de Google, adquirió Boston Dynamics, una empresa estadounidense especializada en robótica militar creada en 1992 en el Massachusetts Institute of Technology (MIT).

    En 2017 Boston Dynamics se vendió al grupo SoftBank de los japoneses Masayoshi Son. En 2016 y 2017, el grupo creó dos fondos para financiar sus inversiones en nuevas tecnologías: el Softbank Vision Fund (SVF), con sede en el Reino Unido, y el SB Delta Fund. Estos dos fondos tienen una capacidad de inversión de 98.000 millones de dólares entre 2018 y 2023. En 2019, un tercer fondo (SVF 2) tiene un presupuesto de 108.000 millones de dólares, con SoftBank contribuyendo con 38.000 millones de dólares.

    Fabrica diferentes robots: robots como perros (Spot), robots humanoides (Atlas) y robots como máquinas (Pick y Handle). Estos robots transportan cargas de más de 80 kilos, corren a 30 kilómetros por hora, reproducen gestos humanos y los vídeos de sus hazañas se publican en el canal Youtube de la empresa, que cuenta con 720.000 seguidores.

    Las primeras ventas del modelo Spot se han llevado a cabo este año, como ya hemos explicado en otra entrada.

    (*) https://wintergreenresearch.com/reports/Military%20Robots%202015%20brochure%201.pdf

    0 0

    Juan Manuel Olarieta

    La ideología burguesa es dominante por el monopolio de los medios de información, que no son sólo las grandes cadenas de comunicación, sino también otras instituciones, como la universidad, las redes sociales, el cine, la publicidad o las editoriales. Del mismo modo que el Estado acapara el monopolio de la violencia para la burguesía, los medios acaparan la difusión de su ideología de clase y una (la violencia) es tan importante como la otra (la ideología).

    El monopolio ideológico burgués no es importante, como a veces suponen algunos, porque alcanza a una audiencia multitudinaria sino porque repite un mismo mensaje constantemente. Un contenido es ideológico porque es reproductivo y, en consecuencia, exactamente igual a otro anterior. A veces llega a ser abrumador, intoxicador. Cuando un mismo mensaje prolifera y lo escuchamos repetido muchas veces, es porque forma parte de la ideología dominante. Lo mismo ocurre cuando escuchamos el mismo mensaje en medios diferentes o en boca de muchas personas diferentes.

    La comunicación es una industria que se autofinancia porque gana dinero. Por eso en la actualidad la mayor parte de las cadenas son prvadas. Es un negocio que emplea a legiones de personas cuyo medio de vida es la reproducción de los mismos contenidos. Son profesionales de ello y las noticias son mercancías que se venden a los consumidores. Cuantos más consumidores tenga un mensaje, mayor es el negocio; el medio gana más dinero y el mensaje llega más lejos. Por eso las mercancías son difíciles de diferenciar de sus respectivas marcas comerciales y a veces decimos la marca (Dodotis) en lugar de la mercancía (pañal). Por eso los programas de televisión y la radio no son más que publicidad encubierta.

    Una ideología es tanto más dominante cuanto más funcional resulta el mensaje para la burguesía que lo patrocina. La ideología dominante circula sin rozamiento y por eso puede tener un recorrido tan largo. Por eso la ideología dominante está en todos y en todas partes, a diferencia de la ciencia.

    La ideología dominante no necesita demostrar nada. Por eso sus mensajes son tan simples. Se limitan a repetir algo que todos conocen de antemano y que han oído muchas veces. Una ideología es lo más parecido a un acto de fe. De ahí que las religiones sean el uno de los mejores ejemplos de ideología, capaces de llegar a millones de personas a lo largo de muchos siglos.

    La ideología dominante no sólo tiene un contenido intelectual sino emocional. Especialmente las religiones crean poderosos vínculos afectivos entre sus fieles apelando a sus sentimientos, el más importante de los cuales es el miedo y, sobre todo, el miedo a la libertad.

    La dominación ideológica invierte la carga de la prueba. A quien se opone a la ideología dominante se le exigen pruebas y argumentos. Por ejemplo, son los ateos los que deben demostrar que dios no existe. Eso convierte a la crítica de la ideología dominante en un acto complejo, que supone la realización de un esfuerzo, no sólo por parte del que expone sino también por parte del que escucha. El trabajo crítico es doble; consiste en negar primero la tesis para sustituirla luego por otra superior, más acabada.

    La ideología dominante pone las etiquetas (es el sujeto); la crítica es etiquetada (es el objeto). A un crítico se le tacha de ser la oveja negra, un bicho raro, un personaje polémico, singular. Por el contrario, el que se limita a reproducir la ideología dominante es intercambiable por cualquier otro. Un medio cambia de redactor lo mismo que una radio cambia de micrófono. El mensaje no depende del medio, ni de la agencia de noticias, ni del periodista. A diferencia de ellos, los críticos son insustituibles. Hay informaciones que sólo se pueden leer en determinados medios o a determinados pensadores. Un mensaje crítico aparece muy vinculado a su origen, al que lo elaboró. Eso facilita la agresión dominante. Permite atacar al mensajero además de atacar al mensaje. Basta matar al mensajero para matar su mensaje. A veces basta desacreditar al mensajero para desacreditar al mensaje.

    La ideología dominante se sostiene sobre las apariencias; la crítica sobre las esencias. A veces se dice que una determinada información burguesa no llega a la raíz de los acontecimientos. Los medios dominantes se llenan así de anécdotas, curiosidades y vulgaridades que no alcanzan para nada al fondo de asunto. La burguesía es superficial. Cuando un medio o un reportaje se rellena con anécdotas es porque quiere ocultar las raíces. La esencia explica las apariencias y éstas ocultan a la anterior.

    Un libro repleto de anécdotas muestra una realidad fragmentada; una explicación esencial suministra un marco mucho más coherente de ella y de sus causas. Como escribió Aristóteles, el único conocimiento realmente científico es el que pone las causas encima de la mesa y, por lo tanto, descubre su esencia.

    Las apariencias entran por los sentidos, mientras que la esencia requiere un esfuerzo intelectual, que se añade al anterior. Por eso la prensa se llena de fotos y por eso una imagen vale más que mil palabras.

    Las apariencias y las imágenes fabrican consumidores pasivos, agarrotados por la ley del mínimo esfuerzo y la rutina. La crítica necesita indagadores, personajes inquietos que no se conformen con los decorados.

    Para la burguesía escribir es un medio de vida; para el proletariado es una necesidad: la de sobrevivir.

    0 0

    El mes pasado un informe de 451 páginas publicado en Reddit aseguraba que el gobierno británico había llegado a un acuerdo con Estados Unidos para que, una vez que el Brexit se hiciera efectivo, las empresas farmacéuticas estadounidenses tuvieran “acceso ilimitado” al NHS, el sistema público de salud.

    En consecuencia, los precios de la atención médica y los medicamentos aumentarían, la carga fiscal del sistema sanitario también aumentaría, abriendo las puertas a su privatización.

    La reacción mediática fue la que cabía esperar: en lugar de ir al fondo del asunto, lanzaron la cortina de humo de que quien había filtrado el informe era Rusia, lo cual es magnífico porque nadie se preocupó de poner en duda la veracidad del informe, que es lo interesante.

    La injerencia rusa se convierte así, otra vez, en una campaña dirigida contra el Partido Laborista, convirtiendo a las elecciones, lo mismo que en Bolivia, en un lodazal de mentiras, embustes, fraudes y manipulaciones.

    Obligado a reaccionar, la semana pasada Corbyn dijo lo obvio: que el informe prueba que Boris Johnson quiere privatizar el servicio público de salud como parte de sus negociaciones comerciales con Estados Unidos.

    La intoxicación procede del Consejo Atlántico, un grupo que elabora todo ese tipo de campañas que luego los medios airean como si procedieran “de fuentes bien informadas”. Para sus manejos ha contado con Graphika, una empresa de análisis de las redes sociales, a la que ya hemos mencionado hace poco.

    Según Graphika, la forma en que se filtraron los documentos en línea “se parece” a otra operación rusa llamada Infección Secundaria o, en otras palabras, que no hay absolutamente ninguna prueba de que los documentos del NHS sean falsos ni tampoco la hay de que el informe haya sido filtrado a Corbyn por Rusia.

    El sitio web de Graphika no oculta su asociación con el Pentágono. Uno de sus “expertos” es Ben Nimmo, a quien -con mucho morro- el Telegraph califica como “investigador independiente”. Pero vean: Nimmo es un antiguo portavoz de la OTAN que trabaja en el Institute for Statecraft / Integrity Initiative (del que también hemos hablado aquí), dedicado a orquestar campañas de propaganda contra Rusia por cuenta del Foreign Office y el MI6.

    Otro “experto” del Consejo Atlántico, Graham Brookie, confirmó a Reuters que la filtración procedía de un país extranjero, pero Reuters no cuenta a sus lectores que Brookie forma parte del equipo de relaciones públicas de la OTAN y que está financiado por los fabricantes de armas estadounidenses y británicos, incluyendo Lockheed Martin, Boeing y Raytheon.

    A tipejos de esa calaña la prensa británica los califica como “expertos independientes” para vender sus titulares.

    El truco es viejo y el partido demócrata ya lo utilizó en 2016 para poner a Hillary Clinton por delante de Bernie Sanders, tapando luego el asunto con la historieta de la injerencia rusa en los servidores informáticos.

    Al final nadie se acuerda de la guera sucia interna dentro del partido y sólo quedan en pie los sinestros planes del Kremlin para apoderarse del mundo, incluida Catalunya.

    En Gran Bretaña ocurrirá lo mismo; nadie hablará del plan para privatizar la sanidad pública.

    Descargar el informe sobre el acuerdo de Gran Bretaña con Estados Unidos para privatizar la sanidad pública:
    https://www.scribd.com/document/437150031/OFFICIAL-SENSITIVE-Fifth-UK-US-Trade-and-Investment-Working-Group-Full-Readout

    Más información:

    0 0

    Ni los gobiernos chilenos de derecha ni los de izquierda han renunciado al legado militar y judicial de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). Israel contribuye a su lucha contra la población proporcionándoles armas y adiestramiento. La criminalización por parte de Chile de la resistencia popular se puede comparar a la represión por parte de Israel de la resistencia palestina.

    Chile se ha unido en las manifestaciones que han recorrido todo el país contra el presidente Sebastián Piñera y su compromiso con el programa que introdujo el difunto dictador Augusto Pinochet. Los manifestantes han pedido su dimisión y exigido que se elabore una nueva constitución que sustituya el legado del dictador.

    El estado de emergencia y los toques de queda impuestos por Piñera en todo Chile suscitaron comparaciones con la era de la dictadura en Chile puesto que el ejército emprendió una escalada de violencia contra la población civil en la que se incluyen asesinatos, golpes y tortura sexual. Esta represión en todo el territorio nacional recuerda el pasado. La militarización y criminalización de la resistencia en Chile tiene su origen en las leyes antiterroristas promulgadas por Pinochet y utilizadas por los gobiernos que se han sucedido desde la transición a la democracia contra la población.

    Al igual que ocurrió durante la era de la dictadura de Pinochet, Israel respalda las violaciones de derechos humanos por parte del gobierno actual al vender tecnología militar y de vigilancia al gobierno chileno. Desde la época de la dictadura la CIA predijo que Chile iba a seguir comprando armas a Israel sin mucho riesgo de irritar a los Estados árabes siempre y cuando mantenga unas relaciones discretas con Tel Aviv y evite apoyar públicamente las políticas israelíes.

    En busca de nuevos socios

    A Chile no le ha resultado difícil hacerlo, ni en la época de la dictadura ni después. Pinochet mantuvo relaciones con Israel y con los Estados árabes al evitar mantener una postura clara en cuestiones controvertidas de la política de Oriente Medio. Igualmente, los gobiernos posteriores a la dictadura mantuvieron una actitud ambigua, facilitada por el apoyo de la comunidad internacional al compromiso de los dos Estados.

    A partir de 1973, tras la guerra árabo-israelí, los países africanos empezaron a romper las relaciones diplomáticas con Israel, lo que obligó al Estado de asentamiento colonial a buscar otros países con los que establecer relaciones diplomáticas, así como posibles mercados para su industria de armamento con el fin de compensar la pérdida de colaboración militar con los Estados africanos. Una vez que Estados Unidos se afianzó en América Latina debido a su apoyo a las dictaduras militares y a las operaciones por toda la región para eliminar toda influencia socialista o comunista, Chile, que en 1949 había reconocido a Israel, se convirtió en un objetivo fundamental para el gobierno israelí. Al aumentar la preocupación de la comunidad internacional por las violaciones de los derechos humanos en Chile, en 1976 Estados Unidos se vio obligado a responder imponiendo un embargo de armas, a pesar de que anteriormente había financiado a Pinochet para que cometiera esos mismos crímenes. Aunque es posible que la CIA burlara la decisión del Congreso estadounidense, Israel estaba en una posición privilegiada para intervenir y llenar el vacío, y convertir a Chile en uno de sus principales compradores de armas en la región.

    Un documento desclasificado de la CIA revela importantes detalles sobre las compras militares de Chile a Israel. Desde 1975 hasta 1988 Israel vendió sistemas de radar, misiles aire aire, equipamiento naval, aviones y sistemas antimisiles a la dictadura chilena. Una de las razones por las que Pinochet eligió a Israel, aparte de su armamento sofisticado y la admiración que sentía por el ejercito israelí, era el hecho de que Tel Aviv no pone condiciones políticas a sus transferencias, lo cual era importante para Pinochet, lo mismo que la artera postura de Israel de mantener declaraciones públicas de apoyo a una vuelta a la democracia en Chile al tiempo que suministraba a la dictadura armas para utilizarlas en el país y la región cuando llegó a su apogeo la Operación Cóndor (un plan para toda la región implementado en 1975 por las dictaduras latinoamericanas para exterminar a los grupos revolucionarios). Además de vender armas a Chile, en la década de 1980 Israel también ofreció al ejército de Pinochet la oportunidad de visitar sus industrias de defensa y ofreció adiestramiento a pilotos y oficiales chilenos.

    Leyes comparables

    Los gobiernos de la era posterior a la dictadura mantuvieron la constitución de Pinochet. Las leyes antiterroristas de 1984 que utilizó Pinochet para prolongar la detención sin cargos se han aplicado desde entonces a la población por parte de los gobiernos de Chile. La legislación es similar a la de Israel, que aplica a las personas palestinas la detención administrativa que permite encarcelas sin cargos ni juicio y renovar periódicamente la orden de detención. La criminalización por parte de Chile de la resistencia contra el capitalismo tiene paralelismos con la opresión de la resistencia palestina por parte de Israel. Ambos pueblos se enfrentan a luchas comunes y a opresores similares. La vigilancia, una táctica que tiene profundas raíces en la colonización de Palestina por parte de Israel, es una medida que los gobiernos chilenos ha aplicado sistemáticamente contra las personas. Los gobiernos chilenos utilizan tecnología de vigilancia israelí en la región de la Araucanía: la militarización de la región es el resultado directo de la aplicación de la legislación antiterrorista a la población mapuche.

    Elbit, IAI y Rafael son los principales proveedores del gobierno chileno. Elbit y IAI se utilizan ampliamente contra la población palestina. En América Latina está muy solicitada la tecnología militar de Israel (desde los sistemas de vigilancia, el mantenimiento de sistemas informáticos, la munición de fósforo blanco y la tecnología de demolición hasta tecnología para aviones de combate utilizados en los bombardeos de Gaza por parte de Israel), supuestamente para luchar contra el tráfico de drogas y vigilar las fronteras. No obstante, lo que buscan los gobiernos de la región es controlar y reprimir sobre todo a sus propios pueblos.

    En 2018 los ejércitos israelí y chileno firmaron nuevas iniciativas de cooperación en los ámbitos de educación y adiestramiento militar, mando de guiado y métodos de adiestramiento. El acuerdo se firmó en Chile por parte del general de división israelí Yaacov Barak y el general chileno Ricardo Martínez. Barak visitó la Brigada de Operaciones Especiales de Lautaro durante su visita. Piñera nombró Jefe de la Defensa Nacional al excomandante de la Brigada Lautaro, Javier Iturriaga, cuando el gobierno impuso el estado de emergencia para contrarrestar las protestas nacionales en Chile.

    La prueba del armamento sobre el terreno

    Israel comercializa sus armas y su tecnología como productos probados sobre el terreno. La población de Gaza es el experimento humano sobre el que se prueba la tecnología militar, lo que convierte a cualquier gobierno que compre armas a Israel en cómplice de la agresión colonial contra la población palestina. En Chile está agresión adopta un programa aún más siniestro. La compra por parte del gobierno chileno de tecnología militar a Israel para perseguir a la población mapuche es un reflejo de la represión israelí de la lucha anticolonial palestina.

    Aunque las actuales relaciones entre Israel y Chile ya no están ocultas al control público, Israel sigue manteniendo clasificadas las relaciones entre ambos países durante la dictadura. Si bien Estados Unidos ha desclasificado muchos documentos que revelan su apoyo a la dictadura de Pinochet, Israel mantiene clasificadas más de 19.000 páginas de documentos a pesar de que pueden contener información sobre familiares judíos de ciudadanos israelíes que fueron desaparecidos por la dictadura de Pinochet.

    La negativa a abrir los archivos

    El ejército de Chile mantiene un pacto de silencio que dificulta la obtención de información y más aún hacer justicia a los miles de personas torturadas, asesinadas y desaparecidas durante la dictadura. En algunos casos los documentos desclasificados contribuyen a colmar lagunas de información. La negativa de Israel a abrir sus archivos referentes a la dictadura de Pinochet obstaculiza la obtención de justicia por parte de la ciudadanía chilena. Dos de sus miembros emprendieron un proceso judicial en 2016 para que se publicaran los documentos que podrían sacar a la luz la magnitud de la colaboración de Israel con Pinochet y probablemente revelar información sobre dos víctimas ejecutadas y desaparecidas, Ernesto Traubman y David Silberman.

    Chile mantuvo estrechas relaciones con la fuerza aérea israelí en la época de la dictadura, lo que plantea interrogantes sobre la participación israelí en la práctica de la dictadura consistente en hacer desaparecer en el océano por medio de aviones a las personas detenidas ejecutadas. Además, un grupo selecto de agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) de Chile fue adiestrado por el Mossad en Israel .

    Además de buscar información sobre el asesinato y desaparición de sus familiares, Lily Traubman y Daniel Silberman insisten en que su objetivo fundamental es sacar a la luz la magnitud de la implicación de Israel en la dictadura de Pinochet: "La venta de armas se debe regular por ley y deben existir unos criterios claros que prohíban la venta a países o regímenes dictatoriales que violan frecuentemente los derechos humanos".

    La existencia y la violencia del colonialismo de Israel han creado una zona de prueba de armas perpetua en Gaza, lo que le supone una ventaja a la hora de vender su tecnología a los gobiernos que también pretenden reprimir a su ciudadanía. “Probado sobre el terreno” es el eufemismo que utiliza el Ministerio de Defensa israelí, una forma fundamental de deshumanizar a la población civil palestina. La situación la que se encuentra la población de Chile es similar; de hecho, se pueden establecer comparaciones respecto a la lucha por la liberación contra la explotación, apropiación y violencia colonial y neoliberal. Tanto el pueblo chileno como el palestino han sufrido la represión y las relaciones militares entre Chile e Israel sirven para reforzar la militarización. La normalización del colonialismo y el capitalismo a escala internacional asegura mientras tanto que la represion tenga carta blanca.

    De hecho, posiblemente sea el compromiso de los gobiernos chilenos (sin excepciones entre los reaccionarios y los reformistas) de militarizar la región de la Araucanía lo que convierte a Israel en un socio permanentemente válido para Chile. Piñera se comprometió durante su campaña electoral a modificar las leyes antiterroristas para facilitar la persecución política. Sin embargo, como las protestas en Chile no muestran indicios de disminuir hasta que se derogue la constitución de Pinochet, es posible que Israel encuentre oportunidades más lucrativas en Chile en detrimento de toda la población.

    https://orientxxi.info/magazine/chile-a-testing-ground-for-israeli-weapons,3462

    0 0

    La policía autriaca ha descubierto lingotes de oro en la pensión Enzian del Tirol pertenecientes a militantes del partido neonazi FPÖ, según afirma el semanario Profil.

    La noticia se ha difundido como un reguero de pólvora en las redes sociales austriacas y se conoce como “el tesoro secreto del FPÖ, que es la tercera fuerza política más grande del país. Estuvieron en el gobierno hace unos meses. Al parecer, los neonazis guardaban los lingotes en cofres cerrados con llave.

    El descubrimiento fue hecho el verano pasado por la policía. Una redada en la pensión Enzian encontró los cofres. Muchos caciques del FPÖ suelen acudir al idílico entorno tirolés en el pueblo de Sankt Jakob.

    Según Dominik Nepp, dirigente del FPÖ en Viena, todo está dentro de la ley. El oro fue comprado por el partido en el momento de la crisis financiera de 2008 para proteger las propiedades del partido en el caso de un colapso del sistema bancario.

    Todavía no se conoce la cantidad exacta que guardan en los cofres. Sólo se sabe que el oro está en forma de lingotes de medio kilo con un valor de 21.000 euros cada uno de ellos. Muchos partidos piden transparencia en este asunto e ironizan sobre el FPÖ, que protege su oro de la crisis financiera del capitalismo.

    Los neonazis atravesaron dificultades con la caída del gobierno causada por su máximo cabecilla. Un vídeo mostró a Heinz Christian Strache ofreciendo adjudicaciones de contratos públicos a cambio de dinero. Desde entonces, el nivel de vida de Strache ha seguido llamando la atención, haciendo que el partido perdiera diez puntos en las elecciones de septiembre.

    Tampoco es el primer caso de corrupción. En 2015 un libro reveló la existencia de una caja de caudales secreta en Liechtenstein para financiar la política de Jörg Haider, también dirigente neonazi.

    https://www.profil.at/oesterreich/goldschatz-fpoe-11225876
    Über das System FPÖ und ihr apokalyptisches Weltbild (grabación de audio en alemán)
    https://www.profil.at/shortlist/oesterreich/system-fpoe-weltbild-podcast-11247883

    0 0

    Si, el mundo no parece hartarse de una ‘maquinaria rusa de injerencia’ que no se para nunca y que afecta todos los países, sobre todo España.

    Los rusos son los que quieren romper la sagrada unidad de la Patria para aderarse de Catalunya. El siempre tan sagaz Javier Sardá se apercibió de ello y lo denunció a los cuatros vientos porque el Kremlin chantajea a España: “Crimea a cambio de Cataluña”

    https://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/opinion/crimea-cambio-cataluna_1202089.html

    Los conspiranoicos son de la misma pasta que Sardá. ¿Acaso no se habían dado cuenta Ustedes de los sutiles vínculos que unen a ambas provincias, Crimea y Catalunya? Pues están en los dos extremos del Mediterráneo.

    Puigdemont tiene un “enlace ruso” que es quien ha situado el procés “en el ámbito internacional” y Pujol le ha felicitado por ello. El nexo de unión entre Puigdemont y Putin se llama Víctor Terradellas, a quien ha encomendado la promoción de la causa secesionista en el mundo. Al menos es lo que dice el panfleto de Voz Populi:

    https://www.vozpopuli.com/espana/Puigdemont-Rusia-Pujol-internacionalizar-proces_0_1304570635.html

    Puestos buscar conexiones conspiranoicas con Rusia, El País califica a Terradellas como un “Rasputín de pega”

    https://elpais.com/ccaa/2019/11/17/catalunya/1574016943_692521.html

    Pero Catalunya va de cabeza hacia la guerra de guerrillas separatista, por lo que la Audiencia Nacional investiga a dos espías rusos detenidos in situ llevando una granada en un coche con matrícula de Bielorrusia para no llamar la atención

    https://www.elmundo.es/espana/2019/11/23/5dd84d14fdddff2c898b45ec.html

    Los espías habían puesto una matrícula de Bielorrusia para no llamar la atención, dice el periódico porque es lo típico por ellá: coches con matrícula bielorrusa para no llamar la atención ni levantar sospechas de las siempre vigilantes fuerzas del orden.

    Los artífices de las protestas en Catalunya son unos militares rusos, asegura el diario El País, que ha acabado viendo rusos por todas partes:

    https://elpais.com/politica/2019/11/20/actualidad/1574276025_237776.html

    Naturalmente La Vanguardia se suma a las alucinaciones rusas:

    https://www.lavanguardia.com/politica/20191121/471777799734/juez-grupo-secreto-ruso-inteligencia-destabilizar-espana-cataluna-formaticos.html

    Como es bien sabido a nuestro Ministerio de Interior no se les escapa ni media y en las elecciones del 10-N se prepararon a conciencia para un boicot de los temibles “hackers” rusos en apoyo a Tsunami Democratic y los CDR, que cuentan con importantes “apoyos exteriores”

    https://www.vozpopuli.com/espana/interior-boicot-elecciones-hackers-rusos-cdr_0_1294371540.html

    Como ven, los rusos tienen especial predilección por manipular las elecciones que se celebran en todo el mundo. Ayer el periódico francés Le Monde vuelve a la carga: piratas informáticos vinculados al espionaje ruso están implicados en la captura de los correos electrónicos de los miembros del equipo de campaña de Macron en las elecciones presidenciales de 2017:

    https://www.lemonde.fr/pixels/article/2019/12/06/macronleaks-des-hackeurs-d-etat-russes-ont-bien-vise-la-campagne-presidentielle-de-2017_6021987_4408996.html

    Los piratas no cualquier mindundi sino algo que mete mucho miedo: “unidades altamente especializadas”.

    Los sabuesos de Le Monde han actuado de la manera habitual: los que han investigad e asunto no son periodistas vulgares y corrientes sino “especialistas” de Google y del tinglado FireEye. ¿Verdad que eso les suena de la entrada que publicamos ayer?

    En efecto, lo han adivinado FireEye no es lo que Le Monde aparenta sino la CIA, como ya explicamos el año pasado en una entrada que titulamos “Las nuevas tecnologías encubren las campañas de intoxicación de la CIA: el Caso Genbeta”.

    Pero las cosas no ocurre por casualidad. En absoluto. También hemos explicado aquí que Macron está rompiendo amarras con la OTAN y que mañana viaja a... Moscú para entrevistarse con Putin.

    En otras palabras: el artículo de Le Monde es un sabotaje, patrocinado por la OTAN, a la reunión de Moscú.

    Los cazadores de noticias falsas ya tiene ahí una buena tarea, aunque hay un problema: Le Monde forma parte de los que se dedican a buscar bulos por las redes sociales. Lo llaman Decodex. Es muy posible que encuentren sus propios engaños.

    Más información:
    - La OTAN reconoce que está detrás de la ola de censura en la Unión Europea 

    0 0

    El 27 de noviembre el Movimiento Popular 22 de Marzo (MP22) concedió una entrevista en Radio Kayira, ubicada en Jelibugu. Es la primera actividad que marca el regreso del MP22 al escenario político de Mali.

    La asusencia no ha erosionado al partido, sino todo lo contrario: ha galvanizado su espíritu de lucha, su compromiso y su determinación de sacar a Malí del abismo en el que se encuentra desde 2012 para hacer frente a la ocupación militar extranjera.

    Así lo demuestran los comentarios de su Secretario General, Perignama Sylla, al comienzo de la entrevista, donde califica la crisis de Malí como una crisis de dirección. Según Sylla, los responsables de la crisis son los sicarios del imperialismo escondidos en las sombras.

    Les pone nombres y apellidos. Se trata de Dioncunda Traoré e Ibrahim Bubacar Keita, que trabajan para preservar los intereses de Francia y no los de los malienses. Acoge con satisfacción la conciencia de los malienses de todas las partes, que han comprendido que la Francia colonial e imperialista ha intervenido en Mali para explotar sus recursos naturales.

    El Secretario General del MP 22 asegura que el bien equipado ejército maliense puede derrotar a los yihadistas que llegaron a Malí tras la destrucción de Libia por Francia, gestor del MNLA (Movimiento Nacional para la Liberación del Azawad).

    Frente a las manipulaciones del imperialismo francés, el MP22 dice que los malienses se enfrentan a tres tareas principales: reunirse, movilizarse masivamente para expulsar al colonialismo francés y racista que desprecia a los negros; denunciar inmediatamente y sin demora el acuerdo de defensa que transforma al ejército maliense en una tropa supeditada al ejército francés; y exigir la salida inmediata de nuestro país de la zona del franco CFA y de las colonias francesas de África.

    0 0

    Jon Iurrebaso Atutxa

    Señalaremos unos cuantos puntos dirigidos a los que el capital entiende son sus imprescindibles objetos de ganancia económica y soporte para su posición hegemónica de clase y, a su vez, su mayor peligro para continuar como tal clase dirigente. Cuando decimos esto, no nos dejamos a ningún sujeto oprimido fuera de la reflexión pues todas las opresiones vienen dispuestas y concatenadas principalmente por el capital, y su imprescindible patriarcado, para mantenerse como tal.

    Todo esto tiene que ver con los frentes ofensivos y defensivos que el capital pone encima de la mesa en la ineludible lucha de clases en la que todos y todas estamos incluidas, tengamos conciencia de ello o no. Así, dispone de la mayoría de los medios de comunicación en calidad de vanguardia de su sistema que, junto con los poderes del Estado capitalista, partidos, sindicatos, iglesia, centros de estudio, organismos e intelectuales diversos que acatan el sistema, nos mantienen a raya, nos hacen razonar bajo la filosofía burguesa y nos hacen creer lo que es posible y lo que es imposible. Si alguien es extremadamente consciente y afila su línea de actuación contra los de abajo, contra los que venden su fuerza de trabajo, repetimos, con o sin conciencia, ese es el capital y su clase, la clase burguesa.

    • Colombia. Las fuerzas de lo común, FARC, (parte de las FARC-EP que entregaron las armas e ideología y se rindieron ante la oligarquía asesina) hacen votos públicos para que los oligarcas y sus amos imperialistas no hagan tan evidente su entrega/traición asesinando a militantes políticos y ex guerrilleros. No es casual que los que aquí deshicieron el MLNV sostengan políticamente a los Timochenko y compañía que están, cuando menos, blanqueando el sistema colombiano, narco, corrupto y oligarca. Tampoco es casual que parte de la iglesia católica colombiana exija al ELN que libere a 3 retenidos en su poder, mientras obvia las atrocidades que comete el régimen colombiano a centímetros de sus santísimas personas.

    • Uruguay. En su día, los Tupamaros le quitaron al capital el monopolio de la violencia. Parece que estuvo mal y las armas de los oprimidos se cuestionaron e incluso algunos manifestaron que fueron las culpables de la dictadura oligárquico militar. Después de las desapariciones, asesinatos, torturas...jugaron bajo las reglas de la dictadura de la burguesía y hoy tienen un presidente de derecha y el Partido Comunista de Uruguay (y otras estructuras de “izquierda”) grita que luchará por la democracia. Es decir, manifiesta públicamente que su objetivo no se aleja ni medio metro de los limites que impone la burguesía bajo el miedo al ruido de los sables.

    • América latina. Socialismo siglo XXI. En el fondo, la misma tesis reformista del último siglo y pico, sostenida por la socialdemocracia con sus diferentes ropajes y momentos. Supuestos partidos de izquierda pretenden reformar el capitalismo intentando hacerlo más amable y el capital sigue sacando la plusvalía sin cesar y sin miramientos. En ocasiones aparentemente deja gobernar mientras guarda celosamente el poder económico, militar y el conjunto de medios o instrumentos para su propia reproducción. Y si las cosas se desmadran, ponen un peón civil aupado presidente mediante la propaganda de las redes sociales o dan otros modelos de golpe fascista dependiendo de la situación geográfica, política y demás condiciones objetivas y subjetivas.

    • España. El Tribunal Constitucional español (sentencia 118/2019) apela a la libertad de empresa y la defensa de la producción para despedir a trabajadores en baja por enfermedad. Y no pasa nada porque los partidos y sindicatos de izquierda tienen que cumplir el papel asignado por el sistema del capital.

    • Euskal Herria. Un ex preso referencial de ETA dice que “no hay verdad”. A renglón seguido manifiesta que “La verdad no existe”. La reacción busca donde hay ganas/necesidades/cansancio/falta de escrúpulos y ética... y parece evidente que mitos idealistas y pequeños burgueses están dispuestos a los dictados de la burguesía. La lucha de clases existe en Euskal Herria (ocupada y explotada) y en el mundo por muy difuminada o tapada que esté o algunos/as quieran que esté. Es un hecho que no se puede negar, salvo que nuevamente estemos blanqueando a la burguesía (tenga el color que tenga) y al capital.

    El mayor charlatán de Euskal Herria (a quien, por cierto, el PSOE-GAL le ensalza) dice que los acuerdos entre PNV, PSOE y EP son un juego de trileros pues desnaturalizan el preacuerdo sobre un nuevo estatuto vascongado de España firmado conjuntamente por EHBildu y el PNV. El mismo charlatán que no se ha cansado de repetir durante años que sin el PSOE y sin el PNV no se podía avanzar ni tampoco nada se podía lograr. Ahora, la socialdemocracia vasca se queja de la burguesía vasco-española que incumple lo pactado mientras ella misma favorece al PSOE-GAL. Recordamos que hace bien poco líderes de Sortu aseguraron la independencia de Euskal Herria para dentro de 6 años y, al mismo tiempo y periódicamente, puertas adentro, justifican su proceder político y su renuncia a los objetivos históricos de independencia y socialismo como una suerte de mal menor.

    Terminamos con las telegráficas consecuencias que sacamos de los hechos mencionados y de tantos otros que no podemos enumerar pues nos faltaría tiempo y papel.

    No podemos dejar de luchar para conseguir, en concreto en Euskal Herria, la independencia y el socialismo. No tenemos que pedir permiso a nadie para ver si podemos decidir sobre nuestro futuro. El derecho de autodeterminación tuvo su función y fue aceptado por el orden internacional burgués. En ocasiones forzado por la voluntad de los pueblos armados venciendo a las metrópolis. En ocasiones por ventajosas razones económicas para los imperialistas. Nada tenemos que pedir ni esperar del derecho lógico, ético, jurídico, político e ideológico del enemigo que nos oprime y explota. El futuro de bienestar (también de lucha para mantener el poder adquirido y por internacionalismo revolucionario) de los que venden su fuerza de trabajo en Euskal Herria será el Estado Socialista Vasco o no será. Por la construcción del Movimiento Socialista Revolucionario Vasco de Liberación Nacional, siempre adelante.