Quantcast
Channel: La lucha es el único camino
Mark channel Not-Safe-For-Work? cancel confirm NSFW Votes: (0 votes)
Are you the publisher? Claim or contact us about this channel.
0

El gobierno del PSOE y Podemos engañó a todos con un ‘comité de expertos’ sobre la pandemia que nunca existió

0
0
En una respuesta oficial al Consejo de Transparencia, el gobierno del PSOE y Podemos ha reconocido que no existió ningún “comité de expertos” encargado de decidir qué territorios iban avanzando en la desescalada del confinamiento.

Las decisiones que se han tomado no han sido de naturaleza técnica sino política.

A raíz de una denuncia, el organismo le preguntó si se ajustaba a la ley su negativa a hacer públicos los nombres de las personas que le asesoraban en la desescalada.

Fue el propio Pedro Sánchez quien en su día denominó al supuesto equipo como “comité técnico para la desescalada” a principios del mes de mayo, pero desde el anuncio de su creación, se ha negado a dar información sobre su composición o los nombres que lo conformaba, pese a las reiteradas preguntas de periodistas o partidos políticos. “Lo que importa es que son funcionarios del Ministerio de Sanidad quienes junto a las direcciones de Sanidad Pública de las comunidades, deciden de manera coordinada los territorios que pueden pasar de una fase a otra y es es lo más importante”, respondía en rueda de prensa el 9 de mayo.

En esa misma rueda de prensa, insistió en que “estamos siendo asesorados por expertos de una extraordinaria calidad desde el punto de vista científico y de compromiso de servicio público y lo único que puedo hacer es reivindicar su profesionalidad y reconocer su compromiso”.

Fernando Simón también mintió. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias fue preguntado al respecto el 6 de mayo y se negó a dar nombres. “No les voy a dar el nombre de ninguna persona del equipo”, respondía tajante, ante la insistencia de los medios. “Las presiones que sufre cualquier persona a la que se nombre [...] acaban haciendo muy difícil que puedan trabajar con la suficiente libertad [...] Lo mejor que podemos hacer es dejar que hagan su trabajo correctamente y de la forma más independiente posible”, justificaba para no dar sus nombres. El único dato que apuntó es que se trataba de 12 técnicos “que trabajan en la Dirección General de Salud Pública”.

La petición de los nombres también fue transmitida al ministro de Sanidad, Salvador Illa, sin obtener una respuesta clara. “Todo el mundo conoce quién es el ministro de Sanidad, todo el mundo conoce quién es el director del Centro de Coordinación de Emergencias y quién es la directora general de Salud Pública del Ministerio”.

“Yo creo que esto está muy claro. Las comunidades transmites sus propuestas que después son evaluadas por el Comité. Se celebra una reunión bilateral y se llega a un acuerdo”, añadía. “Los técnicos, profesionales, funcionarios que trabajan en el Centro son conocidos” e insistía en que “es un procedimiento claro y transparente”.

“El comité de expertos lo que hace es asesorar al gobierno”, explicaba por su parte la ministra portavoz, María Jesús Montero, un 8 de mayo. “Pero los encargados de evaluar el panel de indicadores, de establecer los criterios, de dialogar con las Comunidades Autónomas con reuniones bilaterales a diario, son los funcionarios habituales y miembros del CCAES, que están con todos los datos disponibles y que disponen de todos los criterios para poder mantener ese diálogo y el ministro finalmente firma la orden”, aclaraba.

https://www.20minutos.es/noticia/4339395/0/gobierno-alusiones-comite-tecnico-expertos/

Las manifestaciones seguirán prohibidas en Suiza hasta el año que viene gracias al coronavirus

0
0
El 22 de junio la ciudad suiza de Berna limitó el tamaño de las reuniones a 1.000 participantes, después de haber limitado anteriormente el número de participantes a 300. La medida expira el 31 de agosto, pero el gobierno está considerando extenderla hasta marzo del año próximo (*).

Es una decisión inédita en Suiza. Para justificarla, el pretexto es el mismo y no se agota nunca: brotes, rebrotes, repuntes...

Cientos de eventos culturales y deportivos también se han visto eliminados, como el Festival de Paleo, el Festival de Jazz de Montreux, los Open Airs de St. Gallen, Frauenfeld y Gurten.

El 27 de febrero Virginie Masserey, miembro de la Oficina Federal de Salud Pública, reconoció que “aún no se puede hablar de epidemia en Suiza”, pero las medidas represivas contribuirían a frenar la propagación del virus.

El primer caso de coronavirus en Suiza no apareció hasta mediados del mes de marzo, pero para entonces ya se habían eliminado hasta los carnavales de febrero, es decir, que la represión aparece antes que el pretexto omnipresente.

Las medidas represivas, que al principio eran temporales y se justificaban por el “peligro”, ya se han convertido en permanentes y no se preocupan en buscar nuevos pretextos para justificarse a sí mismos.

Poco antes de la pandemia, las manifestaciones contra la Cumbre de Davos también se prohibieron porque “había nevado mucho”.

Los pretextos del gobierno convencen a muy pocos porque las escuelas no se han cerrado y los cuarteles del ejército también han seguido abiertos y con las tropas hacinadas.

En pleno centro de Europa, la pandemia es, cada vez con más claridad, la típica ley marcial que se impone después de un Golpe de Estado Militar. Cuando se han eliminado de un plumazo todos los derechos fundamentales, a nadie le puede sorprender que el de manifestación sea uno de ellos.

(*) https://www.nzz.ch/schweiz/allfaellige-verlaengerung-des-veranstaltungsverbots-bis-maerz-2021-ld.1568829

Han inflado la cifra oficial de muertos atribuidos al coronavirus en Inglaterra y el gobierno abrirá una investigación

0
0
El 17 de julio el ministro británico de Salud, Matt Hancock, ordenó la apertura de una investigación sobre el recuento fraudulento de las muertes atribuidas al coronavirus en Inglaterra de manera oficial (1).

El fraude fue destapado por un artículo científico que revelaba que uno de los organismos encargados de recopilar las estadísticos de víctimas del coronavirus, el PHE (Public Health England), había inflado las cifras.

El PHE ha estado cotejando las notificaciones de defunción con una base de datos de resultados de pruebas positivas al virus, de tal manera que una persona que diera positivo al test y muriera por otra causa meses después, sería contabilizada dentro del número de muertes diarias anunciado oficialmente por el gobierno de Londres.

La falsificación fue destapada por un artículo de los profesores Yoon K. Loke y Carl Heneghan del Centro de Medicina Basada en la Evidencia de la Universidad de Oxford, titulado “Por qué nadie puede curarse de Covid-19 en Inglaterra. Una anomalía estadística” (2).

Según el artículo, una persona que diera positivo al coronavirus en el mes de febrero, se curara y luego fuera atropellada por un autobús en julio, el PHE lo registraba como una muerte atribuida al coronavirus.

“Cualquiera que haya dado positivo en el test de Covid pero haya muerto posteriormente, sea cual sea la causa, será incluido en las cifras de mortalidad de PHE Covid”, según los profesores Yoon K. Loke y Carl Heneghan.

“Un paciente que haya dado positivo pero que haya sido tratado con éxito y dado de alta del hospital seguirá siendo considerado como una muerte Covid aunque haya tenido un ataque cardíaco o haya sido atropellado por un autobús tres meses después”, añadían.

El fraude estadístico también significa que los casos asintomáticos, las personas infectadas y luego curadas, pero también los falsos positivos vinculados a las pruebas de PCR, han sido contabilizados falsamente como muertes causadas por el coronavirus.

Algunos países imponen un límite de tiempo entre la fecha de la prueba positiva y la de la muerte para contabilizar esta última entre las estadísticas de fallecimientos por coronavirus. Escocia, por ejemplo, tiene un límite de 28 días y Suecia de 31 días, pero el profesor Carl Heneghan propone un límite un poco más reducido: 21 días.

Como no podía ser de otra forma, lo más chistoso es la explicación con la que el PHE trata de salir del apuro: “Esta es una enfermedad nueva y emergente. No conocemos las implicaciones a largo plazo, por lo que no establecemos un umbral para contar las muertes”.

Afortunadamente hay países donde los científicos de verdad aún tienen posibilidades de destapar las versiones oficiales. Incluso hay periodistas que cumplen con su función de mostrar los criterios de unos y de otros, así como de exponer los que contradigan a “la autoridad” establecida.

No es el caso de España, donde la censura es absoluta, como corresponde a un país en que ha pasado de la Inquisición al fascismo sin solución de continuidad. Aquí a los “expertos” y a la intoxicación mediática los muertos les parecen pocos y lo que buscan es inflar aún más las cifras. Puro amarillismo.

(1) https://www.standard.co.uk/news/uk/matt-hancock-review-coronavirus-deaths-miscounted-a4501466.html
(2) https://www.cebm.net/covid-19/why-no-one-can-ever-recover-from-covid-19-in-england-a-statistical-anomaly/


Más información:
- Dossier coronavirus
 

Aparece un escondite en Siria donde los yihadistas descuartizaban los cadáveres para traficar con sus órganos

0
0
El ejército sirio ha descubierto un escondite utilizado por los yihadistas encargados de descuartizar los cadáveres para traficar con sus órganos en la aldea de Al-Ghadfah, al sur de Idlib. En el depósito han aparecido corazones, hígados y cabezas.

Los órganos se guardaban en frascos que contenían cloroformo. Cada uno de ellos llevaba el nombre de la víctima. Las identidades personales, tanto mujeres como hombres, también han aparecido en el escondite.

Un panel del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en Nueva York mostró pruebas de la participación de los Cascos Blancos en el tráfico de órganos en Siria. Sus miembros capturaban los cadáveres de civiles sirios. Las fotos de la agencia siria Sana muestran varias partes de cuerpos humanos embotelladas.

Los Cascos Blancos son un grupo criminal premiado y alabado por las ONG, las grandes cadenas de intoxicación y demás altavoces del imperialismo.

La localidad de Al-Ghadfah se encuentra cerca de la ciudad de Maarat Al-Numan y fue liberada por el ejército sirio y sus aliados en enero de 2020. Durante mucho tiempo ha estado controlada por el principal socio de Turquía en Idlib, Hayat Tahrir Al-Sham.

https://ahtribune.com/world/north-africa-south-west-asia/syria-crisis/4327-preserved-human-organs.html

¿Se dirigían a Venezuela los mercenarios rusos de Wagner detenidos por el KGB en Bielorrusia?

0
0
33 mercenarios rusos de Wagner fueron detenidos en Bielorrusia por el KGB cuando se dirigían a Venezuela con escala en Estambul.

A partir de ahí, la imaginación puede volar muy alto. Bielorrusia asegura que 11 de los detenidos se dirigían a Venezuela, 15 a Turquía, dos a Cuba y sólo uno a Siria. Uno de los detenidos dijo que no tenía ni idea de adónde iba, mientras que otros tres se negaron a responder a la policía.

Por si no fuera suficiente, el gobierno de Minsk asegura que algunos de ellos eran ucranianos.

Según Rusia, todos los detenidos se dirigían a Estambul.

Otras fuentes aseguran que Wagner mantiene relaciones con Turquía o, más precisamente, con empresas turcas que operan a escala internacional, lo cual es paradójico, dado que en Libia ambas partes están enfrentadas. Wagner ha sido contratada por el Haftar en Libia, mientras Turquía sostiene al gobierno de Unidad Nacional.

Unos dicen que este año los esquemas se han roto; otros que el “enemigo de mi enemigo es amigo”; otros de que los mercenarios se venden al mejor postor, incluidos los rusos...

Lo cierto es que las relaciones entre Moscú y Minsk no son buenas, o son mucho peores de lo que suponemos. Con el pretexto de la pandemia, el Kremlin ha endurecido los controles fronterizos entre ambos países, que antes eran muy buenos aliados.

Putin ha convocado el Consejo ruso de Seguridad, aunque en Moscú se multiplican los llamamientos a la calma, mientras despliegan unidades del FSB y guardias fronterizos rusos en las aduanas. Las colas para cruzar la frontera alcanzas más de cuatro kilómetros.

Ante unas elecciones inminentes, la amenaza de desestabilización de Bielorrusia es evidente. La oposición vendida al imperialismo se manifiesta un día sí y otro también. Pero al Kremlin tampoco le gusta Lukashenko, o le gusta menos y presenta su propio candidato. Hay quien cree que la desestabilización de Bielorrusia puede tener su origen en Moscú y que eso es lo que explica la presencia de Wagner en el país en vísperas de los comicios.

No es el caso. Los mercenarios de Wagner no son especialistas en operaciones clandestinas. No se puede desestabilizar un país con ese tipo de mercenarios. Hacen falta otros cómplices, como ONG, partidos domesticados, prensa, provocadores bien adiestrados...

Moscú tiene suficientes simpatías dentro de Bielorrusia como para influir en el curso de los acontecimientos, sin necesidad de muchos alardes de guerra sucia.

Bielorrusia está sometida a una presión creciente de la OTAN, a través de países vecinos como Polonia y Ucrania. Lukashenko está muy mal visto por los imperialistas y su política ante la pandemia de coronavirus ha sido el remate. Les ha dejado en evidencia al denunciar el chantaje financiero para que ordenara el confinamiento.

Pero también es cierto que Moscú le reprocha su actitud en la Guerra del Donbas.

https://strategika51.org/2020/07/31/les-membres-du-groupe-pmc-wagner-arretes-en-bielorussie-se-dirigeaient-vers-istanbul-et-caracas/

‘No somos esclavas’: huelgas de trabajadoras en las maquilas de todo el mundo

0
0
Josefina Martínez

Desde los suburbios empobrecidos de la península indochina hasta las barriadas obreras de Ciudad Juárez, capital del feminicidio y la maquila mundial, ¿qué experiencias comunes unen las vidas de las trabajadoras precarias a un lado y otro del mundo? ¿Qué rebeliones y resistencias dan forma a una nueva clase obrera global, feminizada y racializada, que produce para grandes emporios capitalistas?

La historia de Soy Sros me pareció tan increíble que necesité leerla varias veces y tuve que comprobar la información en distintas fuentes. La joven camboyana trabaja en la fábrica Superl, que confecciona carteras de lujo para marcas como Michael Kors, Jimmy Choo o Versace. El 31 de marzo, al conocerse el despido de un centenar de trabajadoras, Soy Sros cogió su teléfono y publicó el siguiente mensaje en Facebook: “Superl está incumpliendo las instrucciones de Hun Sen, el primer ministro del Gobierno camboyano. Ha rescindido los contratos de las trabajadoras de la fábrica, incluyendo una trabajadora embarazada, alegando la falta de materia prima debido a la covid-19”. El revuelo generado obligó a la empresa a dar marcha atrás con los despidos el mismo 1 de abril y a continuación Soy Sros borró el post de sus redes sociales. Pero la cosa no terminó allí. Dos días después, la trabajadora fue detenida por la policía, acusada por la empresa de “incitar disturbios sociales”, “difamar” y “difundir fake news”. Estuvo 55 días en una celda de 10x20 metros, hacinada con otras 70 prisioneras, sin condiciones de higiene, en medio de la pandemia. Eran tantas mujeres amontonadas allí, que no podían recostarse al mismo tiempo para descansar, debían hacerlo por turnos. Soy Sros tuvo febrícula varias veces, pero no recibió asistencia sanitaria. Dice que la ayudaron otras presas, que compartieron medicinas con ella.

Madre soltera de dos hijos, Soy Sros es referente del Sindicato Colectivo del Movimiento de Trabajadores (CUMW) de Camboya e intenta organizar a sus compañeras contra un sistema laboral basado en la precariedad y los abusos patronales. Superl Leatherware Manufacturing es un emporio textil creado en 2012, que emplea a 18.000 trabajadores y trabajadoras en sus plantas de China, Filipinas y Camboya, para la exportación a Europa y Estados Unidos. A unos metros de la Gran Vía de Madrid, en una tienda de Michael Kors, se puede comprar un pequeño bolso de piel con logotipo de la marca y tiras decorativas por 365 euros. Es más que lo que cobran mensualmente las compañeras de Soy Sros.

Se calcula que hay entre 40 y 60 millones de trabajadoras y trabajadores en la industria textil de exportación a nivel global. Son empresas especializadas en subcontratar grandes talleres con mano de obra barata en países pobres que fabrican ropa para marcas conocidas. La mayoría de las ocupadas en la industria textil son mujeres –esto es algo que se mantiene desde los orígenes del capitalismo–, y, en muchos casos, son ellas la principal fuente de ingresos en sus hogares. Largas jornadas laborales, bajos salarios y escasa mecanización; es la despiadada extracción de plusvalía absoluta, el verdadero secreto detrás de los grandes emporios de la moda.

La pandemia hizo colapsar en pocos días las cadenas internacionales de suministros, descargando la crisis con especial virulencia sobre las trabajadoras del sur global. De un lado, el freno de las exportaciones chinas impidió la llegada de materias primas a numerosos países. A su vez, grandes marcas europeas y norteamericanas suspendieron las órdenes de compra, dejando muy tocadas a las empresas proveedoras, cuando no al borde de la quiebra. Como resultado, cientos de miles de trabajadoras fueron despedidas o perdieron sus jornales en las maquilas de Bangladesh, Vietnam, Camboya, México o Centroamérica.

“No somos esclavas”

En medio de esta catástrofe, se está desarrollando una dura lucha de clases: las empresas aprovechan la excusa de la covid para barrer las nuevas organizaciones sindicales, y las trabajadoras están respondiendo con huelgas, concentraciones y protestas.

En mayo, 300 trabajadoras de la fábrica Rui-Ning de Myanmar fueron despedidas, poco después de haber registrado un sindicato. Un caso similar se vivió en la fábrica Huabo Times, donde 100 trabajadoras y trabajadores fueron enviados a la calle después de formar una organización sindical. Estas fábricas birmanas producen ropa para marcas como Zara y Primark. Las trabajadoras escribieron una carta al dueño de Inditex, exigiendo la readmisión y denunciando las condiciones laborales: “Cuando comenzó la pandemia, muchos trabajadores como nosotros continuaron fabricando su ropa, incluso cuando la dirección de la fábrica inicialmente no nos concedió medidas de seguridad como mascarillas y distanciamiento social para protegernos a nosotros y a nuestras familias de la covid-19. Ahora, la dirección ha aprovechado la crisis mundial como una oportunidad para destruir nuestros sindicatos, despidiendo masivamente a los afiliados”.

Amancio Ortega acumula una fortuna personal de 62 mil millones de euros y se encuentra en el podio de los 10 hombres más ricos del mundo. Pero poco se dice acerca de las bases de su fortuna, ese trabajo en condiciones semi esclavas. La buena noticia es que, después de varias semanas de concentrarse en las puertas de la fábrica y apoyadas por una campaña internacional de solidaridad, las trabajadoras de Rui-Ning lograron que las reincorporaran a sus puestos de trabajo.

En otra fábrica, que confecciona bolsos para los ordenadores Dell, las trabajadoras mantuvieron un piquete de huelga durante varios días. En sus redes sociales, compartieron un mensaje muy claro: “Nosotras hacemos vuestros bolsos en Myanmar. Hemos tratado de organizar un sindicato para pedir protección ante la covid-19 y hemos sido inmediatamente despedidas. No somos esclavas”.

Andrew Tillett-Saks es organizador sindical y vive en Myanmar. Conversamos sobre este proceso, tras intercambiar algunas opiniones en las redes sociales. Para él estas protestas han empezado a lograr algunos frutos: “Las trabajadoras de la fábrica de Rui-Ning ganaron la reincorporación y derrotaron al consorcio patronal con dos armas: acciones directas del sindicato dentro de la fábrica, y la solidaridad de otras organizaciones de trabajadores a nivel internacional”. El internacionalismo en este caso es algo muy concreto: “Dado que la producción y los mercados capitalistas son tan globales ahora, los trabajadores y sus luchas deben serlo también si quieren tener alguna oportunidad. En la industria de la confección, por ejemplo, los trabajadores producen en un país, el propietario de la fábrica suele tener su sede en un segundo país, y las marcas y los consumidores suelen tener su sede en un tercer país. Sin solidaridad y coordinación internacional se hace muy difícil ganar las luchas de los trabajadores”.

Los nudos que enlazan patriarcado, racismo y explotación laboral son el entramado del modelo capitalista en la industria maquiladora. “El capital utiliza el racismo tanto para facilitar la sobreexplotación de ciertos segmentos de la clase trabajadora, como políticamente para dividir a los trabajadores entre sí, y vemos ambas cosas en la industria de la confección”, asegura Tillett-Saks.

Lo novedoso es que todo indica que estamos ante una importante ola de conflictividad laboral, protagonizada por miles de trabajadoras en condiciones muy duras. Luchas que nos recuerdan a aquellas de principios del siglo XX, cuando las obreras organizaban huelgas salvajes en los centros del capitalismo mundial. Desde el terreno, Tillett-Saks nos confirma esta intuición:

“En los últimos dos años, el sector manufacturero de Myanmar ha experimentado una enorme oleada de huelgas. Casi el 90% de las trabajadoras son mujeres jóvenes, de entre 18 y 25 años, y casi todas las huelgas son autoorganizadas por las trabajadoras. A menudo son trabajadoras no sindicalizadas que se declaran en huelga por cientos de miles, y forman sindicatos mientras están en huelga. Se concentran en gran medida en la industria de la confección, pero también en otras manufacturas ligeras. En Myanmar, cada semana durante los últimos dos años, hubo nuevas y grandes huelgas. La prensa apenas lo cubre, pero es una lucha enorme que francamente empequeñece las luchas sindicales que están lanzando los sindicatos en cualquier otro país que yo haya visto. Las mujeres, por supuesto, siempre han trabajado y siempre han participado en la organización de sindicatos, pero las jóvenes que encabezan esta oleada de huelgas demuestran que las trabajadoras serán fundamentales para dirigir la lucha del siglo XXI por un movimiento obrero más fuerte y un mundo mejor”.

Paraíso capitalista, infierno de precarización laboral

Más de 15.000 kilómetros separan la capital birmana de Ciudad de Juárez, México, en el desierto de Chihuahua. Pero la experiencia vital de una trabajadora de las maquilas, a un lado y otro del mundo, se encuentra mucho más próxima.

“Paraíso capitalista, infierno de precarización laboral, emergente protesta obrera”. Así describe Pablo Oprinari, sociólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México, la situación de la industria maquiladora en este país en medio de la pandemia. El control estatal de las fronteras, abiertas para la circulación de materias primas y mercancías, pero cerradas para las personas, permite a las multinacionales aprovechar las desiguales condiciones a un lado y otro del muro, utilizando una mano de obra cada vez más feminizada y racializada. En las últimas décadas, industrias norteamericanas se han deslocalizado al otro lado de la frontera, creando nuevas ciudadelas obreras en medio del desierto, un desarrollo combinado de tecnología avanzada y mano de obra sobreexplotada.

En el pico de la pandemia, entre el 60% y el 80% de la industria maquiladora mexicana se mantuvo produciendo, sin tomar medidas de protección para las trabajadoras y trabajadores. El norte de México se transformó así en un foco del virus, tal como había ocurrido en el norte industrial italiano. En este contexto, en el mes de abril se multiplicaron las huelgas en la maquila, con la consigna: “¡Queremos vivir!”.

Por vía telefónica, conversamos con Yessica Tzunalli Morales, quien responde nuestras preguntas desde Ciudad Juárez. Ella tiene 27 años y trabajó un tiempo en la maquila, forma parte del colectivo de mujeres Pan y Rosas.

“Los trabajadores y las trabajadoras se empezaron a contagiar de covid dentro de las fábricas. Por eso hubo protestas, “paros locos” [huelgas salvajes], porque querían que las mandaran a cuarentena. Hay un video muy famoso de una obrera que dice que ella no quiere contagiar a su hija, que es un bebé. Entonces, las mujeres fueron las que más pelearon para que la industria parara y las primeras en salir a manifestarse a decir: ‘¡Respeta mi vida!’”.

Como en otras partes del mundo, las grandes empresas maquiladoras se basan en una mano de obra muy feminizada: “Hay más de 350.000 obreras y obreros laborando en la
maquila, y la mayoría son mujeres. Y de esas mujeres, muchas, la mayoría, son madres solteras. Hay una desigualdad social muy profunda, que la pandemia vino a develar
aún más. Estas mujeres también cargan con el trabajo doméstico”. Ahora, con la “nueva normalidad”, muchas empresas han reorganizado los horarios: “Todo el día haciendo
trabajos repetitivos, producción, producción. Doce horas dentro de la fábrica, con sueldos raquíticos. Es una explotación muy tremenda”, explica.

La maquila destroza los cuerpos. En Ciudad Juárez los cuerpos de las mujeres envejecen más rápido, hay cuerpos doloridos, cuerpos que desaparecen y cuerpos de mujeres asesinadas. Yessica Tzunalli Morales y otras activistas de Ciudad Juárez lo vienen denunciando: “Durante la pandemia el feminicidio no ha parado. Las trabajadoras salen de sus casas a las 4 de la mañana para tomar el camión de transporte de personal, pero estos no entran a las colonias, y en muchas ocasiones las obreras tienen que caminar largas distancias, atravesar parques a oscuras, solas. En ese tramo que ellas caminan, se han cometido feminicidios y han desaparecido mujeres. Por eso nosotras sostenemos que la industria maquiladora en Ciudad Juárez es caldo de cultivo para el feminicidio, por estas condiciones estructurales”.

La maquila devora cuerpos de mujeres, pero también genera nuevas olas de protestas y resistencia. “¡No somos esclavas!”, “¡Queremos vivir!”, son los gritos de insubordinación de una nueva clase obrera global, cuya mitad son mujeres. Ellas retoman los hilos rojos y morados de quienes mucho antes ya lucharon.

En 1912, las trabajadoras textiles de Lawrence, en Estados Unidos, protagonizaron la huelga de “pan y rosas”. La mayoría no estaba sindicalizada, pero comenzaron a hacerlo, apoyadas por la IWW (Trabajadores Industriales del Mundo). Miles de mujeres pararon las fábricas contra las condiciones laborales de superexplotación, largas jornadas y bajos salarios, sabiendo que podían caer presas. Crearon un comité de huelga donde se hablaba 25 idiomas, incorporando a las trabajadoras inmigrantes. Las huelguistas también organizaron de forma colectiva los cuidados, con comedores sociales, guarderías y enviando a sus hijos a otras ciudades, donde serían acogidos temporalmente por familias obreras. Después de dos meses de piquetes, enfrentamientos con la policía y enormes muestras de solidaridad (por ejemplo, los estudiantes de Harvard organizaron cajas de resistencia), la huelga logró su objetivo. Se redujo la jornada laboral y se consiguió un aumento de salario.

Desde entonces, el poema de James Oppenheim se identificó con la lucha de aquellas mujeres. Hoy lo seguimos cantando:

Mientras vamos marchando, marchando, gran cantidad de mujeres muertas
van gritando a través de nuestro canto su antiguo reclamo de pan;
sus espíritus fatigados no conocieron el pequeño arte y el amor y la belleza
¡Sí, es por el pan que peleamos, pero también peleamos por rosas!

Mientras vamos marchando, marchando, a través del hermoso día
un millón de cocinas oscuras y miles de grises hilanderías
son tocados por un radiante sol que asoma repentinamente
ya que el pueblo nos oye cantar: ¡pan y rosas! ¡pan y rosas!


https://ctxt.es/es/20200801/Politica/32950/Josefina-Martinez-maquilas-industria-textil-esclavas-Asia-M

Si no protestamos la pesadilla de la pandemia no acabará nunca

0
0

Ni brotes, ni rebrotes, ni repuntes, ni mascarillas. Ayer Berlín celebró con una gigantesca manifestación de protesta el fin de la pesadilla iniciada por el gobierno de Angela Merkel con el pretexto de la pandemia.

Al final la policía intervino y cargó contra los últimos manifestantes. Los organizadores han sido denunciados porque los participantes no llevaban mascarillas, ni guardaron la debida distancia social.

Las cifras de participantes en la protesta son las mismas que las de la pandemia. Hay mucho para elegir. Según la policía fueron 17.000 y según los organizadores fueron 1.300.000. Como ven la diferencia es de casi cien veces, pero las fotos no dejan lugar a dudas de que ha sido la más importante de los últimos años.

El tratamiento de los medios, sobre todo fuera de Alemania, ha sido el silencio y, cuando no ha sido posible, la intoxicación habitual: conspiranoicos, negacionistas, extrema derecha e incluso “populistas”.

Lo mismo asegura la socialdemocracia, el reformismo y la izquierda domesticada, convertidos en los más fieles defensores de la ley marcial, lo mismo que en España.

No obstante, las pancartas y los gritos de los manifestantes tampoco dejan lugar a dudas. “El virus de la libertad ha llegado a Berlín”, era una de las consignas. “Somos la segunda ola”, decían otros. Muchos se centraban en las mascarillas: “Nos obligan a llevar bozal”.

Lo mismo que en España, el gobierno y sus “expertos” de pacotilla no paran de alarmar a la población con los “repuntes”, mientras en la calle hay quien no se lo traga y opina de manera muy diferente: los rebrotes son un humo muy poco espeso. “Falsa alarma”, era otra de las consignas más coreadas.

La policía recurrió a los megáfonos para instar a los participantes a respetar la “distancia social” y a llevar bozal, sin ningún éxito.

En Alemania el número de muertes que se atribuyen al coronavirus, 9.150 personas, es especialmente insignificante en relación a otros, como España. El rendimiento político obtenido de la misma es, pues, muy grande. Ahora tratan de estirarlo lo más posible con los fantasmagóricos “rebrotes” y las declaraciones constantes de los “expertos” en las cadenas de televisión.

La obligación de llevar mascarillas sólo alcanza al transporte público y a los comercios.

 
Más información:
- Dossier coronavirus
- Berlín acogerá a medio millón de manifestantes este fin de semana para celebrar el fin de la pandemia

A pesar del parón los accidentes laborales mortales crecieron en Pontevedra por un ‘efecto coronavirus’

0
0
La estadística sobre siniestralidad laboral en Galicia deja un panorama negro por el repunte significativo de los accidentes con resultado mortal. Preocupa especialmente el repunte en el periodo que abarca el estado de alarma -desde mediados de marzo hasta mediados de junio- con el siguiente resultado: 12 muertes en la comunidad, un 50 por ciento más que un año antes.

En el caso de la provincia de Pontevedra la Consellería de Emprego contabiliza dos en ese período, pero habría que sumar varios más ocurridos en las últimas semanas en Vigo y su área y que dejan un total de cuatro accidentes mortales sólo entre junio y julio. Galicia ya partía de una situación muy negativa, finalizó 2019 como cabecera absoluta en España en accidentes graves, que son la antesala de los mortales.

Los sindicatos apuntan a la incertidumbre generada por la pandemia como un factor desencadenante de accidentes en el puesto de trabajo que pueden causar despistes, ansiedad y estrés, así como el desánimo que acusan muchos trabajadores por la crisis sanitaria y económica. “No podemos despistarnos de los riesgos psicológicos que está causando el Covid, pero la siniestralidad laboral es un problema muy grave que ya teníamos y ahora aflora”, apunta Roi Fernández, secretario de salud laboral de CC OO.

En los cinco primeros meses del año la siniestralidad laboral en Galicia descendió un 26,8 por ciento con un total de 8.682 accidentes, y una  bajada de los leves y los graves, mientras que los mortales se mantuvieron igual que en el mismo periodo del año pasado, 19 casos, la gran mayoría en el sector servicios y la industria. En la provincia de Pontevedra los accidentes con resultado mortal aumentaron pasando de 4 a 6 hasta mayo. Los de junio y julio de la comarca de Vigo fueron en la industria naval, automoción y transporte.

El primer trimestre del año ya arrojaba muy malos datos con un repunte de accidente mortales en la provincia de Pontevedra pasando de 2 el año pasado a 5 éste y también los graves que crecieron en la industria, pesca y construcción. Entre las causas de los fallecimientos en el trabajo, la estadística revela que infartos y patologías no traumáticas están detrás de la mayor parte de los episodios mortales, junto con choques o golpes con objetos en movimiento, aplastamiento o amputación y ahogamiento y sepultamiento.

https://www.atlantico.net/articulo/economia/accidentes-laborales-mortales-crecen-provincia-pese-paron/20200802011745788195.html

Tres años de cárcel al ‘sindicalista’ de UGT que se forró sin necesidad de manipular los ERE

0
0
José Ángel Fernández Villa
No solo en Andalucía la UGT se enriqueció a costa de los parados. La condena firme para su líder asturiano dibuja una época de corrupción sindical que aún pesa como una losa.

De él decían que le bastaba con descolgar el teléfono para que José Luis Rodríguez Zapatero se pusiera al instante. Y con más rapidez aún, si cabe, el entonces ministro de Industria, Miguel Sebastián. Así era la influencia de José Ángel Fernández Villa en aquellos años, cuando encabezada a SOMA-UGT en Asturias, cuna del sindicalismo minero, pata negra en la organización.

Sus fotos con la “creme de la creme” del zapaterismo hicieron época, pero mientras levantaba el puño y ponía pose de minero, uno de los oficios más duros y mitificados, se aprovechaba de ellos para enriquecerse con un “modus operandi” muy similar al de sus “compañeros” andaluces de la época de los ERES: desviaba fondos públicos, destinados a causas nobles y obreras, a su propio bolsillo.

El Tribunal Supremo acaba de confirmar su condena a tres años de cárcel por apropiación indebida de 234.000 euros en dietas para el sindicato, por su asistencia a los consejos de Hunosa, que en realidad se quedó para sí mismo. La punta del iceberg, nada más, de una sombra inmensa que rodea su actividad durante 34 años al frente del sindicato.

Un informe de la UCO, difundido en septiembre de 2019 por El Mundo, elevaba a 31 millones de euros el dinero que aquella UGT despistó de una gran subvención lograda, tras forzar al Gobierno a cambiar incluso leyes, con la excusa de construir un geriátrico para mineros. Este episodio, sobre el que aún pesan las dudas, resume mejor la carrera de Villa.

Aquel muchacho que amamantó la vida minera desde niño, cuando veía a los exhaustos mineros de su Langreo natal, reponer fuerzas con las potentes comidas de cuchara que su padre servía en Casa Hermógenes.

Allí prendió la llama sindical que ahora se ha apagado de golpe, entre escándalos y episodios de codicia que darán con sus huesos en la cárcel y se resumen en un hito: él fue uno de los beneficiarios, en 2012, de la amnistía fiscal de Cristóbal Montoro, que le permitió supuestamente repatriar 1,2 millones de dudoso origen.

Villa, que llegó a ser senador del PSOE entre 1999 y 2003, es ahora un apestado. Pero también un símbolo de una época de rapiña que destrozó la imagen del sindicato, entre los lujos de su capo en Asturias y las mariscadas de su élite en Andalucía.

La sentencia del Tribunal Supremo es un epitafio demoledor en su totalidad, pero en especial por este párrafo: “Se desprende una conducta ininterrumpida desde el año 1989 hasta el año 2012 en la que el recurrente, prevaliéndose del ejercicio de sus cargos sindicales, hizo suyas diversas cantidades de las organizaciones que representaba, no dándoles el destino que les correspondía, existiendo un dolo de continuidad en todos los hechos”.

https://www.esdiario.com/812458804/El-otro-sindicalista-que-se-forro-en-Asturias-sin-necesidad-de-manipular-ERES.html

‘El régimen sacrificó a Juan Carlos para salvar a la monarquía fascista’

0
0
Llevamos varios meses que cada día nos desayunamos con alguna novedad, en clave informativa de las andanzas económicas de quien fue monarca español Juan Carlos I, por muchos y muchas llamado “El Campechano”

Según informaba la prensa europea sus negocios y tratos con los saudíes no eran todo lo transparentes que cabía esperar de una persona que ocupa tan alto rango (en realidad, el más alto rango) en el Estado español. Además de su vida amorosa, en la que no queremos entrar, pensamos que se trata de asuntos privados del ámbito familiar y no seré yo quien de “lecciones de moralidad”. Dejemos pues, ese asunto en el ámbito de su familia.

He tenido una conversación con Rebeca Quintáns, que ha escrito dos biografías del personaje en cuestión, la primera en los primeros años de este siglo, en Ardi Beltza, cuando aún al Sr. Borbón nadie osaba cuestionarle. Hoy es el día que los principales periódicos españoles, ante la evidencia de estas circunstancias a las que me refiero, no les ha quedado otra que publicar sobre el tema.


Rebeca, lo primero ‘eskerrik asko’ por darme algo de tu tiempo... Vayamos por partes y haciendo historia poco a poco... Este hombre cuando accede al reinado, parece ser que tenía un patrimonio más bien escaso

Más bien escaso... ¿comparado con quién? Alfonso XIII había salido de España con las joyas de la corona y cuentas millonarias en Suiza; la reina Victoria Eugenia recibía en el exilio de Laussana una “paguita” de Franco que le permitía dar grandes fiestas en su palacio Vielle Fontaine; Don Juan, en Estoril, también vivía en un palacio y dejó una herencia millonaria también en cuentas suizas... Cuando se habla de que no tenían nada, no sé a qué se refieren. Su codicia, cuando menos, siempre fue infinita.

Se dice que empezó a amasar su fortuna, pidiendo un préstamo a los saudíes y creo que también a los iraníes (era la epoca del Sha de Persia)...

Pedía contribuciones no sólo a los saudíes e iraníes... También a las grandes fortunas españolas y a los que se querían labrar un futuro en el régimen, como Ruiz Mateos. A algunos les resultó muy rentable, como a su íntimo amigo Villar Mir, que ha seguido haciendo negocios con él al menos hasta lo del AVE a la Meca. Y luego, con lo que sacaba, especulaba e invertía, e iba colocando los beneficios en cuentas opacas de paraísos fiscales.

¿Piensas que en aquella época ya pudo haber realizado operaciones económicas poco transparentes? ¿Ya relacionadas con comisiones del barril de petróleo?

Lo que se sabe de las comisiones por petróleo empezó en el contexto de la crisis de 1973, cuando los países de la OPEP decidieron no exportar más petróleo a los países que habían apoyado a Israel. Su mediación para desbloquear el suministro le resultó enormemente rentable, sin duda. Su papel político, todavía no se ha puesto nunca en cuestión. Ahí todavía estaba aprendiendo a sacar rédito a su posición de privilegio (de heredero de Franco, en aquel momento). Pero que conste que no estaba inventando nada que su familia -y toda la oligarquía franquista- no hubiera venido haciendo ya durante mucho tiempo: tráfico de influencias para conseguir adjudicaciones irregulares, cobro de comisiones ilegales, blanqueo de capitales y evasión fiscal. Lo que pasa es que Juan Carlos lo cogió con muchas ganas, siempre le gustó el “bussiness” y el trapicheo de guante blanco más que perder el tiempo haciéndose pasar por estadista preocupado por la democracia.

¿Consideras que la prensa, y hablamos de aquella época, ya lo sabía y sencillamente callaba y ocultaba?

Claro, por supuesto. La prensa sabe mucho más de lo que publica, y lo tiene guardado en “neveras” para evitar que salga a la luz. Lo ha hecho siempre. Cuando yo llegué a Madrid, a finales de los 80, los reporteros de publicaciones como “Interviú” te contaban muchas cosas que no les dejaban publicar. Como mucho, la publicación les compraba la información para meterla en un cajón, y luego jugar con ella a presionar o sencillamente vender el favor de haberla retirado de la circulación. Y hubo quien forjó su carrera profesional y se encumbró gracias a esos tejemanejes y manipulaciones, y aún presume de que vale más por lo que calla. Afortunadamente, también hubo periodistas de los otros, empeñados en romper todos los muros.

El supuesto golpe de estado de 1981... ¿Qué papel piensas que jugó este hombre realmente, usando el término “realmente” en su sentido de “realidad”, no de “realeza”?

Realmente estuvo involucrado en todas y cada una de las fases del proceso. Me refiero a la elaboración del plan, las reuniones con distintas personalidades para organizarlo, la ejecución el día de autos, y por supuesto, a la hora de recoger los bártulos y ponerle un punto final a aquel sainete. Hay multitud de testimonios al respecto, también en sede judicial, durante el juicio oral. Pero parece que interesa más seguir repitiendo la misma mentira mil veces, a ver si consiguen convertirla en (post)verdad. Hay que ser muy tonto o estar muy mal informado para seguir manteniendo la ridícula versión oficial.

Los 80 y 90 fueron 20 años en los que era un personaje intocable y con unos índices de popularidad altísimos... ¿Durante esa época piensas que siguió con ese tipo de actividades económicas gozando además de impunidad?

De hecho podría considerarse que fue su época dorada también en los negocios. Su actividad en la época del PSOE de Felipe González, en el entorno de la “beautiful people” y el frenesí de la cultura del pelotazo, tomó nuevos bríos. Todo se hacía de una manera bastante descarada... Y luego lo celebraban alegremente en los jardines del Palacio Real, en el Campo del Moro, llenando páginas de papel cuché. Muchos de sus amigos de aquella época acabaron luego en la cárcel. Sólo se libraron los verdaderos cabecillas.

¿Es con el escándalo de la cacería de elefantes cuando le explota todas estas cuestiones?

Yo creo que la sucesión de acontecimientos no fue exactamente así, no fue el escándalo de Botsuana lo hizo que todo estallara por los aires... Ya había habido otros, con cacerías de elefantes o de osos de por medio, y otras amantes que habían salido a la palestra antes de Corina, como Bárbara Rey. A Juan Carlos hubo que sacrificarlo para salvar a la monarquía, y para convencerle hubo que ponerle en el brete de que parte de sus escándalos salieran en la gran prensa (lo digo así porque en la prensa alternativa y local ya se estaban sacando muchas cosas desde hacía tiempo). Le obligaron a pedir perdón y a abdicar... Se ve que no fue suficiente para evitar que la mierda comenzara a salir a borbotones y salpicara a todos.

De todas maneras yo tengo una curiosidad... Si durante tanto tiempo se le ha logrado tapar este tipo de negocios, perfectamente la prensa europea podrá haber seguido tapándolo para no desestabilizar el estado español... que es una pieza importante en la geopolítica europea e imperialista, ¿por qué crees que lo saca la prensa europea y no opta por callarlo?, ¿y cuál ha sido el papel de la prensa oficialista española?

La prensa española podría haber mantenido el silencio durante décadas, pero llegó a la prensa extranjera y no, no es tan fácil de controlar. Hasta ahora no tenían interés, pero ahora tienen una carnaza muy buena, muy apetecible desde el punto de vista periodístico, con todas las filtraciones que va haciendo Corina y el tema judicial de Suiza. La prensa italiana y la francesa, sobre todo, siempre han sacado informaciones comprometidas cuando tuvieron ocasión... Yo no creo que ahora haya un interés geopolítico por desestabilizar España, ni de Europa ni de nadie... Pero es que la prensa en el resto del planeta no funciona como aquí. El Estado español tiene un tufo fascista tremendo, y el control de los medios de comunicación es una muestra más de ello, pero que estas cosas se publiquen en otros países es lo más normal del mundo. Que todo explotara tenía que pasar, iba a pasar... y está pasando. Insisto: la mierda está saliendo a borbotones y no se puede parar, porque la mierda estaba ahí y era mucha, cada vez más.

Se habla de que podría salir de Zarzuela... dado que es “intocable”. ¿Cómo crees que acabará todo este asunto en la figura de Juan Carlos?

Yo creo que a Juan Carlos ya no lo salva nadie, da igual donde lo escondan. Quiero decir que su prestigio está por los suelos, y ya nunca podrá volver a presidir un acto público institucional, ni a recibir más besamanos ni reverencias... Por lo demás, me imagino que seguirá viviendo como un rey, con sus cacerías y sus amantes de pago, entrando y saliendo del hospital entre operación y operación, mientras espera y retrasa lo que pueda la humillación pública de ser juzgado en Suiza, aunque sea por videoconferencia, como el vulgar gángster que es. Si deja la Zarzuela para irse a vivir a Sanxenxo o a la República Dominicana creo que no es realmente relevante.

¿Piensas que el actual monarca, su hijo, también debería ser investigado por este tipo de actividades?

Claro. Tiene todas las condiciones y privilegios para seguir haciendo lo mismo que su padre. Mantiene la impunidad y la misma falta de transparencia en sus actividades y su patrimonio. ¿Por qué nadie tendría que creer que es honrado? No nos queda más remedio que aceptar su inviolabilidad, impuesta constitucionalmente, pero ya tener que creer en su bondad y rectitud moral ya es cuestión de tener o no espíritu crítico.

¿Piensas que la monarquía española puede caer a consecuencia de este tipo de hechos?

Lo único que ha frenado su caída en picado por el momento es el confinamiento -también político- al que nos tienen sometidos, que ha servido como paracaídas. Pero lo normal sería que una crisis institucional tan profunda no dejara supervivientes en la familia real Borbón. Como sigan extirpando miembros como única vía curativa, pronto el organismo dejará de funcionar... Reconozco que sigo el espectáculo de cómo intentan salvar la monarquía con más interés que cualquier serie de Netflix, deseosa siempre de ver el siguiente capítulo...

No quiero terminar esta conversación sin que nos comentes algo de tus libros. El primero lo leí hace un montón de años, el segundo no, auque “lo tengo en cartera” ¿Nos podrías comentar algo sobre tus dos trabajos sobre esta persona?

Muchas gracias por vuestro interés. Mi primer libro está descatalogado, aunque creo que todavía hay una edición pirata circulando por Internet. El segundo, me supuso un gran esfuerzo como actualización y segunda parte del primero, intentaba que fuera una versión definitiva y completa del reinado de Juan Carlos... Pero parece que tendré que ampliar un poquito más y tengo pensado sacar una nueva actualización el año que viene, con lo ultimísimo, y cerrar por fin ese tema. Como te comentaba, yo creo que el tema Juan Carlos I está, históricamente, casi zanjado. Por otra parte, he comenzado a trabajar en un nuevo libro sobre Felipe, que espero que sea mucho más breve, por todo y en todos los sentidos. Y es que, además, si no lo saco rápido no me va a dar tiempo antes de que abdique. ¡La Tercera se nos va a echar encima!

Bueno, no te quiero quitar más tiempo. Agradecerte la conversación y expresar públicamente mi admiración por Rebeca que en un país donde se paga caro hablar sobre la monarquía y si no que le pregunten a Pablo Hasel, ella hace ya 20 años metió mano al tema en un libro que publicó Ardi Beltza en el cual no se cortó un pelo. Y también agradecerte el que hayas aportado tanto mediante esos dos libros.

https://lahaine.org/fT4M

España será depositaria de parte de las tropas que Estados Unidos retirará de Alemania en otoño

0
0
Diego Herchhoren

El Comando Africano del Ejército de los Estados Unidos, cuya sede se encuentra en Stuttgart (Alemania), ha ordenado su retirada del territorio, según un comunicado difundido esta semana, y que afecta a doce mil soldados desplegados en el país.

El comunicado "analizará primero opciones en otros lugares de Europa, pero también considerará opciones en los Estados Unidos", en un movimiento que llevará "probablemente tomará varios meses".

Las consecuencias de esta retirada de tropas ordenada por Trump en Alemania afecta también a otro de los escudos que el ejército norteamericano tiene en suelo europeo: el Comando de Operaciones Especiales Europa, también con sede en Stuttgart, que tiene prevista su próxima mudanza a Mons, Bélgica, según declaraciones anteriores del Pentágono.

Asimismo y ante estos movimientos, el Gobierno español ya transmitió a Trump su interés por renovar cuanto antes el Tratado de colaboración en materia militar entre España y Estados Unidos firmado en 1988, que vence en mayo de 2021, y donde PSOE y Unidas Podemos dan por hecho que Rota y Morón serán un buen refugio de las tropas que migren desde el centro europeo, según informó la oficina de prensa de La Moncloa en enero de este año. 

El papel que jugarán los partidos de la coalición en la renovación de este acuerdo será doble: el PSOE será el encargado estratégico, y Unidas Podemos lo venderá como un importante "oxígeno económico" para Andalucía, donde juega un papel clave el ex JEMAD Jose Julio Rodríguez.

Este ofrecimiento de Sánchez a Trump se realizó en la reunión que tuvieron las delegaciones española y norteamericana en la Cumbre de la OTAN del pasado diciembre en Londres.

El principal competidor que tiene España es Marruecos, que tiene disponible la base de Agadir para albergar a los buques de la US Navy, añaden desde el Ejecutivo.

No obstante el gobierno español da por descontado que Estados Unidos quiere ampliar su presencia en Rota, y esto es visto con buenos ojos tanto por Sánchez como por Iglesias. Según un reportaje del diario El País, la prórroga del acuerdo supondría la llegada al arsenal naval de dos destructores más (en estos momentos hay cuatro -Donald Cook, Porter, Carney y Ross- que van a empezar su rotación en las próximas semanas) y 600 marines adicionales. 

Los plazos clave son dos: septiembre, en el caso de España, ya que será cuando se presente el proyecto de Presupuestos Generales del Estado, donde se verá si se recoge o no la exigencia de Estados Unidos de que España aporte al menos un 2% del PIB en defensa; y en el caso norteamericano, el mes de noviembre, donde hay un interés del gabinete de Trump en dejar este asunto cerrado antes de las elecciones presidenciales previstas para fin de año.

Si todo sale como el gobierno espera, entre septiembre y octubre, España se convertirá en uno de los principales depositarios de tropas norteamericanas fuera de zonas de guerra.

La pandemia es la consecuencia y no la causa de la crisis capitalista

0
0
Desde el primer momento de la pandemia, la prensa burguesa creó el fetiche de que la crisis económica es consecuencia de un microbio y el tópico se mantendrá en lo sucesivo como una de tantas cortinas de humo que se han sacado de la manga en lo que llevamos de año.

“La mayor catástrofe natural deja el mercado de trabajo en mínimos”, titulaba el periódico El Mundo hace unos días (1).

Padecemos, pues, una catástrofe “natural” y hablan de “la crisis del coronavirus” porque el capitalismo nada tiene que ver con los despidos, ni con los ERTE, ni los cierres de empresas, ni con el brutal empobrecimiento de millones de explotados en todo el mundo. La “culpa” es de un virus. “Hay una histórica destrucción de empleo a causa del virus”, dijo Antonio Garamendi, el presidente de la patronal, en La Sexta.

Los demás siguen el surco que marca la CEOE y, por ejemplo, el Grupo Tortuga titula que “El hambre se extiende por el covid-19” (2). ¿No había hambre antes de la pandemia?, ¿había antes menos hambre que ahora?

Son tremendas las consecuencias que un virus puede tener en la salud y en la economía, aunque quizá la “culpa” no sea exactamente del virus sino más bien del confinamiento, precisan algunos para salir del apuro. El virus ha obligado al confinamiento que, a su vez, ha provocado una crisis económica mayúscula.

Entonces, los países que no han impuesto un confinamiento estricto, como Suecia, deberían tener una crisis menor o más suave, o quizá no deberían tener ninguna clase de crisis, ni tampoco destrucción de empleo, ni hambre, ni subida del precio del oro... Nada de nada.

No es el caso porque la crisis es del capitalismo que, en la etapa actual, concierne también al Estado y a los mercados mundiales. Es la crisis del capitalismo la que ha conducido al confinamiento, y no al revés.

Por ejemplo, en el primer trimestre del año, antes de la pandemia, Jerez perdió el 10 por ciento de sus empresas. En términos absolutos, 562 empresas con asalariados cerraron hasta el mes de marzo cuando nadie había oído hablar de ningún virus (3).

No obstante, hay quien tampoco entiende lo que es una crisis del capitalismo e incluso asegura que el confinamiento se ha impuesto contra los intereses de los capitalistas, que han sido los grandes perjudicados.

Es el ridículo lema de “la salud está por encima de la economía” (o al menos debe estarlo) y a lo largo de la pandemia hemos podido comprobar que a los capitalistas no les ha importado perder algo de su dinero por “culpa” del confinamiento a cambio de mejorar el bienestar general. Son así de generosos. Vivimos en un mundo donde quienes gobiernan se preocupan tanto por la salud de sus habitantes que no han vacilado en sacrificar el lucro privado.

Las crisis del capitalismo son crisis de superproducción, es decir, que se fabrica más de lo que el mercado es capaz de absorber, por lo que se genera un exceso que sólo se puede resolver mediante la destrucción de fuerzas productivas.

Hasta ahora las destrucciones más drásticas de fuerzas productivas se habían llevado a cabo mediante las guerras imperialistas. Hoy la pandemia ha sido un sucedáneo de la guerra, por lo que el confinamiento no ha sido contraproducente en absoluto.

La crisis que padece el capital no es una cualquiera sino la más importante de la historia del capitalismo, lo que ha permitido presenciar recientemente algunos de los espectáculos más sorprendentes de la historia de la economía, como han sido los tipos de interés negativos o los precios negativos del petróleo.

En términos económicos, la destrucción de fuerzas productivas significa varias cosas al mismo tiempo. En primer lugar es un cierre e incluso una aniquilación física de las instalaciones industriales, comerciales y bancarias. Los que cierran dejan el mercado abierto para que otros se apoderen de él. Lo que unos pierden pasa a los otros.

Los cierres no sólo son físicos sino también quiebras, suspensiones de pagos y liquidaciones de empresas, un fenómeno que corre paralelo a la concentración y centralización del capital, es decir, un refuerzo del monopolismo: en un mercado que antes se disputaban varias empresas, ahora quedan menos, las más fuertes. Es algo que antes de la pandemia ya se estaba viendo, sobre todo en determinados sectores, como el automovilístico o las aerolíneas.

Las quiebras no involucran sólo a las empresas sino a países enteros, como ocurre actualmente con Líbano y como es el caso de otros, como los del sur de Europa, cuya solvencia depende del apoyo momentáneo que les puedan prestar desde Bruselas.

Es una obviedad repetir que los cierres están conduciendo a la otra cara de la destrucción de las fuerzas productivas: millones de trabajadores van al paro, o a los ERE y la mayor parte de ellos no recuperarán nunca sus puestos de trabajo. Según la Cepal, en América Latina, por ejemplo, cerrarán más de 2,7 millones de empresas y se perderán 8,5 millones de puestos de trabajo (4).

Sin el pánico desatado por la pandemia, los despidos masivos hubieran provocado gigantescos levantamientos de masas contra la crisis, mientras que la cortina de humo sanitaria no sólo ha paralizado casi por completo las movilizaciones, sino que ha engendrado una confusión muy grande gracias a la complicidad de los sindicatos, los reformistas, e incluso de los más radicales “antisistema” y sus medios afines. Nunca una política destructiva del capital tuvo más y mejores apoyos.

Lo más significativo es, no obstante, que incluso un medio tan emblemático, como el Financial Times, ha tenido que dar un giro de 180 grados a sus postulados. Hay que aprovechar la pandemia, ha publicado, para imponer una nueva política económica a escala internacional al estilo prusiano.

Los Estados tienen que volver a funcionar como una locomotora económica, para lo cual se ha implementado el mayor drenaje de fondos desde el sector público al privado: 2,3 billones de dólares sólo en Estados Unidos.

El capitalismo tiene ambos aspectos: destruye fuerzas productivas para luego reconstruirlas. Destruye unos capitales para reforzar a otros. Destruye unos países para sostener a otros. La pandemia está justificando los dos aspectos de la ecuación porque es parte de esa nueva política económica que ha propuesto el Financial Times.

En esta crisis hay quien entiende que se debe poner en primer plano esa nueva política económica sin mencionar la cortina de humo que la justifica ante los millones de trabajadores que irán al paro creyendo que la “culpa” es de un virus. Es como pretender explicar la invasión de Irak sin hacer referencia a las armas de destrucción masiva que entonces desempeñaron el papel de cortina de humo. ¿Cómo entender una cosa sin la otra?

Pretenden hacernos creer que la catástrofe que padecemos es “natural” porque de esa manera parece que no tiene alternativa: no depende de un cambio social y político.

Aún peor: hay quien cree que puede combatir las consecuencias de la crisis pasando por encima de las causas que la han provocado. Quizá suponen que el remedio al paro y el hambre llegará también con la vacuna del coronavirus.

(1) https://www.elmundo.es/economia/2020/07/29/5f2071a9fdddff90788b462e.html
(2)  https://www.grupotortuga.com/Los-gigantes-de-la-alimentacion-se
(3)  https://www.diariodejerez.es/jerez/empresas-cierre-Jerez-Covid_0_1478852586.html
(4) https://www.informador.mx/economia/COVID-19-provocara-cierre-de-2.7-millones-de-empresas-en-America-Latina-segun-Cepal-20200702-0073.html

Los franquistas asesinaron a más de un millar de republicanos en la cárcel de El Dueso

0
0
Durante 1936 y buena parte de 1937, Santander y Cantabria permanecieron fieles a la República. El avance de las tropas franquistas con el derrumbe del Frente Norte y la liquidación de la resistencia vasca hicieron que Cantabria cayera en manos de los sublevados en agosto de 1937. Comenzó la matanza, a los más de 2.500 cántabros asesinados por los franquistas, hay que añadir al menos 800 presos forasteros muertos en cárceles cántabras, fundamentalmente en el Penal de El Dueso.

Desde el 25 de agosto de 1937 el penal fue habilitado por las tropas italianas como campo de concentración para más de 3.000 detenidos Republicanos. Entre el 4 y el 7 de septiembre los soldados de Mussolini cedieron el control del campo a las tropas franquistas (incumpliendo así el Pacto de Santoña). Muchos reclusos pidieron inútilmente permanecer bajo el amparo italiano. Inmediatamente los franquistas comenzaron con los malos tratos, empeorando las condiciones de vida.

Ese mismo otoño, el tribunal militar instalado allí dictó 510 sentencias de muerte, muchas de las cuales se ejecutaron en la vecina playa de Berria. También se produjeron “sacas representativas”, eligiendo Republicanos al azar para asesinarlos. En una ocasión, como respuesta a una cacerolada de protesta por el apaleamiento de un compañero, se masacró a 42 prisioneros seleccionados aleatoriamente. La mayor parte de los sentenciados a muerte por fusilamiento eran trasladados en camiones a las tapias del cementerio de Ciriego de Santander, para su ejecución y posterior “desaparición”. En el mismo penal también se ejecutaba por medio de garrote vil. En el Penal de El Dueso se ejecutaron más de un millar de sentencias de muerte.

La comida era repugnante, muy escasa, desayunaban algarrobas molidas, aparecían gusanillos; para comer un cazo de caldo de lechugas o coles hervidas sin aceite, con tierra, babosas, sabandijas, parecía agua de fregar. Patatas, cereales, pan, legumbres, no existían. Había guardianes, que por su saña maligna los presos los motejaban: El Rápido, el Alemán, Pescadilla, el Chato de Laredo o Quinoya. Este último era el más sobresaliente en maldad. La vestimenta haraposa y remendada con saco, lona, manta. No daban a los presos ropa ni calzado. El hacinamiento producía abundancia de piojos, chinches, pulgas, ladillas. Eran abundantes los resfriados, bronquitis y pulmonías que, en muchos casos, terminaban con el débil soplo de vida de los más depauperados.

Tras el paso por El Dueso, como campo de concentración de decenas de miles de vascos, cántabros y asturianos, en el Penal fueron internados al menos otros 7.419 presos antifranquistas, en este caso ya con condenas en firme. De los 5.800 casos de presos recluidos por supuestos delitos políticos cometidos durante el desarrollo de la guerra, estudiados todos ellos por la investigadora Raquel Collado Quemada en su trabajo “Santoña y la Colonia Penitenciaria de El Dueso”, 1.884 lo fueron por Rebelión o Rebelión Militar, 3.857 por Adhesión a la Rebelión y 42 por Auxilio a la Rebelión.

De los 1481 casos de presos recluidos por supuestos delitos cometidos con posterioridad al 1 de abril de 1939, 895 lo fueron por Rebelión, 215 por Bandidaje, 245 por Actividades Subversivas de asociación o propaganda ilegal, y 63 por Delitos Contra la Seguridad del Estado. Entre los muchos detenidos en El Dueso, estuvo el dirigente del PSOE Ramón Rubial, o el dramaturgo Antonio Buero Vallejo, condenado a muerte y que estuvo preso 7 años.

https://documentalismomemorialistayrepublicano.wordpress.com/2020/03/12/en-el-penal-de-el-dueso-cantabria-los-franquistas-asesinaron-a-mas-de-un-millar-de-republicanos/

Estados Unidos ultima los preparativos para un nuevo Golpe de Estado en Nicaragua

0
0
El Presidente nicaragüense Daniel Ortega
Estados Unidos ha puesto en marcha un nuevo intento Golpe de Estado en Nicaragua en los próximos dos años, pues parte de la premisa que el presidente Daniel Ortega ganará las elecciones del año que viene, según Radio La Primerísima (*).

Han contratado a una empresa que se encargará de planificar el golpe. Los detalles aparecen en un documento de 19 páginas con el título “Responsive Assistance in Nicaragua” (Asistencia receptiva en Nicaragua) y el código RFTOP No: 72052420R00004.

La empresa contratada ejecutará el plan en varias fases antes, durante o después del 2021.

Los fondos para poner en marcha dicho plan serán suministrados por Estados Unidos a través de la Agencia Internacional para el Desarrollo (AID), en colaboración con Usaid y utilizarán a organizaciones sociales de Nicaragua para desestabilizar.

En el documento se establecen tres escenarios de lo que, al estilo español, el gobierno de Estados Unidos llama “transición democrática en Nicaragua”. El primero es que, tras provocar una nueva crisis, el presidente constitucional Daniel Ortega renuncie; el segundo que haya elecciones anticipadas provocadas por una crisis que ellos mismos causarán y que ganará la oposición, y tercero, que el FSLN gane las elecciones, con resultados que sean o no reconocidos por el pueblo nicaragüense y por los imperialistas.

El propósito del plan es proporcionar los recursos para crear las condiciones para el golpe a través de socios locales que Estados Unidos denomina “sociedad civil”: medios de intoxicación, empresarios y estudiantes.

Otro de los aspectos que deja claro el documento, es que si la oposición logra vencer al FSLN, inmediatamente el nuevo gobierno debe someterse a las políticas establecidas por AID, ya que los lineamientos a seguir están diseñados.

Según el plan golpista, una vez que la oposición asuma el poder, deberá iniciar la persecución política de los militantes sandinistas y disolver la Policía Nacional y el ejército de Nicaragua, entre otras instituciones.

La AID deja claro que es la presión interna en el país la que eventualmente provocaría el Golpe de Estado, por lo que llama a sus actores a profundizar la crisis política, económica y también la de salud, teniendo en cuenta la pandemia.

Al quedar claro que el año que viene el FSLN resultará victorioso en las elecciones, la AID plantea una transición de gobierno retardada o imprevista, en cuyo caso, el plan incluye acciones concretas para continuar el plan subversivo hasta que se logre el objetivo de expulsar del poder a los sandinistas.

A pesar de la cantidad de dinero que ha recibido la oposición en Nicaragua (por lo menos 31 millones de dólares entre 2017 y 2020) por parte de Estados Unidos, la AID admite que los opositores no han logrado la unidad en torno a un partido político o candidato.

Con frecuencia surgen conflictos entre los grupos campesinos y el resto de la oposición, y los estudiantes a menudo desconfían de los principales empresarios, afirma la Agencia Internacional para la Cooperación en el plan golpista.

También pide a los empresarios que eventualmente se hagan cargo del plan, que contemplen cambios abruptos en los escenarios previstos y tengan la capacidad de responder rápidamente a las nuevas demandas para instalar a un nuevo gobierno.

El plan golpista menciona que si la OEA decide volver a presionar sobre la reforma electoral, será un importante punto de presión internacional, aunque saben que el gobierno sandinista tiene la capacidad de resistir este tipo de injerencias.

“La oposición puede negarse a participar, o aceptar participar en desventaja, creyendo que aún puede ganar. También es posible que el gobierno permanezca en el poder luego de reformas electorales y elecciones justas”, refiere parte del plan.

En esta situación, la Agencia debe estar preparada para responder de manera inmediata para encaminar a la sociedad civil a implementar acciones que desestabilicen el país.

“Una transición demorada puede requerir un mayor énfasis en la investigación y planificación para Usaid y para la dirección de la sociedad civil, con tipos discretos de actividades de asistencia técnica, si es necesario para mantener su impulso o apoyar su capacidad para promover la transición en el futuro”, reseña el plan golpista.

La embajada de Estados Unidos en Managua se encargará de ejecutar una serie de acciones diplomáticas como la creación de una comisión para legitimar un nuevo gobierno impuesto por el Golpe de Estado.

(*) https://www.radiolaprimerisima.com/noticias/general/287264/eeuu-lanza-descarado-plan-intervencionista-para-tumbar-al-fsln/

El confinamiento (y no el virus) mata a 10.000 niños cada mes en todo el mundo según un estudio científico

0
0
El confinamiento impuesto por los gobiernos está teniendo un efecto devastador en la salud y el bienestar de cientos de millones de niños en todo el mundo.

Los cálculos de la Universidad Johns Hopkins estiman que el hambre resultante del confinamiento mata a 10.000 niños al mes y perjudica el crecimiento de millones más.

El estudio lo ha publicado la revista médica The Lancet (1) y la Unicef opina de forma parecida. “Han pasado siete meses desde que se notificaron los primeros casos de Covid-19, y cada vez hay más pruebas de que las repercusiones de la pandemia están causando más daño a los niños que la propia enfermedad”, ha dicho la Directora Ejecutiva del UNICEF, Henrietta Fore (2). “Las tasas de pobreza e inseguridad alimentaria de los hogares han aumentado”.

“Al cerrar las escuelas, interrumpir los servicios de atención primaria de la salud y hacer que los programas de nutrición sean disfuncionales, también estamos causando daños”, dijo Víctor Aguayo, director de Programas de Nutrición de UNICEF (3).

La interrupción de las cadenas alimentarias ha subido los precios, lo que hace aún más difícil para muchas zonas que ya luchaban por obtener alimentos antes de la pandemia. El doctor Francesco Branca, de la Organización Mundial de la Salud, dice que esa interrupción será más evidente en los próximos años. “Los efectos de la crisis del Covid en la seguridad alimentaria se dejarán sentirán durante muchos años”, dijo Branca. “Habrá un efecto en la sociedad”.

Un “aumento de la malnutrición infantil” provocará “fuertes descensos en los ingresos familiares, cambios en la disponibilidad y accesibilidad de alimentos nutritivos y alteraciones en los servicios de salud, nutrición y bienestar social”, según el estudio. “Las estimaciones del Instituto Internacional de Investigaciones sobre Políticas Alimentarias sugieren que, como resultado del confinamiento, otros 140 millones de personas se verán abocadas a la pobreza extrema con menos de 1,90 dólares diarios este mismo año.

Cada vez es más evidente que el remedio es peor que la enfermedad. Según el Programa Mundial de Alimentos, el número de personas de países de ingresos bajos y medios que se enfrentan a una inseguridad alimentaria aguda casi se duplicará hasta alcanzar los 265 millones a finales de este año.

Las advertencias sobre los desastrosos efectos del confinamiento se han multiplicado. Un estudio publicado en mayo sugirió que el confinamiento destruirá siete veces más años de vida de los que podría salvar (4).

Las sobredosis de medicamentos se han disparado en Estados Unidos desde que se impuso el confinamiento. Subieron el 18 por ciento en marzo, el 29 por ciento en abril y el 42 por ciento en mayo, según el Washington Post (5).

Los suicidios también están aumentando en todo el mundo. En Lille, al norte de Francia, los hospitales atienden un 30 por ciento más de perturbaciones síquicas causadas por el confinamiento y la ola histérica. “Los intentos de suicidio han explotado en grandes proporciones”, asegura Radio Horizon (6).

(1) https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(20)31647-0/fulltext
(2) https://www.foxnews.com/world/coronavirus-leads-to-mass-hunger-killing-10000-children-a-month-un-warns
(3) https://fox17.com/news/local/virus-linked-hunger-tied-to-10000-child-deaths-each-month
(4) https://www.justfacts.com/news_covid-19_anxiety_lockdowns_life_destroyed_saved
(5) https://www.washingtonpost.com/health/2020/07/01/coronavirus-drug-overdose/
(6) https://www.horizonradio.fr/article-23343-vague-de-depressions-et-tentatives-de-suicide-en-metropole-lilloise.html

Estados Unidos quiere obtener inmunidad antes de desplegar tropas en Polonia

0
0
Estados Unidos quiere imponer condiciones extremadamente duras para el despliegue permanente de tropas y bases militares en Polonia. En junio la visita del presidente polaco Andrzej Duda a Estados Unidos para firmar un nuevo tratado en Washington fue un fracaso. No se firmó nada porque hasta un gobierno tan vasallo, como el polaco, se negó a a aceptar las condiciones.

El asunto no sólo interesa a Polonia, sino también a Estados Unidos, que tiene que sacar al menos a una parte de sus tropas de Alemania y no todas las puede traer a España.

Uno de los temas más controvertidos es el mismo que en 1953 impuso Eisenhower a Franco para respaldar al régimen con las bases militares: Estados Unidos quiere inmunidad para sus tropas, que son muy propensas a cometer toda clase de crímenes allá donde están.

Ahora los tribunales polacos son los competentes para juzgar a la soldadesca gringa, al menos en parte. Estados Unidos quiere que el nuevo tratado elimine esa competencia residual, de tal manera que las tropas no se puedan sentar en un banquillo en Polonia, cualquier que sea el delito que cometan, tanto por un accidente de tráfico como por una violación.

No quieren admitir que un policía polaco pueda detener a un delincuente gringo. Lo mismo que en España desde 1953, la chusma del ejército gringo está por encima de la ley porque son los monarcas de cada país que ocupan. Para detener a un soldado de Estados Unidos hay que llamar a la policía militar de Estados Unidos.

Ellos se lo guisan y ellos se lo comen. Los gobiernos locales no pintan absolutamente nada, aunque presuman de “nacionalismo”, como hacían los franquistas. Están obligados a tragar lo que Estados Unidos les ponga sobre la mesa.

Lo veremos en otoño, cuando el Parlamento polaco ratifique el tratado porque los “nacionalistas” polacos son como los franquistas. Su patriotismo sólo sale a relucir cuando se trata de enfrentarse a Rusia.

De mayor quiero ser candidato

0
0
Bianchi

El enigmático, utópico y anarquista Morelly, en el siglo XVIII, decía que el hombre natural era bueno, pero el establecimiento de la propiedad privada lo corrompió. Los garamantes de Antonio de Guevara, franciscano de la corte de Carlos V, visten igual, detestan la mentira y el lujo inútil y aborrecen la guerra. Los telématas de la abadía de Rabelais, por el contrario, proponen la ausencia de leyes y parodian el comunismo monástico o "convento utópico".

Sin irnos a Platón y sus "edades de oro", el mojón es Tomás Moro y su ascetismo y frugalidad como norma en "Utopía". Todos trabajan, pero no mucho, porque no hay parásitos que mantener. El oro y la plata sirven para hacer orinales para niños. Hay ateos, pero son compadecidos. En la misma línea, los solarianos de "La Ciudad del Sol" de Campanella desprecian el dinero en una sociedad agrícola y preindustrial, lo que no ocurrirá en la "Nueva Atlántida" (1621) de Francis Bacon que, mucho más prácticos, admiten las relaciones capitalistas de producción, es decir, el "progreso" de los evergetas (bienhechores).

La ventaja de ser candidato es que ningún partido dice ser lo que es. Ninguno. Si lo fueran, no serían candidatos. Por una parte, "este mundo" y, por otra, los "Parthenions" o asilos para las putas pensados por Restif de la Bretonne, otrosí las madres de quienes nos han estado puteando-gobernando. Los de siempre, "este mundo", y los de toda la vida, los "demócratas". Al final, a contar.

En Xinjiang la represión del gobierno se dirige contra los yihadistas, no contra los uigures

0
0
En diciembre del año pasado el periodista afgano Hujjatullah Zia, que es de confesión musulmana, visitó Xinjiang, en China, donde a sus correligionarios los persiguen y encierran en campos de concentración, según la intoxicación imperialista.

La conclusión del viaje es bien diferente: el gobierno chino no dirige la represión contra los uigures sino contra los yihadistas.

Desde 1978 los ingresos de los residentes de Xinjiang han aumentado 101 en las ciudades y 99 veces en el campo.

El turismo se ha convertido en un importante impulso de la economía. El año pasado, se estima que más de 150 millones de personas visitaron Xinjiang, un aumento del 40% con respecto al año anterior.

Además de establecer centros de educación, China está tratando de fomentar el desarrollo de Xinjiang, que es la zona central de la Nueva Ruta de la Seda.

En Xinjiang hay 25.000 centros para actividades religiosas, incluyendo 24.400 mezquitas. Como promedio, hay una mezquita por cada 530 musulmanes.

No obstante, el año pasado la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó una ley para la protección “de los derechos humanos de los uigures”, que es otra manera de sacar a China de los mercados internacionales, lo mismo que la pandemia de la OMS, las sanciones a Huawei, el robo de TikTok o la desestabilización de Hong Kong. Los imperialistas no pierden el tiempo.

Por su parte China califica la política de Estados Unidos como una agresión internacional y una injerencia en los asuntos internos. El gobierno de Pekín se enfrenta a los yihadistas que presentan una faceta tanto religiosa como nacional.

En julio de este año la Oficina de Información del Consejo de Estado de China publicó un folleto diciendo que nunca en la historia de China a Xinjiang se le llamó “Turquestán Oriental”. Según el folleto, a finales del siglo XX, términos como “panturquismo” y “panislamismo” se introdujeron en Xinjiang para alentar a los grupos étnicos que hablan lenguas turcas a unirse en la creación de un Estado teocrático.

En otro folleto publicado en marzo se afirmaba que el “panturquismo” y “panislamismo” fueron creados por los colonialistas.

(*) http://outlookafghanistan.net/topics.php?post_id=25597

Las prácticas monopolístas en el mercado farmacéutico mundial

0
0
Después del brote de H5N1 (gripe aviar) y en los primeros días de la epidemia de H1N1, las empresas farmacéuticas transnacionales compitieron ferozmente para proporcionar tratamientos en ausencia de vacunas.

Entre 2005 y 2009, el antiviral oseltamivir, comercializado por Roche como Tamiflú, logró ser reconocido como el medicamento estrella para la prevención y el tratamiento por varios organismos internacionales como la OMS, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) y la Agencia Europea de Medicamentos.

En aquel momento, a fin de prepararse para una “posible operación de confinamiento”, la OMS recibió una donación de tres millones de tratamientos con oseltamivir de Roche para ser utilizados como reserva, según el informe del Comité encargado de examinar el funcionamiento del Reglamento Sanitario Internacional (2005) en relación con la pandemia H1N1, publicado por la OMS en 2009.

Según el mismo informe, la OMS alentó a los países a que introdujeran planes de confinamiento rápidos en sus mecanismos nacionales de preparación para la pandemia de gripe. Además, la OMS elaboró un “protocolo de confinamiento rápido” basado principalmente en el oseltamivir con el mismo fin.

No es sorprendente que, como resultado del pánico mundial generalizado, Roche recibiera pedidos de países de todo el mundo. Las investigaciones posteriores y la bibliografía revelaron que las decisiones de compra se basaban en ensayos clínicos financiados por Roche, cuyos resultados, según los expertos, eran limitados e incompletos, especialmente en lo que respecta a la eficacia y los efectos secundarios del Tamiflú, algunos de los cuales resultaron posteriormente peligrosos.

Además, algunas informaciones erróneas sugerían un brote incontrolable de la infección. Una revisión Cochrane encontró que los beneficios del oseltamivir eran pequeños en cuanto a la reducción de los síntomas, ya que el fármaco reducía los síntomas en no más de medio día.

Los autores del estudio, que se encargaron de obtener informes completos de la investigación clínica original, también obtuvieron un panorama más claro de los efectos secundarios del oseltamivir. Al final, la revisión Cochrane cuestionó si se justificaba la acumulación de oseltamivir.

Lo anterior puede verse bajo otra luz.

Las empresas farmacéuticas suelen presionar a los gobiernos durante estas crisis. Durante la pandemia de H1N1, el enfoque de Roche fue esencialmente persuadir a los gobiernos de que firmaran acuerdos para comprar Tamiflú porque, en aquel momento, se atendía por orden de llegada.

Cabe señalar que esas negociaciones se celebraron en un contexto de tensión mundial y de competencia abierta entre los países para obtener un tratamiento lo antes posible de una sola fuente.

Esa situación demuestra la gravedad de las prácticas monopolistas en el mercado farmacéutico mundial. La probabilidad de que este escenario se repita es tanto mayor cuanto que los países siguen negociando el acceso a los medicamentos en un mercado monopolístico, como lo demuestra la compra por Estados Unidos a Gilead Sciences de todas las reservas existentes y los acuerdos de compra previos de posibles vacunas por parte de varios países europeos.

En ese momento, las ventas de oseltamivir superaron los 18.000 millones de dólares, la mitad de los cuales fueron pagados por los gobiernos. Estados Unidos, por ejemplo, gastó más de 1.500 millones de dólares para almacenar oseltamivir, sobre la base de las recomendaciones de los CDC, mientras que Reino Unido gastó 770 millones de dólares en el mismo fármaco entre 2006 y 2014.

La OMS es una organización intergubernamental y como tal es responsable ante sus Estados miembros. En 2010 esos Estados miembros evaluaron la actuación de la OMS en la declaración de la pandemia de H1N1. La decisión despertó las reservas de las comunidades científicas y políticas internacionales, que la consideran prematura, causando una confusión mundial y costando millones de dólares a los presupuestos públicos.

Lo que es importante señalar sobre el control del coronavirus es que no hay ninguna droga “nueva” que haya sido probada contra el virus. Los que están siendo estudiados son conocidos o ya están en el mercado. Se están probando para demostrar que tienen un efecto específico contra el coronavirus.

Este reposicionamiento o reorientación de los medicamentos existentes es una práctica común en la investigación de los brotes. Además, la investigación y el desarrollo farmacéuticos ya no producen “nuevas” sustancias farmacéuticas, sino que a menudo sólo mejoran los productos existentes o los abren a indicaciones adicionales.

Los ensayos clínicos realizados por la OMS comenzaron con cuatro propuestas de tratamiento, la mayoría de ellas muy costosas. Tres meses después del inicio declarado de la pandemia, la competencia se redujo a dos medicamentos: el remdesivir, producido por Gilead Sciences, y el favipiravir, producido por Fijifilm Toyama Chemical, bajo el nombre comercial de Avigan, que más tarde se informó de que no había mostrado ningún efecto convincente en algunos ensayos contra el coronavirus, lo que retrasó su aprobación hasta el final de los ensayos.

El pasado mes de marzo, con el brote de coronavirus, la Administración de Alimentos y Fármacos de los Estados Unidos (FDA) decidió conceder al medicamento la condición de “medicamento huérfano”, que normalmente proporciona a la empresa productora una serie de derechos exclusivos además de los derechos de propiedad intelectual.

La decisión fue recibida con sorpresa y escepticismo en los círculos de especialistas de todo el mundo debido a su contenido y oportunidad.

Las enfermedades huérfanas, tal como las definen tanto la OMS como la legislación de los Estados Unidos, son aquellas que afectan a un pequeño número de personas, de manera que no fomentan el desarrollo de medicamentos para tratarlas, lo que también justifica el costo potencialmente elevado de su tratamiento.

El coronavirus, que fue declarado pandemia, es exactamente lo contrario de una enfermedad huérfana, y la designación como “medicamento huérfano” revela la intención de la empresa de maximizar las ventas y los beneficios de la reexpansión una vez que sea aprobado por la FDA.

Con el creciente número de casos diagnosticados en Estados Unidos, la creciente presión ha llevado a Gilead Sciences a retirar su designación de medicamento huérfano. Unas semanas después, el remdesivir fue aprobado por la FDA para su uso de emergencia en pacientes con coronavirus, tras lo cual la empresa donó 1,5 millones de dosis al gobierno de Estados Unidos.

A mediados de abril, los medios de comunicación informaron de que el Gobierno egipcio había acordado con FUJIFILM Toyama Chemical utilizar el favipiravir (Avigan) para el tratamiento del coronavirus en Egipto. Este acuerdo nunca se materializó, ya que unas semanas más tarde el Ministro de Salud anunció que Egipto participaría en el ensayo clínico del remdesivir coordinado por la OMS.

Entretanto, la empresa egipcia Eva Pharma firmó un acuerdo voluntario y no exclusivo de licencia con Gilead para fabricar remdesivir para su distribución en 127 países. En la actualidad, la oferta en Egipto se limita a ayudar a los pacientes hospitalizados en cuarentena.

Ha comenzado a surgir una creciente preocupación mundial por la prisa con que se ha recurrido al remdesivir antes de que se haya demostrado su eficacia, en particular porque los resultados de los ensayos publicados muestran que no hay ningún beneficio terapéutico de importancia estadística.

Se han presentado solicitudes de patentes para el rediseño en muchos países y algunas ya han sido concedidas. La oficina de patentes egipcia ha rechazado la solicitud de rediseño de la patente en 2017 por motivos técnicos, pero la decisión final sigue pendiente ya que el solicitante ha apelado.

Gilead ha fijado recientemente el precio del tratamiento con remdesivir (6 viales) en 3.120 dólares para los particulares y 2.340 dólares para los planes de seguros nacionales de Estados Unidos. El precio de esta droga es exorbitante y no puede justificarse tampoco por los costos de investigación y desarrollo, ya que no se trata de un compuesto nuevo y, por lo tanto, no ha sido patentado en varios países.

Además, las investigaciones han demostrado que el costo de producción de remdesivir no puede superar los 5,58 dólares por tratamiento. De hecho, la empresa farmacéutica india Cipla ha anunciado que producirá una versión genérica de remdesivir a un precio de unos 400 dólares.

A la luz de las altas tasas de incidencia y mortalidad de coronavirus, así como de la presión ejercida sobre los gobiernos para que adopten medidas de protección de su población, existe una competencia entre las empresas farmacéuticas para preservar su cuota en un mercado mundial lucrativo.

Esta competencia se manifiesta en los intentos de inscribir a un gran número de pacientes en ensayos clínicos realizados apresuradamente para demostrar resultados favorables o desfavorables para un determinado medicamento, de firmar acuerdos de compra previos con los gobiernos, como ocurre actualmente entre Gilead y el gobierno de Estados Unidos, y de tratar de registrar patentes en el mayor número posible de países a fin de obtener derechos exclusivos, incluida la posibilidad de vender el medicamento al precio más alto posible.

En medio de la crisis actual, con repercusiones económicas y sociales mundiales sin precedentes, es preocupante ver el retorno del escenario del H1N1. Los gobiernos están una vez más “comprando con pánico” y acumulando irracionalmente existencias de medicamentos, ninguno de las cuales ha demostrado ser eficaz contra el coronavirus. ¿Realmente no estamos aprendiendo nada del pasado reciente?

https://twn.my/title2/unsd/2020/unsd200708.htm

Todos esos muertos por covid que nunca tuvieron covid...

0
0
Julián Alcayaga O.

Mi amigo Miguel Avalos Olguín, era el Secretario del “Comité de Defensa y Recuperación del Cobre”, y además era militante del P.C. [de Chile] Hace ya varios años, a causa de la diabetes le fue amputado un pie. Tiempo después pudo tener una pierna ortopédica, pero cada cierto tiempo la dejaba de usar porque el roce con el muñón de su pierna le provocaba heridas. Le hacían curaciones en el hospital, pero tenía que dejar de usar la pierna ortopédica mientras sanaba la herida. Era una rutina que ya conocía, pero desde el mes de mayo pasado volvió a tener esas heridas en el muñón, ya en plena pandemia, por lo que ya no pudo salir del departamento de un matrimonio amigo donde vivía, esperando que la herida sanara sola. Sin embargo, ello no ocurría por lo que sus amigos, llamaron a la Posta Central para que enviaran una ambulancia para que lo hospitalizaran y le curaran las heridas. Solo dos días después, como a las 20 hrs. llegó la ambulancia y fue llevado a la Posta Central. A sus amigos le dijeron que se quedaran tranquilos, que se iba a recuperar a pesar de tener una diabetes muy alta.

Sin embargo, al día siguiente, cerca de las 21 hrs., llaman a sus amigos para comunicarles que Miguel había muerto por Covid. Pero cómo iba a morir por Covid contestaron los amigos, si Miguel hacía semanas que no salía del departamento, en el quinto piso y sin ascensor en el centro de Santiago, y nosotros tampoco tenemos Covid. Respuesta, se había infectado con Covid en el hospital en las pocas horas que estuvo en él. Sin embargo, a pesar de este diagnóstico de Covid, a sus amigos no le decretaron cuarentena ni le hicieron el examen de PCR, como establece el protocolo, ni en ese momento ni posteriormente, y hasta la fecha están sanos. Pero el certificado de defunción es lapidario: “Neumonía por Covid 19. Cetoacidosis diabética”. Y con este certificado, sus amigos no lo podíamos acompañar a su última morada.

Era muy extraña esta muerte por Covid, pero ya nada se podía hacer para impugnar que haya sido efectivamente el Covid que se llevó a Miguel. Teníamos que aceptar eso calladamente, y además, que sentido podría tener contestar ese diagnóstico. Pero, desgraciadamente, lo de Miguel no es el único caso de fallecimiento por Covid, sin tener Covid.

En efecto, unas semanas después, en la feria de calle Coquimbo, en Santiago, a la que concurro todos los sábados desde hace 30 años, veo que don Segundo, que vendía hierbas medicinales y que yo a veces le compraba, no estaba y había otra persona más joven, y al preguntarle por don Segundo, me dijo que era su papá y que había muerto. ¿Qué le pasó? Un día de feria que llovió copiosamente, se mojó mucho y llegó a la casa con malestar, se cambió ropa y se acostó. Como no mejoraba al día siguiente lo llevaron al Hospital Barros Luco, y dos días después falleció a los 84 años. A los hijos les dijeron que había muerto por neumonía por Covid, pero nuevamente, a su conyugue y a los 2 hijos que vivían con él en la misma casa, no les decretaron cuarentena y no les hicieron examen de PCR, ni en ese momento ni posteriormente, pero su certificado de defunción dice: “Insuficiencia respiratoria aguda. Neumonía Covid 19 positiva”.

Nuevamente es muy raro, pero esto pasa de castaño a oscuro, como si alguien estuviera aumentando deliberadamente los muertos por Covid, sin que realmente hayan fallecido por Covid. Quienes están detrás de esto, no pueden ser sino los médicos que han firmado los respectivos certificados de defunción, en la Posta Central, actualmente HUAP Alejandro del Río, por Miguel, y el Hospital Barros Luco, por don Segundo. No se trata de un solo hospital.

Una vecina de mi barrio, que conocía también desde hace 30 años, y que hace unos 4 ó 5 años, unos parientes lejanos la llevaron un hospicio, murió hace 2 semanas, a los 92 años. No sabemos si ella murió en el hospicio o en un hospital, pero su certificado de defunción dice: “Neumonía. Sospecha de Covid 19”.

El hecho es que, todos estos casos de muerte por Covid, que no parecen haber muerto por Covid, son personas amigas que yo conocía personalmente. No lo he leído en una red social. Quizás muchas personas conocen casos similares, que sería necesario que también los denuncien, porque estos fallecidos por Covid, que sin embargo, no han muerto por Covid, permiten aumentar considerablemente las estadísticas de muertes por Covid, y estos muertos por la pandemia genera pánico en la población y obligan a las autoridades de salud a mantenernos en confinamiento.

¿Cuál es el objetivo de estos médicos? ¿Está al corriente el Colegio Médico? Me parece que es fácil conocer quiénes son los médicos que han firmado los certificados de defunción por Covid, y por lo tanto es absolutamente necesario que esto se investigue, tanto por las autoridades de salud, como también por el Ministerio Público.

http://piensachile.com/2020/08/chile-gente-que-muere-por-covid-sin-tener-covid/

La policía registra las sedes de varios bancos que han defraudado 5.500 millones al fisco alemán

0
0
Esta mañana la policía alemana ha registrado las sedes de varios bancos, entre ellos el Deutsche Bank y el Commerzbank y la filial bancaria de Clearstream en los suburbios de Frankfurt.

Están acusados de evasión fiscal por un valor estimado de 5.500 millones de euros que ha dejado de ingresar el fisco alemán. Constituye el mayor fraude fiscal cometido en Europa.

También han sido registrados los locales de la Asociación de Banca Privada Alemana en Frankfurt y Berlín. La fiscalía de Colonia confirmó que los registros se habían realizado “en los locales de una asociación”, añadiendo que ni el organismo ni sus trabajadores estaban acusados.

La asociación bancaria BdB confirmó que la policía había visitado sus instalaciones, y añadió que estaba cooperando plenamente.

Las acusaciones asegura que los bancos y los asesores fiscales han tratado de influir en las leyes alemanas y estuvieron en comunicación con el Ministerio de Finanzas antes de 2010, incluso a través de un grupo de presión bancario.

El fraude se denominaba “cum-ex” y consiste en comprar y vender acciones en unas fechas cercanas al pago de dividendos, con tanta rapidez que el fisco no era capaz de  identificar al verdadero propietario. Además, concedían créditos fiscales por la misma acción que recibe un dividendo. Los estafadores se repartían las ganancias. Según estimaciones del Ministerio de Finanzas, este enorme fraude le ha costado a Alemania 5.500 millones de euros.

Estas maniobras se hicieron imposibles en 2012 por un cambio en la legislación.

En junio la fiscalía de Frankfurt procesó a un abogado de 46 años, anteriormente empleado por Freshfields. Está acusado de participar en el fraude. El abogado alemán Hanno Berger, identificado como el autor intelectual del fraude, está a la espera del juicio.

Otro confinamiento ‘estricto’ es la receta para sacar al capitalismo de su mayor crisis económica

0
0
Parece contradictorio, pero un miembro de la Reserva Federal ha pedido cerrar la economía para salvar la economía. Ahora mismo, el PIB de Estados Unidos, que en el segundo trimestre ha sufrido su mayor caída desde la Gran Depresión, corre el riesgo de sufrir una recuperación asimétrica, bacheada y más lenta de lo esperado si no se toman medidas importantes y contundentes ahora. Por eso, Neel Kashkari, presidente del Banco de la Reserva Federal de Mineápolis, ha asegurado en declaraciones al programa “Face the Nation” de la CBS que se requieren tomar medidas contundentes para propiciar una recuperación robusta.

Hasta ahora se ha apostado por mantener activa la economía con la esperanza de que el coronavirus perdiese fuerza o de que la soñada vacuna llegase muy pronto, pero esta estrategia está generando cierta controversia con las elecciones a la vuelta de la esquina en Estados Unidos.

Kashkari cree que habrá que implementar medidas restrictivas aunque supongan un golpe para la economía en el corto plazo. A veces hay que dar un paso hacia atrás para poder dar dos hacia delante y esta podría ser una de esas ocasiones.

“Si no lo hacemos y simplemente dejamos que este virus se siga extendiendo por el país con brotes y cierres locales durante el próximo par de años, lo cual es enteramente posible, vamos a ver muchas, muchas más quiebras de empresas”, declaró.

“Habrá una recuperación mucho más lenta para todos nosotros”, sostuvo el presidente de la Fed de Mineápolis. La economía de Estados Unidos se beneficiaría de “un cierre realmente estricto” que durase entre cuatro y seis semanas, aseguró el experto.

Kashkari asegura que el Congreso está en una buena posición para aprobar partidas de gasto que puedan hacer frente a la pandemia, ya que la brecha presupuestaria de la nación puede ser financiada sin endeudamiento externo.

“Quienes somos lo suficientemente afortunados de tener nuestros empleos, estamos ahorrando mucho dinero porque no vamos a restaurantes ni a ver películas, ni viajamos por vacaciones”, declaró.

“Eso de hecho implica que tenemos muchos más recursos como país para apoyar a quienes han sido despedidos de sus empleos”.

La Cámara de Representantes, mayoritariamente demócrata, aprobó en mayo un paquete de ayuda de emergencia por 3 billones de dólares, mientras que los republicanos en el Senado -muchos de los cuales han expresado preocupación por la deuda acumulada- debate su propia propuesta con asistencia por 1 billón de dólares desde la semana pasada.

https://www.eleconomista.es/economia/noticias/10704196/08/20/Kashkari-Fed-pide-un-confinamiento-severo-de-cuatro-a-seis-semanas-para-salvar-la-economia-de-EEUU.html

Las empresas farmacéuticas no se responsabilizan de los efectos secundarios de la vacuna contra el coronavirus

0
0
La semana pasada altos funcionarios de la Unión Europea confesaron a la agencia Reuters que están negociando con los fabricantes de vacunas sobre tres puntos: el precio, los plazos de pago y la responsabilidad.

Ya saben que las vacunas son absolutamente seguras, pero a veces no lo son y entonces surge el dilema: ¿quién paga los platos rotos de los efectos secundarios?

Cuando, como en este caso, la vacuna es puramente experimental y se aprobará saltándose los protocolos establecidos, el dilema salta al siguiente escalón y por eso hay que negociar quién pagará los daños, las lesiones y la secuelas que deje esa vacuna segura. Es sólo por si las moscas...

Pues bien, los fabricantes de vacunas ya han dicho que ellos no quieren saber nada de nada. Un cabecilla del monopolio farmacéutico AstraZeneca confirmó que su empresa no tiene ninguna intención de enfrentarse a ningún pleito por los efectos secundarios causados por su vacuna contra el coronavirus (1).

AstraZeneca es una de las 25 empresas farmacéuticas del mundo que ya están probando su vacuna en seres humanos, con el fin de inyectársela a millones de personas en el mundo entero.

El dinero fluye como nunca hacia los laboratorios. Los gobiernos están pagando por adelantado los precios exorbitantes que les imponen y las acciones de las empresas farmacéuticas cotizan al alza en la bolsa. Luego (ya saben): si te he visto no me acuerdo.

AstraZeneca es la mayor empresa farmacéutica de Gran Bretaña, con un valor de unos 80 millones de euros. Acaba de reconocer ganancias extraordinarias de 12.600 millones de dólares sólo en los últimos seis meses.

A pesar de tan saludable balance, no quiere responsabilizarse de los efectos secundarios de su vacuna. Que paguen otros, por ejemplo, la Unión Europea. O mejor: que pague la víctima, o sea, que se aguante.

La multinacional va a exigir firmar contratos de exoneración de responsabilidad en el mismo momento de entrega de la vacuna a cada gobierno. Además pretende hacer lo mismo con los inyectados: que firmen una cláusula por la que renuncien a cualquier tipo de reclamación judicial.

La empresa afirma que sin esas garantías, no tendría ningún incentivo para fabricar la vacuna. La mayoría de los países han cedido a esa petición.

Ruud Dobber, un cabecilla de AstraZeneca, dijo a la agencia Reuters: “Esta es una situación única en la que nosotros, como empresa, simplemente no podemos correr el riesgo si en cuatro años la vacuna muestra efectos secundarios”. Además, Dobber añadió: “En los contratos que tenemos, pedimos un seguro. Para la mayoría de los países es aceptable asumir este riesgo porque es de interés nacional” (2).

También lo saben Ustedes de sobra: el “interés nacional” está por encima de todo y de todos. Lo interesante es que se vacunen; lo que venga después ya no interesa tanto. Los efectos secundarios son secundarios y quedarán para que los conspiranoicos pongan el grito en el cielo y cuenten los bulos de siempre cuando ya nadie se acuerde del miedo que estamos pasando.

Dobber se negó a nombrar los países que han hecho pedidos de la vacuna de la empresa, pero el gobierno británico ya ha comprado 250 millones de dosis a varios grupos de grandes empresas farmacéuticas.

El modelo es la legislación que rige en Estados Unidos: no se le puede llevar a juicio a ninguna empresa farmacéutica por los efectos secundarios de la vacuna en caso de que se haya acordado una “emergencia de salud pública”.

Los estados de alarma y las emergencias lo justifican todo, lo explican todo y nadie se puede responsabilizar de nada porque estamos ante una calamidad, una desgracia “natural” que nos ha sobrepasado a todos y para la que no estábamos preparados, etcétera, etcétera, etcétera, etcétera, etcétera...

(1) https://www.thetimes.co.uk/article/success-of-new-drugs-puts-astrazeneca-in-rude-health-8nrshhx0w
(2) https://uk.reuters.com/article/us-astrazeneca-results-vaccine-liability/astrazeneca-to-be-exempt-from-coronavirus-vaccine-liability-claims-in-most-countries-idUKKCN24V2EN

Represión policial y docenas de detenidos en la lucha de los maestros jordanos

0
0
Ayer la policía jordana utilizó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes que lanzaban piedras a los que culpaban de perturbar los servicios públicos durante una protesta que exigía la liberación de los dirigentes del sindicato de maestros dirigido por la oposición.

Una fuente del gobierno dijo que siete policías resultaron heridos en las protestas en la ciudad sureña de Karak, donde la violencia estalló por primera vez en una crisis creciente entre el gobierno y el sindicato, que se ha convertido en una fuente importante de disidencia.

El 25 de julio el gobierno cerró las oficinas del sindicato, que cuenta con 100.000 afiliados, y suspendió su actividad durante dos años, en una de las mayores medidas represivas contra un grupo disidente importante en los últimos años.

La represión ha incluido detenciones de docenas de sindicalistas.

El sindicato se declaró en huelga el año pasado, cerrando escuelas en toda Jordania durante un mes en una de las huelgas más largas y perturbadoras del sector público en la historia del país.

En las últimas semanas sus dirigentes han acusado al gobierno de no cumplir un acuerdo firmado el pasado mes de octubre que puso fin a la huelga.

Las ciudades de Irbid, Karak, Jerash y Tafila han sido testigos de protestas nocturnas dispersas en los últimos días, con cientos de militantes de la oposición tomando las calles, pidiendo la dimisión del gobierno, el fin de la corrupción y la liberación de los sindicalistas encarcelados.

https://www.monitordeoriente.com/20200805-la-policia-de-jordania-se-enfrenta-a-los-manifestantes-por-la-represion-sindical/

Los ayuntamientos podrán demoler edificios ‘contaminados’ con el pretexto de frenar la ‘segunda ola de coronavirus’ en Gran Bretaña

0
0
Como vamos viendo la pandemia es una nueva política económica que, como todas las que implementa el capitalismo, consiste en destruir para volver a construir. Por eso el gobierno británico ha transmitido a los ayuntamientos la legislación ya existente que lo permite, añadiendo nuevas posibilidades, siempre con el pretexto de “contener una segunda ola de coronavirus”.

El gobierno considera que los confinamientos locales o regionales son el camino a seguir para contener el coronavirus y ha otorgado amplias facultades a los ayuntamientos a tales efectos.

La normativa les autoriza a ordenar la demolición de edificios “contaminados”, así como vehículos, autobuses, trenes y aviones, siempre que cuenten con la aprobación de los jueces.

Cabe pensar que el gobierno británico ha inventado una nueva seudociencia según la cual no sólo las personas sino también los objetos quedan contagiados por el “nuevo” virus.

O bien, cabe pensar también en otra opción: si el coronavirus no se contagia por contacto con objetos, según asegura la OMS, ¿el objetivo de esta medida es médico o más bien económico?


El gobierno ha puesto en un primer plano varias leyes que fueron aprobadas por el Parlamento para otras previsiones. Lo que vale para un roto, vale para un descosido. Los ayuntamientos podrán recurrir a seis leyes aprobadas por el Parlamento que facultan a cerrar edificios públicos amenazados por los rayos, ordenar pruebas masivas, prohibir eventos o clausurar sectores enteros de la economía.

También podrán limitar las aperturas de escuelas por tramos de edad y restringir los viajes sólo a los trabajadores esenciales.

Los ayuntamientos han recibido una lista de todas las leyes que pueden utilizar para restringir los movimientos y el comportamiento de las personas, incluida la Ley sobre el Coronavirus aprobada este año.

Entre las facultades autorizadas por el gobierno a los ayuntamientos figura la de “cerrar determinados negocios y lugares (por ejemplo, tiendas, cafés, gimnasios, centros de recreo, oficinas, laboratorios, almacenes); cerrar las zonas públicas al aire libre (por ejemplo, parques, zonas de juego, playas, explanadas, piscinas al aire libre) y ordenar la limpieza a fondo de edificios o vehículos relacionados con los brotes”.

La facultad de demoler edificios, sin embargo, es quizás la posibilidad más sorprendente en el marco de las nuevas medidas del gobierno.

El documento aprobado por el Departamento de Salud y Asistencia Social aconseja a los ayuntamientos que, en virtud de la ley de salud pública y control de enfermedades de 1984, soliciten a un juez que “imponga restricciones o requisitos para cerrar los locales contaminados; cerrar los espacios públicos en la zona de la autoridad local; detener un transporte o una estructura móvil; desinfectar o descontaminar los locales; u ordenar que se destruya un edificio, un transporte o una estructura”.

Los albergues, las fábricas, las oficinas o incluso las casas particulares puedan ser destruidas como último recurso si el virus queda “fuera de control”, aunque tales medidas no se hayan considerado necesarias durante el brote.

https://www.telegraph.co.uk/politics/2020/08/04/councilscan-demolish-contaminated-buildings-new-powers-stop/


Más información:
- Dossier coronavirus
- El coronavirus no se contagia por contacto con objetos, según la OMS
- ¿Dónde está el virus? No encuentran ni rastro en los envases de los productos de los supermercados