Quantcast
Are you the publisher? Claim or contact us about this channel


Embed this content in your HTML

Search

Report adult content:

click to rate:

Account: (login)

More Channels


Showcase


Channel Catalog



older | 1 | .... | 255 | 256 | (Page 257) | 258 | 259 | .... | 328 | newer

    0 0

    El periodista israelí Ronen Bergman
    “Hemos hecho cosas terribles con el apoyo de [Ariel] Sharon [Ministro  de Defensa israelí]. He apoyado e incluso participado en algunas de las operaciones de asesinato de Israel. Pero aquí estamos hablando de exterminio masivo, sólo para matar y sembrar el caos y el terror entre los civiles. ¿Desde cuándo enviamos mulas cargadas de bombas a los mercados para que exploten?”

    Así se expresa un agente del Mossad citado en el libro “Rise and Kill First: The Secret History of Israel’s Targeted Assassinations”, del periodista israelí Ronen Bergman, especialista en asuntos militares y de espionaje del rotativo Yediot Aeronot de Tel Aviv.

    En julio de 1979 el Instituto Jonathan, estrechamente vinculado al gobierno israelí, organizó una conferencia sobre terrorismo internacional en Jerusalén.

    El Instituto Jonathan lleva el nombre de Jonathan Netanyahu, un miembro de las fuerzas especiales del ejército israelí que en la noche del 3 al 4 de julio de 1976 murió en el asalto en el aeropuerto de Entebbe, la capital de Uganda, a un avión secuestrado por miembros del Frente Popular de Liberación de Palestina.

    El padre de Jonathan es el historiador Benzion Netanyahu, antiguo secretario personal de Zeev Jabotinsky, fundador de una versión ultrareaccionaria del sionismo. Fue uno de los principales impulsores del Instituto y pronunció el discurso de apertura de la Conferencia.

    El evento, explicó, era el comienzo de “la unión de las democracias en la lucha contra el terrorismo y sus peligros”. Contra el “frente internacional del terrorismo”, argumentó Netanyahu padre, el desafío es movilizar “a la opinión pública organizada que impulse a los gobiernos a actuar”.

    Los oradores de la Conferencia de 1979 son un verdadero catálogo de los sectores más reaccionarios, tanto de Israel como de Estados Unidos.

    Benzion Netanyahu subrayó “la importancia de establecer un marco conceptual claro desde el principio”. El terrorismo, explicó, es el “asesinato deliberado y sistemático de civiles de forma que inspire temor”. Es un “mal moral” que “infecta a los que cometen estos crímenes y también a los que, por maldad, ignorancia o simple negativa a pensar, los aprueban”.

    El Instituto organizó una segunda Conferencia en Washington en junio de 1984. Sus actas fueron editadas por Benjamin Netanyahu y publicadas bajo el título “Terrorismo: Cómo puede ganar Occidente”. Netanyahu hijo explicó que la Conferencia de 1979 había ayudado a “centrar la atención de los influyentes círculos occidentales en la verdadera naturaleza de la amenaza terrorista”.

    Sin embargo, esto no era suficiente, ya que faltaba una “respuesta internacional coherente y unida”. La promoción de esta política unificada, concluyó, fue “el principal objetivo de la segunda reunión internacional” del Instituto Jonathan.

    Al final del primer mandato de Ronald Reagan [1983], los funcionarios estadounidenses habían llegado a aceptar y adoptar las suposiciones clave que habían estado en el centro del discurso sobre el terrorismo de Israel durante años. El terrorista es “El Otro” no occidental. Utiliza medios malvados e inmorales para fines igualmente malvados e inmorales.

    El terrorista pertenece al mundo pre o incivilizado. Por el contrario, “nosotros” nos oponemos, condenamos y rechazamos “todo terrorismo“. Nuestros usos de la fuerza son legítimos y siempre defensivos, porque noi hacemos más que responder a la “amenaza terrorista”.

    El libro de Bergman es un resumen de las operaciones secretas del gobierno israelí para crear una organización en Líbano que cometiera los ataques terroristas.

    Uno de los objetivos de esta operación secreta era precisamente empujar a la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) a utilizar el terrorismo para justificar la invasión del Líbano por parte de Israel.

    Entre 1979 y 1983, precisamente en el período comprendido entre ambas conferencias, altos dicha organización llevó a cabo una campaña a gran escala de coches bomba en la que murieron cientos de palestinos y libaneses, en su mayoría civiles.

    La fantasmagórica organización no era nada distinto del propio Estado de Israel, de sus funcionarios y de sus tentáculos porque es un Estado que nace del crimen y sólo se sostiene gracias a él.

    Más información:

    - No se trata de no dejar pistas sino de que sean falsas
    - La ola de atentados con coche bomba cometidos por Israel en Líbano
    - Todos los palestinos son la OLP (todos los vascos son ETA), todos son terroristas

    0 0

    En abril de 1979 el general Rafael Eitan, entonces Jefe de Estado Mayor del ejército israelí, junto con el general Avigdor Ben-Gal, comandante de la Región Norte, puso los cimientos de un grupo terrorista con la función de llevar a cabo atentados en territorio libanés.

    Con el acuerdo de Eitan, Ben-Gal reclutó al general Meir Dagan, el mayor experto en operaciones especiales de Israel y futuro director del Mossad. Los tres crearon el FLLE: Frente para la Liberación del Líbano de los Extranjeros.

    El general David Agmon fue uno de los pocos que fueron informados de la operación y explica su objetivo de la siguiente manera: “El objetivo era crear el caos entre los palestinos y los sirios en el Líbano, sin dejar ninguna huella israelí, para darles la impresión de que estaban constantemente bajo ataque e inculcarles un sentimiento de inseguridad”.

    Para lograrlo, Eitan, Ben-Gal y Dagan reclutaron a musulmanes libaneses, drusos, cristianos y chiítas locales, a quienes no les gustaban los palestinos y querían que abandonaran el Líbano. Entre 1979 y 1983, el FLLE asesinó a cientos de personas con coches bomba. Sus víctimas fueron los palestinos y sus aliados libaneses.

    Durante la segunda quincena de setiembre de 1981 los atentados del FLLE causaron más del 40 por ciento de todas las muertes cometidas en atentados terroristas en todo el mundo durante todo el año. Causaron 8 veces más muertes que todos los atentados cometidos por los palestinos en los dos años anteriores.

    Los atentados fueron ampliamente cubiertos por la prensa internacional en ese momento. La mayoría de las veces, los periodistas describieron al FLLE como un misterioso grupo “de extrema derecha”. En ocasiones, observaron que los palestinos y sus aliados libaneses estaban convencidos de que este grupo no era más que un invento de Israel para ocultar sus crímenes.

    Al principio la operación utilizaba principalmente explosivos escondidos en latas de aceite o latas fabricadas en un taller de chapa del kibutz Mahanayim donde vivía Ben-Gal. Estos pequeños barriles pasaban luego a Líbano.

    Las bombas comenzaron a estallar rápidamente en las casas de los colaboradores de la OLP en el sur del Líbano, matando a todos los que estaban allí, o en las oficinas de la OLP, especialmente en Tiro, Sidón y los campos de refugiados palestinos circundantes, causando víctimas masivas y, a veces, indiscriminadas, como el atentado de abril de 1980 en el que murieron mujeres y niños como consecuencia de la explosión de un coche bomba en el sur del Líbano.

    En el mundo en el que vivimos cuando a alguien le hablan de atentados y coches bomba, supone que las víctimas son israelíes. Las victimas han sido siempre los palestinos.

    Más información:

    - Israel puso el crimen como política de Estado hacia los países vecinos
    - La ola de atentados con coche bomba cometidos por Israel en Líbano
    - Todos los palestinos son la OLP (todos los vascos son ETA), todos son terroristas
     

    0 0

    El 17 de julio de 1981 las fuerzas aéreas israelíes bombardearon el cuartel general de la OLP en el centro de Beirut y varios puentes alrededor de Sidón, matando entre 200 y 300 personas, principalmente civiles libaneses, e hiriendo a más de 800 personas.

    El 5 de agosto de aquel mismo año el Primer Ministro Begin puso a Ariel Sharon al frente del Ministro de Defensa y la campaña de coches bomba se intensificó dramáticamente.

    A mediados de septiembre de 1981 estallaron regularmente coches bomba en los barrios palestinos de Beirut y otras ciudades del Líbano. Sólo en diciembre de 1981 dieciocho bombas en automóviles o motocicletas, bicicletas y asnos estallaron cerca de las oficinas de la OLP o en lugares con una alta concentración palestina, causando un gran número de muertes.

    El 1 de octubre, un coche bomba con 100 kg. de TNT y 75 litros de combustible explotó cerca de las oficinas de la OLP, en una calle muy transitada en el oeste musulmán de Beirut, con vendedores de frutas y verduras y amas de casa haciendo su mercado matutino. La bomba destruyó la fachada de los edificios, destruyó 50 automóviles y dejó la calle sembrada de escombros y cuerpos desmembrados.

    Inmediatamente después de la explosión, los expertos en desactivación de explosivos encontraron y desmantelaron una segunda bomba, que pesaba 150 kg y que había sido colocada en otro coche aparcado en la misma calle. Más tarde ese mismo día, seis coches más cargados con cientos de kilos de explosivos fueron encontrados y desactivados en Beirut y Sidón en lo que había sido planeado como un devastador bombardeo contra palestinos y milicianos libaneses de izquierda por terroristas de derecha.

    El autodenominado FLLE (Frente para la Liberación del Líbano de Extranjeros) reivindicó la autoría de todos los crímenes. En una llamada anónima a los medios de comunicación extranjeros el FLLE dijo que los ataques estaban dirigidos contra objetivos palestinos y sirios en el Líbano, y que continuarían hasta que no quedaran extranjeros.

    El gobierno de Israel atribuyó la explosión a las “guerras internas” dentro de la OLP.

    En realidad fue una estrategia más amplia de provocación. Israel emprendió numerosas operaciones criminales en Líbano para que los palestinos respondieran. De esa manera, Israel podría justificar una ofensiva en aquel país.

    Más información:

    - Israel puso el crimen como política de Estado hacia los países vecinos
    - No se trata de no dejar pistas sino de que sean falsas
    - Todos los palestinos son la OLP (todos los vascos son ETA), todos son terroristas

    0 0

    Ariel Sharon, el gran carnicero
    Una vez que en 1981 Sharon asumió las riendas del Ministero de Defensa, comenzó a planificar la Operación Olimpia con Ben-Gal y Eitan, confiando en que cambiara el rumbo de la historia de Oriente Medio a base de asesinatos en masa.

    Según el plan, debían estacionar varios camiones cargados con dos toneladas de explosivos cerca de un teatro de Beirut donde la dirección de la OLP tenía prevista una cena en diciembre. Una explosión masiva eliminaría a toda la dirección de la organización palestina.

    Sin embargo, los terroristas israelíes abandonaron el plan y lo reemplazaron por un proyecto aún más ambicioso con el nombre clave de “Olympia 2”. El objetivo era un estadio en Beirut donde la OLP planeaba celebrar el aniversario de su fundación el 1 de enero de 1982.

    Diez días antes del ataque, agentes reclutados por Dagan colocaron grandes cantidades de explosivos bajo el estrado donde iban a sentarse los dirigentes palestinos. Su detonación se controlaría remotamente. En una de las bases de la unidad terrorista israelí, a 5 kilómetros de la frontera, prepararon tres vehículos, un camión cargado con una tonelada y media de explosivos y dos vehículos Mercedes con 250 kilos cada uno.

    El día de la celebración, tres miembros de FLLE los aparcarían fuera del estadio. El plan consistía en activarlos por control remoto un minuto después de que estallaran los explosivos colocados debajo del escenario, cuando el pánico estuviera en su apogeo y las personas que hubieran sobrevivido trataran de escapar. La muerte y la destrucción iban a ser de una proporción sin precedentes, incluso a escala de Líbano.

    Pero había un problema muy serio: era posible que el embajador soviético asistiera al evento, por lo que el 31 de diciembre Begin convocó al Consejo de Ministros. Sólo faltaba un día para la masacre y Ouri Saguy, Jefe de Operaciones del Ejército, dijo que si algo le sucedía al embajador se abriría una crisis muy grave con la URSS.

    La gran matanza Olimpia 2 no se pudo ejecutar.

    El 3 de junio de 1982, Shlomo Argov, embajador de Israel en Inglaterra, fue tiroteado en una calle de Londres. Sobrevivió a sus heridas, pero no cabe duda de que el atentado era la excusa que andaban buscando para invadir el Líbano.

    La inteligencia israelí supo inmediatamente que el ataque había sido ordenado por Abu Nidal, un palestino enemigo de Arafat cuyo objetivo era el mismo que el de Israel: la destrucción de la OLP.

    El gobierno israelí se reunió tras el atantado de Londres y a ningún ministro le importó que la OLP no fuera responsable del asesinato frustrado. Cuando Gideon Mahanaim, asesor de Begin en materia de terrorismo, comenzó a detallar la naturaleza de la organización de Abu Nidal, los demás le interrumpieron inmediatamente: Abu Nidal no es enemigo de la OLP. “¡Todos los palestinos son de la OLP!”

    El general Eitan, Jefe de Estado Mayor, reaccionó de la misma manera cuando un oficial de inteligencia le aseguró que los hombres de Abu Nidal eran los responsables del ataque: “Abu Nidal, Abu Shmidal ¡debemos golpear a la OLP!”

    Israel tenía muy claro quién era su enemigo y el gobierno de Tel Aviv ordenó un bombardeo aéreo masivo de las posiciones de la OLP en Beirut y sus alrededores, en el que murieron 45 personas.

    Esta vez la OLP no se quedó de brazos cruzados y las aldeas israelíes a lo largo de la frontera norte se encontraron atrapadas bajo un intenso fuego de artillería.

    El 5 de junio Sharon presentó otro plan al gobierno: la Operación Paz en Galilea. El nombre fue cuidadosamente elegido para dar la impresión de que se trataba de una misión de autoprotección realizada casi a regañadientes.

    Así comenzó la primera guerra israelí contra Líbano.

    Más información:

    - Israel puso el crimen como política de Estado hacia los países vecinos
    - No se trata de no dejar pistas sino de que sean falsas
    - La ola de atentados con coche bomba cometidos por Israel en Líbano
     

    0 0

    Al Gore siempre fue un personaje multifacético, o sea, que tenía varias caras y mucho rostro, aunque el mundo le empezó a conocer como vicepresidente en tiempos de Clinton (de 1993 a 2000), candidato a la Casa Blanca (2000) y Premio Nobel de la Paz (2007).

    En 2006 llevó por todos los rincones del mundo, incluidas las guarderías de niños, un documental que causó sensación. Se titulaba “Una verdad incómoda”, una colección embustes acerca del calentamiento del planeta y sus horribles consecuencias para la humanidad. Además del Premio Nobel de la Paz, como a Obama, a Gore le dieron dos Oscar de Hollywood por ello. Hollywood es así: pura ficción.

    En 1992 Gore presidió la delegación estadounidense que acudió a la Conferencia Mundial sobre el Medio Ambiente celebrada en Río de Janeiro. Acababa de publicar “La Tierra en equilibrio: ecología y espíritu humano”, una obra en la que proponía “un plan Marshall a escala mundial para redistribuir los recursos industriales del mundo”, además de la paranoia típica de la seudociencia anglosajona: un “control drástico de la natalidad”.

    Pero las prédicas de los malthusianos son pura eugenesia, imperialismo y racismo. No son políticas demográficas para ellos mismos. Gore tiene cuatro hijos y lo que pretende es esterilizar a los demás: a las poblaciones del Tercer Mundo.

    Unos 30 monopolios del gas y el petróleo financiaron las dos campañas electorales de Clinton-Gore, empresas emblemáticas del sector como Exxon, Chevron, BP Amoco o Enron que ponían su dinero al servicio de una cruzada ecologista, típica del Partido Demócrata, como no ha habido otra en Estados Unidos.

    Una vez en la poltrona ocurrió lo que suele ocurrir: firmaron el Alena (Acuerdo de Librecambio Norteamericano) que considera las relglamentaciones ambientales como distorsiones para el mercado y, por lo tanto, ilegales.

    El mentor de la carrera política de Gore fue Armand Hammer, un magnate del petróleo y máximo accionista de Oxy (Occidental Petroleum Corporation) sin la cual no se entiende el ascenso de Gore. La familia de Gore llegó a tener 500.000 dólares en acciones de Oxy porque Hammer pagaba los favores políticos con acciones.

    La empresa petrolera arrojó miles de litros de productos tóxicos en una zona residencial cercana a Nueva York-Love Canal que causó anomalías congénitas, abortos y un índice alarmente de cáncer entre los vecinos.

    En 1996 Oxy canalizó cientos de miles de dólares para sufragar la segunda campaña electoral del dúo Clinton-Gore que, a cambio, le regalaron los derechos de prospección en Elk Hills, un terreno de 47.000 acres en California, de propiedad pública, gestionado por la Marina.

    La concesión de Elk Hills triplicó las reservas de petróleo de Oxy en Estados Unidos. Los permisos para realizar las prospecciones los firmó Tony Cohelo, director de campaña del dúo ecologista, en nombre de un empresa privada que trabajaba para el Ministerio de Energía realizando los estudios de impacto ambiental.

    Elk Hills es una reserva india perteneciente a la tribu Kitanemuk y Oxy tardó cinco años en arrasar los lugares arqueológicos y cementerios indígenas.

    En Colombia Oxy hizo lo mismo con los terrenos de la tribu Uwa. Siendo vicepresidente del gobierno, Gore gastó millones en ayuda militar para proteger los oleoductos de los ataques de la guerrilla. El ejército colombiano ejecutó una matanza de 18 indígenas Uwa desde los aviones de Oxy.

    La situación llegó a ser tan desesperada que los 5.000 miembros de la tribu amenazaron con un suicidio colectivo. Viajaron hasta Washigton para exponer sus quejas, pero Gore se negó a recibirlos. Finalmente, en 2002 Oxy tuvo que marcharse de Colombia porque la guerrilla llegó por las malas hasta donde los Uwa no pudieron por las buenas.

    La seudoecología anglosajona acaba siempre en el mismo punto: imperialismo, racismo y eugenesia, y las maneras de ponerle freno no las podemos contar aquí.

    Warnning: Do NOT Get Caught While Searching!!
    Your IP : - Country : - City:
    Your ISP TRACKS Your Online Activity! Hide your IP ADDRESS with a VPN!
    Before you searching always remember to change your IP adress to not be followed!
    PROTECT YOURSELF & SUPPORT US! Purchase a VPN Today!
    0 0

    Cuando Gore perdió las elecciones presidenciales frente a Bush en 2000 no tenía un gran patrimonio: dos millones de dólares, una casa en Virginia y la finca familiar en Tennessee. Lo bueno llegó después porque la ecología es más rentable que la Casa Blanca. Desde 2000 ha recaudado 35 millones de dólares gracias a Capricorn Investment Group, un fondo que invierte en empresas respetuosas con el medio ambiente.

    La ecología no es verde sino vende. Además de una forma de producción, es un gran mercado paralelo o segmentado, eso que ahora llaman un “nicho de mercado”. El mundo ha quedado dividido en ambientalistas y no ambientalistas. Hay energías limpias y sucias, fósiles y renovables, gas natural y artificial, mercancías reciclables o no, que respetan la capa de ozono o no... Hay que pagar un poco más, pero lo verde merece la pena.

    El fundador de Capricorn es Jeffrey Skoll, antiguo presidente de eBay y productor ejecutivo del afamado documental “Una verdad incómoda” que, tras su estreno en 2006, le dio la oportunidad al antiguo vicepresidente de Estados Unidos de intervenir en más de 1.000 actos públicos. La película fue distribuida en 35 países y presentada en todas las grandes cadenas de comunicacion.

    Gore invierte en fondos especulativos verdes, como GIM (Generation Investment Management), especializado en los mercados de carbono. Con su socio David Blood, Gore creó GIM para beneficiarse de las nuevas tecnologías que “luchan” contra el calentamiento global.

    Pero también invierte en el lado oscuro de la economía: el petróleo. No le hace ascos a la vicepresidencia de Acipco (Iron Pipe Company American Cast), uno de los principales fabricantes de tuberías y accesorios para petróleo y gas.

    GIM se ha asociado con KPCB (Kleiner Perkins Caulfield y Byers) una empresa de capital de riesgo para financiar negocios verdes. Gore ha ganado mucho dinero promoviendo inversiones con el sello de KPCB, aunque KPCB no le hace ascos a invertir en empresas petroleras, como GreatPoint Energy, Terralliance Technology y GloriOil.

    Hasta el desplome de 2007 el banco de GIM era Lehmann Brothers, un banco que publicó un largo informe titulado “The Business of Climate Change” (El negocio del cambio climático), que inspiró el cuarto informe del IPCC, aparecido en plena crisis económica.

    El consultor científico de Lehmann Brothers era James Hansen, el padre de la doctrina del efecto invernadero y director del Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA. Hansen fue Presidente del Consejo de Administración de la Alianza para la Protección del Clima, cuyo Director General es Theodore Roosevelt, Director General de Lehmann Brothers y Presidente del Pew Center for Global Climate Change.

    Aunque el “cambio climático” es un desastre para el planeta, puede ser bueno para ganar dinero y Lehmann Brothers creía que del Protocolo de Kioto cabía esperar jugosas subvenciones públicas y, de rebote, beneficios elevados... Suficientes para superar el aluvión de activos tóxicos que los bancos como Lehmann Brothers almacenaban en su contabilidad.

    Para escapar del naufragio Lehmann Brothers apostó por los bonos del carbón y acabó carbonizado.

    En Estados Unidos, sólo hay un mercado para especular con las emisiones de carbono, el CCX (Chicago Climate Exchange), del que el GIM de Gore es el accionista mayoritario.

    En la Junta Directiva de CCX se sienta un personaje al que habría dedicar mucho más espacio en exclusiva, el canadiense Maurice Strong, con un dilatado currículo: director de la Fundación Foro Económico Mundial, inventor de las Cumbres de la Tierra, desde donde se difunde la doctrina del calentamiento planetario, director ejecutivo del PNUMA (que dará origen al IPCC), vicepresidente del WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza)...

    Strong dirige la aplicación de los protocolos de Río de Janeiro y Kyoto, aunque lo mismo que Gore comenzó su carrera en los monopolios petroleros. A los 25 años era vicepresidente de la empresa canadiense Dome Petroleum y en 1976 se convirtió en el primer presidente de Petro-Canadá.

    Las empresas de la energía y las petroleras no son nada opuesto a las verdes, sino su complemento. Dirigen los dos costados de esa aparente contradicción. Por eso sus peones, tipos como Gore o Strong, coinciden en ambos bandos. Para ellos no hay tal contradicción.

    0 0

    Yossi Cohen, director del Mosad
    En una entrevista con el periódico Al Quds, Jared Kushner, el yerno de Trump, que está de gira por Oriente Medio, expresó sus dudas sobre la capacidad de Mahmud Abbas para participar en las iniciativas de Estados Unidos que, según dijo, mostraban la determinación de Trump de “relanzar el proceso de paz israelo-palestino, con o sin los palestinos en la mesa de negociaciones”.

    Esto significa que los cómplices de Estados Unidos ya tienen claros los fundamentos de los futuros “acuerdos de paz”, en nombre incluso de los propios palestinos.

    La reunión en Riad de Trump con los príncipes saudíes han sentado las bases de la relación privilegiada que las monarquías del Golfo Pérsico con el régimen Tel Aviv, a la que hay que sumar a Jordania.

    Una expresión significativa de ello ha sido la reunión mantenida hace diez días entre los jefes de sus servicios de inteligencia del Golfo y el del Mossad, Yossi Cohen.

    Según el sitio web Arutz Sheva, la reunión le inició Kushner y el enviado especial estadounidense en Oriente Medio, Jason Greenblatt.

    Entre los participantes se encontraban el Jefe de Inteligencia General de Jordania, Adnan al-Issam al-Jundi, el general egipcio Abbas Kamel, jefe del Mukhabarat, Khaled ben Ali al-Humaidan, director de la agencia saudí de inteligencia, y el Jefe de la Inteligencia Palestina, Majed Faraj.

    La presencia de Faraj en el acto es la clave, ya que podría reemplazar a Mahmud Abbas como jefe de la Autoridad Palestina.

    Hace dos meses Faraj se reunió con el Secretario de Estado, Mike Pompeo, donde discutieron principalmente la situación de la Autoridad Palestina después del despido de su actual presidente.

    Egipto, Jordania, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos apoyan el “plan de paz” de Trump (“deal of the century”), a pesar de la oposición de la Autoridad Palestina, que suspendió las conversaciones con Kushner debido al reconocimiento de Qods (Jerusalén) como capital de Israel y el traslado de la embajada de Estados Unidos desde Tel Aviv.

    0 0

    Un tribunal de Delhi, la capital de India, prohibió ayer la huelga que los 9.000 trabajadores del metro habían convocado para exigir un aumento de sueldo, el pago de los salarios atrasados y el derecho a formar sindicatos, entre otras reivindicaciones.

    Los trabajadores han acudido esta mañana a sus puestos de trabajo con brazaletes negros en señal de protesta.

    Desde el 19 de junio, los trabajadores del metro vienen participando en protestas en diferentes estaciones con una tabla reivindicativa de ocho puntos, aunque hasta el momento no llegaron a un acuerdo para convocar la huelga.

    El metro de Delhi estuvo al borde de una parada en julio del año pasado cuando su personal no ejecutivo amenazó con ir a la huelga por demandas similares, pero se evitó una crisis en el último momento después de un acuerdo con el consejo de administración.

    Pero aquellas promesas fueron incumplidas por la gerencia, según divulgó la agencia Press Trust of India.

    En una sentencia de cinco páginas, el tribunal se apoyó ayer en tres argumentos. El primero dice que la huelga no está justificada ni es legal porque el metro es un servicio público esencial. Añade que los trabajadores no habían avisado a la empresa con suficiente antelación y, finalmente, asegura que el procedimiento de conciliación sigue abierto.

    La empresa recurrió a los tribunales ante la concocatoria de huelga de los trabajadores y el Ayuntamiento había amenazado con imponer la Ley de Mantenimiento de los Servicios Esenciales a fin de impedir que los trabajadores ejercieran su derecho.

    El metro de Delhi lo utilizan diariamente 25 millones de personas.

    0 0

    Una hija del dirigente nazi Heinrich Himmler, Gudrun Burwitz, trabajó entre 1961 y 1963 como secretaria para el servicio de inteligencia alemán (BND), según el diario Bild.

    El BND ha confirmado que Burwitz trabajó para la organización bajo un nombre falso, a pesar de que hasta su muerte, ocurrida recientemente, cuando tenía 88 años, Burwitz fue una nazi convencida y siempre mantuvo contactos con organizaciones nazis.

    La hija de Himmler entró a trabajar para los servicios secretos de la República Federal de Alemania cuando al frente del mismo estaba Reinhard Gehlen, que durante el III Reich había sido general del ejército.

    El BND ha creado un grupo de trabajo que investiga desde hace años su propio pasado nazi porque muchos de los espías reclutados por Gehlen habían trabajado en el pasado para la Gestapo o las SS.

    Burwitz admiraba a su padre, uno de los peores carniceros hitlerianos, y nunca se distanció de sus crímenes, apoyando a organizaciones nazis como “Juventud Vikinga”, que seguía el modelo de las juventudes hitlerianas.

    También apoyo a una organización fundaba en 1951 que prestaba ayuda financiera a antiguos criminales de guerra.

    A lo largo de su vida, sólo concedió una entrevista, en 1959 cuando tenía 30 años, y en ella defendió que su misión era la de cambiar la imagen de su padre ante la historia. “Mi padre es visto hoy como el genocida más grande de la historia. Quiero intentar cambiar esa imagen”, dijo.

    La hija estaba casada con Wulf-Dieter Burwitz, también militante nazi y funcionario del neonazi Partido Nacionaldemócrata Alemán.

    Heinrich Himmler (1900-1945) fue jefe de la policía hitleriana y ministro de Interior durante el III Reich y una de sus tareas fue la organización del exterminio de los antifascistas europeos.

    Al final de la guerra, Himmler intentó huir, cayó prisionero de los aliados y se suicidó el 23 de mayo de 1945.

    0 0

    “Jean Pierre se convirtió en un testigo incómodo, negativo, para sus jefes; y esos mismos jefes, los del GAL, fueron quienes lo eliminaron el 19 de marzo de 1984”. De esa forma tan clara y directa se expresa, por primera vez, Teresa Rilo, viuda de Jean Pierre Cherid, el eslabón perdido entre el Batallón Vasco Español (BVE) y los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL).

    Jean Pierre Cherid era un reconocido mercenario que formó parte del ejército francés como paracaidista, fue miembro de la OAS (Organización del Ejército Secreto), soldado a sueldo en Biafra y otras guerras africanas que, finalmente, recaló en España.

    Aquí, como destacado anticomunista, consiguió la protección de los servicios secretos y trabajó en ATE (Antiterrorismo ETA) con el capitán de navío Pedro Martínez, cuyo alias era Pedro el Marino. Entre 1975 y 1982 colaboró con el BVE y estuvo a las órdenes tanto de Pedro el Marino como del inspector jefe Antonio González Pacheco, más conocido por Billy el Niño.

    A partir de 1982, tras la llegada del PSOE al gobierno, trabajó para los GAL bajo la supervisión directa del sargento de la Guardia Civil Manuel Pastrana, que estaba destinado en la Secretaría de Estado de Interior con Rafael Vera.

    Jean Pierre Cherid murió el 19 de marzo de 1984 en Biarritz (Francia) cuando manipulaba unos explosivos que había colocado en un vehículo en la calle de Víctor Hugo, con el fin de atentar contra un grupo de refugiados vascos que tenían que pasar por aquel punto.

    Sin embargo, 27 años más tarde, Teresa Rilo, su viuda, revela que su marido no murió por un error de manipulación de explosivos, como siempre se había especulado: “Era un experto en la utilización y manejo de explosivos y recibió la contraorden de sus superiores de retirar aquel vehículo, trasladarlo hasta Irún y entregarlo a la Guardia Civil de allí. Es decir, no había que manipular nada y, además, la carga estaba desconectada. Fue una trampa de su propia gente para eliminar a un testigo negativo”.

    Ése es el principal argumento por el que Teresa Rilo considera que ella y sus dos hijas son también víctimas del terrorismo de los GAL y reclaman una indemnización por los años en que su marido trabajó para el Ministerio del Interior, de 1976 a 1984: ”Jean Pierre trabajó con Pedro Martínez (Pedro el Marino) en los servicios secretos, con el inspector Antonio González Pacheco (Billy el Niño) y con el sargento Manuel Pastrana, que estaba en la Secretaría de Estado. Es decir, mi marido trabajaba para un grupo parapolicial de Interior que montó el propio Ministerio y siguió trabajando cuando Felipe González era presidente del Gobierno”.

    Cherid en Montejurra
    Tras la muerte de Cherid, su viuda intentó reclamar una ayuda de los supervisores de su marido, pero nunca consiguió nada: “Jean Pierre, antes de morir, me dijo que si algún día le pasaba algo, que no me preocupara, que sus jefes me ayudarían y que no me dejarían tirada. Después, todo fue al contrario. Vinieron a casa y se llevaron todos los papeles y las armas que relacionaban a Jean Pierre con el BVE y con los GAL, y me dijeron que no abriera la boca, que no hablara con ningún periodista y que tuviera mucho cuidado con lo que hacía. Se puede decir que me amenazaron. Yo estaba muerta de miedo porque tenía presiones por todas partes, de ETA y del Ministerio del Interior”.

    Con los años, Teresa Rilo y sus hijas han ido investigando y reconstruyendo cómo fue la muerte de su marido: “Hoy sabemos, por medio de confesiones e informaciones que nos han aportado sus antiguos compañeros y amigos, que a Jean Pierre lo eliminaron. Paco, un guardia civil muy cercano a mi marido, siempre me decía que era una lástima lo que le habían hecho a Jean Pierre, que no se merecía eso. Estoy convencida de que él sabía o escuchó el plan que tenían para taparle la boca”.

    Jean Pierre Cherid, que nació en Argel en 1940, participó como mercenario y militante fascista en los atentados de Montejurra 76, donde murieron dos carlistas, y, dos años más tarde, en la voladura del refugiado vasco José Miguel Beñaran, Argala.

    En 1979 Cherid, asesinó en París al dirigente del PCE(r) Francisco Javier Martín Eizaguirre con la ayuda de Mohamed Talbi. De regreso a suys bases en España, asesinaron en Ipar Euskal Herria a los refugiados vascos Enrique Gómez “Korta” y Jon Lopetegi, ”Pantu”. En el periodo comprendido entre 1978 y 1982 el Ministerio del Interior y Cherid utilizaban el BVE para reivindicar sus crímenes.

    En aquella etapa Cherid asesinó a un gran número de refugiados vascos, entre los que estaba Sagardía Saldua, “Uzurbil” y en 1980 intentó secuestrar y trasladar a España a Dolores González Catarain, Yoyes, haciéndose pasar por un gendarme francés.

    En tiempos de los GAL (1983-1984), el mercenario francés se vio involucrado en los atentados de Oñaederra, Perurena, Gurmindo, Antxon, y Pérez Arenaza (cuñado de Txomin), entre otros. Marzo de 1984, el mes en que murió Cherid, fue uno de los periodos de mayor intensidad de los GAL, con un total de cuatro asesinatos.

    Jean Pierre Cherid voló por los aires el 19 de marzo de 1984 a las 13.30 horas en Biarritz y su mujer se enteró por la televisión de que aquel hombre destrozado por la acción de una bomba era su marido:

    “Aquel día nadie daba señales de quién era la persona que había muerto, pero me di cuenta de que era Jean Pierre cuando en un reportaje de televisión vi cómo enfocaban un pie con un zapato, que era lo poco que había quedado de aquella persona. Al ver el zapato supe, de manera automática, que aquel pie era de Jean Pierre, y también intuí que aquello no era normal”.

    Teresa Rilo, 27 años después de la muerte de Jean Pierre Cherid, sabía lo que se traía entre manos su marido y las diferencias que estaba manteniendo con sus jefes de Interior en los últimos tiempos: “Aquel coche estaba allí desde hacía meses, preparado para atentar contra un grupo de etarras que iba a los bares de aquella zona. Jean Pierre quería que la reivindicación del atentado se realizara a través del BVE y Madrid, sus jefes, le dijeron que tenían que ser los GAL. Eso llevó a un enfrentamiento entre ambas partes y Jean Pierre, incluso, llegó a amenazar a sus interlocutores en Interior”.

    La viuda va más lejos en los pormenores del vehículo cargado de explosivos (un Renault 18 blanco con matrícula francesa 8185 RL 64) e indica: “El coche estaba desconectado, según me contó él. No era tan tonto como para dejarlo conectado, pues conocía muy bien el mundo de los explosivos. Le dieron la orden, desde Madrid, de retirarlo de Biarritz, llevarlo a Irún y entregárselo a la Guardia Civil. Estoy segura de que alguien de los GAL manipuló el coche y los explosivos y por eso le dieron la orden de que lo trasladara, para que, de esa forma, al abrirlo muriera y así eliminaban a un testigo negativo”.

    Después de la muerte de uno de los jefes más sanguinarios de los GAL se produjo el silencio policial y judicial, tanto en Francia como en España. Toda la investigación se centró en que Cherid murió al manipular la pila del detonador de los explosivos.

    ”En Interior me dijeron que para demostrar que Jean Pierre había trabajado para la Policía y la Guardia Civil tenía que acreditarlo alguno de sus jefes. Durante todos esos años tanto Antonio [Billy el Niño] como Manolo [el sargento Manuel Pastrana] me dijeron que no me moviera, que no dijera nada, y cuando los he llamado no han querido saber nada. Pues ahora, que les llame la Justicia y que digan quiénes eran sus jefes, quién proporcionaba a mi marido los explosivos, las armas y el dinero para trabajar en el sur de Francia como grupo parapolicial de Interior, y así sabremos toda la verdad de aquellos años”.

    http://elmundo.orbyt.es/2011/04/01/elmundo_en_orbyt/1301687091.html

    Warnning: Do NOT Get Caught While Searching!!
    Your IP : - Country : - City:
    Your ISP TRACKS Your Online Activity! Hide your IP ADDRESS with a VPN!
    Before you searching always remember to change your IP adress to not be followed!
    PROTECT YOURSELF & SUPPORT US! Purchase a VPN Today!
    0 0

    Rafael Poch

    Moscú podría haber creado una red de medios mucho más eficaz que la oxidada red de las agencias Tass y Novosti, las revistas en idiomas extranjeros como Tiempos Nuevos o Novedades de Moscú o el servicio internacional de Radio Moscú, todos muy mediatizados por el KGB y cuyas relaciones internas darían para escribir miles de folletines alguno de ellos completamente kafkiano.

    “Habría bastado”, decía el exjefe analista, “con copiar a nuestros adversarios: crear un canal que diera voz a todos los disidentes del mundo occidental”. Los adversarios disponían de tal red. En realidad una red de redes que se llamaba Voz de América, Radio Liberty, Radio France International (RFI), Deutsche Welle, BBC, etc. La mayoría de ellas tenía programas en ruso y ucraniano, y algunas en casi todas las lenguas importantes de las diversas nacionalidades de la URSS (¡y había muchas lenguas en la URSS!). Los disidentes soviéticos, fuera en Lituania, San Petersburgo, Tbilisi o Moscú, se expresaban a través de aquellos medios, que difundían sus papeles y noticias. Millones de ciudadanos soviéticos escuchaban aquellas “voces”; ese era el eufemismo con el que la prensa oficial se refería a veces a aquella red, eficaz, profesional, bien pagada. Pues bien, muchos años después, ya con Putin y concluida oficialmente desde hacía quince años la guerra fría, Moscú creó un aparato similar.

    Fue en 2005. Entre tanto el ex gran jefe analista volvió a servir a la patria. Quizá fue su vieja idea, quizá estaba en el aire, pero con el canal Russia Today (RT), Moscú hizo las cosas bien.

    Desde entonces el canal y las agencias internacionales no han hecho más que crecer. El presupuesto de RT es de unos 300 millones de dólares. Contrataron a competentes profesionales extranjeros y se han consolidado como un formidable medio de comunicación global en muchas lenguas. Naturalmente, la hegemonía informativa occidental es aplastante y naturalmente RT defiende intereses rusos, pero su mera existencia contribuye al pluralismo. Quiero decir al pluralismo realmente existente, que especialmente en materia de medios de televisión es un pluralismo de propagandas, algo que está muy lejos de ser ideal, pero que es mucho mejor que el monopolio que sufrimos durante la primera guerra de Irak (CNN) o la inducida disolución bélica de Yugoslavia (CNN+BBC, etc.).

    La red propagandística occidental sigue siendo la principal, pero el mundo emergente multipolar ya tiene sus aparatos alternativos: los canales del Golfo, la china CCTV (también en varios idiomas), RT, Tele Sur, y otras.

    En el pulso Rusia-Occidente la desproporción de medios salta a la vista. RT no forma parte de una inexistente red de los emergentes. Frente a sus 300 millones, la Deutsche Welle dispone de un presupuesto de 350 millones, RFI 380 millones, la BBC 524 millones y el complejo americano mucho más. Y todos esos medios actúan al unísono en cuanto a la difamación de Rusia se refiere. Pese a todo, RT se ha convertido en un adversario de peso.

    Su canal en inglés, por ejemplo, se parece mucho a un medio alternativo: ahí es donde el ciudadano americano puede enterarse de muchas noticias relevantes que sus medios no dan. Aunque la idiosincrasia del régimen ruso sea bien de derechas, una versión nacional-eslava de eso que calificamos como espíritu neocon, su posición en el mundo redunda en un posicionamiento mucho más liberal (partidario de la diplomacia y del multilateralismo) y crítico con el belicismo realmente existente (que es occidental) en cuestiones internacionales. El resultado es interesante. Por eso, pese a la modestia de sus medios, esta competencia se ha hecho muy incordiante en occidente, cuyas potencias no soportan que el adversario les responda, aunque sea modestamente, con su propia moneda.

    Todos ustedes conocen las denuncias por atropello a la libertad de información que se producen en Rusia, pero seguramente desconocen que los periodistas y colaboradores de RT trabajan en Estados Unidos en unas condiciones muy parecidas a las que los periodistas occidentales estábamos sujetos en la URSS. En Estados Unidos el canal ruso se ha tenido que registrar como “agente extranjero” (igual que algunas ONG financiadas por dinero occidental en Rusia) y están obligados a trabajar con esa etiqueta. Los periodistas deben enviar copias de su trabajo a las autoridades en un plazo de 48 horas y sus movimientos están estrictamente supervisados.

    Por supuesto, empresas privadas como Google y Twitter, estrechas colaboradoras de la NSA como se ha demostrado, discriminan al canal ruso todo lo que pueden. En el parlamento británico se han escuchado voces de diputados para “clausurar” RT. En Alemania, con el complejo mediático más uniforme y retrógrado de Europa occidental, la campaña antirrusa ha batido todos los récords y con ella la demonización de los medios rusos. El Parlamento europeo ha aprobado resoluciones discriminatorias contra los medios de comunicación rusos. Twitter y Facebook ya han cerrado las cuentas de portales rusos como USAReally.com, donde  pueden leerse informes tan sorprendentes como el de que uno de cada cuatro americanos apoyaría la secesión pacífica de su estado de los Estados Unidos...

    Y en el este de Europa las cosas son aún más rudas: una periodista de RT, Paula Slier, acaba de ser expulsada de Ucrania y su entrada en el país vetada por cinco años, al acudir a un certamen de la OSCE sobre libertad de información organizado en Kiev. En Estonia, el periodista y exdiputado italiano Giulietto Chiesa, habitual colaborador de RT, fue también expulsado cuando acudió a una conferencia. Son solo algunos ejemplos recientes entre muchos otros.

    Los procedimientos que Occidente utiliza para remediar que los rusos hayan logrado establecer cierta competencia con el antiguo monopolio informativo occidental, son claros atentados a la libertad de información y bastante reveladores de hacia donde soplan los vientos en nuestras democracias. En cualquier caso, gracias al pluralismo de propagandas es mucho más fácil orientarse en los actuales conflictos que sacuden nuestro agitado mundo.

    http://ctxt.es/es/20180627/Politica/20441/Rafael-Poch-Imperios-combatientes-RT-propaganda-medios-Occidente-Rusia.htm

    0 0

    El embajador ruso en Sudán, Vladimir Zheltov, ha admitido que Sudán quiere que Rusia construya una base naval en su país. Actualmente ambos países discuten el tema.

    “Esta propuesta continúa siendo estudiada y discutida por las agencias correspondientes en Rusia y Sudán. Cuando se complete este trabajo, los resultados serán anunciados a través de los canales oficiales”, dijo el embajador, quien añadió que probablemente será un puesto de abastecimiento y apoyo técnico y no una base naval.

    “El tema que se discute no es la construcción de una base naval, sino más bien una estación de servicio para los buques de guerra rusos en el Mar Rojo”, aclaró, añadiendo que el tema era confidencial.

    El presidente sudanés Omar Al-Bashir visitó Rusia por primera vez en noviembre del año pasado. Durante su reunión con Putin y el Ministro de Defensa, Sergei Shoigu, habló de la posibilidad de establecer una base militar rusa en Sudán, en el Mar Rojo. Sin embargo, el dirigente africano dijo que no se había llegado a un acuerdo sobre esta cuestión.

    El número de grandes estructuras militares rusas en el extranjero es de 21, mientras que Washington tiene entre 600 y 900 bases.

    Sin embargo, esta proporción no impide que Rusia ejerza una influencia "desproporcionada" en algunas regiones, según el profesor Aleksei Podberezkin, del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú, quien también subrayó que Moscú es muy buena en ahorrar recursos económicos.

    “Sólo una persona que se haya despedido de la percepción racional de la realidad puede comparar la presencia militar de Rusia y Estados Unidos en el mundo porque son dos cantidades incomparables”, dijo.

    “La presencia militar de Rusia es muy limitada, tanto en términos de regiones como de escala. En realidad sólo hay seis puntos en los que Rusia tiene bases militares”, dijo Podberezkin.

    En un futuro próximo es más probable que sea Ruanda la puerta de entrada de Rusia en el continete africano.

    https://www.fort-russ.com/2018/06/sudan-russia-continues-to-push-against-us-africom/

    Más información:

    - África quiere que Rusia y China asuman del mantenimiento de la paz

    0 0



    En agosto se cumplirán cien años de un episodio que golpeó el obrerismo badalonense y catalán. La noche del 26 de agosto de 1918 murieron cuatro trabajadores de la Fábrica Cros durante una carga de la Guardia Civil en la plaza de la Vila. Los trabajadores, que estaban en huelga, reclamaban un augmento salarial y la reducción de la jornada laboral a ocho horas diarias.

    Esta historia se ha plasmado en un libro ilustrado que verá la luz en septiembre. Sus autores son el historiador Jordi Albadalejo y el ilustrador Toni Benages, ambos badaloneses. También incluirá un prólogo escrito por el escritor Julià de Jòdar. El Museu de Badalona se encarga de la edición.

    “No existe ninguna monografía escrita que relate este suceso”, asevera Margarida Abras, directora del Museu de Badalona. La obra saca a luz un episodio histórico que, según sus autores, es muy poco conocido. “En cualquier otro país se habría hecho una película contando esta historia, en cambio aquí la gente no sabe ni qué pasó”, lamenta Albadalejo. Según el historiador, el libro quiere dar a conocer las demandas de aquellos trabajadores y las causas de la represión que provocaron la muerte de cuatro obreros de la fábrica. Eran Pius Bel, Josep Gatell Josepet, Emilio Segarra y Francesc Terrades.

    Entre 1915 y 1916 la organización sindical ganaba fuerza en Badalona. La Primera Guerra Mundial provocó un augmento de los precios de los productos de primera necesidad y el empobrecimiento de los obreros se tradujo en un aumento de la lucha de clases y la solidaridad entre las clases populares. En la Fábrica Cros, dedicada a los productos químicos, los trabajadores convocaron una huelga en agosto de 1918 para reclamar sus derechos laborales.

    El paro duró dos meses y fue secundado de forma mayoritaria por el millar de trabajadores de esta industria. Más allá de los muertos y heridos, también acabó con centenares de despidos. La reivindicación de la Cros y la indignación obrera por su represión fue un precedente clave para la huelga de la Canadenca, que tuvo lugar en Barcelona seis meses después y es famosa por haber logrado acotar las jornadas laborales a ocho horas diarias.

    La noche del 26 de agosto, mientras se celebraba un pleno municipal, los huelguistas se manifestaron en plaza de la Vila ante la vigilancia de la Guardia Civil, que dispersó la concentración por la fuerza. Argumentaban que había habido violencia por parte de los obreros, una versión que en Badalona nadie creyó. El alcalde de Badalona, Jaume Martí i Cabot, dimitió como protesta por la fuerte represión ejercida por la policia.

    La prensa local, tanto la conservadora como la revolucionaria, apoyó la versión de los trabajadores. “Desde La Colmena Obrera hasta las publicaciones afines a la Lliga Regionalista coincidieron de forma unánime en que la Guardia Civil había actuado sin razón alguna. En cambio, la mayoría de prensa generalista daba apoyo a la versión del Gobernador Civil”, asegura Albadalejo.

    Uno de los dibujos más significativos que recoge el libro es justamente el de la carga policial frente al Ayuntamiento. La publicación cuenta con 11 ilustraciones de estilo realista, trabajadas a dos tintas y con el rojo como base cromática. “Al ilustrar esta escena hago un pequeño homenaje a la obra La Carga de Ramón Casas”, confiesa el ilustrador Toni Benages.

    Los autores aseguran que el trabajo de documentación ha sido muy importante para la elaboración del libro. En el caso de las ilustraciones, la tarea ha sido complicada ya que apenas existen fotografías de aquella huelga. “Me he basado en imágenes de la época de los escenarios de los hechos”, asegura Benages.

    Para Albadalejo, el episodio de la huelga en La Cros fue muy importante para la lucha a favor de la clase obrera. También para conseguir, ya en 1936, que la empresa química badalonesa reconociera al sindicato de trabajadores. “No debemos olvidar nunca cuánto ha costado obtener ciertos derechos”, concluye el historiador.

    http://www.lavanguardia.com/local/barcelones-nord/20180701/45479371921/libro-ilustrado-huelga-fabrica-cros-canadenca.html

    0 0
  • 07/02/18--22:42: El expediente Einstein
  • Bianchi

    Existió una poco conocida campaña del FBI del siniestro J.Edgar Hoover para destruir el buen nombre de Albert Einstein (1879, Ulm, Alemania-1955, Princeton, Nueva Jersey, EE.UU.), incluido el intento de vincularlo con el espionaje soviético. Un intento de reescribir la historia para borrar la política radical de Einstein de su imagen pública presentándolo como un amable profesor (chiflado), conmiserativamente absorto, ya que su cerebro (entonces no se hablaba de "reptiliano") se movía en un plano más alto que el nuestro, tan concentrado en elevados pensamientos que no tenía tiempo nuestro hombre para las preocupaciones habituales de los demás mortales.

    La única parcela de la vida de Einstein que han silenciado sus biógrafos, mayormente, es su actividad política. Era ese activismo, y no tanto los numerosos artículos y discursos políticos de Einstein, lo que la oficina de Hoover juzgaba peligroso. Mientras vivió prácticamente todas sus apariciones públicas (como una foto con el genial Chaplin), hasta cuando sacó la lengua a un fotógrafo, eran noticia. Pero desde que murió en 1955, mientras que su imagen se ha convertido en un icono, lo que en su tiempo fueron importantes crónicas de su enfrentamiento con los poderosos, se ha desvanecido. La iconización de Einstein lo ha reducido de una perspicaz crítica social a un extraordinario y absorto sabio con la cabeza (despeinada) en las nubes. Así se esteriliza la memoria con papillas biográficas.

    El esfuerzo más intenso del FBI contra Einstein se produjo entre 1950 y 1955, en el momento culminante del histérico "pánico rojo" en Estados Unidos: "mi vida está dividida entre las ecuaciones y la política", dijo en varias ocasiones.

    En 1895, con dieciseis años, Einstein renunció a la nacionalidad alemana y se trasladó a Suiza para no hacer el servicio militar obligatorio en los ejércitos del Káiser. Se nacionalizó suizo al acabar sus estudios. Fue en Suiza donde Einstein desarrolló parte de su obra más importante en física teórica sobre la electrodinámica de los cuerpos en movimiento y el concepto de "éter", sustancia que entonces se creía que llenaba el espacio. En 1905 elaboró cuatro teorías relevantes, entre ellas la teoría especial de la relatividad con un apéndice en el que incluía la fórmula más veces citada: E=mc2. Volvió a Alemania -convencido por Max Planck- donde vivió la I Guerra Mundial que lo convirtió en antimilitarista e internacionalista. Al principio Einstein atribuía las guerras únicamente a la locura o la maldad humana pero pronto reparó en los factores económicos y sociopolíticos.

    Einstein obtuvo el premio Nobel en 1921 (no se lo dieron antes por ser judío). Ya en periodo de entreguerras, a comienzos de 1932, Einstein pidió un boicot económico internacional a Japón para oponerse a la invasión de Manchuria. No para de alentar a los jóvenes a rechazar el servicio militar. Suya es la llamada "solución del 2%" frente a la guerra consistente en que, según sus cálculos, bastaría que el 2% de los jóvenes llamados a filas se negaran a combatir para que los gobiernos se vieran impotentes: no se atreverían a enviar a tanta gente a la cárcel. Durante su visita a los Estados Unidos en 1931 se incorporó al comité de Theodor Dreiser en defensa de los "chicos de Scottsboro", nueve afroamericanos falsamente acusados de violación y condenados a muerte.

    El Departamento de Estado norteamericano, y esto es significativo, denegaba la admisión de cualquier refugiado que tuviera una ficha en la Gestapo (la viuda de Roosvelt, Eleanor Roosvelt, siempre sospechó que Hoover quería crear una Gestapo en EE.UU.). Si los nazis aseguraban que alguien tenía "tendencias comunistas", eso bastaba para proscribirlos en los USA. Lo que más agravó el conflicto de Einstein con la Administración Roosvelt fue su apoyo a los antifascistas en la guerra civil española, oponiéndose a la política de neutralidad del gobierno estadounidense. EE.UU. fue acusado de ser "neutral en favor de Franco".

    Con la subida de Hitler al poder, Einstein repensó su pacifismo y defendió el uso de la fuerza militar contra él, sobre todo después del bombardeo de Guernica, la ciudad sagrada de los vascos: "al poder organizado solamente se le puede enfrentar otro poder organizado; por mucho que lo lamente, no hay otra vía", escribió. Urgió, junto con otros científicos, a Roosvelt a desarrollar una bomba nuclear antes que los alemanes, los nazis alemanes, fabricaran la suya. Mientras que el proyecto de Hitler fracasó, los científicos estadounidenses, británicos y canadienses consiguieron fabricar la primera bomba atómica.

    En 1940 Einstein se hizo ciudadano americano, aunque nunca renunció a la nacionalidad suiza. Ese año fue apartado del "Proyecto Manhattan" para construir la bomba que él mismo había propuesto sin que nunca se le informara. Tuvo que conformarse con trabajar para la Oficina de Inteligencia Naval. Posiblemente, o con seguridad, no gustaran sus opiniones izquierdistas (donde Robert Oppenheimer, perteneciente al grupo, tenía una ficha del FBI de ¡7.000 páginas! hablando de su filocomunismo.) Ocurre que una vez que se tomó la decisión de fabricar una bomba atómica, la Administración Roosvelt reclutó los talentos necesarios para llevarlo a cabo... vinieran de donde vinieran. Cuando quedó claro a finales de 1944 que los nazis no iban a conseguir elaborar una bomba atómica, Washington comenzó a diseñar planes para utilizarla contra Japón, y no contra Alemania, varios de los científicos del Manhattan protestaron y algunos pensaron en abandonarlo. Sólo se fue uno. Einstein atribuyó el bombardeo atómico de Japón a la política exterior antisoviética de Truman (que sucedió a Roosvelt, fallecido). Japón se habría rendido al cabo de unos pocos meses aunque no se hubiera producido el ataque nuclear, pero había que exhibir músculo para hacer saber quién mandaba en el nuevo concierto internacional que se avecinaba.

    Durante la II Guerra Mundial no se vigiló a Einstein de una manera directa;eso comenzó con el inicio de la "guerra fría" (cool war). Para el FBI, tan pronto como acabó la guerra, si no antes, todo lo que significara amistad con Rusia era antiamericano. El eje del "maccartismo" anterior a McCarthy fue el denominado "programa de lealtad" de Truman decretando el despido de los empleados del Gobierno sospechosos de "deslealtad". En el centro del macartismo no estaba el senador de Wisconsin, sino el FBI y el racista Hoover (contra judíos, negros e hispanos). Debería hablarse, con rigor, de "trumanismo".

    Tras la derrota de los nazis, Einstein volvió a su pacifismo anterior (petición pública de clemencia para el matrimonio Julius y Ethel Rosenberg acusados de espiar para los soviéticos y pasarles secretos de la bomba atómica).

    Einstein no era un comunista, pero tampoco un histérico y primario anticomunista, ni muchísimo menos.

    0 0
  • 07/02/18--23:03: Torturadores
  • Rebeca Quintáns

    En una de sus últimas intervenciones públicas, el actor y activista Willy Toledo se permitió el lujo de llamar “torturador” al nuevo ministro de Interior, el juez Grande Marlasca. Pero no, no lo van aprocesar por esto, no. No se atreven, porque perderían el juicio, literal y metafóricamente, aunque para ello hubiera que llegar al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo. Ya en 2005 (a raíz de unas declaraciones de 2003), la justicia española intentó condenar a Arnaldo Otegi por haber dicho que “el reyes el jefe de los torturadores” (porque es el “jefe” de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado), y lo sentenció a un año de cárcel; pero en marzo de 2011 el TDHS condenó a España por violar la libertad de expresión del político vasco. Así que no, no se van a atrever a hacer el ridículo procesado a Willy Toledo, por acusar a alguien que, además, no es el rey y sí podría ser responsable penalmente e investigado por ello. Willy ha puesto el dedo en la llaga denunciando la tortura sistemática en España, que ni mucho menos se acabó a la muerte de Franco, y que cuenta con muchos más torturadores entrenados sueltos que Billy el Niño. De las nueve condenas del TDHS contra España por no investigar torturas, en seis ocasiones la responsabilidad fue del juez Grande Marlaska, así que no le faltaban argumentos al activista.

    Por ponerle cara a uno de estos seis casos, fijémonos en la del joven de Gasteiz Unai Romano, después de 4 días de septiembre de 2001 incomunicado en manos de la Guardia Civil. La fotografía de su rostro, antes y después del tratamiento, empapeló las paredes del país vasco entonces y a día de hoy continúa circulando por las redes: Al lado de la carita aniñada y casiadolescente de la primera, en la foto de después la tiene tan hinchada y amoratada que parece un monstruo; es una masa informe y sanguinolenta con los ojos hundidos en globos cárdenos de piel a punto de reventar, y el cuello tumefacto tan abultado que cuando le trasladan de urgencias al hospital no le pueden ni ponerel collarín. Casi sin poder ver, con esa misma cara grotesca, lo llevan aprestar declaración ante el juez Grande Marlaska en la Audiencia Nacional. Después de contestar sus preguntas, Unai comienza a narrarle las torturas y malos tratos a los que ha sido sometido. Según su propio relato: “Al cabo de medio minuto, me interrumpe diciéndome que lleva muchos años trabajando con la Guardia Civil y que mucha gente dice sufrirlas torturas y que no me cree. Dice también que, además, al no haber declaración policial, que ése no es el sitio indicado para denunciarlo, y que vaya al Juzgado para poner una denuncia. Me quedo perplejo, le miro a la secretaria y asiente con la cabeza. Mi abogada de oficio no me quita la vista de la cara y tampoco dice nada...”

    Sí, el juez -ahora Ministro- Grande Marlaska es un torturador. Quizá no el autor material de los puñetazos y golpes, pero sí colaborador necesario y encubridor, sin ninguna duda. Lo ha dicho Willy Toledo, pero también el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo en al menos 6 ocasiones. No está de más repetirlo cuánto podamos, permitirnos el lujo de decir verdades como puños, por higiene democrática. Sí, el Ministro de Interior, Grande Marlaska, es un torturador; y, por cierto, el rey, Felipe VI, el jefe de los torturadores.

    Warnning: Do NOT Get Caught While Searching!!
    Your IP : - Country : - City:
    Your ISP TRACKS Your Online Activity! Hide your IP ADDRESS with a VPN!
    Before you searching always remember to change your IP adress to not be followed!
    PROTECT YOURSELF & SUPPORT US! Purchase a VPN Today!
    0 0

    Darío Herchhoren

    La vida de Severino Di Giovanni, siempre ha merecido la atención de escritores, cineastas y poetas, por la simple razón de que fue un hombre totalmente entregado a sus ideas, que llevó adelante sin miedo, y fue ejemplo para varias generaciones de anarquistas que siempre defendieron a la clase obrera y a los humildes.

    Di Giovanni nació en Italia el 17 de marzo de 1903 y tuvo que exiliarse a Argentina como consecuencia a su oposición violenta a la dictadura fascista de Mussolini.

    Fué periodista, obrero gráfico y poeta, y dejó una profunda huella en el pensamiento de la clase obrera argentina que en aquellos tiempos formaba parte de una central de trabajadores que se llamaba FORA (Federación Obrera Regional Argentina) y que tuvo entre sus miembros además de a Di Giovanni, al español Durruti, que se destacó en la guerra antifascista contra el franquismo en el conflicto que arrasó a España entre los años 1936 a 1939, a Simón Radovitsky, un anarquista ruso que acabó con la vida del coronel Ramón Luis Falcón y de su secretario como venganza de las decenas de muertos anarquistas que celebraban el primero de mayo como día de protesta universal por los derechos de los trabajadores, y que fueron reprimidos brutalmente por la policía de la capital en la plaza Lorea, frente al Congreso Nacional.

    Sus amplios conocimientos de la obra de Bakunin y de Malatesta le llevaron a ocupar cargos de importancia entre los anarquistas deArgentina y llegó a ocupar el cargo de director del periódico "La Protesta", que aún se sigue editando a pesar de largas interrupciones durante las diversas dictaduras que asolaron a la Argentina.

    Di Giovanni llega a Argentina con mujer e hijos y de inmediato se incorpora a las luchas obreras junto a los sindicatos sobre todo en la ciudad de Avellaneda, lindante con Buenos Aires, y sede de los grandes frigoríficos y fundiciones de hierro y acero, y lugar de origen de grandes manifestaciones reivindicativas, entre las cuales es imposible no resaltar la que dió origen a la semana trágica de 1919, donde el ejército reprimió durísimamente a los peones de la Patagonia. Es de lectura imprescindible el libro la Patagonia Rebelde del escritor anarquista argentino Osvaldo Bayer que fue llevado al cine con el mismo titulo, y donde el fallecido actor argentino Federico Luppi interpreta magistralmente a "Facón Grande" nombre que utilizaba uno de los más aguerridos dirigentes de esos trabajadores.

    En esas luchas se distinguió Di Giovanni. Pero no es posible escribir algo sobre él sin mencionar a los hermanos Scarfó, italianos como él, que estuvieron a su lado en todo momento, y uno de ellos es fusilado con Di Giovanni el uno de febrero de 1931, a los 30 años de edad.

    Pero hay una figura imprescindible en la vida de Di Giovanni, y es América Scarfó, hermana de los compañeros de Di Giovanni, que a los 14 años conoce a Severino, y se enamora perdidamente de él. Pero su vida no es una novela rosa. América es una anarco feminista de primera linea, y escribe sobre este tema extensos artículos, y se convierte a pesar de su juventud en una figura importante del naciente movimiento feminista argentino, que reivindica iguales derechos entre hombres y mujeres, derecho a una sexualidad libre; igual salario para hombres y mujeres; y es la musa que inspira a Severno.

    Su hermano Paulino Scarfó acompaña a ambos en su proselitismo anarquista; y termina pagando con su vida cuando es ejecutado por fusilamiento junto a Severino.

    Tanto Severino como Paulino participan en un atentado en el teatro Colón de Buenos Aires, el más grande e importante en el país donde se celebraba el 25 aniversario del reinado de Victor Manuel Saboya, conocido como Vittorio Emmanuele III, el rey fascita que nombra primer ministro a Benito Mussolini, con asistencia del presidente de la república Marcelo Torcuato de Alvear, y del embajador de Italia el fascista Luigi Maresoti. Estos hechos ocurren el 6 de junio de 1925 y se saldan con heridos y detenidos, que interrumpen el acto al grito de "fuera ladrones y asesinos".

    Dos años más tarde, en 1927, Severino publica un comunicado en nombre del movimiento anarquista en solidaridad con Sacco y Vanzetti los dos anarquistas italianos acusados falsamente en EEUU y ejectados en la silla eléctrica.

    Pero el culmen de Di Giovanni llega en el año 1930, cuando se produce el primer golpe de estado de la historia argentina. El 6 de septiembre de 1930, el ejército al mando del General José Evaristo Uriburu, y destituye por la fuerza  al presidente legítimo Doctor Hipólito Yrigoyen iniciando con ello lo que se conoce en la historia argentina como la "década infame" que en realidad duró trece años, hasta un nuevo golpe el 4 de junio de 1943, que abre las puertas al primer gobierno de Juan Domingo Perón.

    La década infame fue quizá el período más negro de la historia argentina, solo superado por la última dictadura militar de 1976 a 1983 y fue la escuela de todas las dictaduras posteriores, con sus muertos, sus desaparecidos, sus parados, sus salarios de hambre y su represión, que se cebó especialmente en todos los gque luchaban por los derechos de los trabajadores. Fue el gobierno genocida del General Uriburu, quien acabó con la vida de Severino Di Giovanni y Paulino Scarfó fusilándolos en la antigua Penitenciaría Nacional, que fué demolida muchos años despues, y en su lugar se construyó un parque infantil de juegos en la calle Las Heras y Coronel Diaz.

    América Scarfó murió en soledad el 26 de agosto de 2006. Había Nacido en el año 1913.

    0 0
  • 07/03/18--01:07: La manada judicial
  • Rebeca Quintáns

    Una decena de políticos catalanes, entre rejas muy lejos de sus hogares, como tantos militantes de ETA; como los jóvenes de Altsasu, que llevan 600 días de talego; donde ya han estado también varios titiriteros y donde podrían acabar otros seis chavales que han recuperado un pueblo, Fraguas, con una lista de raperos, actores y twiteros que crece día a día.  Y, mientras, los cinco violadores de los San Fermines, en la calle; Iñaki Urdangarín, en una cárcel de lujo reservada para él solito; y su mujer, viviendo en Suiza sin pensar ni por asomo en devolver el dinero robado; como tampoco lo harán Rodrigo Rato, Jordi Pujol, M. Rajoy y un largo etcétera, que ríen las gracias-amenazas a Jiménez Losantos, también en libertad, porque en la cárcel estos no están, ni se les espera.

    El despropósito judicial ha traspasado ya todas las líneas rojas, huelga decirlo. Toca ya sacar conclusiones. Evidentemente, no son casos aislados (porque un juez singular esté pasado de vueltas), ni se puede solucionar reformando o derogando un par de leyes. El problema es sistémico, y viene de la misma raíz de nuestro sistema político: el régimen del 78.

    Lo primero que se hizo mal fue mantener todo el aparato judicial del franquismo y dejar a los mismos perros con distintos collares.

    Los próceres del régimen no sólo mantuvieron su estatus en los juzgados, sino que continuaron reproduciéndose sin problema con sus privilegios de casta: un elitista sistema de acceso a la judicatura facilitó el proceso, para que fueran mayoritariamente sus cachorros los que conseguían entrar por oposición. Ya dentro del cuerpo, los filtros democráticos desaparecen completamente.

    Todo lo controla el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), un grupo selecto de 21 jueces elegidos a dedo por los partidos mayoritarios exclusivamente (PP y PSOE). De esos 21 miembros depende todo. Entre sus múltiples atribuciones están la de elegir al Presidente tanto del CGPJ como del Tribunal Supremo (son el mismo), a los Presidentes de Sala y Magistrados del Tribunal Supremo, a los Presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia de las Comunidades Autónomas y a los miembros del Tribunal Constitucional. También se encarga de la selección, provisión de destinos, ascensos y régimen disciplinario de jueces y magistrados en general; de la inspección de juzgados y tribunales, y del amparo de los jueces o magistrados que se consideren inquietados o perturbados en su independencia. Por si fuera poco, fiscaliza, mediante la elaboración de informes, los anteproyectos de leyes y disposiciones generales del Estado y de las Comunidades Autónomas que afecten a determinadas materias, entre otras la organización, demarcación y planta judiciales. Y, como colofón, se encarga en exclusiva de la formación de futuros jueces, a través de la única escuela judicial de España (curiosamente en Barcelona).

    En estas variadas tareas, como funcionan como una casta, todo suele quedar en familia. Los apellidos son principios de mayor peso que el mérito y la capacidad, y no es infrecuente encontrarse con sagas familiares como la del juez Ricardo González (el del voto particular absolviendo a la Manada), en la que todos los hijos han salido jueces, casualidades de la vida. La directora de la Escuela Judicial, Gema Espinosa, es la esposa del juez del Supremo, Pablo Llarena, que a su vez es hijo de dos magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (e instructor de la causa por el "procés"). Las escasas iniciativas para protestar por los abusos en este terreno han caído siempre en saco roto. Como cuando en noviembre de 2016 las principales asociaciones profesiones denunciaron que en el CGPJ “no se respetan los criterios de competencia” y que se efectúan nombramientos de personas que tienen vínculos familiares con vocales del Órgano de Gobierno de los jueces o con cargos de la cúpula de la Fiscalía General del Estado. Venía a cuento del nombramiento Rafael Fernández, entonces fiscal en Sabadell e hijo del magistrado del Tribunal Supremo Rafael Fernández Valverde, que fue elegido entre otros 23 candidatos en apariencia con mayor experiencia profesional o tiempo en el ejercicio de la profesión, con el voto a favor del propio presidente del CGPJ, Carlos Lesmes.

    Y del caso del hijo de la actual pareja de Eduardo Torres Dulce, anterior Fiscal General del Estado, que fue promocionado como letrado del Gabinete Técnico del Tribunal Supremo.

    Desde las altas instancias se controla todo, y si algún juez les sale díscolo por méritos propios, siempre pueden desplazarlo, marginarlo y, en los casos más extremos, inhabilitarlo. A través del Tribunal Superior de Justicia (cuyos miembros eligen ellos mismos), si de algún juzgado provincial o autonómico sale algo que no gusta, todo tiene remedio: El TS puede enmendar la plana a cualquier sentencia de rango inferior; es el único que puede ordenar la detención de sus propios miembros y sólo él puede procesarlos y separarlos por responsabilidades civiles y penales en el desempeño de sus funciones; y el único con atribuciones para juzgar a los aforados (es decir, se encargan de velar por que los políticos y miembros de la familia real estén suficientemente protegidos, no dejando que nadie más los juzgue ni los investigue). Por encima del Tribunal Supremo y el CGPJ sólo está el rey, que no puede ser juzgado ni por ellos.

    Así que todo está atado y bien atado.

    Felipe VI, como antes su padre, inaugura ceremoniosamente cada año judicial en tanto que máxima autoridad. “La Justicia emana del pueblo y se administra en nombre del Rey”, dice nuestra Constitución en su artículo 117; por lo que, para todos los órganos judiciales, salas de vistas, despachos de jueces, fiscales y letrados, la foto de Felipe VI es una obligación. En la imagen oficial aparece, como en los actos protocolarios, con toga aterciopelada, con sus correspondientes puñetas, sobre la que lleva el escudo de magistrado del Tribunal Supremo (aunque no es tal), y el Gran Collar de la Justicia (que el Presidente del CGPJ le cede, porque tampoco es suyo).

    Uno de los últimos actos en que pudimos ver juntos a toda esta “Manada” de la judicatura, fue en la entrega de los despachos a la 67 promoción de la Escuela Judicial de Barcelona, en abril de este año. Felipe VI -acompañado por el presidente del CGPJ y del TS, Carlos Lesmes; el fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Jesús María Barrientos; la directora de la Escuela Judicial, Gema Espinosa, y su esposo, el juez del Supremo, Pablo Llarena-, trasladó su firme respaldo a los jueces como "garantía última de los derechos y libertades" de todos los ciudadanos y "factor esencial para el respeto de la ley como expresión democrática de la voluntad". “Gozáis del respaldo de todos -les aseguró muy convencido- para que vuestra actuación responda fielmente a las expectativas depositadas en la labor de juez, como garantía última de los derechos y factor esencial para el respeto de la ley, como expresión democrática de la voluntad de los ciudadanos”. Y los asistentes, en pie, le brindaron una cerrada ovación.

    https://www.diarijornada.coop/opinio/20180625/manada-judicial

    0 0

    Darío Herchhoren

    El hecho de contar acontecimientos que tuvieron lugar hace ya más de un siglo, solo tiene sentido si ligamos esos hechos con la actualidad. Si no lo haemos así convertimos la historia en un cuento como los que nos contaban nuestros padres y abuelos antes de dormir. Lo que a continuación contaremos está dirigido a aquellos que todavía se asombran con las expulsiones de extranjeros que se producen en estos momentos y que atribulan a todos aquellos que consideran que los seres humanos merecen un trato mejor.

    La República Argentina es una nación que se construyó sobre la base de enormes flujos migratorios, y fue en su tiempo un refugio para todos aquelos que huían de persecuciones, hambrunas y guerras que asolaban el mundo entero. Para ello, el imperio español que saqueó esas tierras y acabó con la vida de millones de aborígenes, y luego los gobiernos criollos que continuaron esa política de exterminio, había dejado una población muy escasa, y era necesario repoblar el país con inmigrantes, especialmente europeos de raza blanca y de religión cristiana.

    Muchos de esos europeos eran  geentes que provenían de Italia y de Rusia, y que venían de sus paises de origen imbuidos de la ideologíaanarquista que habían leido en las obras de Bakunin y Malatesta. Eran en general gente culta que inmediatamente comenzaron a organizar los sindicatos de trabajadores que por millares se iban incorporando al trabajo en los frigoríficos ingleses que explotaban el negocio de la exportación de la carne vacuna, que había cobrado un enorme impulso con el descubrimiento de la refrigeración. Todos esos frigoríficos se instalaron en las cercanías de Buenos Aires, y especialmente en el partido de Avellaneda contiguo a la capital. La existencia de grandes concentraciones de trabajadores de la industria de la carne y muy poco después de la metalurgia, el cuero y la lana, creó un anillo de clase obrera en torno a la capital, muy combativo y reivindicativo, que chocó de inmediato con las jornadas abusivas y extenuantes a que eran sometidos esos trabajadores.

    El conflicto estaba servido. Y estallaron esos conflictos, que giraron en torno a reclamar una jornada de ocho horas, con un descanco de un día los domingos.

    Luego esas protestas reclamaron que a cada trabajador se le proveyera de ropa y calzado adecuados para el desempeño de sus tareas, y de un vaso de leche de vaca, más un descanso de media hora para comer en el lugar de trabajo.

    Todo esto comenzó a darse en los años de 1895 a 1905, en que las luchas obreras tomaron un cariz insurreccional que no podía ser tolerado por la oligarquía terrateniente y ganadera que sacaba enormes beneficios a costa del sudor de los trabajadores, y para ello se aprobó la ley 4144, conocida como "ley de residencia" todavía vigente, que permitía expulsar del país a todo extranjero que vulnerara el "orden público". Es decir que se podía expulsar a todo extranjero que luchara por sus derechos y los de su clase. La ley 4144 se aprobó en 1905, y generó enormes movilizaciones en su contra, y algunos gobiernos argentinos no la aplicaron, pero tampoco la derogaron.

    El año 1905 es el año de la sublevación del Potemkin; es también el año de la firma del tratado de alianza entre Alemania y el Imperio Austro Húngaro y ya se preparaba la primera guerra mundial. Era el año de la guerra anglo boer en sudáfrica que consolidó el dominio inglés en ese país, y es también el año en que por primera vez es elegido un diputado socialista en Argentina, en la persona del Doctor Alfredo Palacios, un gran defensor de los derechos sindicales de los trabajadores, que consiguio la jornada de ocho horas, un descanso semanal de un día y medio, el vaso de leche y el vestuario adecuado al trabajo desempeñado por cada trabajador.

    También en esos años comenzó a crecer el partido radical a cuyo frente estaba uno de los grandes políticos argentinos, Hipólito Yrigoyen, que llegaría a la presidencia de la República Argentina en 1916, y que en 1917, año de la revolución bolchevique en Rusia, envió cargamentos de harina, carne y trigo a Rusia para aliviar la hambruna de los rusos como consecuencia de la contrarevolución y la intervención extranjera en esa nación. Sus palabras fueron célebres: "Los hombres son sagrados para los hombres y los pueblos son sagrados para los pueblos", en referencia a la revolución bolchevique y en contra de la intervención extranjera en Rusia.

    Como vemos, las expulsiones no son una novedad, y nos revelan una constante: Los enemigos de los pueblos del mundo son siempre los mismos, y los pueblos también son los mismos; la clase obrera es siempre la misma clase y los explotadores también son los mismos. Entonces si los actores son los mismos; ¿por qué no hacemos como lo hicieron los explotados de entonces; pelear hasta lograr el objetivo?

    0 0


    Juana Galarraga y
    Matthias Flammenman

    La alteración de la normalidad cotidiana con la huelga, es una forma en que la clase trabajadora hace pesar el lugar que ocupa, la imposibilidad de que el sistema funcione sin sus manos, pies y cerebros puestos a trabajar.

    La foto de la 9 de Julio vacía, sin transporte público, sin el embotellamiento de la hora pico cuando miles de almas se disponen a ingresar a sus puestos de trabajo, condensa la potencia de esa fuerza social que la CGT llamó a parar este 25J, pero a quedarse en su casa.

    A pesar de los límites que las direcciones sindicales impusieron a la medida, la cotidianidad capitalista se vio interrumpida y la clase obrera se expresó como poder social de peso.

    Mucho más potente hubiese sido la postal si esas miles de almas hubiesen salido a poblar el país de piquetes y movilizaciones, tal como hizo el sindicalismo combativo y la izquierda en la 9 de Julio y en varias grandes ciudades del interior. Mucho más potente hubiera sido la medida si la totalidad de la clase obrera hubiera podido sumarse a la huelga.

    ¿Por qué pudo comprar puchos en el kiosco el día del paro? También pudo ir a Mc Donald’s en vez de cocinar. ¿Por qué atendió su teléfono a eso de las 20 horas y una vocecita le comunicó una nueva promoción de Cablevisión desde un punto remoto del país? El paro podría haber sido mucho más contundente. El 25J podría haber sido un día imposible para que cualquiera de estas cosas sucedieran.

    Así como la huelga es una forma de expresar el poder social de la clase trabajadora sindicalizada, afectando la normalidad de la vida cotidiana, aquellos sectores de la economía que se desarrollan en medio de una huelga como si nada, permiten ver cuál es el alcance de la precarización.

    Un ejemplo claro son los comercios. El Sindicato de Empleados de Comercio (SEC) nuclea a alrededor de 1.200.000 personas. ¿Cuántas habrán tenido que asistir obligadas a sus trabajos? ¿Cuántos empleados de comercio ni siquiera están registrados?

    El paro general es una buena oportunidad para echar luz sobre la situación de los miles de precarizados que no pudieron participar por ser contratados, por no tener representación sindical o estar en negro. Son quienes más sufren cuando hay ajuste. Los números muestran que las mujeres y los jóvenes menores de 30 años son el sector más afectado por la precarización, la informalidad y los bajos salarios.

    Para miles, parar hubiera significado la pérdida del presentismo (en muchos lugares representa hasta un tercio del salario en mano) o peor aún, el despido. Aunque hayan tenido muchas razones para parar y sus condiciones laborales sean las peores, simplemente no pudieron hacerlo por temor a las represalias patronales.

    Noelia trabaja en un call ubicado en el microcentro de la ciudad de Buenos Aires. Más de una vez se cruzó con gente del (SEC) repartiendo folletos en la puerta.

    En una de sus primeras semanas de trabajo, mientras hablaba como autómata frente a la computadora con la vincha puesta, alguien tocó su hombro y la saludó. Noelia giró sobre su desvencijada silla. Sin poder sacarse la vincha y en los pocos segundos de “avail” (término con el que se conoce a los segundos o minutos de espera entre un llamado y otro), conoció a un joven y a una chica que le dijeron “hola, somos los delegados de la empresa”.

    La escueta presentación se vio truncada por un llamado que cayó y Noelia tuvo que atender. El delegado le siguió hablando mientras ella dialogaba con una clienta al teléfono. Le extendió una planilla para que Noelia les pasara su mail. “Por cualquier duda que tengas con tu recibo de sueldo o lo que sea, nuestra oficina está al lado de la puerta o mandanos un mail”. La delegada apenas unos años mayor que ella le dejó en el box una serie de folletos del SEC.

    Fue la única vez que Noelia vio las caras de los delegados en casi tres meses de trabajo. El sindicato que comanda el octogenario Armando Cavalieri adhirió al paro de la CGT. Sin embargo en el call donde ella trabaja, los delegados no dijeron nada al respecto ni enviaron un mail. Los encargados de comentar cómo se trabajaría ese día fueron los team leaders.

    Días antes, box por box, cada uno de ellos pasó a preguntarles a los operadores de su equipo dónde vivían para evaluar la posibilidad de que se presentaran de todos modos, aunque no hubiera transporte público. La empresa depositaría plata en sus cuentas sueldo para “ayudarlos” con el costo del remise.

    El ejemplo anterior muestra una de las formas en que la patronal presiona individualmente para que su personal no pueda parar. El sindicato que debería garantizar la efectividad de la huelga brilla por su ausencia.

    Otra apretada fuerte se vivió en las sucursales del supermercado Coto. Sus trabajadores y trabajadoras denunciaron que la patronal amenazó con suspensiones y despidos a quienes adhirieran a la medida.

    En este caso la suerte del personal de Coto también está atada al rol del SEC. En el país se garantizó que algunas sucursales mantuvieran bajas sus persianas, no así en todas. En Santa Fe, por ejemplo, el acatamiento al paro en las grandes cadenas de supermercados fue dispar. Walmart cerró sus puertas, pero Coto se mantuvo abierto.

    En la Ciudad de Buenos Aires los comercios de Alfredo Coto abrieron durante el paro general. El referente gremial de las sucursales porteñas es Ramón Muerza, quien disputa la conducción del sindicato al histórico Armando Cavalieri.

    Se sabe que Muerza es amigo del empresario Alfredo Coto, el hombre que atraviesa una causa judicial por tener un verdadero arsenal de armas escondido en un depósito de uno de sus hipermercados. Muerza, de hecho, se encuentra salpicado por esa denuncia.

    De apretados y apretadores

    El día del paro el empresario propietario de los supermercados “El Abastecedor”, se mostró durante todo el día como una gran víctima de la jornada. Jorge Munua denunció aprietes por parte de los delegados del SEC zona Oeste, para que no abriera su local en la localidad de Ituzaingó.

    TN y otros noticieros tomaron el caso del señor y lo replicaron hasta el hartazgo para demonizar la medida de lucha de los trabajadores. Es que en la concepción del Gobierno, sus medios afines y los empresarios, el ejercicio del derecho a huelga es una actitud “extorsiva”.

    Según respondió el sindicato en un comunicado, “El Abastecedor resistió durante años la participación sindical en la empresa, e hizo todo lo que tuvo a su alcance, incluidos despidos de compañeros, para evitar que sus trabajadores tuvieran un delegado gremial que defendiera sus derechos”. El mismo empresario admitió que el sindicato llegó hace poco a su establecimiento.

    El SEC denuncia además que el empresario es “un negrero” y que las condiciones de trabajo del personal son muy irregulares.

    Evidentemente la relación de este hombre de negocios y los delegados no es tan amigable como la de Muerza y Coto. Esto no redunda en la defensa irrestricta de las condiciones de trabajo del personal por parte de un sindicato altamente burocrático. De hecho el dueño del súper se encargó de remarcar cómo los delegados le pedían que “limpiara” gente que no respondía directamente a ellos. No se puede garantizar la veracidad de esta afirmación. Sin embargo, como bien saben trabajadores de otros lugares, la organización independiente y antiburocrática en Comercio es muy difícil.

    Es una conducta común por parte de las conducciones burocráticas “sacar del medio” a los activistas que intentan organizarse por fuera de sus lineamientos y en esto comulgan con las patronales.

    Las empresas de medios no hablan de quiénes son los que sufrieron la apretada más grande el día del paro. Como muestran los ejemplos, los sectores más precarizados fundamentalmente de los comercios, con o sin representación sindical, fueron presionados por la patronal y librados a su suerte por el sindicato.

    Recuperar los sindicatos

    La política que divide a los trabajadores entre quienes cuentan con derechos elementales y los que no, no es casualidad. La burocracia sindical la mantiene y alienta para restarle fuerzas a la clase obrera. Y esto favorece a los empresarios y a los burócratas sindicales que viven como ellos.

    Manteniendo al 30 por ciento de la fuerza laboral en negro, la precarización y la tercerización laboral, las empresas se ahorran millones.

    El paro fue contundente, pero faltó que pudieran expresarse cientos de miles que trabajan en condiciones precarias, bajo contrato o en negro. Para que la fuerza de la totalidad de la clase obrera se ponga en movimiento es imprescindible echar a la burocracia sindical que divide las filas obreras.

    Hay que recuperar los sindicatos para que se pongan al frente de las demandas del conjunto de los explotados. Que luchen por terminar con la precarización, para que las mujeres cobren el mismo salario que los hombres por el mismo trabajo y para que peleen por el derecho al aborto.

    Si el total de los 30 millones de trabajadores se unieran, no solo derrotarían el ajuste macrista, sino que podrían dar una solución de fondo a la crisis nacional.

    http://laizquierdadiario.com/Comercio-precarizacion-y-derecho-a-huelga-en-el-sindicato-mas-grande-del-pais

    0 0

    Desde el 18 de abril los altercados de grupos desestabililzadores ha dejado decenas de muertos y heridos en Nicaragua, pero no hay una insurrección popular contra el Gobierno, sino, por el contrario, la resistencia de todo el pueblo sandinista y no sandinista, contra Estados Unidos y la Unión Europea.

    Desde hace décadas la Agencia Sueca Internacional de Cooperación al Desarrollo financia las redes antisandinistas en Nicaragua.

    El imperialismo interviene en las protestas del lumpen, dada posición geoestratégica del país, que une América del Norte con América del Sur y permite el paso del Mar Caribe al Océano Pacífico. Para controlar a Centroamérica, tienen que mantener a Nicaragua como a Afganistán: en un estado de guerra permanente.
    El año pasado la cámara baja del Congreso de Estados Unidos aprobó la ley “Nica Act” para bloquear los préstamos de instituciones financieras internacionales al gobierno de Nicaragua.

    La Nica Act se aprobó cuando el presidente Ortega exigió a Washington el pago la indemnización de 17.000 millones de dólares sentenciada por la Corte Internacional de Justicia de La Haya en 1986, por el papel de la nación norteamericana en actividades militares y paramilitares contra Nicaragua.

    La exigencia de Ortega ante Estados Unidos y su rechazo a la injerencia pone en riesgo los intereses de la oligarquía de Nicaragua: perder sus fuentes internacionales de financiación.

    En Nicaragua la oligarquía capitalista se compone de una alta burguesía vinculada a las finanzas internacionales y las empresas multinacionales.

    Michael Healey, actual portavoz del levantamiento es un simple empleado de una fábrica propiedad de capitales colombianos. Asimismo, José Adán Aguerri, presidente de la patronal COSEP (Consejo Superior de la Empresa Privada) no posee empresa alguna aparte del propio COSEP. La familia Pellas, que durante la Revolución de los ochenta declaró la huelga económica al Gobierno Sandinista y trasladó todo su dinero a los paraísos fiscales desde los que se dedicó a la especulación financiera, vio aumentar su poder e influencia con la guerra que desangró al país.

    Warnning: Do NOT Get Caught While Searching!!
    Your IP : - Country : - City:
    Your ISP TRACKS Your Online Activity! Hide your IP ADDRESS with a VPN!
    Before you searching always remember to change your IP adress to not be followed!
    PROTECT YOURSELF & SUPPORT US! Purchase a VPN Today!

older | 1 | .... | 255 | 256 | (Page 257) | 258 | 259 | .... | 328 | newer