Are you the publisher? Claim or contact us about this channel


Embed this content in your HTML

Search

Report adult content:

click to rate:

Account: (login)

More Channels


Channel Catalog


    0 0

    Recientemente falleció el criminal de guerra Bush, padre de una saga cocinada a su imagen y semejanza, y en su cuenta de Twitter a Poroshenko no se le ocurre otra cosa que calificarle de “testigo de la restauración de la independencia de Ucrania”.

    A Poroshenko se le olvidó añadir que Ucrania es independiente en contra del criterio de Bush y de Estados Unidos porque eso le hubiera llevado a concluir que su independencia se debe a quienes en 1991 regían los destinos de la URSS, es decir, a Gorbachov y compañía.

    Es más, Bush se opuso a la independencia de Ucrania porque debilitaba la posición de Gorbachov, que era su hombre en Moscú. Por eso viajó tanto a Moscú como a Kiev: para sostener la cohesión entre ambos países.

    El 1 de agosto de 1991, unos meses antes del referéndum de diciembre, en el que Ucrania votó a favor de la salida de la Unión Soviética, pronunció en Kiev un discurso en el Parlamento ucraniano, en el que les dejó muy clara la postura de Estados Unidos:

    “Vengo a decirles que apoyamos la lucha de este gran país por la democracia y la reforma económica. En Moscú, presenté nuestro enfoque. Apoyaremos a los que están en el centro y en las repúblicas que buscan la libertad, la democracia y la libertad económica. Los estadounidenses no apoyarán a aquellos que buscan la independencia para reemplazar una tiranía lejana con un despotismo local. No ayudarán a quienes promueven el nacionalismo suicida basado en el odio étnico”.

    El discurso lo escribió Condoleeza Rice, pero Bush lo modificó personalmente para añadir un punto importante: la independencia de Ucrania conducía al fascismo. Bush lo sabía porque había sido director de la CIA que, a su vez, era quien había sostenido a los movimientos fascistas ucranianos durante toda la Guerra Fría, según muestran los archivos (1).

    Ucrania es un país sin identidad propia. Literalmente su nombre significa “región fronteriza”. Lo que tiene se lo debe a la URSS. La población de la mitad oriental es de origen y cultura rusos, mientras que la mitad occidental está habitada por los rutenos de Galicia y de otras nacionalidades.

    Durante siglos, Ucrania occidental estuvo bajo la dominación del Imperio Austro-Húngaro (2), es decir, fue dependiente de un Estado germánico. Los que les une es su hostilidad hacia los rusos, a quienes consideran invasores. Para escapar de su pasado soviético, desde 1991 Ucrania fabricó un “nacionalismo” basado en la cultura de la parte occidental, que desde 1933 era predominantemente nazi.

    Los gallegos de la parte occidental fueron quienes se aliaron con los invasores nazis y masacraron a polacos, judíos y rusos en nombre del “nacionalismo”.

    Bush temía que se reprodujera la experiencia de 1941 y luego la independencia (1991) y dos golpes de Estado sucesivos en Kiev en 2004 y 2014 así lo han demostrado contundentemente, y manda huevos tener que dar la razón aquí a Bush frente a Poroshenko (nada menos).

    (1) Hitler’s Shadows. Nazi War Criminals, U.S. Intelligence and the Cold War
    https://www.archives.gov/files/iwg/reports/hitlers-shadow.pdf

    (2) Vladimir Golstein, Why Everything You've Read About Ukraine Is Wrong
    https://www.forbes.com/sites/forbesleadershipforum/2014/05/19/why-everything-youve-read-about-ukraine-is-wrong/

    0 0

    Darío Herchhoren

    En 1964 el ejército brasileño dio un golpe de estado contra el presidente de Brasil Joao Goulart bajo el mando del General CasteloBranco, inauguraba de esa manera la terrible instalación de dictaduras militares en Sudamérica que siguió luego en Bolivia con el general Banzer, en Uruguay con la dictadura cívico militar de Bordaberry, en Argentina con la dictadura de Videla y en Chile con Pinochet.

    Ya en años anteriores el presidente de los EEUU Richard Nixon predijo que "a donde vaya Brasil irá Sudamérica". Y se cumplió fielmente. El golpe brasileño tuvo unas características muy particulares, ya que los militares establecieron unas condiciones que les permitieron una gran autonomía con respecto a la injerencia de los EEUU en su política interior. Es así como la dictadura militar brasileña se propuso desarrollar el país sobre todo en materia científica y tecnológica, para lo cual permitió que investigadores venidos de los países limítrofes, sobre todo de Argentina y Uruguay, se instalaran y pudieran trabajar con relativa libertad.

    El mentor de esa política fue el jefe de la fuerza aérea brasileña brigadier general Silvio Heck. Es decir que "solo se reprimió a aquellos que se debía reprimir". La represión se centró en líderes sociales, campesinos, estudiantiles, culturales; y con ello demostraba la dictadura militar brasileña una actitud mucho más inteligente que sus homólogas vecinas.

    Pero el huevo de la serpiente ya estaba puesto y era solo cuestión de tiempo para que eclosionara, y pariera a otra serpiente.

    La dictadura militar brasileña comenzó a soltar lastre, y aflojar la represión y de esa manera surgieron gobiernos civiles como el de José Sarney y el de Henrique Cardoso, que obviamente contaron con el apoyo vigilante del ejército,que dio un paso atrás y permitió la "apertura democrática", que posibilitó el triunfo de Lula Da Silva.

    La presidencia de Lula significó que muchos de los "farraposos" (harapientos como les llaman las élites de Sao Paulo) salieran de la pobreza y abandonaran los peldaños más bajos de la sociedad. Ese gobierno sacó a 38 millones de brasileños de la miseria y los incorporó a las las clases medias  de la sociedad; y ese hecho hizo que sonaran las alarmas.¿Cómo era posible que los farraposos de ayer fueran a los mismos restaurantes, a las mismas escuelas, a las mismas playas y a los mismos cines que nosotros? La "buena sociedad basileña", profundamente racista, no podía permitir ese desmán. Había que impedir como sea que otra vez ganaran los desarrapados, los marginados, los miserables de siempre. Para ellos bastaba con las comparsas del carnaval, la bossa nova y el futbol.

    Algo muy parecido a lo ocurrido en Argentina con el triunfo de Macri, donde la clase media dio el gobierno a ese servidor del imperio. Ese es quizá el mayor de los motivos que llevaron al triunfo de Bolsonaro, un oscuro diputado ex militar y conspicuo fascista, que ocupará el palacio de Planalto sede de la presidencia de Brasil. Esta vez el ejército brasileño, que había jugado la carta nacionalista aunque "ma non tropo" en 1964, prefirió la entrega del país al imperio con tal de que los farraposos no salgan del lugar donde deben estar. Pero esto tiene los pies de barro; y con la pérdida de la cámara de representantes por parte de Trump; el mentor de Bolsonaro, este último quedará colgado de la brocha, y su gobierno pasará con pena y sin gloria.



    0 0

    Un texto presentado por la Comisión Europea en septiembre, a petición de Francia y Alemania en nombre de la “lucha contra el terrorismo”, podría aprobarse rápidamente. Aunque no se le ha dado mucha publicidad, el proyecto plantea una grave amenaza a la libertad de expresión en las redes de internet independientes de Google, Facebook, Twitter y demás monopolios.

    Con el pretexto de bloquear contenidos considerados como “terroristas”, se concede la facultad de censurar tanto al sector privado como a los Estados, incluso a los más arbitrarios. Algunos defensores de la libertad consideran que también está en juego la supervivencia de la mensajería cifrada.

    En septiembre, a petición de los gobiernos alemán y francés, la Comisión Europea presentó un proyecto de reglamento sobre la prevención de la difusión de contenidos terroristas en línea (1). “Francia y Alemania han hecho de la lucha contra el uso de Internet con fines terroristas una prioridad”, escribieron el entonces ministro francés Gérard Collomb y el ministro alemán del Interior en una carta dirigida a los comisarios en abril de 2018.

    Cinco meses después, el texto de la Comisión estaba listo. La censura policial y privada de internet se trivializa, denunció en septiembre la organización francesa de defensa de las libertades La Quadrature du Net (2). La asociación con sede en París advierte de otros dos peligros: el reglamento refuerza el monopolio de las multinacionales digitales (Google, Facebook, Microsoft) y pone en peligro la existencia misma de servicios de mensajería cifrada, como Signal o ProtonMail.

    La propuesta de Reglamento de la Comisión -que, de adoptarse, será vinculante para todos los Estados miembros de la Unión Europea- establece que “los proveedores de servicios de alojamiento suprimirán o bloquearán el acceso a contenidos terroristas en el plazo de una hora a partir de la recepción de la orden”. Es la policía, no necesariamente los jueces, la que decidirá qué contenido hay que suprimir.

    En Francia es la Oficina Central de Lucha contra la Criminalidad vinculada a las Tecnologías de la Información y la Comunicación, el servicio de policía encargado de la ciberdelincuencia. Los proveedores también deben, por sí mismos, detectar e identificar los “contenidos terroristas”, lo equivale a un sistema de filtrado preventivo para censurar el contenido incluso antes de informar a las autoridades.

    “Los sistemas de filtros automáticos son máquinas de censura”, advierte Patrick Breyer, cabeza de la lista del Partido Pirata alemán para las elecciones europeas del año que viene (3). ”Estos sistemas ya han eliminado completamente el contenido legal, como la documentación de las violaciones de los derechos humanos en las guerras civiles”. La libertad de opinión “no se debe confiar a algoritmos”, añade.

    El miembro del Partido Pirata alemán teme abusos por parte de las autoridades nacionales responsables de ordenar bloqueos de contenidos. Con el pretexto de bloquear el contenido terrorista, “se pone la libertad de expresión e información en manos, por ejemplo, del Ministerio del Interior húngaro o de la policía local rumana”, escribe. En Hungría, bajo el gobierno de Viktor Orban, en el poder desde 2010, un refugiado sirio puede ser condenado por terrorismo por el simple hecho de forzar una valla fronteriza. Las personas que ayudan a los migrantes también corren el riesgo de un año de prisión desde que se aprobó una nueva ley en junio.

    El reglamento también amenaza la existencia misma de los proveedores independientes de servicios de internet. “Sólo un puñado de anfitriones podrá cumplir esas obligaciones, en particular el plazo de una hora para censurar el contenido. Los otros anfitriones -la gran mayoría de los cuales, desde el principio, han formado el cuerpo de internet- son incapaces de responder a él y estarán sistemáticamente expuestos a sanciones”, dice La Quadrature du Net.

    “Si se aprobara el texto, los monopolios de la red (Google, Amazon, Facebook, Apple, Microsoft, Twitter) quedarían consagrados en su papel clave en las políticas de seguridad de los Estados miembros. Se verán reforzados en sus posiciones ultradominantes, ya que todos los demás servicios han tenido que cerrar, incluidos los servicios descentralizados que respetan nuestros derechos”.

    “Esta regulación europea de la censura se aplicaría a casi todos los servicios de internet, comerciales o no comerciales, como los blogs con funciones de comentarios, foros, Wikipedia, servicios de intercambio de archivos o portales de noticias con comentarios”, asegura Breyer. “El Reglamento pone en peligro la existencia de muchos de estos servicios, que no disponen de los recursos necesarios para aplicar el filtrado y bloquear los contenidos en una hora”.

    El Reglamento convierte en ilegal los sistemas de mensajería cifrada, como Signal o el servidor de correo ProtonMail. El artículo 2 de la propuesta de Reglamento establece que se verán afectados todos los servicios que pongan la información “a disposición de terceros”. Esto es diferente de “disponible para el público”. Este pasaje significa que la regulación podría aplicarse a servicios de correo electrónico como ProtonMail y a servicios de mensajería instantánea como WhatsApp, Signal o Telegram. El cifrado de punto a punto, es decir, la protección de nuestros intercambios privados, se volvería contraria a las obligaciones establecidas en este texto y sólo podría desaparecer.

    Con el pretexto de la “lucha contra la difusión de contenidos terroristas”, el proyecto de reglamento abre de par en par la puerta a una vigilancia y un filtrado generalizados de internet, sostiene a las multinacionales digitales en su posición de monopolio y evita la existencia de cualquier forma de mensajería cifrada y, por tanto, protegida.

    Se supone que los proveedores aplicarán técnicas de geolocalización cuando se les ordene bloquear el contenido. De hecho, no se les pide que eliminen el contenido en sí, sino que lo bloqueen para los usuarios de la Unión Europea. Sin embargo, es muy fácil superar técnicamente el bloqueo geográfico, por ejemplo, utilizando proxies o servidores intermedios con sede fuera de la Unión Europea.

    (1) https://edri.org/leak-france-germany-demand-more-censorship-from-internet-companies/
    (2) https://www.laquadrature.net/2018/09/12/reglement_terro_annonce/
    (3) http://www.patrick-breyer.de/?p=574033

    0 0
  • 12/05/18--08:20: Lo que el fascismo no es...

  • 1. El fascismo no es “la ultraderecha” y, sin embargo, “la ultraderecha” forma parte del fascismo.

    2. El fascismo no es sólo un adjetivo, ni un insulto, sino también un sustantivo: una determinada forma de ejercicio del poder político por parte de la burguesía monopolista en la época moderna.

    3. El fascismo no puede ser idéntico hoy que hace 90 años porque las situaciones históricas han cambiado. La lucha de clases ha cambiado. El movimiento obrero ha cambiado. La URSS ya no existe y, además, existen instituciones antes desconocidas: la ONU, la OTAN, la Unión Europea, la OEA... Que el fascismo evolucione no significa que no sea fascista, sino todo lo contrario: cambia para seguir siéndolo, para mantenerse en el poder.

    4. El fascismo no puede ser idéntico en un país que en otro porque la situación política es distinta. No es lo mismo en una gran potencia imperialista que en un país sometido. No es lo mismo en Europa que en Latinoamérica.

    5. El fascismo no es un partido, ni dos, ni tres, ni todos. El fascismo no es el PP, ni Ciudadanos, ni Vox, ni España 2000, ni... Esos partidos son fascistas, pero no son el fascismo.

    6. El fascismo no es la clase media, ni la pequeña burguesía, ni el lumpen, ni los desclasados... Un ejército no es fascista porque lo sea su tropa sino porque lo es su Estado Mayor, es decir, quien lo dirige.

    7. El fascismo no es una política económica, ni tampoco su contraria. No es el (neo)liberalismo, ni el intervencionismo, ni la autarquía, ni las nacionalizaciones, ni la liberalizaciones, ni las privatizaciones, ni el corporativismo, ni la seguridad social...

    8. El fascismo no es nacionalismo, ni patriotismo. Cuando un país es socialista, a los fascistas no les importa venderse a cualquier país extranjero que quiera regresar al capitalismo.

    9. El fascismo no es una ideología, ni una simbología. Tampoco es ninguna clase de cultura, sino lo contrario; es la ignorancia, el embrutecimiento, el anafabetismo y el garrulismo. Los fascistas no exponen argumentos porque no los necesitan. No es que no digan nada nuevo; no dicen nada.

    10. El fascismo no es igualitario sino discriminador. Sobre todo diferencia según la clase social y, por lo tanto, según el poder. Favorece al fuerte y perjudica al débil. Su política consiste en dividir para vencer. Discrimina según el pasaporte, el color de la piel, la religión, las prácticas sexuales...

    11. El fascismo no es pacifismo sino su contrario. Es la violencia, el rearme, la guerra, la represión y todas las formas de ejercicio del poder por la fuerza bruta.

    12. El fascismo no se opone al reformismo sino que lo necesita. La amalgama de fascismo y reformismo se llama socialfascismo. Ambos son complementarios; se ayudan mutuamente. Los reformistas son el maquillaje del fascismo: lo encubren, lo visten y lo desvisten para que no parezca lo que es. Los fascistas no disimulan ni sus objetivos ni sus medios. Eso lo dejan para los reformistas.

    0 0

    Bob Woodward

    La empresa ferroviaria iraní (RAI) ha avanzado en la construcción de un tramo de 30 kilómetros de vía férrea que unirá la ciudad de Shalamcheh, situada en el suroeste de Irán, con Basora, en el sudeste de Irak, lo que abrirá una red ferroviaria entre Irán, Irak y Siria.

    Casi seis meses después de la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear iraní, con el que Washington pretendía aislar a Irán del resto del mundo con sanciones económicas, la Compañía Nacional Iraní de Ferrocarriles ha anunciado una noticia que llevará a Irán al Mediterráneo y a Siria e Irak al Océano Índico.

    El 30 de noviembre Al-Monitor, un medio de comunicación especializado en noticias sobre Oriente Medio, publicó el plan de la RAI, que tendrá un coste de unos 52.000 dólares.

    La conexión permitiría a Irán ampliar su capacidad de conexión a la ciudad de Latakia, Siria, a través de la red ferroviaria irakí. El Viceministro iraní de Carreteras y Desarrollo Urbano, Amir Amini, ha aprobado el proyecto.

    En declaraciones a Al-Monitor, el director de comunicación del Ministerio de Transportes irakí, Amer Al-Jabiri, afirmó que su país está “entusiasmado con cualquier proyecto que promueva el transporte transfronterizo”, antes de subrayar que la futura línea ferroviaria que unirá a los tres países ofrecerá “una salida para Irak” a través de los puertos mediterráneos e iraníes.

    En abril el ministro de Transportes sirio, Ali Hammud, ya había reconocido la importancia de reactivar el transporte terrestre entre Siria e Irak. “La parte siria del proyecto incluye la construcción de 32 kilómetros de vías ferroviarias”, dijo. A largo plazo, “esto facilitará la circulación de personas y mercancías entre Irán, Irak y Siria”, añadió el ministro.

    El proyecto suena como un discurso en miniatura para Washington que, tras retirarse del Acuerdo de Viena sobre la energía nuclear iraní el 8 de mayo de 2018, ha puesto en marcha una nueva serie de sanciones, dirigidas a las empresas internacionales que siguen comerciando con Irán. Si la amenaza ha conducido a muchas empresas a detener sus relaciones comerciales con Teherán, entonces el país se está abriendo literalmente a sus vecinos de Oriente Medio: Irak y Siria.

    http://decryptnewsonline.over-blog.com/2018/12/un-nouvel-axe-ferroviaire-de-la-syrie-a-l-iran.html

    0 0

    Matti Suomenaro
    y Jennifer Cafarella

    Rusia ha completado una red avanzada de exclusión  de acceso (A2AD) que limita la libertad de maniobra de Estados Unidos en Siria y el Mediterráneo oriental. El área integra sistemas de defensa aérea y guerra electrónica importados de Rusia con equipos modernizados operados anteriormente por Siria.

    Rusia comenzó a introducir este dispositivo inmediatamente después de su intervención en Siria en 2015. Las fuerzas armadas rusas han establecido una red de defensa aérea parcialmente independiente para proteger sus activos militares en la base aérea de Hmeimim y en la base naval de Tartous, en la costa mediterránea.

    En noviembre de 2015 Rusia desplegó en la base aérea de Hmeimim una batería única de sistemas de misiles tierra-aire SS-400 (SAMS). Luego desplegó al menos tres baterías adicionales de defensa aérea -dos SS-400 y una SS-300- para crear una red superpuesta en el norte de Siria en agosto de 2017. Rusia ha integrado esas plataformas en los sistemas de radar de las Fuerzas de Defensa Aérea sirias a fin de ampliar su capacidad para vigilar su espacio aéreo en todo el país.

    En agosto de 2017 Rusia también estableció sistemas limitados de mando y control, así como sistemas de ataque en Siria. Las fuerzas armadas rusas desplegaron probablemente en 2015 Barnaul-T, un sistema móvil de mando y control para sistemas de defensa aérea de corto alcance. Las fuerzas aerotransportadas rusas comenzaron a entrenar con el 1L122-1E como componente del Barnaul-T por primera vez en febrero de 2016 y luego lo comercializaron para su exportación en julio de 2018 después de pruebas de campo en Siria. El 1L122-1E puede proporcionar información de orientación a varios sistemas de defensa antiaérea de corto alcance, incluyendo Osa (SA-8), Strela-10 (SA-13) y sistemas móviles de defensa antiaérea (Manpads). Sin embargo, esta red de defensa aérea no cubre toda Siria ni subordina las fuerzas de defensa aérea sirias a Rusia desde agosto de 2017. El Ministerio de Defensa ruso estimó que se necesitarían dos baterías SS-400 y tres o cuatro baterías SS-300 para controlar plenamente el espacio aéreo sobre Siria.

    Rusia amplió aún más su despliegue de sistemas de defensa aérea en Siria en 2018. Expresó por primera vez su intención de seguir ampliando su red después de que un ataque con armas químicas causara ataques aéreos contra Siria por parte de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña el 14 de abril. El presidente del Comité de Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación Rusa, Viktor Bondarev, dijo que Rusia podría responder a los ataques estableciendo un “sistema de defensa aérea multinivel y altamente efectivo” en Siria, después de que las Fuerzas de Defensa Aérea sirias derribaran accidentalmente un IL-20 ruso durante los ataques aéreos de Israel del 17 de septiembre. Las fuerzas armadas rusas desplegaron al menos tres baterías SS-300 adicionales en Siria antes del 2 de octubre. Estos sistemas habrían estado operativos en combate a partir del 7 de noviembre, aunque las imágenes de satélite mostraron posteriormente que al menos una de las baterías aún estaba estacionada en un lugar de almacenamiento el 13 de noviembre. El Instituto para el Estudio de la Guerra (EIS) no puede verificar independientemente el estado de las otras dos baterías SS-300.

    Estos recientes despliegues amplían considerablemente el alcance geográfico de la red de defensa aérea rusa en Siria. Rusia ha colocado la primera batería nueva SS-300 en las montañas de la provincia de Tartus, a lo largo de la costa siria. Esta batería se encuentra a menos de dos kilómetros de las posiciones preexistentes ocupadas por un SS-400 ruso y un SS-200 sirio. La ubicación de la tercera batería no está clara, aunque puede desplegarse en la base aérea militar Deir Ezzor, en el este de Siria. Esta posición -si se confirma- podría limitar significativamente las operaciones aéreas de la coalición antimisiles estadounidense en el este del país.

    Al mismo tiempo, Rusia consolidó su mando y control sobre las Fuerzas de Defensa Aérea sirias en 2018. El Ministerio de Defensa ruso ha anunciado que establecerá un sistema de control único para los sistemas de defensa aérea operados por Rusia y Siria antes del 20 de octubre. Este anuncio se produce tras la adopción de medidas más inmediatas para responder al derribo por parte de Siria del IL-20 ruso en septiembre de 2018. El 18 de septiembre, la policía militar rusa detuvo a las Fuerzas Sirias de Defensa Antiaérea responsables del accidente del IL-20. Rusia también exigió que Siria iniciara una investigación completa de la cadena de mando de las Fuerzas de Defensa Aérea sirias el 19 de septiembre. La investigación se habría centrado en las unidades de defensa aérea que no tenían una relación directa de mando y control con la Base Aérea de Hmeimim.

    Luego Rusia estableció un nuevo cuartel general bajo su mando para integrar todos los sistemas de defensa antiaérea operados por Siria. El Ministerio de Defensa ruso informó el 31 de octubre de que había desplegado Polyana-D4, un sistema móvil de mando y control para sistemas de defensa antiaérea de largo alcance, en Siria. El Polyana-D4 es capaz de dirigir simultáneamente varios sistemas de defensa antiaérea, incluyendo el SS-300, Pantsir-S1 (SA-22), Buk-M2 (SA-17) y Tor-M1 (SA-15). Puede ejercer un mejor control sobre un área más amplia que el Barnaul-T. Rusia también ha modificado sus SS-300 en Siria para sincronizar su cifrado con los radares de Siria.

    Rusia controla ahora una red integrada de defensa aérea con base en Siria pero subordinada a las fuerzas armadas rusas. Ha reivindicado la formación de unidades locales para finalmente ceder el control de la red a las Fuerzas Sirias de Defensa Antiaérea. Estas afirmaciones probablemente no son ciertas. El Ministerio de Defensa ruso declaró el 31 de octubre que Rusia estaba llevando a cabo un curso de capacitación de tres meses para Siria sobre los SS-300. Siria había recibido un breve entrenamiento similar hasta que Rusia abortó un acuerdo para proveer SS-300 a Siria en junio de 2012. Este breve calendario de entrenamiento es insuficiente para permitir la realización de operaciones independientes de las fuerzas de defensa aérea sirias. Es más probable que Rusia entrene unidades básicas de entrenamiento de mantenimiento e integre algunos radares y sistemas de defensa antiaérea de corto alcance en el nuevo sistema de mando dirigido por Rusia. Siria también se enfrenta a problemas sistémicos en su red de defensa aérea debido al equipo obsoleto y al desgaste generalizado de las fuerzas de defensa aérea sirias durante la guerra civil. Es probable que Siria ya no tenga posibilidad de defensa aérea independiente de Rusia.

    Rusia también está probando nuevos sistemas de guerra electrónica en Siria. Su participación en la guerra civil siria le permitió adquirir experiencia práctica y validar su concepto de operaciones de guerra electrónica en un entorno controvertido. Rusia ha desplegado al menos cuatro sistemas de guerra electrónica únicos en Siria:

    Krasukha-4: Rusia desplegó el Krasukha-4 en la Base Aérea de Hmeimim en octubre de 2015. El sistema es capaz de eliminar la navegación por satélite, las redes de comunicación, los sistemas de alerta temprana aerotransportados y los radares basados en tierra a distancias de hasta 300 kilómetros. Rusia, según se informa, desplegó un segundo Krasukha-4 en Siria en septiembre de 2018. Este sistema se encuentra probablemente en la Base Aérea T4 (Tiyas) en el centro del país, en la misma ubicación que el nuevo batallón SS-300.

    Leer-3 (vigilancia): Rusia habría desplegado el Leer-3 (RB-341V) en Siria antes de marzo de 2016. El Leer-3 utiliza vehículos aéreos no tripulados para interferir dispositivos móviles como teléfonos móviles y ordenadores portátiles en un radio de 100 kilómetros. También puede proporcionar coordenadas de disparo para la ubicación de estos dispositivos para artillería y ataques aéreos. Es posible que Rusia haya utilizado este sistema para interrumpir las operaciones de los grupos de oposición antes de las operaciones militares a favor del régimen, y probablemente también lo haya utilizado para identificar y atacar instalaciones relacionadas con la oposición, como los hospitales.

    Zoopark-1: Rusia desplegó Zoopark-1 (1L219) en Palmyra, Siria Central, en marzo de 2016. Zoopark-1 identifica el origen del fuego de artillería enemigo para el fuego de contra-batería. Probablemente Rusia usó este sistema para apoyar las operaciones pro régimen para proteger Palmyra y los yacimientos de petróleo y gas vecinos del Califato Islámico en 2016.

    Moskva-1: Rusia puede haber desplegado Moskva-1 (1L267) en Siria. Rusia ya desplegó este sistema en Ucrania a finales de 2015, según el Ministerio de Defensa ucraniano. Rusia ha probado otros sistemas de guerra electrónica en Ucrania y Siria, incluyendo Krasukha-4 y Leer-2. Moskva-1 proporciona información específica para mejorar la eficacia de los sistemas de guerra electrónica contra las aeronaves en un radio de 400 kilómetros. Rusia podría utilizar este sistema para proteger sus instalaciones en respuesta a los crecientes ataques aéreos de Israel en Siria en 2017.

    Rusia utiliza sus sistemas de guerra electrónica para monitorear e interrumpir las operaciones de la coalición encabezada por Estados Unidos en Siria. El comandante de la 10ª División de Montaña, el coronel Brian Sullivan, del Equipo de Combate de la 3ª Brigada de Estados Unidos, declaró que su unidad se enfrentó a un “entorno de guerra electrónica congestionado” durante su despliegue en el norte de Siria entre septiembre de 2017 y mayo de 2018. El comandante del Comando de Operaciones Especiales de Estados Unidos (SOCOM), el general Raymond Thomas, también señaló en abril de 2018 que Estados Unidos “opera” en el entorno [de guerra electrónica] más agresivo del planeta”, con adversarios que “nos ponen a prueba cada día destruyendo nuestras comunicaciones [y] desactivando nuestros EC-130” en Siria. Estas declaraciones demuestran la gravedad de la amenaza de la guerra electrónica de Rusia en Siria.

    Es probable que Rusia continúe, si no intensifique, su uso de la guerra electrónica contra Estados Unidos en Siria. El Ministro de Defensa ruso, Serguei Choigou, dijo el 24 de septiembre que Rusia interferiría los sistemas de navegación por satélite, los radares aerotransportados y los sistemas de comunicaciones de los aviones de combate en el Mediterráneo oriental para proteger sus instalaciones en la costa siria. Choigou probablemente lanzó esta amenaza para disuadir a Estados Unidos e Israel de volver a golpear a Siria. El Viceministro de Defensa ruso, Alexander Fomin, acusó posteriormente a Estados Unidos de dirigir un ataque con vehículos aéreos no tripulados contra la base de la Fuerza Aérea de Hmeimim en octubre de 2018. Esta declaración es un intento probable de atrapar a Estados Unidos por una serie de ataques en enjambre de aviones teledirigidos contra la base aérea de Hmeimim desde finales de 2017, tal vez para justificar el uso de armas electrónicas contra ellos. Rusia podría utilizar los sistemas actualmente desplegados para interrumpir las comunicaciones y reducir la capacidad de selección de objetivos de las aeronaves operadas por la coalición que encabeza Estados Unidos en el este de Siria. Estados Unidos debe estar preparado para defenderse de una futura escalada que vuelva a combinar la guerra electrónica y las operaciones terrestres con sus fuerzas asociadas en el este de Siria.

    Por último, Rusia tiene la intención de utilizar sus capacidades técnicas como parte de su campaña más amplia para forzar la retirada de la coalición de Estados Unidos en Siria. Rusia puede utilizar estos sistemas para reducir la libertad de maniobra general -y aumentar el riesgo general- desde Estados Unidos hasta Siria. Las redes combinadas de defensa aérea y guerra electrónica de Rusia aumentarán el costo de las operaciones aéreas y navales de Estados Unidos en Siria y el Mediterráneo oriental. Aumenta el costo de los futuros ataques aéreos para desalentar los ataques del Presidente sirio Bashar al-Assad contra las armas químicas. También aumenta el costo de los futuros ataques de Israel contra Irán en Siria. Tanto Estados Unidos como Israel deben estar preparados para eliminar más sistemas de defensa aérea y utilizar en Siria aviones de silenciosos más caros, como el F-35. Rusia está dispuesta a obtener una ventaja estratégica a largo plazo sobre la OTAN a través de sus nuevas capacidades.

    http://iswresearch.blogspot.com/2018/11/russia-expands-its-air-defense-network.html

    0 0

    Darío Herchhoren

    El pasado domingo 2  de diciembre de 2018, se celebraron (¿celebraron?) elecciones autonómicas en Andalucía. Y tal como estaba previsto el PSOE fue el partido más votado. Pero ocurrió algo totalmente imprevisto, al menos para los sesudos tertulianos de las diversas familias políticas españolas, para las empresas que se dedican a las encuestas y para el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) un organismo oficial que se ocupa de tomar el pulso a la sociedad española. Y ese imprevisto fue que un partido político surgido de la nada; de orientación nazi fascista llamado Vox, se ha convertido en el árbitro del futuro político en Andalucia.

    ¿Qué ha pasado? Al día de hoy se vienen dando muy diversas explicaciones a tal fenómeno. Pero lo cierto es que ese partido xenófobo, nacional católico, antifeminista, nazionalista, y con un discurso elemental y sin propuestas ha cobrado enorme importancia.

    Se venía diciendo que en España no había posibilidad alguna de que surgiera un partido como el Frente Nacional Francés de Marine Le Pen, ni como Alternativa por Alemania, ni como el gobernante partido en Hungría, ni como la Liga Norte en Italia; y se daba como motivo de tal afirmación que el Partido Popular (Partido Podrido) servía de barrera de contención para que tal cosa no ocurriera. Todo eso resultó una falacia.

    Hay que destacar que el líder de Vox, de apellido Abascal, proviene del PP, y que ocupó cargos importantes en el mismo partido en el País Vasco. Pero la pregunta que surge sin esfuerzo es ¿cómo ha podido ocurrir esto, delante de las narices de todos sin que nadie se diera cuenta de lo que podía pasar? La respuesta hay que buscarla en una sociedad harta de corrupción que afecta tanto al PP como al PSOE, en que el PSOE lleva gobernando en Andalucía 35 años y que no ha resuelto problemas tales como la propiedad y tenencia de la tierra; en que el paro y la pobreza no se han resuelto nunca; en que las opciones para los andaluces eran más de lo mismo o "cambiar" con el PP. Todo ello muy atractivo para el electorado depauperado, con una juventud con la tasa de paro no solo mayor de España, sino de Europa; cansado de mentiras y triquiñuelas.

    El panorama que se presenta ahora me temo que no es coyuntural, y que el mismo escenario es extrapolable a toda España, y que la derecha más cerril y corrupta ha lanzado abiertamente la opción fascista pero en forma descarnada y sin careta.

    El gobierno del PSOE se encuentra en una encrucijada. Por un lado mantiene una representación parlamentaria muy débil; por otro no puede aprobar los presupuestos para el año 2019; en Cataluña no abre la mano para la puesta en libertad de los políticos catalanes encarcelados, lo cual le permitiría un alivio en este nudo gordiano. Además de todo ello su política económica neoliberal le impide hacer una propuesta expansiva que relance la economía; y no puedo dejar de comentar algo que ocurrió hace pocos días y que pasó casi inadvertido, que fue la vista de Xi Yinping, presidente de China que visitó nuestro país trayendo como propuesta que España se convirtiera en la punta de rieles de un gran ferrocarril que comunicara China con el Atlántico en un puerto español.

    La respuesta no podía ser más torpe. El gobierno de Pedro Sánchez rechazó el convite, argumentando que su pertenencia a la Unión Europea le impedía hacerlo. Es totalmente falso. La Unión Europea no prohíbe tal cosa, y España se habría convertido en un socio de China de primera magnitud. Era una oportunidad de oro para expandir la economía española y convertirse en un país central del comercio mundial; pero la ceguera y la torpeza de los políticos españoles es realmente oceánica. Y todas esas son las razones para que haya un surgimiento del fascismo en España, que ha venido lamentablemente para quedarse.

    0 0

    Rogelio Cedeño Castro

    “Desde el año 1958, aprobada la ley de Pensiones y Jubilaciones del Magisterio Nacional, los docentes cotizamos sin interrupción para financiar nuestras pensiones. Sin embargo, esos dineros fueron destinados a gasto ordinario de los diferentes gobiernos, hasta 1995, año de creación del Régimen de Capitalización Colectiva de Pensiones Magisteriales. De fuente absolutamente confiable, y con referencia en mano, puedo informarle que la reserva resultante, si se hubiera creado un fondo de pensiones a partir de 1958 y hasta 1995, una vez canceladas las pensiones correspondientes, sería de aproximadamente 5 billones de colones (5 mil millones de colones, en valores de aquella época). Increíblemente, cuando en una ocasión se encaró a Hacienda al respecto, dijeron que la ley no los obligaba a crear un fondo de pensiones’ (¡). Pero la desgracia no termina ahí. La respuesta de las diferentes legislaturas a la presión que resulta de la ausencia de dicho fondo de pensiones, ha sido limitar y disminuir los beneficios de las pensiones del Magisterio, llegando al extremo de presentar en corriente legislativa, en las últimas semanas, proyectos que resultarían incluso en el cierre a futuro del sistema de pensiones del Magisterio. Y todo ello bajo premisas como de que el Magisterio ‘no cotizó para recibir tales beneficios’ (Jorge D. García, Proyecto 21035 en corriente legislativa)  ¿Amnesia histórica o simple ineptitud?”

    Una vez impuesto el proyecto de ley 20580, aprobado en segundo debate por los integrantes de la Asamblea Legislativa de Costa Rica, mediante el procedimiento de torcer brazos, tanto de los diputados (con el uso de toda clase de presiones, las que todavía no llegan al conocimiento público) como de algunos funcionarios del Poder Judicial, sobre todo en el caso de los magistrados de la Sala Constitucional o Sala Cuarta de la Corte Suprema de Justicia, quienes optaron por ignorar las graves violaciones al orden jurídico y constitucional del país, contenidas en ese expediente, el régimen de la dictadura en democracia, imperante en el país y su aparato mediático se afanan en declarar, de manera festiva, que han derrotado al movimiento cívico y social que se les enfrentó, con coraje y determinación, a lo largo de más de ochenta días de una huelga sostenida, sobre todo por los trabajadores de la educación y otros funcionarios públicos. Nada más falso que este alborozo, cuando bien sabemos que lo que sucedió es que esa costosa “victoria”, obtenida por la clase política del PLUSC y el oficialista PAC, ahora convertido en uno más de los integrantes de la coalición neoliberal-neoconservadora, las cámaras o sindicatos empresariales, y los grandes medios de comunicación colectiva, es algo que ocurre en momentos en que un gran sector de la población  desinformado por ellos, todavía no se ha percatado de que las leyes contenidas en ese expediente, las que establecen medidas económicas de austeridad, y de restricción de los ingresos de los funcionarios del sector público, terminarán por afectar al conjunto de la economía: todo se resume en que no habrá crecimiento económico, sino todo lo contrario, una vez que se desplieguen esas políticas, a lo largo de los próximos meses y años. Entonces la llamada opinión pública, a semejanza de los vientos girará en otra dirección, con lo que las protestan también.

    Envalentonadas por los detalles más visibles de esta volátil coyuntura social y política, las fuerzas de la reacción proclives hacia la conformación de un régimen totalitario, dentro del que la división de poderes no existe en modo alguno, como lo demostró la actitud evasiva y complaciente hacia los designios del Poder Ejecutivo que mostró la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia a la que hacíamos referencia, en un hecho que ha sido calificado, en estos días, como un golpe de estado blando, por parte del filósofo y escritor Arnoldo Mora Rodríguez. Estas fuerzas sociales y políticas se preparan para una ofensiva total contra las conquistas históricas de los trabajadores, tanto en materia de sindicalización como en lo referente al derecho de huelga, como parte de una contrarreforma conservadora.

    Mientras el capital financiero y sus adláteres se preparan para saquear los fondos de pensiones la opinión pública se indigna y estremece al conocer la lista de grandes empresas que durante una década, entre los años de 2008 hasta el 2017, reportaron haber tenido cero utilidades, dentro de lo que el economista Luis Paulino Vargas Solís calificó, como una hábil jugada financiera más propia de la elusión fiscal que de llamada evasión en sí misma, pues sostiene ese autor que: “1) El fraude fiscal grandote –como el de este tipo de empresas– es un fenómeno de “elusión” más que de evasión. O sea: se gesta en muy sofisticadas firmas de abogados y contadores, con la complicidad de grandes bancos. Mediante estrategias muy agresivas aprovechan cualquier pequeñísimo resquicio de la ley, para evitar el pago de impuestos. La “evasión” la hacen los pequeños, que simplemente caen –muchas veces por necesidad– en incumplimiento directo de la ley. Los grandotes recurren a mecanismos mucho más sofisticados y, por ello mismo, mucho más penumbrosos y retorcidos” (Vargas Solís, 2018). Dicho de otro modo, la mentira y el terror mediático fueron las herramientas esenciales del régimen para imponernos el endeudamiento del país, ocultando la evasión e impunidad de la clase política y de un grupo de empresarios, entre ellos tenedores de títulos de la deuda pública, además de especuladores con el valor de la moneda nacional (la que sufrió una fuerte devaluación durante los últimos meses), por lo general cercanos a las altas esferas del poder político.

    Después de muchas semanas satanizando la lucha del magisterio, y de otros trabajadores del sector público, cuando ya el plan fiscal pasó de la Asamblea Legislativa a las esferas de decisión del Poder Ejecutivo, resulta que los gobernantes y los dirigentes de los viejos aparatos políticos, no sólo se disponen a anular el Código Procesal Laboral y el código de trabajo, en sus disposiciones más esenciales, para de ese modo criminalizar la protesta social, sino que preparan  sendos proyectos de ley (como es el caso del expediente 21035) para saquear los fondos de pensiones de los trabajadores del Poder Judicial y el Magisterio Nacional (régimen de capitalización, creado en los años noventa, después de que el reparto fuera saqueado por los gobiernos que se sucedieron entre 1958 y 1995), mientras que el de la Caja (Invalidez, vejez y muerte) y los regímenes complementarios están en constante riesgo por las maniobras del Poder Ejecutivo y la voracidad del capital financiero, sin que haya una respuesta enérgica además de una acción organizada por parte de la ciudadanía para contrarrestar los efectos de esas amenazas para las jubilaciones de las generaciones más jóvenes. Por todo lo anterior, no nos cabe duda  alguna de que estos temas serán prioritarios en las agendas de lucha del movimiento social, durante los próximos años.

    Esta huelga, sostenida sobre todo por los trabajadores de la educación, ha sido un hecho histórico bastante singular ya que puso a prueba la naturaleza del régimen político y de sociedad existentes en la Costa Rica del siglo XXI. Sin abandonar el discurso democrático los gobernantes, los dirigentes políticos, el aparato mediático y buena parte de la opinión pública se desenmascararon, mostraron su desesperación por imponer sus decisiones inconsultas en el orden de lo político y lo social, el autoritarismo se les salió hasta por los poros, acudiendo a muchas de las tácticas propias de los movimientos totalitarios del siglo anterior, pues no hay ya duda alguna de que a nuestras clases dirigentes les estorba la democracia, una fachada de la que aún no logran desprenderse del todo, pero que han venido sustituyendo por la llamada dictadura en democracia partiendo de que la presunta legitimidad otorgada por los electores equivale a un cheque en blanco para hacer lo que les venga en gana. Podríamos concluir manifestando que este fue apenas un episodio de una larga lucha que recién empieza, en la que los trabajadores y sus organizaciones sindicales mostraron su mejor músculo, en el futuro veremos como ellos mismos superarán sus acciones y su voluntad de resistencia, llevándolos hasta alturas todavía insospechadas.

    https://www.elpais.cr/2018/12/06/la-semilla-de-las-luchas-que-vendran-reflexiones-sobre-una-huelga-2/

    0 0

    El 25 de noviembre la provocación ucraniana en el Estrecho de Kerch la resolvieron dos pequeños guardacostas rusos, el Izumrud y el Don, sin necesidad de que la flota rusa del Mar Negro tuviera que intervenir. No hizo falta nada más que eso (y una llamada telefónica de Merkel a Poroshenko).

    Ahora Mike Pompeo, Secretario de Estado de Estados Unidos, dice que va a enviar un buque de guerra estadounidense “para obligar a Rusia a respetar la libertad de navegación en el Estrecho de Kerch”. Probablemente intentarán pasar del Mar Negro al Mar de Azov.

    Caben dos posibilidades: Pompeo es un bocazas o es un torpe, aunque quizá sea posible una tercera, la de siempre (mantener la campaña de intoxicación mediática contra Rusia).

    Los únicos países que pueden acceder al Mar de Azov son los ucranianos y los rusos. Si un buque estadounidense no solicita a las autoridades portuarias rusas un permiso de entrada de 48 horas o si el permiso no se aprueba, se encontrará en la misma situación que los buques ucranianos el 25 de noviembre. Sería el día de la marmota, pero con otro pabellón.

    En los últimos días de la URSS, el 12 de febrero de 1988 ya se produjo un incidente parecido, que la Marina estadounidense guarda en secreto y que es interesante recordar para comprobar las continuas provocaciones del imperialismo.

    El crucero con misiles USS Yorktown (CG-48) de la clase Ticonderoga (9.800 toneladas) y el destructor USS Caron (DD-970) cruzaron en secreto el estrecho de Dardanelos y el Bósforo y navegaron con la radio en silencio por el Mar Negro, aprovechando el despliegue en el Mediterráneo, durante un ejercicio naval, del crucero Moskova y de tres destructores de la flota del Mar Negro de la URSS.

    Pero ambos barcos habían sido seguidos de manera remota por varios barcos soviéticos pequeños. Los estadounidenses no respondieron a las llamadas de radio de las autoridades soviéticas para cambiar de dirección y penetraron siete millas en las aguas territoriales de la URSS cerca de Sebastopol.

    El Pentágono había decidido ejercer su “derecho de tránsito inocente” en aguas territoriales soviéticas pero las fragatas soviéticas Bezzavetniy (3.300 toneladas) y SKR-6 (1.150 toneladas) se acercaron a gran velocidad, eligieron posiciones de aproximación óptimas y abordaron con los barcos americanos.

    Sí: fue exactamente igual que ahora con Ucrania. La diferencia es que las fragatas soviéticas eran entonces de 3 ó 4 veces más pequeñas que los buques estadounidenses, más robustas y estaban mejor posicionadas.

    La colición causó daños significativos al crucero de Yorktown: 4 de los 8 misiles de barco Harpoon y el hangar de helicópteros fueron demolidos. Estalló un incendio en el puente y ambos barcos salieron pitando, abandonando inmediatamente las aguas territoriales soviéticas y dirigiéndose hacia el Estrecho del Bósforo.

    Después de aquel incidente, los barcos de la sexta flota estadounidense nunca se acercaron a menos de 120 millas de Crimea.

    0 0

    Meng Wanzhou, detenida en Canadá
    La detención de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, en Canadá forma parte de los planes de Estados Unidos para atacar a China, a las empresas chinas y a los empresarios chinos.

    Meng es hija del fundador de Huawei, Ren Zhengfei y fue detenida con el pretexto de violar las sanciones comerciales impuestas por Estados Unidos contra Irán.

    El subdirector del Instituto de Estudios Americanos de la Academia China de Ciencias Sociales, Ni Feng, sostiene que la detención de Meng forma parte de la campaña de Estados Unidos contra las empresas chinas de alta tecnología.

    “Estados Unidos está utilizando su ‘jurisdicción de largo alcance’ para tomar medidas directas contra las empresas chinas”, dijo Ni.

    En abril Estados Unidos prohibió a las empresas estadounidenses vender componentes a ZTE durante siete años, alegando que la empresa china había violado un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos al vender ilegalmente productos en Irán.

    En agosto Liu, fundador y director ejecutivo del gigante chino del comercio electrónico JD.com, fue detenido en Minneapolis por violación, aunque luego fue puesto en libertad y devuelto rápidamente a China.

    El caso Liu recuerda a la campaña contra Dominique Strauss-Kahn, director del Fondo Monetario Internacional, por presunta violación de una camarera de hotel en 2011. Su detención fue ordenada por el gobierno de los Estados Unidos, después de que Kahn descubriera que el depósito de lingotes de oro de Estados Unidos en Fort Knox había desaparecido.

    En las redes sociales chinas se ha desatado un clamor contra Estados Unidos y por la liberación de Meng. “Los trucos estadounidenses pueden crear problemas a China, pero no detendrán el ritmo de desarrollo de la tecnología 5G en China”, escribe un usuario de Weibo.

    Algunos usuarios se preguntaban si Canadá es un país soberano o simplemente un mercenario de Estados Unidos. “¿Tanto teme Estados Unidos a una China en crecimiento? Lo admiraba como una gran nación. Pero se ha convertido en un gángster”, escribe otro en la misma red social.

    Los usuarios de Twitter y Facebook también preguntaron si el gobierno de Estados Unidos podía arrestar a un extranjero por cargos infundados.

    “Imagínate que eres tan arrogante que piensas que puedes detener a ciudadanos de otro país por ‘quebrantar’ las sanciones que has impuesto a un tercer país”, escribe otro usuario en Facebook.

    http://www.globaltimes.cn/content/1130723.shtml

    0 0

    El Primer Ministro francés, Edouard Philippe, ha anunciado que este fin de semana 89.000 policías estarán de servicio en todo el país, algo que nunca se había visto en Francia, según dice el general Lizurey. No obstante, la cifra no parece real. Sólo los militares desplegarán 60.000 efectivos.

    En París el gobierno va a destinar a 8.000 policías y 15 vehículos blindados de la Gendarmería para el control de multitudes, entre otras medidas excepcionales para contener los disturbios y enfrentamientos.

    La Gendarmería ha cancelado todos los permisos y vacaciones. Los escuadrones móviles están en máxima alerta.

    La policía ha instado a las tiendas y restaurantes de los Campos Elíseos a que cierren sus puertas y algunos museos también lo harán. La Torre Eiffel también estará cerrada. Durante los dos primeros fines de semana de las movilizaciones de los “chalecos amarillos”, el 17 y 24 de noviembre, las tiendas y los museos no cerraron.

    El partido de fútbol del París Saint-Germain contra el Montpellier, previsto para hoy, también se ha aplazado a petición de la policía de París, y algunas escuelas cercanas a los Campos Elíseos han cancelado las clases de los sábados.

    Las protestas de los “chalecos amarillos” no han frenado a pesar de que el gobierno francés ha cedido en sus pretensiones de aumentar los impuestos sobre los combustibles.

    El clima político no puede estar más enrarecido. Algunos medios han lanzado el rumor de que Francia vive un intento de Golpe de Estado. Otros, como el “youtuber” Bassem Braiki, pronostican para hoy un atentado yihadista “de falsa bandera”.

    Según Le Figaro, las manifestaciones de hoy pueden estar marcadas por una violencia sin precedentes. El servicio francés de inteligencia, asegura el diario, ha informado de que los manifestantes tienen armas para atacar y de que hay llamamientos de matar a parlamentarios, funcionarios del gobierno y policías.

    Hasta ahora, cuatro personas han muerto en las últimas semanas de manifestaciones en Francia, entre ellas una mujer de 80 años que murió cuando la policía lanzó una bomba de gas lacrimógeno contra la ventana de su vivienda mientras intentaba cerrarla. Más de 400 personas fueron detenidas durante las violentas manifestaciones del pasado fin de semana y más de 130 resultaron heridas.

    A los “chalecos amarillos” se le han sumado otras protestas, como las de los estudiantes, que llevan cuatro días de huelgas y movilizaciones. Cerca de 280 institutos han cerrado y 45 de ellos han sido bloqueados.

    Hay más de 700 estudiantes detenidos. A 153 de ellos les acusan de participar en un “ataque armado multitudinario”, según el diario Libération.



    0 0


    Maduro ha estado en Moscú esta semana, una visita oficial de tres días durante la cual se ha reunido con Putin y ha firmado importantes acuerdos.

    En las negociaciones ambas partes discutieron importantes cuestiones militares, incluyendo el fortalecimiento de la cooperación en la conservación del equipo proporcionado por Moscú a Caracas, incluyendo los sistemas terrestres y aéreos.

    El año pasado un alto funcionario de la Casa Blanca informó de que Trump había estado considerando una posible “intervención militar” contra Venezuela (*).

    En los últimos años, Venezuela ha adquirido importantes sistemas de armas, incluyendo sistemas de misiles S-300, cazas Sujoi, helicópteros de combate, sistemas de misiles Buck y lanzacohetes rusos Smerch y Grad.

    El ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López, se reunió con su homólogo ruso Serguei Shoigu. Padrino López dijo que Caracas espera que Moscú contribuya a la modernización de las armas que antes suministraba Rusia a Venezuela.

    El jueves Shoigu dijo que aviones y barcos de combate rusos irían a Venezuela. Los barcos harán escala en los puertos venezolanos como parte de la cooperación militar bilateral. Los cazas rusos Sujoi también harán escala en Venezuela.

    Durante las tensiones con Estados Unidos tras la breve guerra entre Rusia y Georgia en 2008, Rusia envió sus bombarderos estratégicos Tu-160 y un crucero antimisiles a Venezuela.

    Durante la visita, Nicolás Maduro anunció 6.000 millones de dólares de inversiones rusas en los sectores petrolero, minero y militar.

    (*) https://www.hispantv.com/noticias/ee-uu-/381699/trump-invasion-venezuela-asesores-tension
    https://www.hispantv.com/noticias/ee-uu-/350187/trump-amenaza-venezuela-opcion-militar-guerra-maduro

    0 0


    Ayer dos convoyes de tanques del ejército turco penetraron en la provincia de Idlib, en el norte de Siria, a través del cruce fronterizo de Kafr Lusen.

    Uno de los convoyes se dirigió al puesto de observación turco en la ciudad de Murak, en la zona septentrional de Hama. El otro, que incluía varios carros de combate, se dirigió al puesto de observación en la ciudad de Shir Mughar, en la zona noroccidental de Hama.

    El ejército turco estableció estos dos puestos de observación y otros diez a principios de este año como parte de un acuerdo alcanzado con Rusia durante las conversaciones de Astana. Tras el reciente acuerdo sobre la zona desmilitarizada, el ejército turco ha empezado a reforzar estos puestos.

    Mientras que algunos observadores locales creen que Turquía está aumentando su presencia militar en Idlib como parte del acuerdo con Rusia, otros dicen que Ankara está utilizando el acuerdo para extender su influencia en el norte de Siria.

    El objetivo de Turquía es tanto una constatación del fracaso de los Acuerdos de Astana con Rusia, como un intento de imponerlos por la fuerza.

    0 0


    Una unidad del ejército israelí cruzó ayer la frontera libanesa, infiltrándose casi 100 metros detrás de la línea azul de la ONU, según informa la Agencia Nacional de Noticias de Líbano.

    “Una fuerza de infantería del ejército enemigo israelí, apoyada por seis vehículos, cruzó la valla técnica en las afueras de Mays Al-Yabal, en Bint Yubail, y se infiltró unos 100 metros detrás de la Línea Azul”, asegura el corresponsal.

    Finalmente el ejército israelí se retiró al otro lado de la frontera alrededor de las 17:00 horas (hora local).

    La invasión del ejército en la gobernación de Nabatieh es la segunda en una semana, ambas saltando la valla técnica de la Línea Azul.

    Ayer Netanyahu había amenazado con que el ejército israelí podía llevar a cabo operaciones en el sur de Líbano, en el marco de los túneles descubiertos en la frontera, que se atribuyen a Hezbollah y que carecían de utilidad ninguna desde hace tiempo.

    El ejército israelí ha iniciado una ofensiva en los medios de comunicación, publicando varias imágenes y vídeos contra Hezbolah.

    En su vídeo más reciente, el ejército israelí enumera varias formas en que la comunidad internacional podría ayudar a prevenir una futura guerra con Hezbolah.

    0 0

    Lo que nos faltaba por leer lo publicó ayer el diario francés “Le Parisien”: el servicio secreto está comprobando la injerencia de las redes sociales “vinculadas al extranjero” que han amplificado la movilización de los “chalecos amarillos” mediante el empleo de cuentas falsas (1).

    En efecto, lo de los “chalecos amarillos” no es para tanto. Si Libération describe la situación como “guerrilla urbana” es porque es un periódico manejado por el Kremlin. Cuando la Agencia France Press habla de que su país está en “alerta roja” ya saben el significado de dicho color.

    Que todo el mundo ha caído en manos de Moscú se está convirtiendo en una paranoia que los más papanatas se acabarán creyendo. Putin ya no se limita a manejar las elecciones sino las movilizaciones y protestas. La culpa de todo lo que ocurre en Francia la tienen los rusos.

    Luego la campaña la reconvertirán en algo un poco más útil que la simple intoxicación: hay que dar un paso más en la represión y, además de disparar contra los manifestantes a discreción, hay que censurar internet (también a discreción).

    La Secretaría General de Defensa y Seguridad Nacional (SGDSN) que investiga la infiltración extranjera (rusa) en las redes sociales depende del Primer Ministro y repite un mantra que se ha convertido en tópico: los rusos utilizan cuentas falsas, bots...

    Pero no es sólo una paranoia de la prensa francesa. Paralelamente el periódico británico The Times repite exactamente lo mismo: las redes sociales vinculadas a Rusia amplifican las manifestaciones callejeras que sacuden a Francia (2).

    Esos curtidos cazadores de bulos que proliferan por internet husmeando intoxicación y noticias falsas, tienen aquí un filón, pero se callarán como perros porque se trata de otra mentira de la prensa “seria”.

    A los de “Le Parisien” no les importa admitir que no tienen “ningún elemento objetivo” para establecer un vínculo técnico entre la efervescencia de las redes sociales y el espionaje ruso, o sea, que es otra de esas noticias sobre la nada, el humo, chismes urdidos por los espías...

    Putin está perdiendo el tiempo: lo que debería hacer es aprovechar el manejo de las redes sociales que tiene en todo el mundo para presentarse a las elecciones y ganarlas.

    (1) http://www.leparisien.fr/faits-divers/gilets-jaunes-enquete-sur-une-possible-ingerence-exterieure-08-12-2018-7963794.php
    (2) https://www.thetimes.co.uk/article/russian-accounts-fuel-protesters-outrage-online-xx2f2g8th

    0 0

    Los robots asesinos (“Slaughterbots”), conocidos como sistemas autónomos de armas, son la tercera revolución en el arte de la guerra, aunque no son aún parte integrante de los ejércitos del mundo de manera oficial.

    Van detrás de la pólvora y las armas nucleares. Son sistemas con acción independiente. Han cambiado radicalmente la forma de combate. Están programados para identificar y atacar objetivos utilizando inteligencia artificial y sin control humano. Pueden ser aviones no tripulados, pero también barcos, tanques, lanzacohetes y otras armas.

    Desde 2014 la ONU celebra reuniones en Ginebra en las que 75 países negocian una prohibición de los robots asesinos. 26 Estados, entre ellos Austria, China y todos los países del Tercer Mundo apoyan la prohibición de estas armas.

    Pero hay Estados que tienen sus propios intereses. Estados Unidos se opone totalmente a las restricciones. También en Alemania hay empresas que participan en el desarrollo de estas armas, que alimenta la carrera armamentista.

    El hombre no es una máquina de guerra. Los soldados difícilmente se identifican con las llamadas guerras “humanitarias” que, en realidad, son guerras de agresión en las que los imperialistas atacan a la población civil. Por mercenarios que sean, no todos los soldados son capaces de ello.

    En Estados Unidos un gran número de veteranos devuelven sus condecoraciones porque se avergüenzan de los crímenes cometidos y padecen enfermedades siquiátricas de por vida. La mayoría de los soldados confiesan que disparan lejos del blanco cuando se trata de personas.

    Incluso los pilotos de drones, que matan desde sus oficinas como si se trata de videojuegos y tienen menos remordimientos debido a la distancia, acaban desquiciados al cabo de los años.

    Pero lo que el imperialismo necesita son precisamente máquinas de guerra que obedezcan sin rechistar: robots asesinos, implacables, sin compasión y sin conciencia, y Google esta empeñado en crear este tipo de máquinas de matar en masa, aunque hay otras multinacionales, como Boston Dynamics.

    Hace un año se publicó un cortometraje titulado “Slaughterbots” del Future of Life Institute sobre las armas autónomas: https://www.youtube.com/watch?v=bjEtE3MN1SY

    0 0

    En enero de este año Trump demostró a las claras lo que es el imperialismo cuando calificó de “países de mierda” a los más pobres del mundo, y luego preguntó: “¿Por qué querríamos que toda esta gente de los países de mierda viniera aquí?”

    Le han respondido Richard Falk en su ensayo “The Shithole Phenomenon at Home and Abroad” (El fenómeno de la mierda en casa y en el extranjero) y la antigua congresista estadounidense Cynthia McKinney en un reciente libro titulado “How the US Creates Shithole Countries” (Cómo Estados Unidos crea países de mierda).

    En efecto, se trata justamente de eso: el imperialismo fabrica la mierda que hay en el mundo, exactamente igual que fabrica los países de mierda que gobiernan sobre él.

    Trump, Estados Unidos y el imperialismo no son ajenos a la mierda; ellos son la mierda. El modelo de país de mierda no es Somalia sino Estados Unidos. Los demás países están fabricados según ese modelo.

    A quienes se oponen a él le esperan las intervenciones “humanitarias”, las primaveras, los golpes de Estado, las revoluciones de colorines y demás formas de injerencia.

    Se trata de convertir al mundo entero en países de mierda y el modelo de acción típico consiste en encontrar uno que se resista para desestabilizarlo, acusarlo de violar los derechos humanos, imponer sanciones económicas, provocar disturbios e intervenir militarmente para defender la democracia, la libertad y las elecciones.

    Se trata justamente de eso: el imperialismo fabrica mierda y el mundo se la devuelve a la cara.



    0 0


    Estados Unidos ordenó evacuar a los terroristas del Califato Islámico de Siria con destino a Irak, reveló el sábado el sitio web de noticias en árabe Al-Maalumah, que cita a Alí Qavi, un parlamentario irakí, como fuente.

    Las fuerzas estadounidenses abrieron un cruce seguro en la frontera sirio-irakí para facilitar la transferencia de terroristas del Califato Islámico de Siria a Irak, según Alí Qavi.

    El Parlamento irakí tiene la intención de revisar su acuerdo estratégico con Washington, que hasta ahora no ha dado lugar a ningún resultado militar o de seguridad para Bagdad.

    El acuerdo será cancelado una vez que el nuevo gobierno irakí esté completamente formado.

    Las fuerzas irakíes y las fuerzas populares Hashd Al-Shaabi pueden vigilar las fronteras sin la colaboración de las fuerzas de la coalición dirigidas por Estados Unidos, asegura Al-Maalumah.

    El martes de la semana Hashem Al-Musavi también denunció que varios dirigentes del Califato Islámico habían sido protegidos en la frontera entre Irak y Siria.

    La base estadounidense de Al-Tanf, dijo Al-Musavi, es el principal bastión del Califato Islámico; también alberga su principal fuente de suministros.

    Las fuerzas de seguridad irakíes y Hashd Al-Shaabi están tratando de librar la zona de Wadi Huran de terroristas en Al-Anbar, en la frontera entre Irak y Siria.

    https://www.almasdarnews.com/article/us-allegedly-allowed-daesh-terrorists-to-leave-syria-for-iraq-iraqi-official/

    0 0

    Jose A. Cano

    La opción favorita de los votantes andaluces no fue ninguno de los partidos que se presentaban sino la abstención. Con un 58’65 por ciento de participación, han sido los comicios regionales en los que menos porcentaje del censo ha ido a votar desde 1990, cuando apenas llegó al 54’7 por ciento, y también los recientes de cualquier tipo, incluyendo generales o municipales.

    En total, 2,6 millones de andaluces, más de un 41 por ciento del censo, no han votado nada. Es una cifra superior al del número de votantes o porcentaje de voto de cualquiera de los partidos que se presentaban. De hecho, el partido ganador de las elecciones, el PSOE, ha tenido poco más de un millón de votos. Ni siquiera la alianza que se da como más probable, PP con Ciudadanos y Vox, alcanza los dos millones de votos, entre los tres suman 1,8 millones de votantes, 800.000 menos que todas las personas que decidieron no votar.

    Los resultados que ofrece la Junta de Andalucía calculan el porcentaje de votos sobre el total de participantes, es decir, cuando se dice que el PSOE-A obtuvo el 27 por ciento o el PP el 20 por ciento de los votos es sobre la gente que acudió a votar, no sobre el censo total. Si se suma a los abstencionistas los porcentajes de voto quedarían así: PSOE 16 por ciento (27 por ciento sobre participación), PP 11 por ciento (20 por ciento), Ciudadanos 10,4 por ciento (18 por ciento), Adelante Andalucía 9 por ciento (16 por ciento) y Vox 6 por ciento (10,9 por ciento).

    Respecto a las autonómicas de 2015 han dejado de votar algo más de 400.000 personas. Entonces ya ganó también la abstención, 2,2 millones y 36 por ciento frente al 35 por ciento de porcentaje de voto del partido ganado, el PSOE. Esto es prácticamente el número de votos que ha perdido Susana Díaz y también una cifra muy similar a la del número de votantes de Vox.

    Se trata de una tendencia que no se ha detenido desde 2004-2008. En aquellas autonómicas, celebradas a la par que las generales, la participación alcanzó el 75 por ciento y el 72 por ciento respectivamente, en cifras muy similares aunque ligeramente inferiores a las del resto de España. Desde entonces la participación ha sido descendente.

    De hecho el ritmo se incrementa y se ve claramente si contamos con la participación en comicios de cualquier tipo en Andalucía desde 2011. En las municipales de 2011, 34,1 por ciento de abstención, dejaron de votar 2,1 millones de andaluces. En las generales de ese mismo año la participación sube, y dejan de votar 1,8 millones y a abstención es del 29,3 por ciento.

    El ligero repunte se da también entre las autonómicas de 2012, un 39 por ciento de abstención y 2,3 millones de personas que se quedaron en casa, y 2015, un 37 por ciento y 2,2 millones. En las municipales de 2015 dejan de votar 2,4 millones, un 38 por ciento del censo. En las generales de diciembre de ese año la abstención es del 30,9 por ciento, dos millones de personas, y en las de verano de 2016 del 31’8, 1,8 millones. Este desfase se debe a los cambios en el censo también.

    El voto nulo, por cierto, ha batido un récord absoluto del 2,2 por ciento de los votos emitidos, más del doble que en 2015 y por primera vez superando el 2 por ciento en unos comicios andaluces.

    https://lamiradacomun.es/nacional/abstencion-elecciones-andalucia/

    0 0

    Mar Garcia Puig, En Comú Podem
    Juan Manuel Olarieta

    Ayer me topé con un artículo “bobo” en un medio típicamente “bobo”, como ElDiario.es, firmado por Mar Garcia Puig, lingüista, editora y diputada de En Comú Podem, es decir, el currículum perfecto que corresponde a un “bobo”.

    Naturalmente, el artículo es el prototipo de la ideología de dicha tribu urbana, que no parece tal porque sólo se habla de “tribu” cuando se refieren a alguien que procede de barrios marginales.

    Los temas que el artículo aborda son el juguete favorito de los “bobos” en este momento: el miedo al fascismo o, mejor dicho (perdón), a “la ultraderecha” que Vox representa y “muy especialmente”, los que pertenecen al colectivo LGTBI.

    No sabemos si se habrán enterado: alguien es fascista (“ultraderechista”) por su posición ideológica en materia LGTBI y, al revés, pasa al terreno del progresismo y la democracia si supera esa prueba del algodón.

    Pero hay algo mucho peor que ser fascista, que es ser antimoderno, un fósil del Paleolítico, que también se define por su posición frente al movimiento LGTBI. No exactamente sobre los homosexuales, transexuales y demás, sino por quien se atribuye su representación, como es el caso.

    El fascismo no se define por su política hacia el colectivo LGTBI, ni hacia los gitanos, ni los judíos, ni los moros, ni los negros, ni cualquier otra minoría, sino hacia la clase obrera y demás sectores populares oprimidos y humillados.

    Dicho en román paladino: el fascismo concierne a la lucha de clases, no a las tribus urbanas. Si llega el caso, cuando los fascistas se dediquen a perseguir a los homosexuales de nuevo, lo harán con quienes puedan, que serán los sectores marginales de la sociedad. No se van a poner la soga en el cuello a sí mismos, ni mucho menos a su clase social, por supuesto.

    Lo diré más claro todavía, a ver si los “bobos” se enteran de una vez: el juez de Avilés que recientemente condenó por uno de esos absurdos delitos de odio a un descerebrado que había aplaudido el asesinato del gran poeta Federico García Lorca “por maricón”, admite que los contenidos fascistas que se introducen en las redes sociales son impunes a diferencia de los homófobos.

    La sentencia desentraña las claves mistificadores de la modernidad que, como uno de esos grandes agujeros negros de las galaxias, lo devora todo. A García Lorca no lo mataron “por maricón” sino por ser republicano y antifascista. Los que 80 años después siguen enterrados en las cunetas de las carreteras, no fueron asesinados por su conducta sexual porque el sexo no es el motor de la historia.

    Hoy los jueces pueden admitir mensajes fascistas en las redes sociales, mientras los homófobos constituyen delito. Los “bobos” les siguen la corriente: se centran en aquellos aspectos de la realidad que encubren los otros, a saber, el fascismo y las clases sociales.

    (*) https://www.eldiario.es/tribunaabierta/esperanza-LGTBI-frente-ultraderecha_6_843475655.html

    0 0

    El movimiento de los “chalecos amarillos” se ha extendido a Atenas, donde el viernes por la noche se produjeron fuertes enfrentamientos de los manifestantes con los antidisturbios tras un homenaje a las víctimas de la represión en Exarcheia.

    Los manifestantes, algunos de los cuales llevaban “chalecos amarillos”, se concentraron a mediodía y luego a las 18:00 de la tarde para recordar a Alexis Grigoropoulos, un estudiante de bachillerato de 15 años asesinado por un policía el 6 de diciembre de 2008 en Exarcheia, hace exactamente diez años.

    Cada una de estas manifestaciones terminó en enfrentamientos muy violentos, especialmente por la noche, ya que el gobierno de Syriza sacó a los antidisturbios a la calle y se vieron numerosas barricadas.

    La policía logró entrar en la plaza central de Exarcheia a las 21:30 de la noche, pero tuvieron que retroceder rápidamente bajo una avalancha de cócteles molotov, piedras, tablas, residuos metálicos, macetas y bombas incendiarias que les lanzaron los manifestantes.

    Hasta las 4 de la madrugada la policía intentó en siete ocasiones volver a entrar en la plaza. Hubo al menos 20 heridos, dos de ellos graves y la policía detuvo a 66 manifestantes, de los que 13 han pasado a disposición judicial.

    El asesinato de un estudiante de secundaria por un agente de policía en diciembre de 2008 en Grecia supuso tres semanas ininterrumpidas de luchas cercanas a una insurrección social, con más de 300 bancos, comisarías de policía, instituciones públicas y tiendas de lujo quemados en todo el país.

    0 0


    Esta semana el Ministro de Asuntos Exteriores de Corea del norte, Ri Yong Ho, ha visitado en Damasco al Presidente sirio Bashar Al-Assad y a su homólogo  Walid Al-Muallim, con quienes se ha reunido para estrechar sus relaciones.

    Durante su visita Ri Yong Ho ha subrayado repetidamente que no permitiría “el debilitamiento de las relaciones de su país con Damasco”.

    Destacó que su país estaba bajo presión extranjera, porque no quiere cumplir con los deseos de algunos países extranjeros y rechaza su injerencia.

    Esta posición es compartida por Bashar Al-Assad, quien también insistió en fortalecer las relaciones Damasco-Pyongyang a pesar de las presiones.

    Durante muchos años, Estados Unidos, algunos países europeos y el régimen de Tel Aviv han mostrado su preocupación  por los vínculos entre Corea del norte y Siria.

    Durante dos décadas, Estados Unidos ha acusado repetidamente a Corea del norte y Siria llevar a cabo intercambios militares masivos, como si esto fuera un delito internacional. En 1992 aprobaron sancione contra ambos países tras la firma de un contrato para la venta de misiles crucero.

    La visita a Siria del ministro norcoreano de Asuntos Exteriores demuestra una vez más que las amenazas y las sanciones no pueden impedir el desarrollo de relaciones entre dos países independientes.

    Con su homólogo sirio, Ri Yong Ho discutió la coordinación de las posiciones de ambos dos países sobre asuntos internacionales y temas de interés común.

    Las dos partes también intercambiaron información sobre su cooperación bilateral en diversos campos antes de abordar los desafíos comunes que representan una amenaza para su soberanía e independencia.

    0 0
  • 12/11/18--00:11: La CIA en tiempos de Bush
  • James Risen

    El 15 de diciembre de 1975 una comisión del Senado abrió una audiencia para confirmar a George H.W. Bush como Director de la Agencia Central de Inteligencia. No iba a ser una fiesta de sexo.

    Los demócratas tenían una amplia mayoría en el Senado y muchos seguían mosqueados con el papel de Bush como sostén del ex presidente Richard Nixon, quien había renunciado el año anterior tras el escándalo de Watergate. Además, tras la revelación en la prensa del omnipresente espionaje interno de la CIA, el Senado inició su primera investigación “a cara de perro” sobre los abusos de la comunidad de inteligencia estadounidense.

    A partir de enero de 1975 el Comité Church, nombrado en honor de su presidente, el senador demócrata por Idaho Frank Church, desenterró un escándalo tras otro en la CIA, el FBI y la Agencia de Seguridad Nacional. Programas ocultos durante mucho tiempo, incluyendo una serie de conspiraciones para asesinar a dirigentes extranjeros como Fidel Castro (Cuba) y Patrice Lumumba (Congo), salieron a la luz, sacudiendo a la CIA.

    A finales de 1975, la imagen pública de la agencia estaba en su nivel más bajo, y los funcionarios de la CIA y de la Casa Blanca en el gobierno del presidente Gerald Ford estaban cada vez más preocupados por el impacto político de estas revelaciones.

    Para Bush, la posición de la CIA fue una gran oportunidad en un momento en que su carrera política estaba cambiando. Hasta entonces, su mayor logro en el Partido Republicano había sido ganar un escaño en la Cámara de Representantes por Texas que siempre había sido ocupado por un demócrata. Pero había perdido otra candidatura al Senado en 1970 y desde entonces había regresado a los círculos de la casta republicana. Tuvo la ignominia de presidir el Comité Nacional Republicano durante Watergate, lo que le obligó a pedir disculpas públicamente por Nixon.

    Bush también había sido embajador de la ONU con Nixon y jefe de la oficina de enlace de Estados Unidos en China con Ford, y ahora el rumor en Washington era que Bush, el soldado leal, iba a recibir un premio político importante: ser el compañero de Ford en la vicepresidencia en 1976. Si no hubiera obtenido el cargo de Vicepresidente en 1976, parecía probable que más tarde se postularía solo para la presidencia.

    Pero primero tuvo que ser confirmado en su puesto en la CIA. Para la Casa Blanca de Ford y la CIA, las audiencias de confirmación de Bush allanaron el camino en la batalla despiadada con los dirigentes del Congreso. En un momento crítico, el gobierno de Ford, sus aliados en el Congreso y la comunidad de inteligencia trabajaron juntos en una campaña por un falso escándalo de seguridad nacional que finalmente ayudó a Bush a cruzar la línea de meta. Esta estrategia polarizadora ha proporcionado un modelo ganador para los esfuerzos republicanos de desacreditar y distraer a Donald Trump, Devin Nunes y el intento de diluir el FBI y la investigación de Trump-Rusia por el Asesor Especial Robert Mueller.

    La historia de cómo Bush se convirtió en director de la CIA está brillantemente contada en “A Season of Inquiry Revisited” de Loch K. Johnson, un renombrado historiador de inteligencia de la Universidad de Georgia y ex miembro del Comité Church.

    Para ser confirmado, Bush tuvo que desafiar al Senado, donde los demócratas tenían 60 escaños gracias al derrumbe posterior a Watergate en medio de las elecciones de 1974. Si le daban luz verde, sería el primer político partidista en dirigir a la CIA. Hasta entonces, la Agencia había estado dirigida por personalidades de Wall Street, antiguos oficiales superiores del ejército o profesionales de dilatada experiencia en la Agencia.

    Directamente en el camino de Bush estaba Church, que se había convertido en el portavoz y la cara pública de los esfuerzos del Congreso para investigar y reformar la comunidad de inteligencia. Church se opuso inmediatamente al nombramiento de Bush, al que consideraba como un intento de Ford para instalar al miembro de un partido en la CIA, una maniobra de la Casa Blanca justo cuando el Congreso estaba tratando de detener los abusos de la Agencia. Church consideró el nombramiento de Bush como un ataque directo de la Casa Blanca a la investigación de su Comité.

    “Necesitamos una CIA que pueda resistir todas las presiones partidistas que puedan ejercer varios grupos dentro y fuera del gobierno, particularmente las presiones de la propia Casa Blanca”, dijo Church en un discurso ante el Senado. “Por eso es tan imprudente el nombramiento del embajador George Bush. Una cosa es elegir a una persona que pueda tener experiencia política y otra es elegir a alguien cuyo papel político principal ha sido el de presidente del Comité Nacional Republicano. No se trata de eliminar a una persona de la lista de candidatos simplemente porque haya ocupado un cargo público. Pero la línea debe trazarse en alguna parte, y un hombre de la prolongada participación del Sr. Bush en actividades partidistas al más alto nivel del partido seguramente prevalece sobre esa línea”.

    En su audiencia de confirmación, Bush hizo poco para disipar las preocupaciones de Church. En su lugar, advirtió que “no podemos ver a la CIA desmantelada”, un ataque obvio a los esfuerzos de investigación del Senado.

    A medida que se acercaban las vacaciones, la confirmación de Bush permaneció en el limbo. Luego, el 23 de diciembre de 1975, ocho días después de su audiencia de confirmación, Richard Welch, jefe de la estación de la CIA en Grecia, regresaba a casa tras una celebración navideña en la residencia del embajador de Estados Unidos en Atenas cuando fue ejecutado.

    Welch había sido un blanco relativamente fácil para un grupo militante local conocido como “17 de noviembre”. Vivía en la misma casa que varios ex jefes de la estación de la CIA y había sido identificado públicamente en publicaciones en Grecia. Más tarde, el grupo afirmó que sus miembros lo habían estado siguiendo durante meses.

    La CIA y la Casa Blanca de Ford vieron rápidamente el asesinato de Welch como un golpe de suerte político. En un momento en que la CIA estaba siendo atacada por el Congreso y el nombramiento de Bush al Senado estaba en peligro, había un héroe muerto de la CIA por el que llorar.

    Renunciando a las restricciones, Ford anunció que Welch podría ser enterrado en el Cementerio Nacional de Arlington. El avión que traía su cuerpo a casa a principios de enero “dio vueltas alrededor de la base Andrews de la Fuerza Aérea durante tres cuartos de hora para aterrizar en vivo durante el Today Show”, según el libro de Johnson.

    La CIA y la Casa Blanca empezaron a explotar la muerte de Welch para desacreditar el trabajo de Church y su comité. William Colby, el director saliente de la CIA, atacó al Congreso, culpando del asesinato de Welch a la “sensacional e histérica forma en que las investigaciones de la CIA se habían llevado a cabo y aireadas en todo el mundo”, escribió Johnson.

    No había la más mínima evidencia de que algo de lo que hizo el Comité Church condujera al asesinato de Welch. Pero la verdad no tenía importancia para la CIA y la Casa Blanca de Ford, y la campaña para desacreditar a Church y la investigación de su Comité funcionó. Después del asesinato de Welch, el apoyo público al Comité Church declinó.

    El cambio de aires fue útil para Bush. El 27 de enero de 1976 el senador Strom Thurmond de Carolina del sur pidió su confirmación, afirmando que el público estaba más preocupado por las revelaciones que “demolían la CIA” que por “seleccionar a este hombre altamente competente para reparar el daño de la sobreexposición”, según el libro de Johnson. Más tarde ese mismo día, Bush fue confirmado por 64 votos a favor y 27 en contra.

    Bush fue el único director de la CIA durante un año. Ford -que finalmente eligió a Bob Dole como su compañero de viaje- fue derrotado por Jimmy Carter en las elecciones de 1976. Bush trató de convencer a Carter de que lo mantuviera como director de la CIA, pero el vicepresidente de Carter era Walter Mondale, quien había sido un miembro prominente del Comité Church y tenía el compromiso de Carter de tratar de implementar muchas de las recomendaciones del Comité para reformar la comunidad de inteligencia.

    Así que Bush se postuló para presidente. Perdió en las primarias ante Ronald Reagan, y luego apoyó a Reagan como su compañero de fórmula en las elecciones de 1980.

    La carrera política de Bush debe mucho al mal uso de la ejecución de Welch. Más importante aún, ayudó a lanzar una tradición republicana de falsos escándalos de seguridad nacional para desacreditar a los demócratas y ganar batallas políticas. Tras la muerte de Bush, muchos miembros de la prensa convencional y de la élite política lo llevaron a una era de civilidad pasada, en la que el partidismo fue frenado por el bien común. Pero no empezó ayer. Hay una línea recta entre Welch y la inteligencia de preguerra sobre las armas de destrucción masiva de Irak, Bengasi, y la loca búsqueda de Nunes a medianoche para encontrar pruebas de que estaban espiando a Trump.

    https://theintercept.com/2018/12/08/george-hw-bush-cia-director/

    0 0

    El domingo la aviación siria bombardeó las posiciones de yihadistas en Deir Ezzor, la zona petrolífera donde Estados Unidos tiene la intención de establecerse permanentemente.

    Fue una sorpresa, no sólo porque se produce después de varias semanas de calma sino porque Deir Ezzor es una provincia que no está protegida por las baterías de misiles SS-300 que Rusia ha entregado al gobierno de Damasco.

    ¿Había alguna novedad que justificara el ataque sirio? Los israelíes creen que hace diez días los rusos trasladaron un batallón de SS-300 de la base militar de Masyaf, en la provincia de Hama, en el oeste de Siria, a Deir Ezzor, en el este.

    Pero eso no es todo. Además de las baterías SS-300, Rusia también ha enviado tropas al este de Siria en apoyo del ejército regular.

    Si esa información es correcta, es la primera vez en tres años de presencia militar rusa en Siria que Moscú despliega sus tropas en el este.

    Es un desafío a Estados Unidos. Desde septiembre, cientos de ataques de Estados Unidos han afectado a las ciudades y pueblos de la provincia de Deir Ezzor, formando parte de la política de tierra quemada con el fin de apoderarse de las regiones fronterizas sirio-irakíes.

    Las baterías SS-300 están destinadas principalmente a reducir el rango de acción de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en el cielo de Siria. Por lo tanto, los aliados de Estados Unidos, a saber, Gran Bretaña, Francia y otros países de la OTAN, tomarán buena nota de su presencia antes de seguir lanzando sus aviones a las posiciones del ejército sirio.

    Las cosas se presentan todavía peor para Israel. Si los SS-300 se establecieran en Deir Ezzor, también servirían para proteger a los aliados del ejército regular sirio, es decir, Irán, Hezbolah e incluso los irakíes de Hachd Al-Chaabi.

    El paraguas defensivo de los SS-300 se extendería más allá de Deir Ezzor, hasta la provincia de Al-Anbar en el este de Irak, donde Hachd Al-Chaabi vigila al Califato Islámico y a sus patronos estadounidenses.

    El Comandante en Jefe del Hashd Al-Shaabi, Hadi Al-Ameri, está en Moscú invitado oficialmente por el gobierno ruso, probablemente para coordinar las acciones de la resistencia irakí en Deir Ezzor con el ejército ruso.

    Es un desafío de Rusia a Israel, que quiere atacar a las milicias iraquíes favorables a Irán.

    0 0

    Jacques R. Pauwels

    Cuando la revolución estalló en Rusia en 1917, los bolcheviques comenzaron a construir la primera sociedad socialista de la historia, una experiencia por la que los imperialistas de otros países no sentían ninguna simpatía; más bien al contrario, esperaban fervientemente que el proyecto condujera rápidamente a un fiasco desastroso.

    En los círculos dominantes de Londres, París y otros lugares, estaban convencidos de la inevitabilidad del fracaso del audaz iniciativa de los bolcheviques, pero -por si acaso- decidieron enviar tropas a Rusia para apoyar a los contrarrevolucionarios blancos contra los rojos bolcheviques, en un conflicto que se convirtió en una larga y sangrienta guerra civil.

    Una primera oleada de tropas aliadas llegó a Rusia en abril de 1918, cuando soldados británicos y japoneses arribaron a Vladivostok y establecieron contacto con los blancos, que ya estaban en guerra con los bolcheviques. Sólo los británicos enviaron 40.000 soldados a Rusia. En la primavera de 1918 el entonces Ministro de Guerra, Churchill también envió una fuerza expedicionaria a Murmansk, en el norte de Rusia, para apoyar a las tropas del general blanco Kolchak, con la esperanza de ayudar a reemplazar a los bolcheviques por un gobierno amistoso con los británicos.

    Otros países enviaron contingentes más pequeños, como Francia, Estados Unidos (15.000 efectivos), Japón, Italia, Rumanía, Serbia y Grecia. En algunos casos, las tropas aliadas participaron en la lucha contra los alemanes y los otomanos en las fronteras de Rusia, pero estaba claro que no habían ido para ese propósito, sino para derrocar al régimen bolchevique y “estrangular al bebé bolchevique en su cuna”, como dijo Churchill con tanta delicadeza.

    Los británicos, en particular, también esperaban que su presencia permitiera embolsarse atractivos territorios de un Estado ruso que parecía estar colapsando, al igual que el Imperio Otomano. Por eso una unidad británica marchó desde Mesopotamia hasta las orillas del Mar Caspio, es decir, hasta las regiones ricas en petróleo alrededor de Bakú, la capital del Azerbaián moderno. Al igual que la propia Gran Guerra, la intervención de los Aliados en Rusia estaba dirigida tanto a combatir la revolución como a alcanzar los objetivos imperialistas.

    En Rusia, la guerra no sólo ha creado las condiciones para la revolución social, sino también, al menos en algunas partes de aquel gigantesco país, revoluciones entre una serie de minorías nacionales. Esos movimientos nacionales ya habían levantado la cabeza durante la guerra y, en general, eran nacionalistas reaccionarios, conservadores, racistas y antisemitas. La oligarquía política y militar alemana identificó a los parientes cercanos ideológicos de estos movimientos como posibles aliados en la guerra contra Rusia. Los alemanes no apoyaron a los nacionalistas finlandeses, bálticos, ucranianos y otros nacionalistas por simpatía ideológica, sino porque podían ser utilizados para debilitar a Rusia; lo hicieron también porque esperaban asentar Estados satélites alemanes en Europa del este y del norte, preferiblemente monarquías con un miembro de la familia noble alemana como su soberano.

    El Tratado de Brest-Litovsk demostró ser una oportunidad para crear varios de esos Estados. Del 11 de julio al 2 de noviembre de 1918, un aristócrata alemán llamado Wilhelm (II) Karl Florestan Gero Crescentius, Duque de Urach y Conde de Württemberg, recibió el título de Rey de Lituania bajo el nombre de Mindaugas II.

    Con el armisticio del 11 de noviembre de 1918, Alemania fue condenada a desaparecer de la escena en Europa del este y del norte, lo que puso fin al sueño de hegemonía alemana en la región. Sin embargo, el artículo 12 del armisticio permitía que las tropas alemanas permanecieran en Rusia, en los Estados bálticos y en otros lugares de Europa Oriental durante el tiempo que los Aliados lo consideraran necesario, es decir, mientras fueran útiles en la lucha contra los bolcheviques, y eso es exactamente lo que estaban haciendo los alemanes. Los dirigentes británicos y franceses como Lloyd George y Foch consideraban a la Rusia revolucionaria como un enemigo más peligroso que Alemania. Los movimientos nacionales de los bálticos, finlandeses, polacos, etc., estaban ahora plenamente implicados en la guerra civil rusa, y los aliados sustituyeron a los alemanes como socios, militarmente hablando, mientras luchaban contra los rojos, en lugar de contra los blancos, lo que hacían con mayor frecuencia, puesto que muchas posesiones orientales, que antes formaban parte del imperio zarista, eran reclamadas simultáneamente por los blancos rusos, polacos, lituanos, ucranianos y otros grupos.

    En todos los países que salían de las nubes de polvo causadas por el colapso del Imperio zarista, había esencialmente dos tipos de personas. En primer lugar, los obreros, campesinos y otros miembros de las clases bajas, que estaban a favor de una revolución social, apoyaban a los bolcheviques y estaban dispuestos a conformarse con una cierta autonomía para su propia minoría étnica y lingüística dentro del nuevo estado multiétnico y multilingüe -inevitablemente dominado por su componente ruso- que sustituyó al antiguo imperio zarista y que sería conocido como la Unión Soviética. En segundo lugar, la mayoría, pero no todos, de los miembros de las antiguas oligarquías aristocráticas y burguesas y de la pequeña burguesía, que se oponían a una revolución social y, por lo tanto, odiaban y luchaban contra los bolcheviques y querían nada menos que una independencia total del nuevo estado creado por estos últimos. Su nacionalismo era un nacionalismo típico del siglo XIX, reaccionario y conservador, estrechamente asociado a una etnia, una lengua, una religión y un pasado supuestamente glorioso, sobre todo mítico, que iba a renacer a través de una revolución nacional. También estallaron guerras civiles entre blancos y rojos en Finlandia, Estonia, Ucrania y otros lugares.

    Si en muchos casos los blancos salieron victoriosos y lograron establecer Estados decididamente antibolcheviques y antirrusos, no es sólo porque los bolcheviques lucharon durante mucho tiempo con la espalda contra la pared en el corazón mismo de Rusia y, por lo tanto, rara vez pudieron apoyar a sus camaradas rojos en el Báltico y en otras partes de la periferia del antiguo Imperio zarista, sino también porque los alemanes y sus aliados -especialmente los británicos- intervinieron en primer lugar, y luego por medio de la milicia, para aliviar a los blancos. A finales de noviembre de 1918, por ejemplo, un escuadrón de la Marina Real, comandado por el almirante Edwyn Alexander-Sinclair (entonces almirante Walter Cowan), fue al Mar Báltico para proporcionar armas a los blancos estonios y letones y ayudarles a luchar contra sus compatriotas rojos y las tropas bolcheviques rusas. Los británicos hundieron varios barcos de la flota rusa y bloquearon el resto en su base, Kronstadt. En cuanto a Finlandia, en la primavera de 1918, las tropas alemanas habían ayudado a los blancos locales a la victoria y les habían permitido proclamar la independencia de su país.

    Los responsables patricios de Londres, París, Washington, etc., tenían la clara intención de asegurar la victoria de los blancos a expensas de los rojos en la guerra civil de la propia Rusia y abortar así la empresa bolchevique, un experimento a gran escala en el que demasiados británicos, franceses, americanos y otros plebeyos mostraron interés y entusiasmo, lo que disgustó mucho a sus oligarquías. En una nota a Clemenceau en la primavera de 1919, Lloyd George expresó su preocupación de que “toda Europa está llena del espíritu de la revolución”, y continuó diciendo que “hay un profundo sentimiento no sólo de descontento, sino de cólera y revuelta entre los trabajadores contra las condiciones de la guerra.... todo el orden existente en sus aspectos políticos, sociales y económicos está siendo desafiado por las masas de la población de toda Europa”.

    Sin embargo, la intervención de los aliados en Rusia fue contraproducente, ya que el apoyo extranjero desacreditó a las fuerzas contrarrevolucionarias blancas a los ojos de incontables rusos, que cada vez más veían a los bolcheviques como verdaderos patriotas rusos y, por lo tanto, los apoyaban. En muchos sentidos, la revolución social bolchevique fue a la vez una revolución nacional rusa, una lucha por la supervivencia, la independencia y la dignidad de la Madre Rusia, primero contra los alemanes y luego contra las tropas aliadas que invadieron el país por todas partes y se comportaron como si estuvieran en África central. Por esta razón, los bolcheviques pudieron beneficiarse del apoyo de un gran número de nacionalistas burgueses e incluso aristocráticos. Incluso el famoso general Brussilov, un noble, apoyó a los rojos. “La conciencia de mi deber hacia la nación [rusa] me ha llevado a negarme a obedecer mis instintos sociales naturales”. Los blancos no eran más que un microcosmos de las clases dirigentes y gobernantes del antiguo régimen ruso, oficiales militares, terratenientes y clérigos con un apoyo popular mínimo. También eran corruptos, y gran parte del dinero que los Aliados les enviaron desapareció en sus bolsillos.

    Si la intervención aliada en Rusia, a veces presentada como una “cruzada contra el bolchevismo”, estaba condenada al fracaso, también se debió a que fue duramente combatida por innumerables soldados y civiles en Gran Bretaña, Francia y otras partes de occidente. Su lema era “¡Las manos fuera de Rusia!” Los soldados británicos que no habían sido desmovilizados después del armisticio de noviembre de 1918 y que iban a ser enviados a Rusia protestaron y organizaron motines, por ejemplo en enero de 1919 en Dover, Calais y otros puertos del Canal. Ese mismo mes Glasgow fue golpeada por una serie de huelgas, uno de cuyos objetivos era obligar al gobierno a abandonar su política intervencionista hacia Rusia. En marzo de 1919 las tropas canadienses se rebelaron en un campo en Ryl, Gales, matando a cinco hombres e hiriendo a otros 23; más tarde, en 1919, se produjeron disturbios similares en otros campos militares. Estos disturbios reflejaban ciertamente el deseo de los soldados de ser liberados y regresar a sus hogares, pero también revelaron que muchos de ellos no esperaban nada de un destino indefinido en la lejana Rusia.

    En Francia, mientras tanto, los huelguistas de París exigían alto y claro que la intervención armada en Rusia debía terminar, y las tropas dejaron claro que no querían luchar contra los bolcheviques, sino que querían volver a casa. En febrero, marzo y abril de 1919, los motines y las deserciones asolaron a las tropas francesas estacionadas en el puerto de Odessa y a las fuerzas británicas en el distrito norte de Murmansk, y algunos británicos incluso cambiaron de bando y se unieron a las filas de los bolcheviques. “Los soldados que habían sobrevivido a Verdún y a la Batalla del Marne no querían ir a las llanuras de Rusia a luchar”, dijo un oficial francés. En el contingente estadounidense, muchos hombres se autolesionaron para solicitar la repatriación. Los soldados aliados simpatizaban cada vez más con los revolucionarios rusos; estaban cada vez más “contaminados” por el bolchevismo contra el que debían luchar. Así, en la primavera de 1919, los franceses, británicos, canadienses, americanos, italianos y otras tropas extranjeras tuvieron que retirarse de Rusia sin ninguna gloria.

    Las oligarquías occidentales fueron incapaces de derrotar a los bolcheviques mediante la intervención armada. Por lo tanto, cambiaron de rumbo y proporcionaron un generoso apoyo político y militar a los nuevos Estados que emergieron de los territorios occidentales del antiguo Imperio zarista, como Polonia y los Países Bálticos. Estos nuevos Estados eran, sin excepción, el producto de revoluciones inspiradas por nacionalismos reaccionarios, demasiado a menudo teñidos de antisemitismo, y dominados por los supervivientes de las antiguas oligarquías, incluidos grandes terratenientes y generales de origen aristocrático, industriales e iglesias cristianas nacionales. Con pocas excepciones, como en Checoslovaquia, no se trataba de democracias en absoluto, sino de regímenes autoritarios, normalmente dirigidos por un oficial militar de alto rango y de origen noble, como Horthy en Hungría, Mannerheim en Finlandia y Pilsudski en Polonia. El franco y abierto antibolchevismo de estos nuevos estados sólo fue igualado por su sentimiento anti-ruso. Sin embargo, los bolcheviques lograron recuperar algunos territorios de la periferia del antiguo Imperio zarista, como Ucrania.

    El resultado de esta confusa mezcla de conflictos ha sido una especie de vínculo: los bolcheviques triunfaron en Rusia y hasta en Ucrania, pero los nacionalistas antibolcheviques y antirusos con grandes y contradictorias ambiciones territoriales prevalecieron en regiones más al oeste y al norte, especialmente en Polonia, los Estados Bálticos y Finlandia. Fue un acuerdo que no satisfizo a nadie, pero que finalmente fue aceptado por todos, aunque está claro que sólo fue por poco tiempo. Se erigió un cordón sanitario compuesto por una serie de Estados hostiles alrededor de la Rusia revolucionaria con la ayuda de las potencias occidentales con la esperanza de que aislaría al bolchevismo en Rusia.

    Eso es todo lo que pudo lograr occidente, pero la ambición de poner fin a la experiencia revolucionaria en Rusia, tarde o temprano, siguió estando muy viva en Londres, París y Washington. Durante mucho tiempo, los dirigentes occidentales continuaron esperando que la Revolución Rusa se derrumbara por sí sola, pero eso no sucedió. Más tarde, en la década de 1930, esperaban que la Alemania nazi se encargara de destruir la Revolución en su guarida, la Unión Soviética; por eso permitieron a Hitler remilitarizar Alemania y, a través de la famosa “política de apaciguamiento”, lo alentaron.

    https://www.counterpunch.org/2018/12/10/foreign-interventions-in-revolutionary-russia/