Are you the publisher? Claim or contact us about this channel


Embed this content in your HTML

Search

Report adult content:

click to rate:

Account: (login)

More Channels


Showcase


Channel Catalog


    0 0

    Por muchas razones, Hezbollah es una de las organizaciones punteras en la lucha contra el imperialismo y el sionismo, lo que la convierte en un venero de enseñanzas, sobre todo para aquellos que adoran al becerro de oro kurdo. El contrapunto entre unos (libaneses) y otros (kurdos) es abrumador.

    Hezbollah supo desde el primero minuto lo que se jugaba en la Guerra de Siria y no vaciló. En 2012 ya tenía a sus milicianos en primer línea del frente. Tampoco ha cambiado de trinchera y cuantitativamente su aportación ha sido mucho más importante y más significativa que la de los kurdos, por más que las cadenas de intoxicación lo oculten.

    A diferencia de los kurdos, Hezbollah ha apoyado al gobierno de Damasco y ese apoyo no le ha debilitado sino que le ha fortalecido en todos los terrenos: político, militar, diplomático, estratégico...

    En Líbano hace ya décadas que la columna vertebral de la resistencia contra el sionismo no es el ejército, ni los palestinos, sino Hezbollah, auténtica pesadilla para el gobierno de Tel Aviv.

    Si en los años ochenta, Hezbolah ya fue capaz de derrotar al ejército israelí, ahora se ha convertido en un ejército temible, equipado, experimentado y con capacidad de dirigir batallas complejas.

    Sus milicianos sabían combatir en una guerra de guerrillas urbana y ahora también son capaces de hacerlo en espacios abiertos, con intervención de la aviación o de drones, así como de otros ejércitos, como el iraní, el sirio, el irakí o el ruso, así como con milicias palestinas, afganas y pakistaníes.

    Su equipamiento es equiparable al de cualquier ejército regular. Si antes disponía de 15.000 misiles, ahora tiene 130.000 capaces de destruir cualquier formación de tanques o aviones enemigos.

    La Guerra de Siria le ha obligado a reforzar su filas, alcanzado en la actualidad 20.000 combatientes, a los que se pueden añadir reservistas y milicianos de otras formaciones y otros países.

    Hezbolah está en Siria, pero también despliega su presencia militar en otros países. Desde 2014 tiene en Irak 500 especialistas adiestrando a Hashd Al-Chaabi, mientras políticamente desempeña un papel mediador entre las distintas facciones chiítas. A Yemen ha enviado un número desconocido de consejeros que entrenan a los combatientes huthíes.

    En resumen, Hezbollah tampoco es ya sólo una milicia libanesa sino un importante protagonista regional, lo que le diferencia sustancialmente de los kurdos, que están aislados.

    Este avance ha tenido un gran coste. El número de muertes ha sido muy elevado. Las estimaciones es que han perdido entre 1.000 y 2.000 combatientes en Siria, lo que supone 10 por ciento de sus efectivos, incluyendo estrategas militares y veteranos que lucharon en las guerras contra Israel.

    Para separar a Hezbollah del gobierno de Damasco, desde 2013 los yihadistas atacaron sus bases en Líbano, así como a las zonas de población chiíta.

    El crecimiento también ha tenido contrapartidas. Han tenido que hacer recortes en escuelas, hospitales y gastos asistenciales a la población para atender del pago de las pensiones a los huérfanos de la guerra.

    Es la organización más fuerte en Líbano, y no sólo por razones militares. Sus aliados, incluido el presidente Michel Aoun, están en el poder, mientras que su viejo rival, la Alianza del 14 de marzo, se ha fracturado. A Saad Hariri su debilidad le ha conducido a romper con Arabia saudí y acercarse a Hezbollah.

    0 0


    El último recuento realizado el miércoles por la asociación FTA (France Terre d'Asile) arroja que 2.039 migrantes malviven en tiendas de campaña en las calles del norte de París. La prefectura explica esta situación por una saturación de los centros de acogida y anuncia la próxima apertura en el centro de 1.200 nuevos refugios.

    La asociación FTA realiza batidas periódicas por la capital francesa y denuncia que los campamentos en las calles del norte de París están en expansión constante.

    La semana anterior la FTA contó 1.728 migrantes en las aceras, tomando una base de dos personas por tienda de campaña. “El número aumenta cada día. Si no hacemos nada, habrá 3.000 a finales de enero, 4.000 en febrero...”, advierte Pierre Henry, director general de la asociación.

    Los migrantes se concentran en varias zonas. Más de 800 personas se encuentran en la zona de la Porte de la Chapelle, donde las tiendas de campaña están abarrotadas bajo la autopista A1 y cerca de la carretera de circunvalación. En Saint-Denis, Porte de Clignancourt o Porte de la Villette, en el norte de la capital, se han establecido otros campamentos más pequeños pero igualmente insalubres, en los que los migrantes sudaneses, en particular, han instalado sus tiendas de campaña en medio del tráfico, en una rotonda sembrada de desechos y escombros.

    La prefectura explica que la capital ha experimentado un aumento del 45 por ciento de solicitantes de asilo el año pasado, frente al 20 por ciento a escala nacional. Esta situación ha provocado la saturación de los centros de acogida de inmigrantes. En septiembre, sin embargo, la prefectura adelantó el número de 9.000 plazas disponibles en la región de París.

    En respuesta a esta situación, el gobierno reforzará las instalaciones de alojamiento para los solicitantes de asilo en los próximos días. Así pues, gracias al apoyo del Ministerio de Cohesión Territorial, pronto se abrirán en la capital 1.200 plazas de acogida para migrantes, ha prometido el prefecto Michel Cadot.

    La FTA denuncia la falta de una política de migración a largo plazo. “Siempre llegamos tarde a la realidad de los campamentos, constantemente corremos tras situaciones dramáticas”, afirma Henry. “Desde hace dos años solicito un primer sistema de recepción en París, pero también en las capitales regionales” para aliviar la congestión en la capital.

    En un artículo publicado en el periódico dominical JDD a finales de diciembre, 14 ONG, entre ellas Médicos Sin Fronteras y Secours Catholique, acusaron al gobierno de poner deliberadamente en peligro a los migrantes al obligarles a hacerse casi invisibles.

    También pidieron a Macron que proporcione alojamiento rápido a las personas que viven en la calle.

    http://www.infomigrants.net/fr/post/14458/a-paris-plus-de-2-000-migrants-dorment-sur-les-trottoirs



    0 0

    Las nueve semanas de protesta de los “chalecos amarillos” están siendo el mejor laboratorio moderno de lo que Lenin explicó ya hace cien años en su “¿Qué hacer?”, a saber, el componente espontáneo de una lucha, sus limitaciones y sus lecciones. Es uno de esos casos en los que la vanguardia tiene que aprender de las masas.

    El gobierno lo está intentando todo para frenar las movilizaciones pero, sobre todo, para “encauzarlas”, convertirlas en cortejos inofensivos. Ayer se demostró que hasta ahora ha fracasado, lo cual demuestra la profundidad del descontento y el hastío opular.

    Nada menos que a la agencia de noticias AFP se le ocurrió ayer (*) algo que tiene poco que ver con su cometido profesional, que creíamos que era el de informar. Lo que propone no es que el gobierno cambie su política económica; quienes deben cambiar son siempre los explotados y humillados que, como van a seguir por siempre en su misma condición, explotados y humillados, también van a seguir protestando.

    A los “chalecos amarillos” hay que domesticarlos lo mismo que a los sindicatos. Primero hay que domesticar a la dirección para que a su vez convoque protestas a su imagen y semejanza, es decir, domesticadas.

    La AFP dice que los “chalecos amarillos” son poco “profesionales”, personas que no tienen la costumbre de manifestarse habitualmente, al estilo festivalero y jocoso de las protestas domesticadas, donde la gente en lugar de luchar lo que hace es divertirse, disfrazarse de payasos y bailar acompañados de una charanga.

    A eso le llaman hoy “manifestaciones”, en las que no pueden faltar nunca, dice la agencia, los “brazaletes blancos”, o sea, el servicio de orden, de tal manera que la policía no tenga que sacar la porra para desempeñar la tarea represiva que le es propia. Los convocantes deben ser policías de sí mismos para que nadie “se pase”. Que vayan por donde tengan que ir y que griten lo que tengan que gritar.

    El servicio de orden de una manifestación domesticada es como el perro pastor que guía el rebaño de ovejas, lo vigila y finalmente lo conduce al redil.

    Por eso ayer en París se vieron escenas que hasta ahora no se habían visto: una joven se sube a la marquesina de una parada de autobuses y la emprende a patadas para derribarla, mientras un señor vestido con su “chaleco amarillo” le increpa: no lo hagas porque los antidisturbios lo pueden utilizar como excusa para cargar.

    Es una opinión muy corriente entre los domesticados para echar las responsabilidades siempre sobre los manifestantes. La policía no necesita ninguna excusa, ni para cargar, ni para disparar, ni para aporrear. Las cargas no tienen ningún otro motivo que la orden que da un jefe que ni siquiera está presente sobre el terreno, o bien responden a un plan preconcebido, discutido y aprobado el día anterior a la manifestación.

    En Marsella, durante una manifestación de los “chalecos amarillos”, un antidisturbios lanzó un bote de humo contra la ventana de una vivienda y mató a la anciana que se disponía a cerrarla, al acanzarla en la cabeza. ¿Qué tumulto quería disolver?, ¿qué excusa cabe?, ¿le juzgarán al policía por asesinato?

    La cadena LCI ha entregado cascos industriales a los periodistas que cubren las manifestaciones, gafas aislantes y máscaras antigás. En las calles de Francia las manifestaciones son lo más parecido a una guerra sin cuartel de las que estallan en cualquier país africano. Hoy los periodistas tienen dos cosas muy claras: que en París se juegan el físico y que los causantes de ello no son los “chalecos amarillos” sino la policía.

    En las manifestaciones la violencia tiene una solución muy sencilla: basta con que la policía no acuda.

    (*) http://journalmetro.com/monde/2044678/mobilisation-des-gilets-jaunes-en-hausse-en-france-premiers-heurts/


    Escena de la manifestación de los ‘chalecos amarillos’ ayer en Bourges, una localidad del centro de Francia

    0 0


    Orlando Plata González

    Era el 16 de marzo de 1968, cuando las tropas estadounidenses invadieron la región de Son My en la búsqueda de vietcongs (integrantes del Frente Nacional de Liberación de Vietnam), considerados terroristas por los americanos. El teniente William Laws Calley tenía asignada la zona My Lai 4, donde se proponía llevar a cabo las más viles acciones. Al escuchar que se alejaba el sobrecogedor sonido de los helicópteros, los aldeanos imaginaron que ya había pasado el peligro, pero no sabían que Calley y sus hombres se habían lanzado en paracaídas y merodeaban en la zona con las peores intenciones. Al llegar, sin mediar palabra, violaron a las mujeres y a las niñas, mataron el ganado y prendieron fuego a las humildes viviendas hasta arrasarlo todo. Para terminar, reunieron a los supervivientes en una acequia y los fusilaron sin piedad. Aunque nunca se sabrá la cifra exacta de asesinatos, pues el Gobierno echó tierra sobre el asunto, se estima que fueron al menos 504 personas indefensas: en la macabra operación se incautaron apenas tres armas.

    Como era de suponer, dado el clima de paranoia propio de la Guerra Fría, la prensa apenas divulgó la masacre más de un año después, cuando el editor Seymour Hersh decidió publicarla en notas aparecidas el 13, 20 y 25 de noviembre de 1969 en el diario St. Louis Post Dispatch. Le siguió el Cleveland Plain Dealer, que publicó las fotos de Ronald L. Haeberle, un exfotógrafo del ejército, quien había sustraído las fotos al control oficial, pues fueron tomadas con su cámara personal. Esto fue aún más perturbador, pues las imágenes (en color) mostraban que la mayoría de los cientos de ejecutados eran ancianos, mujeres y niños, incluso muchos bebés (la escena más famosa de la película Platoon, de Oliver Stone, fue inspirada en esta matanza).

    Se demostró que el teniente Calley era una persona muy inestable con serios problemas de actitud que, al no lograr ascensos ni condecoraciones, decidió cometer una matanza y fingir que los asesinados eran enemigos abatidos (sobra resaltar las similitudes con la infame realidad colombiana). Y aunque fue juzgado y condenado por los actos de My Lai, solo pasó tres años bajo arresto domiciliario, pues fue indultado por el presidente Richard Nixon en persona. En 2006 el periódico Los Ángeles Times informó que durante aquella invasión (entre 1965 y 1971) se registraron 178 asesinatos más de no combatientes. A la larga, los tribunales militares solo condenaron a 23 personas por esos hechos.

    Por supuesto, esta no fue la única matanza cometida por las fuerzas estadounidenses, pero sí la que más escándalo desató a causa de las mencionadas publicaciones, que provocaron la ira del presidente Nixon y miembros del Ejército, además de la indignación general en gran parte del país. Este tipo de actos bárbaros, peor que el perpetrado por los nazis en Oradour, daba la razón a los estadounidenses pacifistas, para quienes la guerra de Vietnam no era una contienda justa ni necesaria. A su vez, el Gobierno restaba importancia a dichas manifestaciones, acusando a sus integrantes de hippies, lunáticos y hasta terroristas enemigos del país.

    En este contexto, las protestas antibélicas con motivo de la guerra de Vietnam iban en ascenso en Estados Unidos, en particular contra la invasión a Camboya (anunciada con gran jactancia por Nixon en la televisión nacional). Fue así como en mayo de 1970 se desarrollaron fuertes protestas por esta causa en la Universidad Estatal de Kent (Ohio), con el incendio de un edificio, disturbios, amenaza de saqueos y el despliegue de policías, bomberos y, por orden del alcalde, incluso acudieron unos mil efectivos de la Guardia Nacional, con el resultado de que los estudiantes fueron tiroteados por esta fuerza, con un saldo de cuatro asesinados (Allison Krause, Jeffrey Glen Miller, Sandra Lee Scheuer y William Knox Schroeder) y nueve heridos (uno de ellos sufrió parálisis permanente), pues dispararon contra los estudiantes indiscriminadamente y los redujeron con bayonetas, ya que también resultaron heridos varios transeúntes que observaban las protestas en la distancia.

    Los deplorables sucesos recibieron la atención inmediata de toda la nación: cientos de universidades, colegios e institutos promovieron una huelga estudiantil y hubo cierre masivo de los centros educativos. El país estaba de luto y asombrado: ¿no que la guerra era allá? Por entonces surgió un clamor en la juventud del país, siempre señalada de vivir una ilusión hippie de tinte comunista.

    Por eso no querían ser parte de una guerra donde, además de ellos, muchos latinos y negros irían a pelear contra amarillos que no les habían hecho nada para proteger la tierra que los blancos les habían arrebatado a los pieles rojas y volver a casa en un cajón. De hecho, los jóvenes les tenían pánico a los planes de reclutamiento para participar en una guerra absurda e incluso incendiaban la citación (como se aprecia en la película Hair, de Milos Forman). Así, los campus universitarios de todo el país estallaron en protestas y oposiciones al conflicto, en lo que la revista Time tituló de “huelga estudiantil a lo largo de la nación”.

    Por esta razón las fotografías de los muertos y heridos de la Universidad Kent, publicadas en los periódicos del mundo, amplificaron la sensación de furia hacia la política expansionista, imperialista e invasiva de Estados Unidos, aunque esta vez la violencia estalló en su propio jardín. En particular, las imágenes captadas por el fotógrafo John Filo de Mary Ann Vecchio, una niña de catorce años, llorando sobre el cuerpo de Jeffrey Miller, asesinado de un disparo en la boca, causaron estupor en el mundo entero y ganó ese año el premio Pulitzer, convirtiéndose en una de las imágenes más impactantes de la masacre.

    Además de desencadenar numerosas protestas en los campus universitarios del país, la actitud ante el tiroteo quedó expresada en una pancarta creada por los estudiantes de la Universidad de Nueva York: “No podrán matarnos a todos”. Durante una manifestación en Washington D.C., unas 100.000 personas repudiaron la política criminal de Nixon y la ciudad fue un campo de batalla, con una muchedumbre rompiendo ventanales y destrozando vehículos, así que Nixon se atrincheró en Camp David bajo protección militar. Los ocho guardias nacionales involucrados fueron acusados y enjuiciados, pero alegaron defensa propia y un juez retiró los cargos en 1974. 

    Young, Nash, Crosby y Stills
    Tras ver las fotos de la masacre de Kent en la revista Life, el canadiense Neil Young quedó en estado de shock y al instante escribió la canción “Ohio”, que su banda Crosby, Stills, Nash & Young grabó de inmediato en Los Ángeles en unas pocas tomas y tocando en directo en los estudios de Atlantic Records. La cara B del sencillo se titulaba, quizá de forma desafiante: “Find the Cost of Freedom” (Encuentra el costo de la libertad), compuesta por Stephen Stills. La canción de protesta, escrita como reacción a la masacre, es considerada el mejor homenaje de la cultura popular ante los trágicos sucesos. Apenas dos semanas y media después, el tema salió al aire en las principales estaciones de radio de todo el país y cobró gran resonancia y popularidad.

    En las notas del álbum recopilatorio Decade (1977), Neil Young escribió que “David Crosby lloró cuando acabó su toma”; de hecho, al final de la canción se puede escuchar a Crosby gritando: “Cuatro, ¿por qué? ¿Por qué murieron? ¿Cuántos más?”.

    La letra de la canción suscita sentimientos de horror, indignación y sobrecogimiento tras los disparos. Comienza con el verso “Tin soldiers and Nixon coming” (Soldaditos de plomo y Nixon llegando), reflejando así el sentimiento de la comunidad, que atribuyó la culpa de las muertes al presidente. Crosby declaró que incluir el nombre de Nixon en la canción fue “lo más valiente que he oído nunca”. Fue así como, sin proponérselo, el grupo se convirtió en vocero del movimiento de contracultura estadounidense, dándoles el estatus de líderes del pensamiento a lo largo de la década de 1970.

    Y claro, algunas estaciones de radio prohibieron la canción, a causa de la mención del presidente Nixon, pero recibió cobertura en las radios FM ilegales en universidades y ciudades grandes. “Ohio” fue incluida por la revista Rolling Stone en su lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos. Crosby, Stills y Nash visitaron el campus de la Universidad de Kent por primera vez el 4 de mayo de 1997, donde cantaron la canción para la Conmemoración Anual del 4 de mayo.

    A causa del famoso escándalo del Watergate, Nixon finalmente se vio obligado a renunciar, también por televisión, en 1974.

    https://www.elespectador.com/noticias/cultura/la-masacre-de-my-lai-nixon-y-una-cancion-de-protesta-articulo-833720

    0 0

    Ayer se produjeron violentos choques entre los manifestantes y la policía en tres ciudades de Sudán. El movimiento de protesta comenzó el 19 de diciembre, por lo que ha entrado ya en su cuarta semana. Las manifestaciones tienen su origen en la crisis económica y el fuerte aumento del precio del pan.

    Los antidisturbios dispararon munición real y gases lacrimógenos para dispersar las marchas de protesta y detuvieron a muchos manifestantes.

    Amnistía Internacional ha informado de que al menos 40 personas han muerto. El gobierno ha creado una comisión para investigar los fallecimientos y admite una cifra de 24 muertos desde el 19 de diciembre por los disturbios.

    En Jartum Norte (también conocido como Bahri), separado del centro de la capital Jartum por el Nilo Azul, la policía persiguió a grupos de manifestantes en las calles laterales y dispararon gases lacrimógenos para dispersar las manifestaciones en varias zonas.

    Varios cientos de personas se han enfrentado a la policía en las manifestaciones de Jartum Norte, la tercera ciudad más grande del país. Algunos agitaban banderas sudanesas y gritaban “¡Libertad! Libertad” y “Con el alma, con la sangre, nos sacrificamos por ti, Sudán”.

    “Seguiremos manifestándonos hasta que Bashir caiga [...} El país necesita un cambio”, dijo un manifestante de 36 años.

    Los manifestantes también sufrieron un incendio con gas lacrimógeno en Wad Medani, la capital del estado de Gezira (Al Jazira), al sureste de la capital. Por primera vez, llegan informaciones de enfrentamientos en Nyala, la principal ciudad de Darfur meridional.

    El régimen de Omar Al-Bashir, acusado de crímenes contra la humanidad, vive sus momentos más difíciles desde que llegó al poder en 1989, ya que a las protestas por la crisis económicas se han unido las reivindicaciones políticas.

    El dirigente del PSOE, Felipe González, es amigo personal de Al-Bashir, a quien escribió en 2009 una carta para que Star Petroleum se apoderara de un yacimiento de petróleo en Sudán del sur.

    Más información:
    - 40 muertos en las manifestaciones de Sudán contra la carestía de la vida
    - La conquista del pan (2): equilibrios presupuestarios a costa del hambre de la población
    - Junto al asesino siempre hay un cajero
    - Se estrena en Estados Unidos un documental antimperialista
    - La Unión Europea subvenciona a la milicia de los Hermanos Musulmanes en Sudán
    - El gran negocio de Felipe González en África es el crimen y la guerra
    - El obsceno negocio de Felipe González y Juan Luis Cebrián, entre genocidios y violaciones
    - El afecto de Felipe González hacia un genocida africano
     

    0 0

    Si Bolsonaro y sus mentores creían que lo tenían fácil, ya empiezan a comprobar que no va a ser así, ni mucho menos. 500 mercenarios de la Guardia Nacional se han desplegado en Fortaleza, en el estado de Ceará, al noreste del país, donde el gobierno se confiesa abrumado tras una semana en la que se han producido más de 160 ataques.

    Han aparecido incendiados autobuses, furgonetas de correos y vehículos. Las comisarías de policía, los edificios gubernamentales y los bancos han atacados con cócteles Molotov y explosivos. Ayer volaron una central telefónica, dejando 12 ciudades sin servicio de telefonía móvil. Otros explosivos dañaron un viaducto de la autopista y un puente.

    Brasil puede quedar atrapado por una espiral de represión y reacción, con grupos armdos que ya han dejado claras sus intenciones. Quizá sea eso lo que andaban buscan los fascistas. Necesitan una provocación para que el ejército imponga el estado de excepción y los francotiradores empiecen a disparen a matar.

    En Río de Janeiro han entrenado a 120 francotiradores, que acompañan a la policía de la ciudad a las favelas cercanas para disparar contra todo el que se mueve. En 2017 policía brasileña ya mató a 5.000 personas, un promedio de 14 diarios.

    Los francotiradores operan por parejas, un pistolero y un vigilante, que filman las ejecuciones en vídeo. Los dos policías alternan sus papeles.

    Para justificar los crímenes, las fuentes oficiales dicen que bandas de narcotraficantes rivales han unido sus fuerzas para llevar a cabo más de 160 ataques en represalia por la decisión de poner fin a la práctica de separar a las diferentes facciones del narcotráfico en las cárceles brasileñas.

    Ya hay 148 detenidos acusados con los ataques, mientras que al menos 20 prisioneros sospechosos de ordenarlos han sido trasladados de prisiones estatales a prisiones federales, donde el gobierno brasileño promete que no cederá en su determinación de luchar contra la actividad de los grupos armdos.

    “Podríamos ver este tipo de salvajismo en Río de Janeiro, en la televisión. Las cosas estaban bastante tranquilas aquí”, en Fortaleza, dice Carlos Robério, copropietario de un minibús después de ver a un grupo de jóvenes en circuito cerrado de televisión rociando gasolina en uno de sus kioskos antes de prenderle fuego.

    Roberio dice que ante este colapso de la civilización se ha armado. “Es un caos total aquí, y me siento como alguien que está en medio del océano sin una pequeña balsa salvavidas”.

    Bolsonaro ha prometido flexibilizar las leyes sobre la tenencia de armas, para facilitar que los adultos mayores de 25 años puedan ser autorizados sin antecedentes penales. Permitir que las personas “valientes” posean armas, disuadirá a los delincuentes, al mismo tiempo que reducirá la tasa de homicidios de Brasil, que se sitúa en casi 64.000 asesinatos el año pasado.

    0 0


    No se trata sólo de Huawei y las empresas chinas. Estados Unidos también amenaza a las empresas alemanas. Su embajador en Berlín, Richard Grenell, ha enviado un mensaje muy claro a las empresas alemanas que participan en el proyecto Nord Stream 2, en el que les recuerda el riesgo de sanciones.

    El periódico alemán Bild ha publicado una copia del mensaje que el embajador ha enviado por correo electrónico.

    Sobre las empresas alemanas que participan en el proyecto Nord Stream 2 pesa un riesgo significativo de sanciones. “Destacamos que las empresas que participan en las exportaciones energéticas rusas están involucradas en lo que puede llevar a un riesgo significativo de sanciones”, escribe el embajador.

    El embajador recuerda la oposición de su país al proyecto al subrayar que el oleoducto haría a Europa más dependiente de Moscú.

    “El gasoducto tiene graves consecuencias geopolíticas para nuestros socios y aliados europeos. Nuestras preocupaciones son ampliamente compartidas. Los miembros de Europa Oriental de la UE, muchos gobiernos de Europa Occidental y Canadá se oponen a este proyecto”, dice Grenell.

    El diplomático describe la política rusa como “agresivo” y asegura que Moscú está utilizando sus recursos energéticos como una ”palanca política y económica”.

    Bild también cita al portavoz de la embajada de Estados Unidos en Berlín, quien afirma que el mensaje no hay que verlo como una amenaza, sino como una expresión de la posición de Washington.

    Merkel ha señalado en repetidas ocasiones que Berlín considera que este proyecto es comercial, al tiempo que vincula su aplicación con el tránsito continuado de gas ruso a través de Ucrania. Por su parte, el Ministerio alemán de Asuntos Exteriores ha declarado que la introducción de sanciones unilaterales contra el proyecto de gasoducto Nord Stream 2 no es un “buen camino a seguir”.

    En varias ocasiones Rusia también ha declarado que es un gasoducto absolutamente comercial. Putin asegura que el desarrollo de Nord Stream 2 no significaba detener el tránsito de gas ruso a través de Ucrania.

    El gasoducto tiene una capacidad de transporte de 55.000 millones de metros cúbicos al año desde Rusia a Alemania a través del Mar Báltico, con una longitud de más de 1.200 kilómetros.

    El proyecto está siendo ejecutado por Gazprom en cooperación con las empresas europeas Engie, OMV, Shell, Uniper e Wintershall. Se espera que el gasoducto esté en servicio a finales de este año.

    Varios países se oponen al proyecto, entre ellos Ucrania, que lleva mucho tiempo enviando gas ruso a Europa y Estados Unidos, que han pedido repetidamente a los países europeos que no participen en el proyecto Nord Stream 2, amenazando con adoptar medidas restrictivas contra ellos.

    El 13 de diciembre la cámara baja del Congreso de Estados Unidos aprobó por unanimidad una resolución que apoyaba la imposición de sanciones al proyecto Nord Stream 2. Los funcionarios electos estadounidenses también pidieron a los países europeos que abandonaran su construcción.

    0 0

    El Alcalde de Guadalajara, Antonio Román Jasanada (PP) ha adjudicado por el método de Procedimiento Abierto Simplificado las obras de remodelación del Río Henares, a su paso por la capital, a una UTE conformada por la empresa Sociedad de Agricultores de la Vega de Valencia (SAV), empresa donante de las campañas del Partido Popular valenciano, a través de su recaudador, el ex vicealcalde de Rita Barberá Alfonso Grau.

    La empresa, que fue adjudicataria en el pasado del servicio de limpieza de parques y jardines de la ciudad, y que estuvo en el ojo público tras la huelga indefinida de sus trabajadores en 2008, ha tenido el tino de presentar la oferta más baja y la mejor puntuación por parte de los técnicos municipales en su plan de obras y mejoras, que no se detallan en el acta de valoración de ofertas.

    En el caso valenciano, el fiscal que investiga el Caso Taula, la empresa adjudicataria de estas obras en Guadalajara, formaba parte de las empresas "donantes" que facilitaron que en el año 2007 Rita Barberá ganara las elecciones.

    Según el fiscal, "resulta evidente que existe no solo una conexión, sino una manifiesta continuidad en una dinámica delictiva canalizada a través del grupo municipal del Partido Popular del Ayuntamiento de Valencia, y que lejos de ser accidentes aislados rebelan un firme propósito de actuar al margen de la legalidad utilizando diferentes artificios para burlar la ley electoral en un aspecto tan importante como es el económico, dado que impide la necesaria igualdad y lealtad en los procesos electorales de todos los partidos que confluyen".

    Pero la empresa elegida por Román para esta obra también ha sido involucrada en el pago de comisiones para la adjudicación de las obras del parque temático Terra Mítica, según las conversaciones interceptadas al ex colaborador de Eduardo Zaplana (en prisión) José Herrero, condenado a 9 años por este asunto.

    De acuerdo al trámite elegido, la Mesa de Contratación, conformada por 5 miembros y entre los que se encuentra el jefe de la policía local, Julio Establés, supuestamente habría revisado el 25 de julio de 2018, y en un solo acto, 16 ofertas técnicas que todas ellas superaban el millón de euros. En una hora y cuarenta minutos, según el sello de tiempo del acta de sesión, Sociedad de Agricultores de la Vega de Valencia se adjudicó, en Unión Temporal de Empresa con Obremo SL, también adjudicataria de obras y servicios con el Ayuntamiento de esa ciudad, las obras presupuestadas.

    Pero SAV no solo es adjudicataria en Guadalajara de esta obra. También ha sido la responsable de la ejecución de las obras del parque "Adolfo Suárez", las obras del Poblado de Villaflores o el Parque de la Concordia, entre otras grandes obras, y todas ellas en el último año. Solo la ausencia de un periodismo crítico en Guadalajara puede hacer que pase inadvertida tanta coincidencia.

    0 0

    “Somos trabajadores, no siervos”
    Los trabajadores de Zimbabwe han comenzado hoy la primera de tres jornadas de huelga general para protestar contra la subida del precio del combustible, que se ha incremento el doble, con duros enfrentamientos entre la policía y los manifestantes.

    La huelga fue convocada por el Congreso de Sindicatos de Zimbabwe (ZCTU) como respuesta a la crisis económica que vive Zimbawe, empeorada en los últimos meses, y por la decisión del presidente Zimbawense, Emmerson Mnangagwa, de duplicar el precio del combustible para acabar con las colas en las gasolineras.

    En los barrios de Epworth, Chitungwiza y Tafara, en la capital, Harare, los manifestantes bloquearon carreteras con piedras y la policía disparó gas lacrimógeno para dispersarlos.

    En la segunda ciudad más grande del país, Bulawayo, los manifestantes volcaron un coche de policía en el suburbio de Pumula East, y tomaron las calles del centro.

    Además, en esta ciudad un hombre que grababa las protestas fue atacado, y en varias escuelas públicas se envió de vuelta a casa a los alumnos.

    Este sábado, el Gobierno de Mnangagwa subió el precio del litro de gasolina de 1,38 dólares a 3,31 dólares, y el del litro de diesel de alrededor de 1,45 dólares a 3,11 dólares, que se pueden pagar en pagarés que emite el gobierno por la escasez de dólares de Estados Unidos -la divisa utilizada en el país- y que se pueden canjear por esa moneda.

    Los economistas defienden que ese incremento tiene sentido, aunque podría hacer que los precios de los productos básicos se incrementasen aún más.

    No obstante, el principal sindicato de comerciantes del país alegó que esta decisión gubernamental va a ser un duro golpe para trabajadores y el zimbawense medio.

    “Estamos ganando salarios bajos -de una media de 300 dólares al mes- y ahora con el incremento del precio del combustible y los productos básicos, va a ir todo a pagar el transporte”, explicó el secretario general del Congreso de Sindicatos de Zimbawe (ZCTU), Peter Mutasa, en un vídeo publicado en redes sociales.

    Esta huelga se suma a las protestas llevadas a cabo en las últimas semanas por médicos y profesores del sector público para pedir que el gobierno les pagase en dólares y no en los citados pagarés.

    El gobierno insiste en que el país no genera suficientes dólares estadounidenses -divisa adoptada como moneda oficial desde 2009- para pagar a todos los funcionarios y que los pagarés tienen el mismo valor.

    Las tasas del mercado negro, sin embargo, muestran que la divisa de Zimbawe se cambia a un tercio del valor de un dólar, una devaluación no oficial que ha provocado una subida de precios en las tiendas.

    En octubre pasado se desató una crisis, después de que el gobierno aplicará un nuevo impuesto sobre las transferencias electrónicas de dinero y el gobernador del Banco Central admitiera que el pagaré había perdido valor.

    El acopio de productos básicos provocó grandes colas en supermercados, se volvió casi imposible encontrar pan y el precio de los medicamentos se disparó, mientras la deuda interna del país supera los 9.000 millones de dólares.

    http://www.finanzas.com/noticias/empleo/20190114/Zimbawe-inicia-dias-huelga-3976790_age.html

    0 0

    Bolton, consejero de seguridad
    Ahora mismo una imagen gráfica de la estrategia del imperialismo en Oriente Medio es la de ese niño que en su cumpleaños le vendan los ojos y le entregan un garrote para que rompa la piñata con los regalos. El Pentágono da palos de ciego; ni siquiera emiten un comunicado coherente, síntoma del Golpe de Estado larvado que viven las diversas camarillas dirigentes.

    Por cierto, desde aquí queremos decir que nosotros no somos los únicos que hablamos de “Golpe de Estado” cuando nos referimos a la situación interna de Washington y que lo leímos el 8 de enero también en el diario turco Sarbah, precisamente en relación con la anunciada retirada de tropas estadounidenses de Siria.

    John Bolton, consejero de seguridad, y Mike Pompeo, secretario de Estado, han conjurado los planes anunciados por Trump para salir de Siria, al menos de momento, y para recomponer la figura el primero de ellos viajó a Ankara, pero Erdogan le dejó plantado. Ni siquiera quiso recibirle. Así están las cosas entre ambos países y de ahí las posteriores declaraciones de la Casa Blanca de que estaban dispuestos a “arrasar” Turquía económicamente para apoyar a los kurdos.

    Resulta enternecedor ese empeño de los imperialistas por sostener a los kurdos, incluso en detrimento de aliados tradicionales, mucho más poderosos, como los turcos. No obstante, si alguien cree que los kurdos son la cuña que separa a unos (estadounidenses) de otros (turcos) se equivoca. Aquí los kurdos no son más que lo que ellos mismos han querido ser, a saber, moneda de cambio entre ambos. En fin, los kurdos son la consecuencia y no la causa de las desavenencias.

    El desencuentro deja al descubierto otro rostro sobre la Guerra de Siria, donde Bashar Al-Assad ya no es el agresor sino el protector. ¿De quién? De los ataques de Erdogan.

    Al mismo tiempo que Bolton era claramente “humillado” en Ankara, como ha reconocido algún medio en Estados Unidos, el ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu, anunciaba reuniones bilaterales con Irán y trilaterales con Rusia, lo cual debió ser el colmo para el enviado estadounidense. Fue otra imagen gráfica del viraje que se ha producido en Oriente Medio.

    Una vez comprobado que Ankara ni siquiera escucha a Estados Unidos, Rezan Hido, dirigente de YPG, declaraba a la agencia rusa RIA Novosti que Bolton pretendía sabotear las negociaciones “en curso” entre los kurdos y el gobierno de Damasco.

    El kurdo resumió bastante bien la esencia de lo que es el imperalismo ahora mismo en Oriente Medio: el perro que ni come ni deja comer.

    Los kurdos quieren protección, pero ya no de Estados Unidos; prefieren a Bashar Al-Assad, es decir, volver a la situación que tenían en 2011 y que ellos mismos tiraron por la borda.

    0 0

    La policía lanzó ayer gas lacrimógeno en las calles de Atenas para dispersar a estudiantes y profesores que protestaban contra los cambios que el gobierno quiere hacer en la forma en que se recluta a los profesores en las instituciones públicas.

    Los enfrentamientos estallaron cuando cientos de manifestantes trataron de cruzar las filas de los antidisturbios desplegaron cerca del Parlamento, atacando autobuses policiales alineados con bates para bloquearlos.

    “Soy profesora a tiempo completo, pero estamos a su lado”, dijo Venetia Reppa, alcanzada en la espalda por una granada aturdidora disparada por la policía, a los periodistas cercanos sobre sus colegas a tiempo parcial. La propuesta de reforma afecta a todo el mundo, añadió Reppa.

    El Ministerio de Educación prepara un proyecto de ley en el Parlamento sobre la contratación en la enseñanza pública que, según los sindicatos de docentes, no tiene suficientemente en cuenta la experiencia pasada de los nuevos contratados.

    El gobierno de Tsipras ha recortado drásticamente las inversiones en educación para pagar la deuda a los bancos alemanes y no solamente no cede abslutamente nada ante las reivindicaciones populares, sino que ha militarizado las calles de Atenas para acabar con cualquier clase de protestas.

    0 0

    Christian Dior ha tenido que adelantar su desfile de moda para hombres en París con el fin de eludir las manifestaciones de los “chalecos amarillos”, previsto para el próximo sábado. Adelantará su desfile al viernes 18 de enero.

    Dior, parte del conglomerado de artículos de lujo LVMH, escribió a los invitados para reprogramar el desfile.

    La revuelta de los “chalecos amarillos” contra Macron, no parece estar cerca de acabar tras dos meses de lucha, a pesar de la represión y de que el presidente francés ha hecho algunas concesiones en materia de impuestos y salarios mínimos.

    A principio de diciembre las tiendas de lujo de Dior y Chanel fueron dañadas por los manifestantes. A finales del mes los minoristas habían perdido unos 2.300 millones de dólares en ingresos desde que empezaron las protestas, según la federación francesa del sector (FCD).

    Los minoristas y los hoteles se vieron particularmente afectados por las manifestaciones en París antes de Navidad. Las tiendas departamentales y las boutiques de lujo cerraron sus puertas cuando los turistas cancelaron sus reservas al transformarse las protestas en una guerra sin curtel por las avenidas del centro de París.

    La marca quiere evitar que el desfile coincida con las marchas callejeras de los sábados, que han vuelto a repuntar tras las vacaciones de fin de año y la fuerte represión desatada por el gobierno.

    https://www.capital.cl/dior-reprograma-fecha-de-desfile-en-paris-para-evitar-a-los-chalecos-amarillos/

    0 0

    Josefina L. Martínez

    La historia política alemana del último siglo puede leerse como el relato de un crimen. Un asesinato político que anticipó un genocidio. Pero para eso hubo que aplastar, primero, la esperanza de una revolución.

    El 15 de enero de 1919, Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht fueron arrestados en el piso donde se escondían y trasladados a la sede de la Guardia de Caballería de los “freikorps” (cuerpos paramilitares) en el aristocrático hotel Eden. Cuenta una testigo que Luxemburgo colocó algunos libros en una maleta, pensando que le esperaba una nueva temporada en la cárcel. Unas horas después, el capitán Waldemar Pabst se comunicaba telefónicamente con el ministro del Ejército del Reich, el socialdemócrata Gustav Noske, para pedirle indicaciones sobre cómo proceder con tan importantes prisioneros. Hacía días que la prensa lanzaba amenazas e insultos contra “Rosa, la sangrienta”, dirigente de la Liga Espartaco y del recién fundado Partido Comunista Alemán (KPD).

    Los socialdemócratas se encontraban en el poder desde la dimisión del Kaiser. El levantamiento de los marineros y trabajadores de Kiel había sido el puntapié inicial de una serie de insurrecciones locales que culminaron con una huelga general en Berlín el 9 de noviembre. Ese día, el socialdemócrata Philipp Sheidemann proclamaba la Republica alemana desde una ventana del Reichstag. Pocas horas después, Karl Liebknecht anunciaba –prematuramente– la creación de la Republica Socialista Libre de Alemania desde el balcón del Palacio.

    Se vivía una situación de doble poder, con la formación de consejos de obreros y soldados, siguiendo el ejemplo ruso. Para evitar que ese fuera el camino, el 10 de noviembre el Gobierno llegó a un acuerdo con el Estado mayor alemán: el objetivo era frenar la revolución y liquidar a los espartaquistas, su ala más radical. “¡Odio la revolución como la peste!” había declarado Friedrich Ebert.

    Después de su conversación con Gustav Noske, el capitán Pabst dio las órdenes y el teniente Vogel dirigió el comando de ejecución. Rosa Luxemburgo fue arrastrada escaleras abajo, pateada y golpeada en el estómago. Cuando cruzó la puerta, el soldado Otto Runge destrozó su cráneo con la culata del fusil. Agonizante, la subieron en un coche donde el oficial Hermann Souchon le dio un tiro final en la sien. Su cuerpo fue arrojado en el Landwehrkanal donde apareció flotando cuatro meses después. Karl Liebknecht había sido fusilado unas horas antes en un parque cercano. La primera versión “oficial” fue que habían sido asesinados por una “turba” furiosa cuando intentaban escapar. Pero el bulo no resistió la menor pesquisa. Leo Jogiches, quien había sido compañero de Rosa Luxemburgo durante muchos años y dirigente de la Liga Espartaquista, investigó y expuso quiénes eran los responsables del asesinato. El 19 de marzo de 1919 Leo Jogiches fue asesinado en la cárcel “intentando escapar”; miles de espartaquistas y obreros revolucionarios fueron fusilados en los meses siguientes. El cineasta alemán Klaus Gietinger prueba todos estos hechos en un riguroso trabajo de investigación que se publica por primera vez en inglés este año por editorial Verso.

    En 1962 el capitán Pabst hizo alarde de su responsabilidad en el asesinato de los dirigentes revolucionarios: “Yo participé, en aquel entonces (enero de 1919), en una reunión del KPD, durante la cual hablaron Karl Liebknecht y Rosa Luxemburgo. Me llevé la impresión de que los dos eran los líderes espirituales de la revolución, y me decidí a hacer que los mataran. Por órdenes mías fueron capturados. Alguien tenía que tomar la determinación de ir más allá de la perspectiva jurídica... No me fue fácil tomar la determinación para que los dos desaparecieran... Defiendo todavía la idea de que esta decisión también es totalmente justificable desde el punto de vista teológico-moral”.

    Pabst tan solo contó lo que la cobarde socialdemocracia no se atrevió a confesar. El capitán volvió a tener protagonismo durante el golpe de Estado de Kapp (Kapp Putsch) en 1920. Más tarde colaboró en la organización de grupos paramilitares de ultraderecha en Austria. Si bien nunca se afilió al partido nazi, formó parte de grupos ultraderechistas hasta su muerte, en 1970. Nunca fue juzgado por sus crímenes.

    Ya sabemos quién mató a Rosa Luxemburgo. La pregunta más importante ahora es por qué. Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht se habían opuesto a la traición de la socialdemocracia que apoyó los créditos de guerra en el Reichstag el 4 de agosto de 1914. El Partido Socialdemócrata Alemán se había transformado en la organización más poderosa de la Segunda Internacional: un bloque de 110 parlamentarios, más de 4 millones de votos, 90 periódicos propios, numerosas asociaciones juveniles y de mujeres. Pero ese monumental aparato fue puesto a disposición del Imperio alemán cuando comenzó la guerra, justificando con la idea de la “defensa nacional” que los trabajadores alemanes se mataran en las trincheras con los franceses.

    Luxemburgo y Liebknecht representaban la lucha contra la guerra imperialista, el combate contra el militarismo alemán, la denuncia de las capitulaciones de la socialdemocracia, la defensa de la revolución rusa y el ala más decidida de la revolución alemana. Como escribió Karl Liebknecht el mismo 15 de enero de 1919, unas horas antes de morir: “‘Espartaco’ significa fuego y espíritu, significa alma y corazón, significa voluntad y acción en favor de la revolución proletaria. ‘Espartaco’ significa toda la necesidad y el anhelo de felicidad, significa toda la determinación a luchar del proletariado con conciencia de clase. ‘Espartaco’ significa socialismo y revolución mundial”.

    Ese anhelo de felicidad volvió a resurgir en Alemania en 1921 y en 1923. La historia de aquellos intentos revolucionarios ha sido invisibilizada por la historiografía, pero la esperanza de un mundo nuevo renació desde las cenizas una y otra vez en el corazón de Europa occidental.

    https://ctxt.es/es/20190109/Politica/23896/Josefina-L-Martinez-Rosa-Luxemburg-politica-Alemania-Karl-Liebknecht-Otto-Runge.htm

    0 0

    Orlando Letelier
    El 21 de septiembre de 1976 una bomba dirigida por control remoto que viajaba en el vehículo del diplomático chileno Orlando Letelier explotó mientras circulaba por el centro de Washington.

    Junto al diplomático falleció también su asistente estadounidense Ronni Moffit.

    Hasta el más inepto podía sospechar que un atentado en el centro de Washington sólo puede ser un trabajo “interno” de cualquiera de los servicios de inteligencia de Estados Unidos, sobre todo teniendo en cuenta la complejidad del “modus operandi”. En otras palabras, el atentado fue obra de la CIA. Hoy lo llamarían “de falsa bandera”.

    Entonces la CIA estaba dirigida por Bush padre, recién fallecido, y ahora la sede central de la central en Langley lleva su nombre, lo que pone de manifiesto la naturaleza criminal de ambos: de la Bush y de la CIA.

    El vicepresidente de los matones de Langley no era otro que Vernon Walters, recién cumplida su misión en España.

    Los asesinos borran unas pistas y fabrican otras, naturalmente falsas, que es lo que hizo entonces la CIA: fabricó un informe falso en el que exoneraba del crimen a la dictadura pinochetista, se lo envió al FBI y, naturalmente, a la prensa, en este caso a la revista Newsweek, desde donde comenzó a circular por todo el mundo como versión oficial, rigurosa y seria. Lo demás era asunto de los conspiranoicos de siempre.

    No hará falta decir que exonerar a la dictadura chilena era como exonerarse a sí misma en todos y cada uno de los crimenes que se cometieron, dentro y fuera de Chile.

    El dato es importante porque el crimen formaba parte de la Operación Cóndor, una campaña internacional dirigida al exterminio de cualquier clase de oposición a la dictadura militar.

    Pasaron 24 años hasa que en un informe dirigido al Congreso el 18 de septiembre de 2000, la CIA reconoció oficialmente por primera vez que quien ordenó el atentado terrorista fue el jefe de la DINA Manuel Contreras.

    Lo que el informe callaba era que, a su vez, Contreras no era otra cosa que un agente a sueldo de la propia central de espionaje. En consecuencia, quien ordenó el atentado fue la propia CIA, por si cabían dudas, lo que es tanto como calificar de asesino a Bush y a Walters.

    En su informe la CIA añadía que la central estaba al corriente del papel desempeñado por el gobierno chileno en el crimen de Washington y en los demás asesinatos cometidos por la Junta militar.

    Newsweek publicó su fraude el 11 de octubre de 1976, asegurando que “la policía secreta chilena no estaba involucrada” en el asesinato de Letelier. “La agencia [CIA] llegó a esta decisión porque la bomba era demasiado burda para ser obra de expertos y porque el asesinato, que ocurrió mientras los dirigentes chilenos cortejaban el apoyo estadounidense, sólo podía perjudicar al régimen de Santiago”.

    La CIA y la prensa actuaron, como hacen ahora, de manera sincronizada y con esa falta absoluta de escrúpulos a la que nos tienen acostumbrados. Después del asesinato de Letelier y Moffitt, Bush prometió la plena cooperación de la CIA para encontrar a los asesinos. Pero en su lugar, lo que hizo fue crear pistas falsas, cotinas de humo e intoxicar al mundo entero con mentiras.

    Newsweek no fue el tonto útil del crimen y el engaño subsiguiente. En 1988 el gran periodista Robert Parry, ya fallecido, descubrió que la CIA había sido informada por su embajador en Paraguay de que Michael Townley, el ejecutor material del asesinato, se disponía a entrar en Estados Unidos con un pasaporte falso suministrado por la DINA. La revista no quiso publicar el artículo de Parry porque 12 años después dejaba al descubierto su complicidad con el engaño de la CIA.

    Por si no fuera suficiente, en lugar de autocriticarse, la revista cargó contra Parry, al que acusaron de “difamar a Bush”, que es tanto como difamar al Jack El Destripador.

    Más información:
    - El asesinato de Letelier es el primer acto de terrorismo internacional cometido en Washington
    - España: el paraíso perfecto para todos los criminales latinoamericanos 

    0 0

    Rusia invertirá 10.000 millones de dólares de sus reservas de divisas (de un total de más de 460.000 millones de dólares) en bitcoins, una moneda virtual. Forma parte de la lucha de Mocú por escapar de la asfixia financiera impuesta por los imperialistas, que recientemente han expulsado a Moscú del sistema Swift de transferencias internacionales.

    Las criptomonedas, como el bitcoin, están fuera del radio de alcance de las instituciones financieras del imperalismo. Las transacciones las hacen directamente las empresas, sin la necesidad de que intervenga ninguna institución o banco.

    Por ello constituyen una buena oportunidad para Rusia, lo mismo que para Venezuela, de eludir las redes trabadas desde Bretton Woods y el dólar en 1945, así como las sanciones y el bloqueo económico.

    A principios de 2017 Putin se entrevistó con el diseñador de una de las monedas virtuales, ethereum, Vitalik Buterin. Sin embargo, en junio del año pasado, el Presidente ruso se mostró cauteloso, ya que “las monedas virtuales son un fenómeno que apenas está desarrollándose a nivel internacional”.

    “Rusia no puede tener su criptomoneda, al igual que ningún otro territorio debería tenerla, pues cuando hablamos de monedas digitales, esto es debido a que es un asunto que va más allá de las fronteras de la nación y no inherente de nuestra jurisdicción. El Banco Central cree que las criptomonedas no pueden ser medios de pago y liquidación, no pueden ser un medio de acumulación y no están garantizadas por nada. Es por eso que nuestro enfoque debe ser cauteloso durante este período”.

    El bloqueo económico del imperialismo es lo que progresivamente ha hecho cambiar de opinión a Rusia. A finales de 2017 el ministro de comunicación Nikolai Nikiforov anunció el posible  lanzamiento de un “criptorublo”. Además, el Ministerio de Finanzas iba a estudiar medidas para el lanzamiento, comercio, inversiones y almacenamiento de criptomonedas en el territorio.

    Este cambio de actitud es muy significativo porque el año pasado vio caídas espectaculares de todas las criptodivisas, incluido el bitcoin. La baja en la cotización corrió paralela a una compra creciente de bitcoins en Rusia y durante el Mundial de fútbol, los extranjeros pudieron pagar con criptomonedas en muchos establecimientos, como los hoteles.

    0 0

    Los dirigentes políticos kurdos tan pronto dicen una cosa como la contraria, dan un paso al frente y otro hacia atrás. La última es que han cedido a las presioes de Estados Unidos y han suspendido las negociaciones que mantenían con el gobierno de Damasco. Es lo que Trump les había pedido, ellos había dicho que no, ahora dicen que sí...

    Uno de sus representantes oficiales en Moscú, Rshad Bienaf, ha dado a los medios de comunicación rusos una explicación inverosímil de la ruptura: había habido un “diálogo”, pero no se habían alcanzado resultados porque el gobierno de Damasco no estaba dispuesto a cambiar la Constitución a favor de un sistema democrático establecido en la zona ocupada por Estados Unidos en el noreste del país.

    Por todos los lados se juntan extraños compañeros de viaje: el máximo dirigente de Al-Qaeda (Hayat Tahrir Al-Sham), Abu Mohammad Al-Julani, ha declarado que apoya la operación militar turca contra los kurdos, a la que ha calificado como un “operación de liberación del Éufrates oriental”.

    Eso parece significar que Turquía apuesta a caballo ganador para el control de la provincia de Idlib: no es el llamado “Frente de Liberación Nacional” sino justamente Al-Qaeda.

    Recientemente, Hayat Tahrir Al-Sham ha alcanzado un control total sobre la mayor parte de la zona de desescalada de Idlib al derrotar al Frente de Liberación Nacional apoyado por Turquía y obligarlo a aceptar su propio poder en la región.

    Pero la expansión en la provincia, dice Al-Julani, no allana el camino para una operación militar del ejercito sirio en la región, lo cual abunda sobre lo ya expuesto: si no hay una batalla por Idlib, entonces quiere decir que Al-Qaeda se va a encargar de cumplir para Tuquía la parte que le corresponde en los acuerdos de Astana.

    En otras palabras, Al-Qaeda pretende convertirse en un socio del gobierno turco en lo que concierne a Idlib y, posiblemente, a cualquier negociación política sobre el futuro de Siria. Sería un magnífico ejemplo de eso que por aquí llamaron “la oposición moderada”. Puro sarcasmo, cinismo e hipocresía or parte de las potencias occidentales.

    El 14 de enero el ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlet Cavusoglu, dijo que su gobierno estaba adoptando medidas para mantener la paz y prevenir las violaciones en la zona de desescalada de Idlib. Incluso afirmó que el acuerdo de desescalada de Idlib se ha aplicado con éxito a pesar de las difíciles condiciones y que el gobierno sirio y los países que lo apoyan (Rusia, Irán) tienen la culpa de que Idlib se convierta en un “nido terrorista”.

    Cavusoglu olvidó mencionar que Hayat Tahrir Al-Sham es un grupo terrorista que ha sido excluido del régimen de alto el fuego establecido en la zona de Idlib y, por lo tanto, es un objetivo legítimo para cualquier acción militar, desde el punto de vista de los acuerdos de Astana.

    Los intentos de Turquía de impedir el avance del gobierno de Damasco en el noroeste de Siria han contribuido abiertamente a la expansión de Al Qaeda y a la reconvrsión de dicho grupo terrorista en un apéndice de la política exterior de Turquía.

    0 0

    El ex ministro marfileño Charles Blé Goudé
    Algo extraño tiene África que siempre está fuera de foco. Lo que allá ocurra no le interesa absolutamente a nadie, no es noticia. Eso deja a los imperialistas manga ancha para actuar a su antojo. Nadie se va a enterar.

    Pero no siempre las noticias son malas, como la de ahora: ha llegado la sentencia absolutoria de Laurent Gbagbo y Charles Blé Goudé por el Tribunal Penal Internacional de manera unánime y tras más de 200 sesiones de juicio y 80 testigos de cargo que no han podido probar algo que nunca existió.

    Desde el 13 de diciembre del año pasado los abogados habían exigido la absolución de ambos. Ahora la fiscalía tiene 48 horas para recurrir en apelación y manifestarse sobre la libertad provisional de ambos acusados.

    Gbagbo y Blé Gudé podrían abandonar las mazmorras del Tribunal de La Haya, donde han estado encarcelados más de 7 años de manera preventiva, algo que nunca se hubiera admitido si los acusados no fueran africanos.

    Laurent Gbagbo fue Presidente de Costa de Marfil en 2011 al ganar las elecciones. Charles Blé Goudé fue su ministro de la Juventud. El imperialismo francés nunca pudo asimilar la llegada de un gobierno a África por medio de las urnas que no estuviera bajo su dictado, por lo que desataron una grave crisis que dejó más de 3.000 muertos.

    Luego dejaron que los artificios jurídicos hicieran el resto: los culpables de la desestabilización no fueron los imperialistas sino el gobierno de Gbagbo, para lo cual seleccionaron a los dos cabezas de turco.

    En toda la ciudad de Abidyán se están produciendo ostensibles muestras de júbilo popular.

    Más información:

    - El juicio que quiere humillar a África
    - La fiscal del Tribunal Penal Internacional reconoce actuar a las órdenes del imperialismo francés
    - El caso Gbagbo pone en evidencia al Tribunal Penal Internacional
    - Tribunal Penal Internacional: un testigo denuncia un intento de soborno
    - ‘Francia te aplasta como quiere’
    - Teatro de sombras en Abidyán
    - Proceso Gbagbo: dos años después las acusaciones de los colonialistas se desinflan
    - Nuevas revelaciones sobre la farsa judicial tramada contra Gbagbo en el Tribunal de La Haya
    - El safari de los derechos humanos
    - El safari de los derechos humanos (2)

    0 0

    Un vulgar ‘Gryllus campestris’
    Estados Unidos reabrió su embajada en La Habana en julio de 2015 y un año después los diplomáticos estadounidenses se quejaron de que escuchaban “ruidos extraños” que no les dejaban dormir. Un fenómeno así puede tener muchas causas, pero de todas ellas al diario The Guardián, típico medio “serio y riguroso”, le faltó tiempo para utilizar la palabra mágica hasta en el titular, “ataque”, entre otras no menos sensacionalistas, como “espías” y “misterio”(1).

    El imperialismo preparaba la típica campaña de intoxicación, que ha durado dos años, y que tiene todos los ingredientes aprendidos durante la Guerra Fría. Para llegar a un público muy amplio, la Secretaría de Estado advierte a los turistas que “tengan mucho cuidado en Cuba a causa de los ataques a la embajada de Estados Unidos”(2). Cuba es un sitio peligroso.

    Naturalmente, los “ataques sónicos” quedan grabados y cuando la escuchan los cubanos, no tienen dudas: se trata de grillos (Gryllus campestris). Pero no se pueden perder lo que escribió la agencia Associated Press al respecto: “Cuba presentó el jueves su defensa más detallada hasta la fecha contra las acusaciones norteamericanas... Funcionarios cubanos intentaron refutar la afirmación de la administración Trump... Alegaron la falta de pruebas de las acusaciones norteamericanas... Una investigación exhaustiva ordenada por ‘las más altas autoridades gubernamentales’, una clara referencia al presidente Raúl Castro... El emisión especial del jueves por la noche no proporcionó ninguna otra explicación para los hechos presentados por los funcionarios estadounidenses, con una excepción...”(3)

    Los cubanos no sólo no podían tener razón sino tampoco pruebas. ¿Quién es capaz de desmentir a Estados Unidos? Nadie en absoluto. Una noticia decía que el ejército estadounidense estaba trabajando para reconstituir el arma utilizada para atacar a los diplomáticos estadounidenses mediante ingeniería inversa. Aquí la navaja de Occam no funciona. Cuando alguien lee ese tipo de cosas se imagina una larga y compleja investigación emprendida por científicos expertos trabajando en costosos labratorios... A diferencia de los cubanos, que son simples y hablan de cosas que cualquiera es capaz de entender: ¡grillos!

    Con el tiempo el “ataque sónico” se sigue inflando gota a gota, un poco más cada día. Para ello Estados Unidos nutre la propaganda con acciones como la expulsión de los diplomáticos cubanos. Incluso sacan a relucir a China, donde también se han producido ese tipo de ataques... Se trata de meter a todos ellos en el mismo paquete. Cuando en septiembre de 2018 aparece Rusia en el horizonte, no falta casi nadie del Eje del Mal. La cadena NBC monta el tinglado intoxicador en torno a Rusia de la forma habitual, recurriendo a palabras impropias de una noticia, tales como “sospecha”, “probablemente” y “presunto”:

    “La sospecha de que es probable que Rusia sea la causa de los presuntos ataques se apoya en pruebas de comunicaciones interceptadas, conocidas en el mundo del espionaje como inteligencia electromagnética, recogidas durante una larga investigación en curso en la que participaron el FBI, la CIA y otros organismos estadounidenses. Los funcionarios se negaron a decir nada más sobre la naturaleza de esta información... Si Rusia utilizara un arma futurista para dañar los cerebros del personal estadounidense, marcaría una escalada asombrosa de la agresión rusa contra las naciones occidentales, agravada recientemente por el uso de un agente nervioso de grado militar para envenenar a un ex espía y a su hija en Gran Bretaña”(4).

    ¿Se dan cuenta? Ahí estaba la relación entre los ataques sónicos en La Habana y el “novichok” que casi mata a los Skripal en Inglaterra. Cuando aparecen este tipo de menciones y conexiones siempre hay una pista que no suele fallar nunca: por medio está el MI6, los auténticos campeones de la manipulación informativa.

    No hubo ningún medio de esos “serios y rigurosos” que se librara de la basura intoxicadora:

    - Newsweek: “¿Rusia ha atacado a funcionarios estadounidenses en Cuba? La URSS utilizó microondas contra diplomáticos estadounidenses durante la Guerra Fría”(5)
    - Daily Beast: “Rusia es el sospechoso número uno de los misteriosos ataques cerebrales en Cuba y China”(6)
    - Fortune: “Rusia podría estar en el origen de los ataques sónicos contra funcionarios del gobierno de EE.UU. en Cuba y China”(7)
    - Daily Wire: “Estados Unidos cree ahora que Rusia podría ser la causa de los ataques sónicos contra americanos en Cuba y China”(8)
    - American Thinker: “¿Estaban a punto los rusos de ‘sonorizar’ Cuba?”(9)
    - The Guardian: “Rusia es el principal sospechoso de las enfermedades del personal estadounidense en Cuba y China”(10)
    - NBC: “Rusia es la sospechosa de los misteriosos ‘ataques’ contra diplomáticos estadounidenses en Cuba”(11)
    - Breitbart: “Los expertos sospechan que Rusia ha ayudado a Cuba en los ataques diplomáticos ‘sónicos’”(12)

    La campaña denota que el objetivo no era Cuba, un enemigo demasiando pequeño para un “ataque” tan sofisticado. El objetivo era el mismo de siempre, “el enemigo” por antonomasia: Rusia.

    En toda intoxicación hay que relatar también lo que se callan como perros: dos científicos, Alexander Stubbs, de la Universidad de California, y Fernando Montealegre-Zapata, de la de Lincoln, en Inglaterra, estudiaron los famosos “ataques sónicos” y concluyeron que, en efecto, se trata de grillos (13). Pero, ¿cómo es posible que la realidad desluzca una buena noticia? Los grillos no son alta tecnología, ni espías, ni ataques sónicos... No tienen ningún encanto.

    ¿Retirará la Secretaría de Estado su advertencia a los turistas para que no viajen a Cuba?, ¿volverán los diplomáticos estadounidenses a La Habana?, ¿alguno de esos medios que ha estado publicando mentiras durante dos años rectificará alguna vez? Todo lo contrario. El New York Times se está esforzando por mantener viva la leyenda: la investigación científica “no significa que los diplomáticos no hayan sido atacados”. Mantenella y no enmendalla. Son como Pepito Grillo.

    (1) https://www.theguardian.com/world/2017/oct/02/cuba-sonic-attacks-us-spies
    (2) https://travel.state.gov/content/travel/en/international-travel/International-Travel-Country-Information-Pages/Cuba.html
    (3) https://apnews.com/bb25d1a5a0624ab489fa2e0ea24a0888
    (4) https://www.nbcnews.com/news/latin-america/u-s-officials-suspect-russia-mystery-attacks-diplomats-cuba-china-n908141
    (5) https://www.newsweek.com/russia-us-attack-cuba-officials-649546
    (6) https://www.thedailybeast.com/report-russia-was-behind-sonic-attacks-in-cuba-and-china
    (7) http://fortune.com/2018/09/11/sonic-attacks-cuba-china-russia-suspect/
    (8) https://www.dailywire.com/news/35761/us-now-believes-russia-may-be-behind-sonic-attacks-emily-zanotti
    (9) https://www.americanthinker.com/blog/2018/09/so_the_russians_were_sonicing_down_in_cuba.html
    (10) https://www.theguardian.com/us-news/2018/sep/11/russia-mystery-illnesses-us-staff-cuba-china
    (11) https://www.today.com/video/russia-suspected-in-cuba-sonic-attacks-against-us-diplomats-1317547075621
    (12) https://www.breitbart.com/latin-america/2018/09/12/cuba-sonic-attacks-russia-report/
    (13) https://www.researchgate.net/publication/330148301_Recording_of_sonic_attacks_on_US_diplomats_in_Cuba_spectrally_matches_the_echoing_call_of_a_Caribbean_cricket

    0 0

    Mehdi Nemmouche
    Para un periodista no hay nada mejor que reflexionar sobre los motivos por los que una noticia no aparece en ningún periódico. En este caso la noticia es que en Bélgica se celebra el juicio contra Mehdi Nemmouche, acusado de cometer en 2014 la matanza del museo judío.

    Nemmouche es uno de los poquísimos yihadistas que ha sido capturado vivo y que ha podido ser juzgado, por lo que se están escuchando -para quien quiera oir- afirmaciones muy sorprendentes, que tampoco son noticia.

    Su abogada, Virginie Taelman, presentó el martes un informe de 18 folios al tribunal en los cuales imputa el atentado a... al Mosad, la única banda de asesinos que tiene licencia para matar en todo el mundo. Como dos de las víctimas también eran del Mosad, el servicio secreto israelí parece asumir la doble condición de víctima y verdugo. Algo tan rocambolesco tampoco debe ser noticia...

    Pero lo más apasionante es la biografía del yihadista, calcada de otras de la misma factura. Es un francés, nacido en 1985 en Roubaix de una familia de origen argelino. Nunca conoció a su padre ni a su madre, que eran lumpen. Lo mismo que sus dos hermanas, desde los tres meses de edad vivió en hospicios, la típica historia de un paria en la Europa de comienzos del siglo XXI que los europeos -en su infinita ignorancia- creen superado.

    En 1999 empezó su vida lumpen: agrede a un profesor con un arma y comete robos. En 2004 un juzgado de menores le condena por primera vez y así inicia el círculo intermintente de entradas y salidas de la cárcel. En sí mismo es una bomba de relojería ambulante dispuesta a explotar en cualquier momento.

    El islam no lo conoce Nemmouche en una mezquita árabe sino en una cárcel francesa, donde nada pasa desapercibido. Inmediatamente los funcionarios informan a la policía de que los incidentes sanciones se multiplican y que están amamantando a un yihadista.

    Sale de la cárcel el 4 de diciembre de 2012, le dan dinero, le dan un pasaporte y le permiten viajar a Turquía inmediatamente, el paso obligado para llegar a Siria, donde pasa un año en las filas del Califato Islámico haciendo lo que mejor sabe hacer, lo que le han enseñado en Francia: de carcelero.

    Nemmouche viaja por buena parte de mundo y su rastro aparece en los registros Schengen, en Estambul, en Malasia, en Singapur, en Bangkok, en Frankfurt... En 2014 regresa porque su campo de batalla está en cualquier sitio de Europa, como la propia Bruselas, donde le acusan de cometer un atentado el 24 de mayo en el Museo Judío: un hombre dispara un arma desde la calle hacia el vestíbulo del museo con un Kalashnikov y luego huye.

    Cuatro personas mueren: una pareja de turistas israelíes, Emanuel y Miriam Riva, de 54 y 53 años, una francesa, Dominique Sabrier, de 66, que trabaja como voluntaria en el museo y Alexandre Strens, un belga de 25 años que trabaja como recepcionista.

    La detención de Nemmouche se produce varios días después muy lejos del escenario del crimen, en la estación internacional de autobuses de Marsella, a donde llega en un autobús procedente de Ámsterdam vía Bruselas. En su equipaje lleva armas idénticas a las que se emplearon en el atentado del Museo Judío y una gorra similar a la que llevaba el carnicero.

    Mientras tanto, el acusado sigue sin querer hablar.

    0 0

    El general Henri Poncet
    La guerra moderna no es lo que uno se espera. Por eso cuando estalla ni siquiera es capaz de darse cuenta de que está metido de lleno en ella. Por ejemplo, es posible que los lectores no sepan que en Costa de Marfil hubo una guerra que duró más que la de Siria, diez años, y que acabó con el gobierno de su Presidente, Laurent Gbagbo, a manos del colonialismo francés.

    Eso ocurre por efecto de esa parte de la guerra que es la guerra sicológica, la intoxicación y los embustes de la prensa, capaces de desconciertar al más atento. Que nadie se equivoque: una guerra no es más que un engaño, como escribió Sun Tzu hace 2.500 años. El mayor de ellos es que el enemigo no se entere que le han declarado la guerra.

    Del 6 al 10 de noviembre de 2004 el ejército colonial emprendió la primera masacre contra una población desarmada y la ministra del ramo, Alliot-Marie la justificó por la situación insurreccional que vivía el país africano. En realidad, las insurrecciones se emprenden contra un gobierno y lo que estaba ocurriendo era lo contrario: el pueblo había salido a la calle a defenderlo del Golpe de Estado promovido desde la metrópoli.

    El carnicero al mando de la tropa era el general Henri Poncet, que no sólo era capaz de llenarse las manos de sangre sino de impartir doctrina también, un ideólogo formado en la escuela francesa de guerra colonial. El genocidio de Ruanda no le resulta ajeno en absoluto porque estaba allí, sobre el terreno.

    Aquellos días de 2004 son el “noviembre negro” de Costa de Marfil. Gbagbo ordena a su ejército (FANCI) marchar hacia el norte para aplastar el intento de Golpe de Estado protagonizado por la milicia “Fuerzas Nuevas”, que lo había intentado dos años antes.

    Los soldados franceses tratan de impedir la marcha bloqueando con camiones las pistas de aterrizaje del aeropuerto de Abidjan. El general Poncet llama a París y pide carta blanca para disparar contra las fuerzas de Gbagbo. La autorización no llega, por lo que las tropas leales avanzan y están a punto de aplastar el golpe cuando ocurre algo muy sorprendente: los aviones Sujoi de su fuerza aérea atacan una base militar francesa en Buaké matando a nueve soldados franceses.

    Es lo que esperaban los colonialistas. La reacción consistió en destruir todos los aviones del ejército leal y la ofensiva se frena en seco. Una vez al corriente de la noticia, la población entra en cólera y rodea a la base del ejército francés. La reacción tampoco se hizo esperar y los colonialistas disparan contra la multitud, matando a 70 personas e hiriendo a varios centenares.

    A partir de aquí empiezan las típicas cortinas de humo en la prensa. Los pilotos de los Sujoi que atacaron la base francesa eran bielorrusos, pero ¿qué órdenes obedecían? La pregunta es retórica; se sabe de antemano, pero los datos fiables corren menos que los bulos de la prensa que trata de sacar a los colonialistas del atolladero.

    Los bielorrusos fueron capturados por los hombres de Poncet, los mantuvieron cuatro días detenidos en Togo y luego los dejaron marchar libremente. Un juez francés procesó a tres ministros, a los que acusó de dicha fuga, imprescindible para mantener el asunto a buen recaudo.

    Poco a poco empiezan a salir todas las lacras del terrorismo de Estado y las falsas banderas, empezando por eso que a algunos les cuesta admitir: en todo este tipo de crímenes negros, la intoxicación es tan importante que los colonialistas tienen que empezar matando a los suyos, a sus propias fuerzas, que para ellos no son otra cosa que carne de cañón.

    El general Poncet destruyó la fuerza aérea de Gbagbo por “consejo” de otro general de la misma factura, Jean Louis Georgelin, a la sazón jefe de Estado Mayor del Presidente de la República, Chirac.

    Estas almas gemelas, Poncet y Georgelin, adiestraron a las fuerzas ruandesas que cometieron el gencidio en Ruanda en 1994. Después dirigieron a las paracaidistas franceses a finales de los noventa, donde se reclutaban a los mercenarios para las misiones más “especiales”, esas que hacen que la mayoría gire la cabeza hacia otro lado.

    La primera matanza de Costa de Marfil ocurrió el 6 y el 7 de noviembre. Durante la noche del día siguiente, una columna de tanques franceses se detuvo frente a la residencia de Gbagbo con los cañones apuntando hacia las ventanas. De nuevo la población se levanta. Miles de personas acuden al lugar y se interponen como escudos humanos para proteger a su Presidente.

    Es la segunda masacre: 63 muertos y cientos de heridos. En el campo, las escenas son impresionantes, con cuerpos destrozados e incluso decapitados. Desde la terraza del Hotel Ivoire, los francotiradores franceses de operaciones especiales disparan a todos los que se mueven.

    La matanza no logra dispersar a la multitud, que permanece sobre el lugar, las fuerzas coloniales se tienen que retirar y el golpe fracasa. Es “una victoria con las manos vacías”, según expresión gráfica del cineasta marfileño Sidiki Bakaba, presente en el lugar. Las imágenes de la matanza aparecen en la televisión marfileña.

    El presidente marfileño acumula ya dos matanzas y tres Golpes de Estado y el ejército francés queda en evidencia cuando trata de justificar torpemente la presencia de sus blindados frente a la residencia de Gbagbo. Los colonialistas no son capaces de hacer una cosa (el Golpe de Estado) ni la otra (mentir), por lo que contratan a una de esas empresas consultoras en asuntos de imagen, que a partir de entonces se encargará de mentir adecuadamente, es decir, de que nadie sepa diferenciar la verdad de la mentira. En algo así la complicidad de los medios es fundamental.

    En cualquier clase de dominación el terror es un complemento esencial de la mentira. En Costa de Marfil tomó la forma, como en Vietnam, de bombardeos dirigidos contra supermercados, hospitales y también contra las bases militares del ejército leal a Gbagbo. El número de víctimas aún se desconoce y es posible que nadie quiera conocerlas nunca.

    El terror desde el aire se complementó con el terror a ras de suelo, en barrios populares, como el de Abobo, en Abidján, donde junto a las tropas de las ONU y las francesas actuó el “Comando Invisible”, una facción de las “Fuerzas Nuevas”.

    La mentira complementa al terror cuando los crímenes que comete una parte se imputan a la contraria, debiendo aclarar que al hablar de crímenes nos referimos a matazas como la de Déukoué, al oeste del país, que costó la vida a 800 personas.

    Esta vez la combinación del engaño con el terror logró paralizar al movimiento de masas y el Golpe de Estado se consumó. Gbagbo fue capturado y entregado al Tribunal Penal Internacional. El engaño acababa en un vodevil judicial con los papeles protagonistas cambiados.

    En 2017 el carnicero Poncet se unió al partido de Macron, de quien es consejero de Defensa y Seguridad. Cambia el Presidente de la República, los figurines; la República no cambia en absoluto.

    0 0

    Juan Manuel Olarieta

    Hace ya tiempo que los “bobos” arrastran los pies, lo que cumple el guión previsto al pie de la letra, lo mismo que el PCE cumplió el suyo durante la transición, antes de entrar en un coma muy profundo.

    Estaba cantado porque ya no hay partidos políticos, tal y como se entendieron en el siglo XIX. Antes los partidos pretendían dirigir un Estado; ahora es el Estado quien dirige a los partidos. Se crean partidos “de ocasión” que, además, hacen de ello su seña de actuación política. Tienen el oportunismo como lema.

    El “boberío” forma parte de esa corriente tan extendida que hace gala de oportunismo y reniega de la idea misma de partido, poniendo en su lugar otros sustitutivos asamblearios, desde la base, plataformas, convergencias, transversales...

    Podemos fue uno de esos montajes “ad hoc” que nació para reconducir un movimiento espontáneo, como el 15-M, sacarlo de la calle y llevarlo al terreno de siempre: pacifico, electoral y legalista. En los tiempos de euforia Errejón lo definió como “una máquina de ganar votos”.

    Las coaliciones políticas modernas no necesitan nada más, porque el resto les viene dado por el Estado. Lo mismo que Syriza en Grecia o LREM de Macron en Francia, son chiringuitos desmontables, de quita y pon, de un solo uso, en los que es imposible encontrar una mínima propuesta de principios. Todo depende de por dónde sople el viento. No tienen nada “en común”.

    Nunca hemos sabido si en Podemos son monárquicos o republicanos, o si están a favor o en contra de la OTAN. Nacieron lanzando el cebo de exigir una auditoría de la deuda y la renta básica universal, pero ahora ya nadie se acuerda de aquello; ni siquiera ellos mismos.

    Podemos desaparece antes de que experimente el gran batacazo electoral que le esperaba en su terreno de juego favorito: las urnas. Los gusanos se lo están devorando. Ya nadie quiere la marca “Podemos”, pero en Andalucía el cambio de logo tampoco les ha servido para nada.

    Los problemas no se solucionan cambiando el logo, por muy electoralistas que sean.

    Han acabado siendo un galimatías. Por todas partes, aparecen divergencias internas. En Cantabria el Parlamento autonómico ha tenido que disolver su grupo de tres parlamentarios porque eran incapaces de opnerse de cuerdo sobre nada. En Madrid, Errejón y Carmena le han hecho la cama y preparan su propia alternativa.

    En el futuro quedará como un laboratorio contemporáneo de lo que es la política moderna, esa tan detestada, mediocre y superficial, un fango en el que revuelcan por igual los políticos, los periodistas y los licenciados recién salidos de la universidad. Demasiados títulos y ninguna expriencia laboral.

    Detrás los “bobos” dejan la baba, un rastro imprescidible de decepción, el mismo que en los ochenta se calificó como “desencanto”. La transición había encantado a muchos que luego había que desencantar porque no basta con devolver a su casa a los que protestan. Deben marcharse quemados, amargados y renegando de sí mismos.

    Para que el fascismo suba como la espuma se tiene que crear ese microclima de desesperación que se cuece entre engaños y desengaños.

    0 0

    Al imperialismo le importan un bledo las armas nucleares de Corea del norte que, a diferencia de las de Estados Unidos, nunca se han utilizado contra nadie. Como ya hemos explicado en otra entrada, lo que le interesa es la riqueza del subsuelo, sus minerales y sus tierras raras, de las que Estados Unidos carece por completo.

    6.000 millones de toneladas de magnesita, 2.000 millones de toneladas de grafito, 4,43 millones de toneladas de mineral de hierro, 1.800 millones de toneladas de carbón, 250.000 toneladas de tungsteno, molibdeno, titanio, oro, zinc, plomo, yacimientos petrolíferos no explotados en el Mar Amarillo, uranio y 48 millones de toneladas de tierras raras.

    En octubre del año pasado el potencial de recursos naturales fue valorado en tres billones de euros por el grupo público Kores (Korea Resources Corporation) en un informe presentado al parlamento surcoreano.

    El subsuelo de Corea del norte es un depósito de materias primas 15 veces mayor que el de su vecino del sur. En su informe Kores afirmaba que si Corea del sur pudiera importar recursos minerales del norte, podría utilizarlos de forma estable durante varios siglos.

    Sin embargo, desde el comienzo de la guerra en 1950 el imperialismo impuso a Corea del norte un embargo que sigue en vigor en la actualidad que, con el tiempo, se ha reforzado aún más. Estados Unidos ha presentado a la ONU tres resoluciones que imponen nuevas sanciones económicas.

    En marzo de 2016, la Resolución 2270 prohibió la exportación de ciertos minerales (oro, titanio, vanadio, carbón). En noviembre de 2016, la Resolución 2321 amplió estas sanciones al cobre, zinc y plata, antes de ser reforzada por la Resolución 2371 de 5 de agosto de 2017, prohibiendo la exportación de hierro, marisco y plomo a Corea del norte.

    Las inversiones extranjeras también se han reducido para no contribuir al desarrollo de un país que, de no ser por el embargo, sería uno de los más ricos del mundo.

    El gobierno de Pyongyang han podido eludir algunas de las sanciones. Aunque no puede exportar marisco a los multimillonarios chinos, éstos pueden ir a degustarlos in situ, en visitas turísticas dedicadas a la gastronomía. Aunque tampoco puede exportar carbón, lo hace a través del puerto de Rason (Zona Económica Especial de Rason) como si fuera carbón ruso en tránsito y a través de empresas conjuntas creadas con empresarios rusos.

    A los capitalistas se les cae la baba con el tesoro coreano. El banquero italiano Carlo Baeli financió la reapertura de seis minas de oro en 1992. Anglo-Sino Capital Partners creó el Fondo de Desarrollo e Inversión Chosun para invertir hasta 100 millones de dólares en el sector minero, aunque tuvo que disolverlo en enero de 2010 por presiones del gobierno británico.

    China es de los países más interesados en la explotación del subsuelo de las dos Coreas. Las inversiones extranjeras, como las ya realizadas por empresas rusas, chinas y surcoreanas, sólo se pueden realizar a través de empresas mixtas, basadas en una de las 22 zonas económicas especiales, con ventajas fiscales inigualables. El gobierno norcoreano ha hecho del desarrollo de cuatro de estas zonas una prioridad nacional: Rason (zona portuaria en la frontera nororiental), Unjong, una especie de Silicon Valley norcoreano cerca de Pyongyang), Wonsan (zona turística montañosa en el este del país, fronteriza con Corea del sur) y Sinujiu (zona portuaria en la frontera noroccidental).

    Para promover el transporte de materiales a través de Corea a las áreas portuarias, Rason, Sinujiu, Nampo, es necesario modernizar la infraestructura de transporte, principalmente ferroviaria, un proyecto que está siendo estudiado conjuntamente por China, Rusia y las dos Coreas. El primer eje sería una conexión de alta velocidad entre Vladivostok y Seúl, vía Pyongyang y Kaesong. La emprsa ferroviaria francesa SNCF ha sido consultada sobre este tema por sus conocimientos técnicos. Este eje estaría entonces equipado con líneas transversales, interconectables con la red china.

    No se espera que la renegociación de Korus, un acuerdo de libre comercio entre Washington y Seúl que entró en vigor el 1 de enero de este año, afecte a las oportunidades de inversión de Corea del sur en la parte norte de la península. El reto a largo plazo para Corea del sur es integrar a Corea del Norte en una esfera de asociación económica continental, incluyendo también a China y Rusia.

    Desde que Kim Jong Il llegó al poder, el capitalismo se ha desarrollado en Corea del norte. Muchos de ellos son contrabandistas en la frontera con China. El 80 por cieto de los edificios de las grandes ciudades son de propiedad privada. Se han creado muchas empresas y una burguesía “donju”, los amos del dinero, surgida tras la crisis de los años noventa y las reformas económicas de 2002 y 2009. Han abierto nuevas empresas de transporte urbano (taxis) e interurbano (autobuses), peluquerías y restaurantes con patentes oficiales. Los sectores de la minería y la pesca no son una excepción a esta nueva expansión del capitalismo.

    La República Popular Democrática de Corea es el nuevo Hong Kong. Estados Unidos no se equivoca. Las sanciones económicas no tienen ningún futuro. Pero si el iperalismo cree que se va a poder lanzar sobre el norte de la península como un buitre sobre la carroña, también se equivoca.

    Más información:
    - Bajo el suelo de Corea del norte hay tesoro de materias primas muy codiciadas

    0 0

    Peter Benenson
    Como la mayor parte de las grandes ONG, Amnistía Internacional, es una multinacional que forma parte de los mecanismos de acción de las grandes potencias imperalistas, sobre todo el el terreno de la intoxicación sicológica. Difunde un flujo constante de informes contra los países que no juegan el juego de Washington, como Irán, China, Siria, Venezuela y Corea del norte. Los informes justifican las injerencias “humanitarias” en dichos países.

    Al frente de la organización han estado personajes, como Zbigniew Brzezinski que no necesitan presentación porque son la encarnación misma del imperialismo.

    El cofundador de Amnistía Internacional, Peter Benenson, tiene un origen también típico al estilo del fundador de los Cascos Blancos: procede del espionaje británico y mantenía vínculos estrechos con el Foreign Office y el Ministerio para las Colonias.

    La creación de Amnistía Internacional es consecuencia de la descolonización de los años sesenta. Se van los funcionarios y los militares y se quedan los “voluntarios” de las ONG con una función tan poco “humanitaria” como el espionaje. En 1963 el Foreign Office ordenó a sus funcionarios en el extranjero que prestaran un apoyo “discreto” a las campañas de la ONG.

    Ese miso año Benenson escribió al Ministro para las Colonias, Lord Lansdowne, para crear un consejo de refugiados en la frontera entre Botswana y Sudáfrica. Se tarea sería ayudar a los refugiados y evitar explícitamente cualquier clase de apoyo a los que luchaban contra el apartheid, porque “la influencia comunista no debe extenderse en esta parte de África y, dada la delicada situación actual, Amnistía Internacional desea apoyar al gobierno de Su Majestad en esta política”, escribió Benenson entonces.

    Amnistía Internacional dejó de apoyar a Nelson Mandela y en 1964 solicitó ayuda al Foreign Office para obtener una visado para Haití. El Ministerio le consiguió el visado y le ordenó a su embajador en Haití, Alan Elgar, que apoyara a Amnistía Internacional. Una vez allí, Benenson se ocultó como pintor, como le había aconsejado el secretario de Estado, Walter Padley, antes de partir: “Tenemos que tener un poco de cuidado para no dar a los haitianos la impresión de que su visita está realmente patrocinada por el Gobierno de Su Majestad”.

    El New York Times destapó la infiltración de Benenson y el personal diplomático quedó en evidencia. Elgar dijo que estaba “conmocionado por las payasadas de Benenson” y el payaso se disculpó ante su jefe, el ministro Padley, diciendo: “Realmente no sé por qué el New York Times, que suele ser un periódico responsable, hace este tipo de cosas en el caso de Haití”.

    El informe sobre torturas que se guardó en el cajón


    En 1966 un informe de Amnistía Internacional sobre la colonia británica de Adén, una ciudad portuaria del actual Yemen, describía detalladamente las torturas infligidas por el gobierno británico a los detenidos en el centro de interrogatorio de Ras Morbut. Los prisioneros fueron desnudados durante el interrogatorio, forzados a sentarse en postes que entraban en sus anos, se retorcían los genitales, tenían la cara quemada por cigarrillos, o eran mantenidos en celdas en el suelo cubiertas de excrementos u orina.

    El informe no se publicó. Benenson dijo que el secretario general de Amnistía, Robert Swann, lo censuró para complacer al Foreign Office. Sin embargo,  otro de los fundadores de la ONG, Eric Baker, dijo que Benenson y Swann se habían reunido con el Foreign Office y habían acordado mantener en secreto el informe a cambio de reformas. En aquel momento, el canciller Gerald Gardiner escribió al primer ministro Harold Wilson que “Amnistía ha suprimido [el informe] tanto tiempo como ha podido, simplemente porque Peter Benenson no quería hacer nada para perjudicar a un gobierno laborista”.

    Entonces algo cambió. Benenson fue a Adén y se horrorizó de lo que encontró, escribiendo: “Nunca he visto una imagen más repugnante que la que tenía antes de Adén”, a pesar de sus “muchos años dedicados a investigar la represión”.

    Una escabrosa cuestión de dinero

    Como todo lo que se mueve en el terreno pantanoso del espionaje, las ONG son un foco de corrupción y Amnistía Internacional no es una excepción. Una voluntaria de 20 años, Polly Toynbee, estuvo en Nigeria y Rodesia del sur, la colonia británica de Zimbabwe, entonces gobernada por una minoría de colonos blancos. Toynbee distribuía dinero a las familias de los presos, un maná que parecía proceder de fuentes inagotables.

    Toynbee reconoció que el dinero provenía del gobierno británico y, junto con otros miembros de a ONG, tuvo que abandonar Rodesia en marzo de 1966. Al salir del país, robó documentos de una caja fuerte abandonada, incluidas cartas de Benenson a dirigentes de Amnistía Internacional que trabajaban en el país, en las que se detallaba la solicitud de fondos al Primer Ministro Wilson.

    En 1967 se reveló que a principios de aquella década la CIA había creado y financiado secretamente otra organización fantoche de derechos humanos, la Comisión Internacional de Juristas (CIJ), a través de una filial, el Fondo Estadounidense de Juristas Libres.

    Con Amnistía Internacional, Benenson había fundado la sección británica de la CIJ, llamada “Justicia”. El Secretario Internacional de Amnistía Internacional, Sean MacBride, también fue Secretario General de la CIJ.

    Cuando la prensa publicó las “cartas de Harry”, Amnistía Internacional negó tener conocimiento de los pagos del gobierno de Wilson. No obstante, Benenson admitió que su trabajo en Rodesia había sido financiado por el gobierno y devolvió los fondos de su propio bolsillo. Escribió al canciller Gardiner que lo había hecho para “no poner en peligro la reputación política” de las personas implicadas. Benenson también devolvió los fondos no utilizados de sus otras dos organizaciones de derechos humanos, Justice (la rama británica de la CIJ) y Human Rights Advisory Service.

    Las revelaciones crearon un enorme malestar interno en Amnistía Internacional, destapando todavía más trapos sucios. Benenson tuvo que dimitir como presidente de la ONG por la infiltración de su oficina de Londres por parte de los servicios de inteligencia británicos, según explicó. Ese mismo mes, Sean MacBride, uno de los dirigentes de Amnistía Internacional y agente de la CIJ, presentó un informe en una conferencia en el que denunciaba las “acciones erráticas” de Benenson. Por su parte, Benenson boicoteó la conferencia y pidió la dimisión de MacBride porque era la CIA quien estaba financiando la CIJ.

    El gobierno británico rompió sus vínculos con Amnistía Internacional que, a partir de entonces, prometió que sería realmente independiente e imparcial. Pero ocurrió precisamente todo lo contrario: Amnistía Internacional entabló un vínculo mucho más turbio con los servicios de inteligencia.

    El papel de Amnistía Internacional en el asesinato de Hampton

    Los documentos del FBI desclasificados el año pasado sobre el asesinato de Kennedy describen el papel de Amnistía Internacional en el asesinato del vicepresidente del Partido Pantera Negra (AFF), Fred Hampton, de 21 años de edad.

    El cofundador de Amnistía Internacional, Luis Kutner, asistió a un discurso pronunciado por Hampton en 1969 en la Universidad de Illinois. Durante el discurso, Hampton definió a los Panteras Negras como un partido revolucionario” e “indicó que el partido tenía armas de fuego para la paz y la autodefensa, y que estas armas están ubicadas en la casa de Hampton y en la sede de la AFF”, según el documento del FBI.

    “Kutner ha llegado al punto en que le gustaría emprender acciones legales para silenciar a la AFF”, escribió el FBI. “Kutner concluyó afirmando que creía que conferenciantes como Hampton eran psicóticos”, y que sólo cuando se enfrentan a una acción legal ponen fin a sus “divagaciones y delirios”.

    El informe interno del FBI sobre el chivatazo de Kutner se produjo el 1 de diciembre de 1969. Dos días después el confidente William O’Neal le puso a Hampton un barbitúrico en su bebida antes de irse para que se durmiera.

    Entonces la policía de Chicago y el FBI irrumpieron en la vivienda, disparando instantáneamente a uno de los guardaespaldas. Debido a las convulsiones reflejas relacionadas con la muerte, el guardaespaldas apretó el gatillo de una escopeta que llevaba, la primera y única vez que un miembro de los Panteras Negras disparó un arma durante el asalto. La policía también abrió fuego contra Hampton, que dormía en su cama con su prometida, embarazada de nueve meses. Como no lograron acabar con él a la primera, le dispararon otras dos balas en la cabeza a quemarropa.

    Kutner quería formar parte del grupo de “Amigos del FBI”, una organización creada para impedir cualquier clase de críticas a la policía. También formó parte de la campaña de la CIA para desestabilizar al Primer Ministro congoleño Patrice Lumumba. Finalmente, representó al Dalai Lama, que recibió 1,7 millones de dólares anuales de la CIA durante los años sesenta.

    Son los rasgos característicos de un sicario de la CIA.

    https://www.mintpressnews.com/amnesty-international-troubling-collaboration-with-uk-us-intelligence/253939/



    Tres años despues del asesinato de Hampton, a Kutner le propusieron para el Premio Nobel de la Paz.


    0 0


    Los maestros de Los Ángeles están poniendo en jaque a la Administración estadounidense. Más de 30.000 profesores han arrancado esta semana una huelga en cerca de 900 escuelas de la ciudad exigiendo mejoras laborales y en defensa de la educación pública. Las negociaciones están paralizadas y el conflicto podría alargarse durante días o semanas.

    “Estamos aquí luchando por el futuro de la educación pública”, aseguraba una madre que está saliendo a apoyar a los maestros. La atención se está centrando en el aumento salarial del 6,5 por ciento que está marcando el sindicato UTLA. Pero la huelga va más allá.

    El sindicato UTLA ha reclamado una mejora en el sistema público en Los Ángeles. Y ahí aparecen varias exigencias: más plantilla tanto de profesores de apoyo como de bibliotecarios, enfermeros y consejeros en los campus; menos ratio de alumnos en las aulas… y que se empiece a poner coto a las “charters school”, es decir, a las escuelas concertadas.

    Los dirigentes sindicales han puesto sobre la mesa de las instituciones que se comprometan a limitar y regular la proliferación de las escuelas concertadas. Especialmente en las zonas donde ya están asentadas las escuelas públicas tradicionales.

    Al igual que en el sistema español, se trata de colegios financiados con fondos públicos, pero que son dirigidas por manos privadas e independientemente del sistema escolar público. Alex Caputo-Pearl, presidente del sindicato impulsor de la huelga, ya ha pedido una moratoria para este modelo en Los Ángeles.

    Caputo-Pearl advirtió hace ya dos años de que el ascenso de la escuela concertada tiene explicación: detrás están financiadas por empresas fundadas por billionarios. “Este crecimiento descontrolado llevará a la desaparición de la educación pública”, concluyó el líder del sindicato UTLA.

    David Goldberg, miembro de la Asociación de Maestros de California y exfuncionario del sindicato de maestros de Los Ángeles, lo resume: “Tienes que ver esta huelga en el contexto de una lucha más amplia por la financiación de la educación pública y la lucha por la supervivencia”.

    Las 15 principales fundaciones del país aportaron en 2010 más de 844 millones de euros para potenciar a la concertada. Una cifra que es casi el doble de lo que se gastó una década atrás, en el 2000.

    En la última década las inscripciones en la educación pública en Los Ángeles ha caído un 20 por ciento, mientras en las escuelas concertadas se duplicaron en ese mismo periodo. Caputo-Pearl ha contabilizado la aparición de un total de “charters school” en la ciudad en los últimos diez años.

    “La enorme industria de las ‘charters school’ ahora socava y compite con las escuelas públicas del vecindario, desestabilizándolas financiera e infraestructuralmente”, aseveró en rueda de prensa el dirigente sindical.

    En 2015, el periódico Los Ángeles Times tuvo acceso a un informe de 44 páginas donde se describe un plan de recaudación de fondos para conseguir un objetivo muy concreto: que en un futuro cercano el 50 por cien de los estudiantes de la ciudad vayan a escuelas concertadas.

    Detrás del plan estaría el filántropo Eli Broad, que en 2015 ya invirtió 144 millones de dólares en esta idea. Y para ello, aparte de la recaudación de fondos, se diseñaría una estrategia para atraer el interés de los padres en este modelo educativo.

    Respecto a la recaudación de fondos, el informe apuntaba a llamar a la puerta de grandes entidades como la de Bill y Melinda Gates, Bloomberg, Annenberg y Hewlett. Entre los personajes públicos citados como posibles objetivos, también se encontraban David Geffen y Elon Musk de Tesla.

    “La oportunidad está madura”, llegaban a describir sobre la capacidad de expansión en el informe. “Gracias a la fuerza de los líderes y maestros de las ‘charters school’, así como a su amplio apoyo cívico y filantrópico, Los Ángeles se encuentra en una posición única para crear el sector de ‘charters school’ más grande y de mayor rendimiento de la nación”.

    “Un ejemplo de este tipo serviría como modelo para todas las grandes ciudades a seguir”, completaban en el informe.

    Por el momento, la huelga de profesores sigue adelante. Ya lleva dos días. El gobernador de California, Gavin Newsom, ha llamado a la negociación y ha prometido que presentará una mayor inversión para la educación pública. La Administración también ha ofrecido un aumento salarial del 3 por ciento% retroactivo al 2017 y otro 3 por ciento para 2018.

    http://www.americaeconomica.com/eeuu/26358/maestros-angeles-huelga-concertada

    0 0


    Por fin, Israel admite (*) que desde 2017 sostiene una guerra “secreta” en Siria, el país más agredido y masacrado de los últimos años. Siria no es, pues, víctima de ninguna “oposición moderada” sino de otros países que están dentro de la ONU.

    El general israelí a cargo de las agresiones, Gadi Eisenkot, se presta ahora a hablar abiertamente de lo que antes sólo se atrevían los conspiranoicos. Lo que antes era una “noticia no contrastada” ya se puede contar porque el ejército isrelí y The Times dan luz verde para ello.

    Para ello ha sido necesario que Eisenkot se jubilara después de 40 años de “servicio” y pudiera soltarse la lengua: además ha concedido una segunda entrevista al New York Times que tampoco tiene desperdicio.

    No se trata de incursiones esporádicas de la aviación, admite el general, ya que han llevado a cabo “miles de ataques” con la excusa de la presencia del ejército iraní en Siria.

    Sólo el año pasado, Israel lanzó 2.000 bombas contra objetivos en Siria. Las incursiones aéreas se convirtieron en algo “casi cotidiano”, dice el general, porque en enero de 2017 el Primer Ministro Netanyahu dio luz verde a las agresionnes. Como es costumbre, le dan la vuelta al asunto: Israel quiere impedir la hegemonía de Teherán en Oriente Medio.

    En otras palabras, las declaraciones se traducen de la siguiente manera: Israel no quiere ningún tipo de oposición a su política regional y para ello sostiene una guerra de agresión contra Irán tanto como contra Siria.

    Los isrelíes no necesitan recurrir a montajes absurdos como las “armas quimicas” del gobierno de Damasco porque ese no es su principal enemigo.

    “En enero de 2017 empezamos a atacar la infraestructura que los iraníes construyen en Siria”, dice el general al Sunday Times. La “masa crítica” fue a medidos de aquel año, cuando comenzamos a atacar “sistemáticamente” un cierto número de veces a la semana.

    Además, Eisenkot también reconoce que su ejército ha suministrado armas a los yihadistas para que atacaran al gobierno de Damasco.

    Era cosa sabida. En setiembre la revista Foreign Policy informó de que Israel había entregado armas y dinero a una docena de grupos yihadistascomo mínimo.

    Las entregas formaban parte de la Operación Buena Vecindad iniciado en junio de 2016 y terminado en noviembre del año pasado.

    El gobierno de Tel Aviv pagaba un salario mensual de 75 dólares por cada miliciano que combatía en el frente, más cantidades fijas de dinero entregadas a los comandantes para que compraran armas en el mercado negro.

    Hasta ahora Israel sólo había admitido oficialmente un programa de asistencia humanitaria a los heridos y a los familiares de los combatientes, a quienes entregaron 1.524 toneladas de alimentos, 250 toneladas de vestidos, 947.520 litros de combustible, así como material médico.

    En setiembre, una noticia del diario israelí Jerusalem Post confirmando que el ejército israelí había entregado armas a los yihadistas en Siria, fue inmediatamente censurada y retirada de internet.

    En noviembre, el general Gershon Hacohen admitió que el antiguo ministro de Defensa, Moshe Yaalon, se reunió personalmente con un grupo yihadista, sin precisar la fecha, aunque tuvo que ser antes de 2016, que es cuando fue sustituido en el cargo.

    Cuando un país admite oficialmente una agresión sistemática y habla abiertamente de “ataques”, lo que debe esperar es “ser atacado” y cuando eso llegue no podrá lamentarse por ello.

    (*) https://www.thetimes.co.uk/article/pummel-the-bases-miss-the-men-israels-invisible-war-in-syria-hmk760h0b