Quantcast
Are you the publisher? Claim or contact us about this channel


Embed this content in your HTML

Search

Report adult content:

click to rate:

Account: (login)

More Channels


Showcase


Channel Catalog



older | 1 | .... | 280 | 281 | (Page 282) | 283 | 284 | .... | 328 | newer

    0 0

    Los índices de las bolsas del mundo entero van cayendo fuertemente, uno tras otro. El martes el Dow Jones perdió 500 puntos, lo que elevó sus pérdidas combinadas de los últimos dos días a más de 1.000 puntos. El índice S&P 500 cayó más de un 2 por ciento, con ventas en todos los sectores económicos.

    Los índices caen en más de un 10 por ciento desde sus niveles más altos, Wall Street está en camino de su mayor caída anual desde 2008, el año en el que “empieza la crisis”, según dicen. Se espera que este mes los índices Dow y S&P 500 registren su peor caída desde 1931, en el punto álgido de la Gran Depresión, después de haber perdido un 7 por ciento en lo que va de mes.

    El índice Nasdaq centrado en nuevas tecnologías cayó un 2,3 por ciento, registrando una pérdida del 2,2 por ciento en el año. Esta vez la táctica de “comprar a la baja” que permitió que las caídas anteriores no fueran tan fuertes, ya no funciona.

    Todas las previsiones bursátiles están presididas por la palabra “recesión”, que no sólo es inminente sino imparable. Pero hay otras que gustan más a las cadenas de intoxicación, como la guerra comercial de Estados Unidos contra China. Así puede echarle la culpa a su juguete favorito: la culpa es de Trump.

    El capitalismo no conoce ninguna clase de “culpas”. No las busquen en nadie. Miren los indicadores. La evolución de los tipos de interés causa pánico. La Unión Europea no sale de la encrucijada. ¿Les suena algo lo de los “chalecos amarillos”?

    Pueden revisar cualquier continente, como Asia. China padece la mayor caída en la tasa de crecimiento de las ventas al por menor en 15 años y una disminución en la tasa de crecimiento de la producción industrial a un mínimo de tres años. Algunos advierten que la tasa de crecimiento general de China, en su nivel más bajo desde 2008-2009, podría disminuir aún más el próximo año a medida que la guerra comercial de Estados Unidos comiencen a afianzarse.

    El capitalismo no puede hacer más por su autodestrucción que lo que está haciendo; el resto les corresponde a Ustedes, que tienen una vela para este entierro. ¿O están empeñados en la respiración asistida?

    0 0

    Aydin Maruf, diputado turcomano en Erbil
    Oriente Medio es como esos paquetes que llegan envueltos en un plástico, en cuyo interior hay una caja que, una vez abierta, ves que contiene otra, a su vez envuelta en un papel... Casi nunca puedes llegar al fondo de lo que contiene.

    Así, en el Kurdistán irakí no sólo viven kurdos, sino también turcomanos, que son los descendientes de los antiguos turcos que dirigieron Oriente Medio en los tiempos del Imperio Otomano, es decir, hasta hace cien años.

    Políticamente los turcomanos se dividen en cuatro partidos diferentes: el Partido de la Reforma de Turkmenistán, el Partido Turcomano para el Desarrollo, el Partido del Pueblo Turcomano y el Frente Turcomano irakí.

    Afortunadamente, para simplificar las cosas ahora se han unido en un frente común.

    En el parlamento del Kurdistán irakí prevalece un sistema de cuotas en el que a los turcomanos les corresponden 5 escaños y, como los demás colectivos del rompecabezas kurdo, quieren más.

    El dirigente del Frente Turcomano irakí en Kurdistán, Aydin Maruf, diputado por Erbil, dice que también quiere estar representado en el gobierno regional con un vicepresidente turcomano, un viceprimer ministro, o un vicepresidente del parlamento, o un ministro turcomano para asuntos turcomanos.

    También quieren ocupar puestos de Director General y Alcaldes en algunos distritos de Kurdistán donde su población es mayoritaria.

    Pero en el Kurdistán no manda el parlamento, ni el gobierno, sino Massoud Barzani, cuya respuesta a las peticiones turcomanas no se conoce.

    A diferencia de los kurdos, la población turcomana no se concentra en Kurdistán sino que está repartida por toda Irak, lo que les da un margen de maniobra mucho mayor que lo que los porcentajes indican.

    Lo que los turcomanos quizá no obtengan en Erbil, lo pueden conquistar en Bagdad. En Irak, como en todo Oriente Medio, hay que jugar muy bien las bazas de cada cual.

    http://www.basnews.com/index.php/en/news/kurdistan/487734

    0 0

    El número de rusos que lamentan la desaparición de la URSS ha vuelto a alcanzar este año el máximo de la última década, según el centro de investigación de la opinión pública rusa Levada.

    El número de encuestados que dijeron añorar la URSS no había superado el 61 por ciento durante la última década. Ahora el porcentaje ha subido al 66 por ciento. El año pasado fue del 58 por ciento.

    Los que más suspiran por la URSS son los jóvenes de entre 18 y 24 años de edad, así como los mayores de 55 años. La desaparición del socialismo (52 por ciento), la pérdida del sentimiento de pertenencia a una superpotencia (36 por ciento) y el aumento de la desconfianza y la tensión mutua (31 por ciento), son los que preocupan principalmente a los rusos.

    El apoyo a Stalin también es mayor que nunca y en las manifestaciones sus retratos son una constante. Más de la mitad de los rusos opina que el dirigente bolchevique desempeñó un papel positivo en la historia del país. El año 2016 fue declarado el “Año de Stalin”.

    En pleno siglo XXI en Rusia se siguen construyendo numerosos monumentos a su memoria. Muchos de ellos son pequeños bustos. En algunas ciudades se ponen sus retratos Stalin en los autobuses y los vecinos los llaman “stalinobuses”, una práctica que se ha generalizado para celebrar del Día de la Victoria en la Segunda Guerra Mundial.

    En Penza, a 640 kilómetros al sureste de Moscú, abrieron un Centro Stalin.

    0 0

    El abandono de Siria por las tropas estadounidenses no puede ser una sorpresa porque fue anunciada a finales de marzo por Trump en Ohio. Para quienes no recuerden el discurso hay que añadir que también dijo que había que “dejar que otros se encarguen de ello”, lo que suscita dos preguntas que nadie ha contestado. La primera es a quién se refiere con “otros” y la segunda a qué se refiere con “ellos”.

    Pero hay, además, una tercera que se deduce de las experiencias cercanas de Afganistán e Irak, de donde también anunciaron la marcha para volver muy poco después. Cuando Estados Unidos dice que se va de un sitio, lo que hace es retirar a las fuerzas operativas, mientras mantiene a los “asesores”. Quien no se va nunca es la CIA. Se quedan los que no llevan uniforme.

    Ayer lo explicó Netanyahu de la siguiente manera: Estados Unidos “nos ha dicho que tienen otros medios de seguir influyendo”, diferentes de las presencia militar permanente en Siria.

    El anuncio hay que situarlo en paralelo con el acuerdo con Turquía para venderles misiles Patriot, más el anuncio de Erdogan de que se dispone a lanzar una ofensiva en Manbij, al norte de Siria, cuyo objetivo no puede ser otro que los kurdos.

    De manera que parece que Estados Unidos les ha traicionado, o les ha vendido, o les ha intercambiado por los turcos, aunque más bien lo que cabe pensar es que simplemente les ha utilizado, como acostumbra, para presionar tanto a los turcos como a los sirios.

    Ahora cabe esperar que, ante la amenaza turca, los kurdos vuelvan sobre sus pasos a la alianza que mantuvieron con los sirios hasta el inicio de la guerra en 2011.

    Otra carta a poner encima de la mesa es el traslado de los SS-300 al este de Siria, que le ha impedido al Pentágono mover sus tropas libremente en la región fronteriza entre Siria e Irak, aunque también cabe suponer que Rusia estaba al corriente de la retirada de las tropas y precisamente por ello movió los misiles a esa región, que ahora queda bajo la influencia exclusiva del ejército sirio y, naturalmente, del irakí al otro lado de la frontera.

    Más información:
    - Bombardeo de la aviación siria sobre Deir Ezzor: ¿quién debe tomar nota del curso de la guerra?

    0 0
  • 12/20/18--23:15: El enterrador de Paterna
  • Darío Herchhoren

    Hace pocos días escuché en un programa de radio el relato que una hija hace de la labor de su padre, enterrador en el cementerio de Paterna, en la provincia de Valencia.

    Según el relato de esa hija, su padre era un hombre de izquierda, que tras la guerra civil española de 1936 a 1939 consiguió a duras penas un trabajo de enterrador en el cementerio de Paterna, donde eran ejecutados por los fascistas, vencedores de la guerra los presos republicanos que en general eran militantes del Partido Comunista, o sindicalistas de la UGT, o antiguos alcaldes de pueblos que pertenecían a esos partidos, o maestros de escuela. Todos ellos, habían cometido el grave pecado de defender al gobierno legítimo de la República contra los facciosos fascistas.

    Sigue relatando la hija que su padre antes de enterrar a los fusilados cortaba un trocito de la tela de algunas de sus prendas, o algún botón, y los guardaba en una caja para que si algún familiar reclamaba información sobre el lugar de su enterramiento el enterrador abría la caja y ese familiar podía reconocer si entre esos pequeños trozos de tela había alguno que perteneciera al fusilado.

    Pero lo que realmente me causó una sensación espeluznante, fue una anécdota que esa hija contó. Dice que su padre, una vez retirado el pelotón de fusilamiento, se dio cuenta de que uno de los fusilados se movía. Inmediatamente buscó al cura que siempre estaba presente en los fusilamientos y con temor le contó lo que había visto. El cura le espetó entonces sacando una pistola y poniéndosela en la cabeza "tira rojillo que si no acabarás como esos tíos", y acto seguido se acercó al moribundo y lo remató en el suelo.

    Hechos como este fueron frecuentes en la genocida guerra civil española. Recuerdo lo que contó un joven periodista portugués que entró en la plaza de toros de Badajoz, donde fueron picados y fusilados alrededor de tres mil quinientos prisioneros republicanos, y cuyos cadáveres fueron quemados en la misma plaza. Ese periodista que aún vive y tiene 90 años relató que ante el espanto que le produjo esa visión se acercó a un sacerdote católico, buscando una explicación sobre lo que había visto, y que el mismo le respondió "algo habrán hecho".

    No es mi intención relatar estos actos de barbarie, sino resaltar el papel jugado por la iglesia católica en la contienda civil.

    Hay infinidad de testimonios que nos cuentan como curas católicos remataban a los moribundos que no habían sido "bien fusilados", de monjas con pistolas que custodiaban a las presas republicanas.

    La iglesia católica española es tan responsable de los crímenes franquistas como el propio Franco, y aún está por llegar el día en que esa iglesia pida perdón por esos hechos, y que la (in) justicia española se digne investigar sobre esas complicidades aberrantes.

    Warnning: Do NOT Get Caught While Searching!!
    Your IP : - Country : - City:
    Your ISP TRACKS Your Online Activity! Hide your IP ADDRESS with a VPN!
    Before you searching always remember to change your IP adress to not be followed!
    PROTECT YOURSELF & SUPPORT US! Purchase a VPN Today!
    0 0
  • 12/20/18--23:25: Sobre la violencia
  • Jon Iurrebaso Atutxa

    Vamos a atrevernos a hacer algunas consideraciones sobre este instrumento, concepto y uso. Sin violencia no habría explotación ninguna, ni siquiera la patriarcal origen del resto de violencias, de la cual el capital hace su pilar fundamental, sobre todo subyugando a la mujer en todos los sentidos posibles. Sin violencia no estaría el capital en la cúspide de todas las pirámides culturales, políticas, sociales y económicas. Sin violencia no habría imperialismo. Sin violencia y capitalismo, la mercancía no estaría en el medio de nuestras vidas.

    ¿Qué es pues la violencia? Hay quien se empeña en hacer difícil formular algunas de las maneras de entender o explicar qué es la violencia. En los días que nos ha tocado vivir diríamos que tampoco hay que romperse mucho la cabeza para definir la violencia, sobre todo en el sentido que más nos perjudica a los explotados que vendemos nuestra fuerza de trabajo al capital o a cualquiera de sus filiales. La violencia es consustancial a la lucha de clases. A la lucha por el poder de clase.

    Es decir la violencia es el antídoto principal (no el único) válido para el capital en cuanto a seguir manteniendo sus privilegios y, aún más, en todo lo que concierne a la propiedad sobre los medios de producción. Sin ese instrumento coercitivo hacía tiempo que las diferentes relaciones entre clases se darían de una manera muy diferente. Por eso el capital se esfuerza en dominar y perfeccionar ese medio tan poderoso y vital. Por eso ha convertido la violencia en estructural y permanente a la vez que se erige como único propietario legítimo de la misma.

    Todos los que practiquen la violencia, fuera de las estructuras de poder, con el fin de llegar a ser autónomos, independientes y soberanos de esas mismas estructuras, serán tildados de terroristas. Nos referimos también a la autodefensa feminista que hace frente a la violencia machista la cual tiene un trato privilegiado en tanto que deviene de la cultura patriarcal y elemento de primer orden en el sistema de dominación del capital.

    Analicemos, aunque sea someramente, el tema de la violencia que se practica por los Estados español y francés contra una nación como es Euskal Herria. Los Estados que ocupan nuestra nación violentan nuestra cultura, nuestra lengua, nuestro territorio, nuestra historia y, sobre todo, son sordos cuando la voluntad del pueblo vasco reclama su libertad.

    Los que nos ocupan y explotan, como clase y como nación, relacionan la reivindicación emancipadora como terrorista. Es decir, todo el que se alce contra los Estados que nos ocupan es terrorista. Este es el mensaje del capital: terror: miedo: demanda de protección: el Estado se hace cada vez mas invencible y sustentado por los que oprime y explota.

    En estos casos de independencia nacional y social, en los cuales haya que utilizar la violencia, nosotras y nosotros lo conocemos como violencia revolucionaria. Ni fetichista, ni militarista ni terrorista: violencia revolucionaria.

    Esto es, si el capital tiene un estado fuerte (con buenos aparatos de inteligencia y coercitivos), los medios de comunicación, los partidos insertados en el sistema democrático que nos aplasta, el entramado del sistema educativo, etc. tiene ganada su comodidad y nuestro sufrimiento, y el de otros y otras, por muchos años.

    ¿Qué significa el término terror (terrorismo, terroristas, maligno/a...) en las sociedades judeo-cristianas o en las de las Américas del norte (yanquis) que están destinadas a ser los guías espirituales que conduzcan al planeta hacia el “bien”? Los mensajes son claros. A veces escandalosamente burdos y la mayoría de las veces sibilinos, de tal manera que van penetrando en nuestras mentes, en muchos casos, sin apenas percibirlo.

    Esto quiere decir, y es triste reconocerlo, sentirse pobre y estar convencido que lo será para siempre porque Dios o el capital o la Virgen de Lourdes, o “los que saben más que yo”, lo han querido. Y ante esa situación esquizofrénica por una parte, pero también de imposición, explotación y ocupación como nación es de donde nacen razones objetivas suficientes para luchar con los instrumentos que en cada momento se consideren oportunos.

    Eso significa que una nación por pequeña o pobre que se sea tiene el derecho a su liberación nacional y social y no puede haber nadie que lo impida argumentando sandeces que finalmente traen millones de muertos (casualidad, siempre de los más parias de la tierra), millonarias ganancias para ciertos emporios, personalidades y establishment en general.

    Bajo el mandato de Barak Obama (“I have a dream”) no se cerró Guantánamo (su promesa más progresista) sino que los yanquis invadieron, sembraron el terror, mataron a millones de personas y destrozaron seis países ¿Cómo llamamos a eso? “¿tercera guerra mundial?” ¿O guerras que los yanquis hacen cada año o varias veces en el mismo año para paliar los desastres que origina el capitalismo? ¿No es eso terrorismo?

    ¿No será violencia saber que hay posibilidades de que no menos de 10 millones de yemeníes estén a punto (o ya lo estén en muchos casos) de contraer el cólera por el cerco que Arabia Saudí, Israel, USA, España (envío de explosivos) hace a poblaciones de civiles yemeníes? Desde el fin de la Segunda Guerra Mundial hasta el día de hoy se estima que los Estados Unidos de América del Norte han asesinado entre 20 y 30 millones de personas por todo el mundo, sin contar los heridos, destrucción de países enteros etc. ¿Qué es terrorismo pues?

    Las bombas que se fabrican en Euskal Herria y que la ministra española Celaá dice que no son problema porque son inteligentes, son un problema porque las utilizan contra la población civil porque no pueden vencer militarmente a sus oponentes. Celaá lo sabe. Esta ministra sabe que Arabia Saudí utiliza la inteligencia de las bombas para matar a población civil yemení, para asesinar a sus opositores.

    Vergüenza tendríamos que tener en Euskal Herria al colaborar empresas vascas en envíos de instrumentos de guerra para asesinar a población civil. Y, para los de a pie, repetimos que no debiéramos olvidar que el capital no tiene patria, ética ni vergüenza, sea vasco o vasco-español, vasco o yanqui...

    Una cosa es el terror del ISIS (DAHES) creado, sustentado y dirigido por las monarquías petroleras del Golfo y Estados Unidos de America del Norte, Francia, Alemania, Inglaterra, la ayuda de España y otros, el sionista y terrorista Israel, etc. Otra cosa bien diferente es el derecho a la cultura, a la identidad, al bienestar social, a la independencia nacional...

    Entonces ¿qué ocurre aquí? ¿Es que otros y otras no son tan iguales ni tienen tantos derechos como nosotras y nosotros? ¿Por qué no hacemos ni lo más mínimo para impedir las guerras imperialistas que se suceden año tras año provocando millones de muertos, de hambre, de desplazados, países con infraestructuras destrozadas...?

    Planteamos ética y dignidad. Porque de lo que “nuestros” gobiernos roban en Oriente Medio, África y Asia, al final, un poquito “pillamos” todas y todos. Imagino que nos entendemos. Menos posturas ideadas por la burguesía y más compromiso con el género humano sea de donde sea. Y si no, no vayamos sonriendo y tranquilos/as por la vida y, encima, de progres.

    Siempre ha habido categorías o niveles de compromiso o de colaboración. Lo que es indecente es colaborar con “tu país” para masacrar a otros (sustentado los gobiernos que hacen las guerras es la manera mas sutil, pero no la única) de los que algunas personas, las menos, podrán huir y pretender acogerlos en nuestra Euskal Herria cuando cierta parte mal duerme en polideportivos, con gente solidaria que enlaza para cambiarlos de barrio ante la inasistencia institucional, etc.

    La violencia es un instrumento. Callar es una actitud, sí, pero deviene en violenta mientras que no denuncia y ayuda a ocultar la violencia estructural. No es un instrumento ciego y no es una actitud más. La violencia del capital significa preservar a una clase social determinada para que mantenga su poder y lo utilice contra quien no pertenece a dicha clase. La violencia que el capital y las fuerzas retrogradas utilizan para crear miedo e inseguridad es un crimen de lesa humanidad. Y los que callan, porque entienden que tiene que haber una violencia estructural o porque no se sienten con fuerzas para combatirla, otorgan. De una manera u otra, más o menos gravemente.

    Es violencia que ante tamaña crisis haya ricos mucho más ricos y muchísimos más pobres. Es violencia que tus hijas no puedan ir a la Universidad porque no hay dinero para pagar el alquiler del piso, comer, etc. O cuando unos chavales se sientan menos ante otros porque no tienen no sé que móvil de última generación y encima sus padres sientan no poder dárselo. Y eso no es una tontería, es la larga mano del capital que hace a los pobres querer ser como los que les explotan sin darse cuenta de ello.

    Queremos decir que los de abajo, y que nadie se equivoque con el piso, nos tenemos que unir, informar, contactar, debatir, mostrar públicamente lo que sentimos, pensar que nadie nos maneja porque periódicamente estamos al tantito de todo lo que ocurre en nuestro barrio, pueblo o tajo. Siempre adelante por la independencia y el socialismo para Euskal Herria y todos los pueblos del mundo, sabiendo que no desecharemos ningún instrumento de lucha para llevar al pueblo trabajador vasco a ser responsable de su día a día y de su destino.

    Nota. Extracto del prólogo de Argala al libro de Jokin Apalategi “Los vascos de la nación al Estado”:

    “Como resultado de ambos factores -estudio del marxismo y resurgir nacional vasco-, tomé conciencia clara de la existencia de Euskadi como nación diferenciada, integrada por siete regiones separadas por las armas de los estados opresores, español y francés; de la división de la sociedad en clases enfrentadas por intereses irreconciliables; de que Euskadi misma no era una excepción en este sentido, comprendí lo que fue la «evangelización de América» por los españoles y lo que fueron «las cruzadas», lo que fueron «los rojos» y el «glorioso alzamiento nacional»; que no se trata de que los ricos ayuden a los pobres, ni únicamente de que se aumenten los salarios de la clase obrera, sino de socializar los medios de producción; que para lograr la solidaridad social es precisa una profunda revolución cultural, y que, para ello, no basta con la buena voluntad, sino que es precisa una transformación del modo de producción capitalista actualmente dominante por otro socialista; que para ello es preciso que la clase obrera obtenga el poder político; que un aparato de estado no es neutral y que esto obliga a la clase obrera a destruir el estado burgués para crear otro propio; que la burguesía recurre a las armas cuando ve en peligro sus privilegios, lo que induce a pensar que, sí la clase obrera no se plantea el problema en términos semejantes, tendremos ocasión de presenciar muchas matanzas y pocas revoluciones”.

    0 0

    Tras el anuncio de la retirada de las tropas estadounidenses de Siria, los kurdos vuelven a buscar apoyo en el gobierno de Bashar Al-Assad, como antes de la guerra iniciada en 2011.

    Altos cargos de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) y del gobierno de Damasco manteniendo negociaciones sobre el futuro de Rojava, según informa el Observatorio de Derechos Humanos Sirio (OSDH).

    Los oficiales de las FDS discuten la posibilidad de transferir al gobierno de Damasco los depósitos estratégicos de petróleo y gas en la orilla oriental del Éufrates.

    A cambio de esta medida, el gobierno de Damasco y sus aliados podrían desplegar fuerzas en la parte de la frontera sirio-turca controlada por las FDS para impedir que Turquía lance un ataque en el noreste del país.

    La decisión de retirar las tropas estadounidenses de Siria ha dejado huérfanas a los kurdos ante un posible avance del ejército turco, cuyo ministro de Defensa amenazó con enterrar a los combatientes kurdos en sus trincheras.

    Damasco, por su parte, aún no se ha pronunciado sobre el anuncio de la retirada militar de Estados Unidos, pero en una declaración anterior los kurdos advirtieron que tendría consecuencias peligrosas sobre la seguridad internacional y que “decepcionaría las esperanzas de los pueblos de la región en materia de seguridad y estabilidad”.

    Son las consecuencias -harto previsibles- de arrojarse en los brazos del imperialismo, de creer que el imperialismo es la solución y no la causa de la opresión nacional de Kurdistán.

    Más información:
    - ¿Se va Estados Unidos de Siria?, ¿y quién se queda?

    0 0


    La decisión de Trump de retirar sus tropas de Siria es consecuencia de un acuerdo secreto entre Washington y Ankara, según libanés Nidal Sabi, uno de los principales expertos en la Guerra de Siria.

    Tras un período de amargas diferencias entre Estados Unidos y Turquía, Ankara “ha vuelto a ganarse su plena confianza y volverá a promover los intereses estadounidenses en Oriente Medio”, añade Sabi.

    “Las políticas regionales de Ankara y Washington persiguen los mismos objetivos y pretenden fragmentar a Siria e Irak”, continuó el experto.

    Es probable que Erdogan utilice el acuerdo con Estados Unidos para trasladar a los grupos yihadistas bajo su control, que actualmente están siendo retirados de la zona de desescalada de Idlib, a la orilla oriental del río Éufrates.

    Sabi opina que la retirada de las tropas estadounidenses es un desastre para las Fuerzas Democráticas Sirias y espera que una escisión dentro de ellas desencadene finalmente una guerra entre árabes y kurdos en el este de Siria.

    “En esta la situación, los grupos kurdos sólo tendrán una oportunidad para evitar un cara a cara con las tropas turcas: unirse al gobierno sirio y rechazar los planes para crear una federación en Siria”, según Sabi.

    En su opinión, hay que descartar por completo una alianza entre Ankara y Damasco para contrarrestar a los kurdos.

    “El presidente sirio Bashar Asad nunca concluirá un acuerdo con Erdogan, a quien considera el principal culpable del derramamiento de sangre en suelo sirio”, dijo Sabi, quien apunta que Assad “no confía en Erdogan, porque conoce sus vínculos con los fundamentalistas de la Hermandad Musulmana, que fueron los principales impulsores del llamado proyecto de la Primavera Árabe”.

    Tras el anuncio de la retirada de las tropas estadounidenses de Siria, el ministro de Defensa de Estados Unidos, el general James Mattis, dimitió por no estar de acuerdo con la medida.

    A pesar del anuncio, el Pentágono ha enviado decenas de camiones cargados de armas y municiones al este del río Éufrates, según informa el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Además, está construyendo una nueva base militar en Deir Ezzor, según dicho Observatorio.

    http://tass.com/world/1037275

    0 0


    El Pentágono recurrirá a pequeñas unidades de las Fuerzas Especiales para llevar a cabo misiones en Siria una vez que sus tropas se hayan retirado del país, según el New York Times.

    Las fuerzas estadounidenses en Siria, que oficialmente suman 2.000 soldados y realmente son 5.000, serán trasladadas a Irak desde donde llevarán a cabo operaciones especiales. El plan permitirá al Pentágono seguir apoyando a los kurdos de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) en Rojava.

    El Pentágono presentará el plan a Trump antes de que el secretario de Defensa James Mattis abandone su cargo a finales de febrero. Mattis renunció después de sus desacuerdos con Trump en varios asuntos, incluyendo la decisión de retirar las tropas estadounidenses de Siria.

    El Pentágono aún no ha comentado el informe del New York Times. Sin embargo, su portavoz Dana W. White dijo el viernes que las tropas estadounidenses continuarán trabajando con “nuestros socios y aliados” en Siria.

    Todavía no está claro si Trump aprobará los nuevos planes. El costo de las operaciones militares en Siria y la presión de Turquía fueron algunas de las principales razones para que Trump pusiera fin a la presencia militar permanente. Los nuevos planes del Pentágono no resuelven ninguno de esos dos problemas.

    0 0

    Olmedo Beluche

    Ha muerto George H. W. Bush quien, como buen César del imperio norteamericano, dejó su legado de muerte y destrucción en algunos territorios controlados desde la Roma moderna, Washington. Irak y Panamá comparten el lamentable “honor” de haberse convertido en trofeos de guerra del emperador recientemente fallecido.

    Hasta el día de hoy, la invasión ordenada por él el 20 de diciembre de 1989 contra Panamá sigue siendo el hecho más sangriento de nuestra historia. Más sangriento que el 9 de enero de 1964, que la independencia de España y la separación de Colombia. Para encontrar algo tan sangriento debemos remontarnos a la Guerra de los Mil Días o a las matanzas de los conquistadores españoles Balboa, Pedrarias y Gaspar de Espinosa.

    El sismógrafo de la Universidad de Panamá registró 417 impactos de bombas en las primeras 14 horas de la invasión. De ese total, 66 bombas cayeron en los primeros 4 minutos.

    En el libro “La verdad sobre la invasión” hemos dicho: “En una sola noche las tropas norteamericanas asesinaron 100 veces más panameños que 21 años de régimen militar. En una sola semana se hicieron 100 veces más prisioneros políticos que los que hubo en 5 años de régimen norieguista... se mataron civiles inocentes que no estaban en combate… murieron niños y mujeres embarazadas”.

    La invasión produjo 2000 heridos contabilizados por la Cruz Roja, 18 mil personas perdieron sus hogares en El Chorrillo, cuyas casas fueron incendiadas por las tropas norteamericanas, y no por los “batalloneros” como falsamente se ha dicho. Se arrestaron más de 5000 personas, entre militares y civiles, y se las condujo a un campo de concentración en Nuevo Emperador. Para el sector privado las pérdidas materiales se contabilizaron en 400 millones de dólares. El sector público nunca hizo balance de sus pérdidas.

    ¿Cuántos muertos hubo? A ciencia cierta no se sabe porque todos los gobiernos que se han sucedido desde 1990 han actuado en complicidad para ocultar estos crímenes y no han investigado. El gobierno de Juan C. Varela estableció una Comisión del 20 de Diciembre, que debe cumplir la misión de esclarecer la cuantía de los muertos, entre otras cosas. Estamos a la espera de conocer los resultados de sus investigaciones.

    El Comando Sur reconoció 314 militares panameños caídos en combate, frente a 23 norteamericanos. No reconoció muertos civiles. Pero el Comité Panameño de Derechos Humanos reconocía en 1990 tener una lista de 556 muertos, que incluía 93 desaparecidos. La directora del Hospital Santo Tomás nombrada por Endara hablo de 61 cadáveres en su morgue y de otros 70 a 80 en la de la Caja de Seguro Social. Isabel Corro, del Comité de los Caídos del 20D, hablaba de más de mil, y Ramsey Clark, exprocurador norteamericano que estuvo en Panamá especuló con más de 7.000 muertes.

    Quienes han procurado lavar la responsabilidad de George H. Bush sobre estos crímenes, achacan toda la responsabilidad al general Manuel Noriega, y alegan que “la invasión fue para salvarnos del dictador y traernos la democracia”.

    Pero cualquier persona inteligente puede apreciar los frutos de la invasión del 20D casi tres décadas después: un régimen político antidemocrático y corrupto; un modelo económico neoliberal injusto; un canal al servicio de la oligarquía; una política exterior sometida al Departamento de Estado. Sin duda, hoy seguimos sufriendo los efectos de la invasión ordenada por G.H. Bush.

    https://www.alainet.org/es/articulo/197267

    Warnning: Do NOT Get Caught While Searching!!
    Your IP : - Country : - City:
    Your ISP TRACKS Your Online Activity! Hide your IP ADDRESS with a VPN!
    Before you searching always remember to change your IP adress to not be followed!
    PROTECT YOURSELF & SUPPORT US! Purchase a VPN Today!
    0 0

    El ejército sudanés se ha desplegado en Jartum y otras ciudades del país tras las violentas manifestaciones que han costado la vida a 8 personas que protestaban por la subida del precio del pan.

    El despliegue se inició el viernes en Jartum, después de que el gobierno aumentara el precio del pan esta semana de 1 a 3 libras sudanesas (alrededor de 2 céntimos de euro a 6 céntimos de euro) o de 1 a 5 libras, dependiendo de la región.

    El jueves los manifestantes le prendieron fuego a las sedes del Partido del Congreso Nacional del Presidente Omar Al-Bashir en Al-Gadaref y Dongola, al norte.

    En Al-Gadaref, cientos de manifestantes también lanzaron piedras a los bancos y destruyeron automóviles.

    La escasez de pan ha estado afectando a varias ciudades de Sudán, entre ellas Jartum, durante las últimas tres semanas.

    La decisión de gobierno dio lugar a manifestaciones el miércoles en varias ciudades y la protesta se extendió a Jartum el jueves, donde la policía disparó gases lacrimógenos para dispersar a la multitud que se manifestaba cerca del palacio presidencial.

    Seis manifestantes fueron asesinados en Al-Gadaref y otros dos en Atbara. El viernes, día no laborable en este país musulmán, por la mañana reinaba la calma en Jartum y en las ciudades donde se habían producido manifestaciones.

    El tráfico en la capital había vuelto a la normalidad, pero la policía patrullaba las calles y los soldados estaban desplegados cerca de gasolineras y bancos en el norte de la ciudad.

    Los policías fueron vistos en sus vehículos con porras y gases lacrimógenos, mientras los soldados fueron equipados con fusiles Kalashnikov.

    Se han formado colas frente a las panaderías en el norte de Jartum.

    En Al-Gadaref y Atbara la policía se desplegó para proteger los edificios gubernamentales y los bancos. “Hoy, la ciudad está tranquila y la mayoría de las tiendas del mercado principal han vuelto a abrir sus puertas”, dijo un vecino de Al-Gadaref.

    Sudán está experimentando crecientes dificultades económicas este año con una inflación de casi el 70 or ciento y una caída de la libra sudanesa frente al dólar estadounidense. El precio de algunas mercancías básicos se ha duplicado.

    En enero, las manifestaciones contra la subida de los precios de los alimentos fueron rápidamente controladas por el gobierno, que detuvo a miembros de la oposición y a manifestantes.

    https://www.oeildafrique.com/politique_et_soci_t/soudan_l_arm_e_d_ploy_e_apr_s_des_manifestations_contre_la_hausse_du_prix_du



    0 0

    ¿Son los servicios secretos franceses co-responsables de mantener a la multinacional cementera Lafarge en Siria hasta 2014 para financiar a los grupos yihadistas? Frente a los jueces, un oficial de inteligencia ha admitido que llevaron a cabo una recogida de información “oportunista” y “cínica”, pero aseguró que no había dado “ninguna instrucción” a la empresa.

    “Operamos de manera totalmente oportunista, aprovechando su presencia continuada, pero nadie les pidió que se quedaran”, dijo un policía de la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI), entrevistado el 4 de octubre por la jueza de instrucción Charlotte Bilger, en una audiencia.

    “Mi trabajo consistía únicamente en recopilar información para detectar a las personas”, en particular a los franceses que partieron a la yihad en Siria, “no dimos instrucciones”, explicó el espía de contacto de Lafarge, que inicialmente se encargó de asesorar a las empresas sobre la protección de sus activos.

    “Operamos de una manera totalmente cínica, es cierto. Hay que darse cuenta de que es un trabajo enorme, un trabajo de hormiga, pero es esencial”, justificó el oficial, que ya en abril de 2012 organizó una conferencia para el Comité Ejecutivo de Lafarge.

    En ese momento, era la persona de contacto de Jean-Claude Veillard, entonces Director de Seguridad de Lafarge. Este último, un antiguo militar, dijo a los jueces que había transmitido regularmente información sobre la situación en la región a los distintos servicios de inteligencia franceses sin “clasificarla”.

    Contactos estrechos, en particular a través de los correos electrónicos archivados, que continuaron durante toda la guerra en Siria. En mayo de 2016 Veillard comió con los sucesores de su contacto en la DGSI.

    Pero para el juez encargado de la investigación, “la demostración de que los servicios de inteligencia tenían un conocimiento detallado de las acciones” de Lafarge y sus directivos, “no tiene relación” con la posible responsabilidad penal de la multinacional, por lo que se niega a llevar a cabo audiencias adicionales de espías.

    Todas estas audiencias fueron solicitadas por los abogados defensores, en particular porque ponen en duda la imparcialidad de la DGSI, uno de los tres servicios de investigación del caso.

    El agente entrevistado el 4 de octubre aseguró que existe una “compartimentación” entre la esfera judicial de la DGSI y la de inteligencia, al tiempo que admitió que su información podría remontar al “más alto nivel”, a su director, “e incluso más allá".

    “Eso no cambia el hecho de que Lafarge haya decidido quedarse y negociar con organizaciones terroristas”, ha dicho Marie Dosé, abogada de la ONG Sherpa, acusación particular en este caso. Lafarge “no escapará a su juicio multiplicando el número de juicios de intenciones”.

    La multinacional fue procesada en junio por “financiación de una organización terrorista” y “complicidad en crímenes contra la humanidad”. Se calcula que pagó casi 13 millones de euros a través de su filial LCS entre 2011 y 2015 a los grupos yihadistas, incluido el Califato Islámico, para mantener la producción en su planta de Jalabiya mientras el país se hundía en la guerra.

    Ocho ejecutivos y gerentes, incluyendo al Presidente Bruno Lafont, han sido acusados de “financiar una organización terrorista” y “poner en peligro la vida” de sus trabajadores. Dos de los intermediarios locales que están en el centro de la investigación, Amro Taleb y Firas Tlass, también tienen una orden de detención.

    La investigación plantea interrogantes sobre lo que las autoridades francesas sabían o no de las acciones de Lafarge y sobre si la diplomacia permitió o incluso alentó a la empresa cementera. En la audiencia de este verano, el antiguo ministro de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, aseguró que “nunca se había ocupado” de esta cuestión.

    Lafarge, que se fusionó con Holcim de Suiza en 2015, finalmente abandonó su planta de cemento en septiembre de 2014, cuando el Califato Islámico se apoderó de ella.

    https://www.romandie.com/news/Scandale-Lafarge-en-Syrie-une-gestion-cynique-et-opportuniste-des-services-secrets/982482.rom


    Más información:
    - La multinacional francesa Lafarge financió al Califato Islámico para continuar su negocio en Siria
    - Lafarge trabajaba en Siria para los servicios secretos de Francia
    - La multinacional Lafarge-Holcim confiesa que financió al terrorismo en Siria
    - Francia pidió a Estados Unidos que no bombardeara a la empresa que financiaba al yihadismo en Siria
     

    0 0

    El régimen israelí día a día comete nuevas y más atroces acciones contra Palestina y su pueblo, comprobando, que en materia de violar los derechos de los hombres y mujeres que habitan esta tierra, de infringir el derecho internacional y en ello ser apoyado por países cómplices de la ocupación y colonización, es una entidad que se supera, cínicamente, en forma permanente.

    Al menos que exista un reconocimiento para aquel que se destaca en ocupar, colonizar, asesinar y generar un sistema de apartheid en Palestina, esa superación sionista sólo visualiza la necesidad de derrotar a quien hace de la muerte de otros seres humanos su forma de concretar una identidad nacida en oscuras maniobras entre las potencias vencedoras de la Segunda Guerra Mundial. Sometidas a una especie de “crisis de conciencia” frente a los crímenes cometidos por el nacionalsocialismo en los años de esa guerra. Lo sintomático es, que el sentimiento de culpabilidad sólo favoreció a las víctimas judías pero no a millones de soviéticos, gitanos, presos políticos alemanes, deficientes mentales entre otros. Una realidad que muestra la habilidad del lobby sionista en masificar su “esclarecimiento” su hasbara que ha inundado al mundo con sus historias y mitos históricos y religiosos.

    Comenzó a desarrollarse así lo que intelectual estadounidense de religión judía, Norman Finkelstein denomina “La Industria del Holocausto” cuyos efectos los ha tenido que pagar el pueblo palestino convertido hoy en la víctima del que antaño lo era y hoy devenido en victimario. “Finkelstein descubre la doble extorsión a la que los grupos de presión judíos han sometido a Suiza y Alemania y a los legítimos reclamantes judíos del Holocausto y denuncia que los fondos de indemnización no han sido utilizados en su mayor parte para ayudar a los supervivientes del Holocausto, sino para mantener en funcionamiento la industria del Holocausto”.

    En los últimos setenta años —desde el nacimiento de la entidad sionista— el 14 mayo de 1948, Palestina ha sufrido un proceso de ocupación y colonización de su territorio a manos de todos los gobiernos israelíes, sin excepción. Un régimen surgido tras la puesta en práctica de la recomendación establecida en la Resolución Nº 181 de la Organización de las Naciones Unidas –la ONU– del 29 noviembre del año 1947, que dio la basa para definir la partición de una tierra, que en un 56,47% este organismo exhortó fuese asignada a colonos judíos de origen europeo, en desmedro de una población palestina, que sin derecho a apelación vio fragmentada su tierra a un 43,53%. Al-Quds (Jerusalén), con 100.000 judíos y 105.000 árabes, fue declarada corpus separátum.

    La partición fue aceptada, con toda lógica por los sionistas, toda vez que los judíos eran propietarios de sólo el 6% del territorio, no sin antes constatar que las presiones del lobby sionista y los intereses de las superpotencias surgidas tras la Segunda Guerra Mundial tuvieron un papel trascendental. Una división del territorio palestino, concretada en el marco del nacimiento de Israel, el mismo día que el mandato británico sobre Palestina llegaba a su fin –mayo del año 1948–. Pero, ese porcentaje adjudicado en forma inconsulta y a contrapelo de los derechos palestinos, era insuficiente para el sionismo, que con apetito desmedido ansiaba conquistar todo el territorio palestino mediante un proceso de judaización, donde la violencia y la agresión crónica han ido en apoyo de esta tarea de conquista y que ha dejado reducida a Palestina, en la actualidad, a menos del 10% de su superficie original.

    La ocupación de Palestina, la alianza tejida entre el imperialismo estadounidense, el sionismo israelí y el wahabismo saudí han marcado parte importante de un contencioso que signa el desarrollo de los acontecimientos en el Levante Mediterráneo y por extensión a Oriente Medio. Sobre todo con un sionismo que se destaca en su papel de entidad perversa, criminal, que desde su entrada en Palestina desde fines del Siglo XIX sirvió, primero, de lanza del imperialismo británico a inicios del siglo XX y del imperialismo estadounidense desde fines de la Segunda Guerra Mundial hasta la actualidad, con un papel añadido: centrar sus ataques contra la comunidad del Islam y generar procesos de desestabilización contra la República Islámica de Irán.

    Consigno, igualmente, las herramientas utilizadas por el sionismo para limpiar su imagen y de la necesidad de poner fin a esta ideología como alternativa para alcanzar la paz en la región y entre ello la autodeterminación del pueblo palestino.

    La instalación del régimen sionista en Palestina ha significado, por ejemplo, el mismo año de su nacimiento, la expulsión de 700 mil palestinos de sus tierras históricas en lo que se conoce como la Nakba –catástrofe en árabe– acompañada de la destrucción de aldeas, pueblos y ciudades palestinas en un proceso de limpieza étnica, que ha continuado hasta el día de hoy.

    Todo ello con la acción contínua de tres delitos mayores en el plano del derecho internacional y que no prescriben: crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra y genocidio equiparables en su gravedad y que han sido establecidos en el llamado Estatuto de Roma de la Corte penal Internacional (CPI). En Palestina, cualquier tribunal internacional que investigara la conducta de Israel en estos 70 años encontraría abundantes pruebas de los dos primeros delitos y argumentos más que suficientes para sostener el tercero de ellos.

    Tras la proclamación de Israel el año 1948, todas sus administraciones políticas, sin distinción entre laboristas, Likud o partidos ultranacionalistas y religiosos, han tenido como centro de su accionar, en el plano político interno y externo, el impedir la autodeterminación del pueblo palestino.  Los procesos de paz en los cuales Israel ha contado con la ayuda incondicional y complicidad de Estados Unidos y sus socios europeos,  han significado, simplemente, dilatar el cumplimiento de las resoluciones internacionales respecto a: abandonar los territorios ocupados, permitir el retorno de los refugiados, desmantelar el muro que divide Cisjordania y dejar de construir asentamientos poblados con colonos extranjeros. Hoy incluso aliados del sionismo como el gobierno australiano, presidido por Scott Morrison del Partido Liberal –reconocido cristiano evangélico pro sionista– que ha decidido reconocer a Al-Quds Oeste como Capital de Israel, violando con ello el estatus legal y todas las resoluciones de la ONU con relación a esta ciudad. Una medida en correspondencia con la política pro-sionista de Washington que en diciembre de 2017 anunció el traslado de su embajada, un aviso que generó duras críticas tanto de los palestinos como de líderes internacionales.

    Con su conducta violatoria del derecho internacional, los regímenes israelíes han convertido en letra muerta, cada negociación que se ha llevado  a cabo, destacando en ello cada uno de los puntos de los denominados Acuerdos de Oslo, prueba irrefutable que Israel jamás estuvo dispuesta a cumplir sus compromisos internacionales y prueba, igualmente, que la autodenominada “mayor democracia de Oriente Medio” es simplemente una entidad falsaria, que basa ese mito en el trabajo multimillonario de su estrategia de hasbara, destinada a higienizar una sociedad mayoritariamente amoral, violenta y desquiciada.

    Este año 2018 ha sido especialmente violento en las acciones llevadas a cabo por el régimen de Tel Aviv contra la población palestina, sobre todo contra aquella situada en la bloqueada Franja de Gaza, que desde el 30 de marzo de este año 2018 se manifiesta cada viernes en la denominada “Marchas por el Retorno” en las inmediaciones de la valla que separa este enclave costero de la Palestina Histórica. Una Campaña de protesta cuyo objetivo estratégico es denunciar la ocupación de los territorios palestinos por parte del sionismo y el bloqueo al cual está sometida la Franja de Gaza desde el año 2006. El mensaje es claro: los palestinos se aferran y se aferrarán a su suelo y al legítimo retorno avalado por gran parte de las resoluciones de la ONU respecto a la ocupación ilegítima de Israel sobre palestina.

    Después de cada acción militar, saldada con innumerables muertos palestinos: niños, mujeres, hombres, destrucción de su escasa infraestructura. Miles de heridos, encarcelados, bloqueos, castigos colectivos, cierre de escuelas, corte de agua y energía. Tras cada acción calificada abrumadoramente como criminal, algún personaje de cierta relevancia suele decir “¡Necesitamos reactivar el proceso de paz entre Palestina e Israel!” y con ello cree haber descubierto la rueda o algún proceso político de nueva hornada, que traerá la paz a Palestina, desconociendo la conducta llevada a cabo por Israel, en forma crónica desde su nacimiento.

    ¿A qué proceso de paz o negociación nos referimos cuando salta a la palestra este llamado? ¡A ninguno! No existe tal desarrollo de conversaciones, no existe tal posibilidad de paz, pues todo murió desde el momento que se firmaron los Acuerdos de Oslo, cuyo incumplimiento consolidó la sospecha que la autodeterminación del pueblo palestino era sólo una charada, un   anzuelo para pescar incautos. Un señuelo destinado a ganar tiempo, para que el sionismo comenzara a concretar su obra exterminadora con objetivos evidentes: Servir como punta de lanza de los intereses globales del imperialismo. Dominar Palestina, sus recursos acuíferos y de hidrocarburos en la costa gazetí. Controlar la frontera con El Líbano, Siria, Jordania y Egipto respondiendo a los intereses de la triada conformada por el imperialismo, el wahabismo saudí y el sionismo, haciendo así inviable la posibilidad de un Estado Palestino manteniendo una hegemonía occidental con lacayos regionales.

    Para Norman Finkelstein, Profesor de Teoría Política y un especialista en el conflicto palestino-israelí “Los ataques de Israel a Palestina han sido diseñados para sabotear un posible compromiso de paz con los palestinos, aun cuando los términos de este le favorezcan ampliamente”. Es, en este marco, donde los ataques contra el pueblo palestino se han incrementado aunque ello signifique involucrar otros países y movimientos de resistencia. Ya sea con el estallido de la primera Intifada el año 1987 y su desarrollo hasta el año 1995. La segunda Intifada con punto de inicio contemporánea con el comienzo de la llamada Guerra contra el terror por parte de Estados Unidos y sus aliados tras los atentados de septiembre del 2001 en territorio estadounidense.

    Una segunda Intifada que tendrá su corolario con la Operación “Días de Penitencia” llevada a cabo por Israel contra Gaza en septiembre del año 2004 y el inicio del bloqueo a ese enclave a partir del año 2006 tras el triunfo del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (Hamas) en las elecciones generales palestinas llevadas a cabo ara elegir el Consejo Legislativo palestino (poder legislativo de la Autoridad Nacional Palestina) que debía elegir al primer ministro. Una elección que causó la división entre Hamas y Al-Fatah y la intervención occidental e Israelí en el proceso para impedir que HAMAS tomara el control político de Palestina tras su triunfo con el 44% de los votos y 74 de los 132 asientos legislativos, con sanciones y apoyos a la facción derrotada que llevó a la llamada Guerra de los Hermanos, generándose la Wakseh –la humillación en árabe– determinándose además, por parte de Israel un bloqueo que se mantiene hasta el día de hoy.

    La situación de bloqueo contra la Franja de Gaza se ha visto incrementada con las operaciones de agresión y destrucción llevadas a cabo por Israel contra ese enclave y sus habitantes el año 2008 bajo los nombres hollywoodenses de “Plomo Fundido”. El año 2012 con el nombre de “Pilar Defensivo”, y las operaciones del 2014 signadas con la denominación de  “Margen Protector”.

    A lo mencionado hay que adicionar los asesinatos iniciados el 30 de marzo del año 2018 mediante el uso de francotiradores apostados en la valla que separa los territorios de la Palestina Histórica ocupada y la Franja de Gaza. Día a día nuevos mártires se suman a la larga lista de muertos en el pueblo palestino, mientras la entidad sionista afianza sus lazos con Washington, la Monarquía wahabí y apoya todo proceso de desestabilización de países y movimientos que tarde o temprano vencerán al sionismo y todo aquello que representa esta ideología califica en su oportunidad por la propia ONU como “una forma de racismo y discriminación racial”.

    Considerando el tiempo transcurrido de este siglo XXI, desde el inicio de la Intifada Al-Aqsa el año 2000, hasta el cierre de este artículo, que incluye a los últimos asesinados en Ramalá y los centenares de asesinados en las denominadas Marchas Por el Retorno a manos de francotiradores israelíes apostados en la valla que separa la Franja de Gaza de la Palestina Histórica, la cifra de muertos a manos del ejército invasor, con apoyo de los colonos armados instalados en los asentamientos en Cisjordania, es de 9.550 palestinos. El número d heridos se eleva sobre los 120.000. Esto, según datos recopilados por el B’TSELEM —el Centro de Información Israelí por los Derechos Humanos en los Territorios Ocupados— y según los cuales también han muerto durante este período de tiempo y a causa del conflicto1.246 israelíes.

    El poeta nacional palestino Mahmud Darwish nos refiere, que el combate de su pueblo tiene un componente esencial a la hora de entender el campo de batalla en que se libra esa lucha contra el opresor: el campo de la memoria. En el sentido que uno de los actores, el sionismo, pretende borrar, eliminar, invisibilizar la memoria de un pueblo milenario, su historia, su lengua, comida, el vestuario, su arqueología, en esencia su cultura, mediante un proceso de judaización. El otro actor, el pueblo palestino, a pesar de una política de exterminio puesta en práctica desde el momento mismo que nace la entidad sionista, lucha día a día para que esa memoria permanezca, porque esté presente aún en las condiciones más adversas.

    Una Palestina indomable, que haciendo uso de todas las formas de lucha resiste, para gloria de sus hijos e hijas y para la admiración de todos aquellos que creemos que más temprano que tarde Palestina será capaz de alcanzar su plena libertad. Objetivo que se compruebe al conocerlos en Ramalá, Beit Lahm (Belén), en Ariha, Beit Jala, Beit Sahour, en Al-Quds y al observar su resistencia empecinada en la Franja de Gaza. Al hablar con sus hombres y mujeres, al verlos orgullosos exhibir su identidad como palestinos, a pesar de la ocupación, colonialismo y apartheid que ha soportado por siete décadas. El sionismo podrá superarse en materia de buscar nuevos mecanismo de muerte, en seguir ocupando y colonizando palestina. Ofreciendo declaraciones desquiciadas como la del hijo del primer ministro Benjamín Netanyahu, que ha llamado expulsar a todos los musulmanes de los territorios ocupados. Pero, esa conducta homicida, intrínseca al sionismo, no podrá superar nunca la dignidad de un pueblo que día a día se alza con más orgullo y generando más y más admiración en aquellos que apoyan la autodeterminación de palestina y condena la ocupación, el racismo y una colonización sionista, sedienta de sangre, pero cuyo final está cada día más cercano.

    http://prensaislamica.com/sitio/el-sionismo-se-supera-dia-a-dia-en-su-sed-de-crimenes/

    0 0

    Gates quiere imponer los transgénicos
    Los cultivos modificados genéticamente suponen una gran fuente de ingresos para las multinacionales que los desarrollan y controlan. Por eso, estas utilizan todo tipo de argucias para imponerlos en los países africanos.

    Con la excusa -demostrada falsa- de que ayudan en la lucha contra la pobreza, las multinacionales no escatiman medios para intentar modificar las leyes que son un obstáculo a su expansión. Sin embargo, cada vez son más los campesinos que se organizan contra esta tiranía que solo beneficia a los accionistas de las empresas, y plantan cara a sus pretensiones.

    A finales de noviembre, el secretario del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Tanzania, Mathew Mtigumwe, dio la orden de detener de inmediato todos los ensayos que se realizaban en el país con cultivos genéticamente modificados. La resolución ha obtenido el apoyo de las organizaciones de la sociedad civil tanzana y el respaldo del recién nombrado ministro de Agricultura, Jefet Hasunga.

    Los ensayos en cuestión pertenecen al proyecto WEMA (Water Efficient Maize for Africa, Maíz eficiente en el uso del agua para África) en el que participan la miltinacional estadounidense Monsanto, la Fundación Bill y Melinda Gates y varios centros de investigación. Esta iniciativa se remonta a 2008 y se ha puesto en marcha en 2010 en Kenia, Mozambique, Sudáfrica, Tanzania y Uganda.

    Además de la paralización del proyecto, el secretario ordenó, también, la destrucción de todos los restos de los experimentos que quedaban en el Centro Makutupora en Dodoma, la capital del país, donde se realizaban las pruebas. Esta decisión se tomó después de que el Instituto de Investigación Agrícola de Tanzania (TARI) publicará los resultados de los ensayos sin autorización, tras invitar a varias personas a observar lo bien que funcionan los cultivos transgénicos.

    Entre los asistentes se encontraba Mark Lynas, periodista conocido por su intoxicación a favor de los organismos genéticamente modificados. El TARI también organizó una visita a uno de los sitios donde se prueban estos cultivos, tampoco autorizada. El ACB acusa a Lynas de falta de ética al utilizar a los pequeños agricultores para justificar la introducción de los cultivos transgénicos en el país, al afirmar que los tanzanos son pobres y están hambrientos. Mientras, las conclusiones de los científicos pro-OGM, pagados por la Fundación Gates y otros, no han sido corroboradas por el Ministerio de Agricultura y otras instituciones tanzanas.

    Este incidente pone de manifiesto el poder de las empresas biotecnológicas que financian poderosas campañas mediáticas y tienen sus propios “influencers” que bajo la apariencia de luchar contra el cambio climático, por ejemplo, difunden propaganda a favor de los cultivos transgénicos, a pesar de que los beneficios que estos puedan aportar a los pequeños agricultores estén cuestionados desde hace tiempo.

    Recientemente, las autoridades sudafricanas rechazaron la solicitud de Monsanto para poner a la venta varias modalidades de maíz modificado genéticamente para resistir a las sequías. Se basaron en que los ensayos de campo no han logrado demostrar su resistencia frente a las sequías y los insectos, como la multinacional aseguraba. Para paliar el efecto negativo de esta decisión, Monsanto lanzó una campaña que alababa los beneficios de sus productos y afirmaba que las pruebas realizadas lo confirmaban, todo esto recogido en un dossier enviado a la prensa con el nombre de “New push in pipeline for acceptance of GNO seed” en el que se afirma que “el TARI se une a la petición de los agricultores tanzanos que por todo el país piden un cambio de las caducas leyes de agricultura para permitir el uso de semillas modificadas genéticamente que sean resistentes a las sequías y a las plagas de insectos”.

    Dentro de esta campaña, Monsanto ha regalado maíz de las variedades cuestionadas en Sudáfrica, y ahora en Tanzania, a los otros países que participan en el proyecto WEMA.

    Varias organizaciones de agricultores, entre ellas la Organización Nacional de Pequeños Agricultores (MVIWATA), académicos de la Universidad de Dar es-Salam y  miembros de la comunidad científica han criticado abiertamente el proyecto WEMA y los ensayos de cultivos transgénicos que tienen lugar en Tanzania. En una carta enviada a los periódicos, MVIWATA contradice lo afirmado en el dossier de Monsanto al decir que “los agricultores han pedido a nuestro gobierno que no permita que se usen los cultivos GM [modificados genéticamente] en el país por la razón obvia de que ni los agricultores ni el país se benefician de ellos”.

    Estas organizaciones también han condenado las amenazas sobre futuros desastres que lanzan los científicos locales pagados por el WEMA para impulsar la liberación de los cultivos transgénicos y cambiar las leyes de responsabilidad jurídica para que en un futuro no se puedan emprender acciones contra las empresas que modifican estos cultivos, sino que cualquier daño en el medioambiente causado por la introducción de estas semillas sería responsabilidad de quien las plante. De ahí, que estas organizaciones apoyen la decisión tomada por el Gobierno tanzano.

    Poco a poco, la lucha de los campesinos por librarse del yugo que les impone el uso de cultivos que cualquier daño en el medioambiente causado por la introducción de estas semillas sería responsabilidad de quien las plante. De ahí, que estas organizaciones apoyen la decisión tomada por el Gobierno tanzano.

    Poco a poco, la lucha de los campesinos por librarse del yugo que les impone el uso de cultivos modificados genéticamente se extiende por todo el continente. A Sudáfrica o Tanzania hay que sumar otros muchos casos, como puede ser el de Burkina Faso que el año pasado dio un paso muy importante. Tras ser el principal productor de algodón de toda África, sus cosechas empezaron a declinar cuando en 2008 se introdujo una variedad de algodón genéticamente modificado de Monsanto. La multinacional había prometido que con este paso las cosechas aumentarían.

    Desde un principio, la Asociación Interprofesional del Algodón de Burkina (AICAB) se quejó de que la calidad del producto de Monsanto era inferior al que tenían anteriormente. Se refería en particular a que la longitud de las fibras, una de las principales medidas de calidad, se redujo lo que tuvo como resultado que el precio del producto bajase considerablemente en el mercado mundial.

    En 2016 la AICAB decidió demandar a la multinacional y reclamar una compensación de más de 48.000 millones de francos CFA (unos 73 millones de euros). Al mismo tiempo, resolvió retener las regalías, por valor de alrededor de 15.000 millones de francos CFA, que debía pagar a Monsanto por las cosechas de 2014/15 y 2015/16. Al final las dos partes llegaron a un acuerdo que ponía fin a la colaboración con la multinacional estadounidense.

    Tras la salida de Monsanto del país y el regreso al algodón tradicional, la cosecha ha vuelto a aumentar y el precio de este producto ha subido en el mercado internacional.

    Monsanto había prometido que su algodón genéticamente modificado ayudaría a luchar contra la pobreza en el país, lo que se ha demostrado estar muy lejos de la realidad. No solo descendió la producción, sino que los precios cayeron en picado, lo que llevó a muchos campesinos a endeudarse fuertemente. La rebelión de los agricultores burkineses contra la multinacional supone, sin duda, una muy buena noticia porque les libera de un compromiso del que solo salía ganando Monsanto y, posiblemente, miembros del Gobierno que se llevarían comisiones por imponer las semillas genéticamente modificadas.

    Esta pequeña revolución coincidió con el cambio de régimen político en Burkina Faso tras la expulsión del poder de Blaise Compaoré, en octubre de 2014, y el fortalecimiento de la sociedad civil que este hecho supuso. La lucha campesina es el arma con que cuentan los agricultores para luchar contra la tiranía de las multinacionales y la imposición de los cultivos transgénicos.

    https://solidaridad.net/agricultores-africanos-se-rebelan-por-la-imposicion-de-cultivos-geneticamente-modificados/

    0 0


    Las fuerzas auxiliares de Estados Unidos en la base militar de Al-Tanf y los 55 kilómetros de la zona de desescalada que la rodea, están buscando un acuerdo de evacuación que les permita retirarse a los zonas controladas por los yihadistas en el norte de Siria una vez que las tropas estadounidenses hayan abandonado el país.

    El dirigente del denominado “Comando Revolucionario del Ejército”, Muhannad Tala, confía en que sus padrinos del Pentágono ayuden a su grupo a llegar a un acuerdo con Damasco antes de que se retiren de la base de Al-Tanf.

    “La retirada de la coalición internacional de Al-Tanf y de la zona de 55 kilómetros pondrá a las facciones del Ejército Libre Sirio (ASL) den esas zonas en una confrontación directa con las fuerzas del régimen y las milicias iraníes”, advirtió Tala.

    El responsable del “Comando” confirmó que Estados Unidos le había confirmado que se retirará de Al-Tanf tan pronto como Trump decida retirar todas las tropas estadounidenses de Siria.

    La decisión de Estados Unidos ha causado pánico entre sus sicarios en Al-Tanf, que saben que no durarán más de unos pocos días sin sus padrinos. En respuesta a esta situación, los blogs anti-Assad, como el Justice News de Hammurabi, han comenzado a difundir propaganda para elevar la moral de las tropas.

    https://southfront.org/panic-continues-in-al-tanaf-u-s-proxies-beg-for-deal-with-damascus/
    https://southfront.org/us-starts-withdrawal-from-syria-sdf-calls-it-stab-in-the-back/

    Warnning: Do NOT Get Caught While Searching!!
    Your IP : - Country : - City:
    Your ISP TRACKS Your Online Activity! Hide your IP ADDRESS with a VPN!
    Before you searching always remember to change your IP adress to not be followed!
    PROTECT YOURSELF & SUPPORT US! Purchase a VPN Today!
    0 0


    Mientras los medios de comunicación árabes, especialmente irakíes, comentan que las tropas del Pentágono actualmente presentes en Siria van a ser desplegadas en Erbil, la capital de la región irakí del Kurdistán, los kurdos guardan silencio.

    Las fuentes irakíes precisan, además, que el ejército estadounidense se instalará en una base militar cercana al aeropuerto de Erbil.

    El diario Bagdad Al-Yum asegura que los estadounidenses también estudian la creación de un centro de operaciones conjunto en la frontera sirio-irakí con la presencia tanto de peshmergas kurdo-irakíes como de kurdos sirios.

    A finales de este mes los estadounidenses decidirán si mantienen o no su apoyo a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) en caso de que no puedan protegerse y garantizar la seguridad de la región al este del río Éufrates.

    Pero lo que llama la atención es el mutismo total de los medios de comunicación kurdos, lo que es una muestra de división interna y, posiblemente, de parálisis.

    El Consejo Democrático Sirio, brazo político de las FDS, ha pedido a los franceses algo tardío e imposible de ejecutar: que establezcan una zona de exclusión aérea en el norte de Siria, como ya hicieron en Libia en 2011.

    Por el contrario, otros grupos kurdos negocian con Damasco.

    Algunos dirigentes kurdos han tirado la toalla y exigen a Estados Unidos que les conceda la tarjeta verde para poder instalarse en aquel país, así como una indemnización por “los servicios prestados”... al imperialismo, naturalmente, no a su país.

    El viernes el periódico Al-Arab, con sede en Londres, negó que las tropas estadounidenses se fueran a estacionar en el norte de Irak. Según este periódico, el Gobierno Regional del Kurdistán no han recibido ninguna información de Estados Unidos sobre el traslado de las tropas de Siria al Kurdistán irakí, señalando que el número de soldados estadounidenses en Kurdistán en los últimos días no ha cambiado.

    El silencio desata todo tipo de especulaciones. Hay quien cree que es una campaña dirigida por Estados Unidos, que pretende que los peshmergas kurdos recuperen Kirkuk y con la ciudad, se apoderen también de los pozos de petróleo. En tal caso, en Washington dan por perdidos sus apoyos en el nuevo gobierno de Bagdad y esperan que sean los kurdos quienes se enfrenten a las milicias Hashd Al-Shaabi, el brazo de Irán al otro lado de la frontera.

    El Secretario General del Ministerio de Peshmerga, Jabbar Yawar, recordó que el Gobierno Autónomo irakí es el único autorizado para decidir sobre la presencia de fuerzas extranjeras en su territorio. También negó toda la información sobre el despliegue de tropas estadounidenses en Erbil tras su retirada de Siria, indicando que hasta ahora no se ha llegado a un acuerdo sobre este tema entre Bagdad y Washington.

    Pero el canal por satélite estadounidense en árabe Al-Hurra dice lo contrario: los 2.130 miembros de las fuerzas especiales del ejército estadounidense vann a ser evacuados de Siria y estacionados en Erbil.

    Portavoces del Pentágono han asegurado que la retirada de las tropas estadounidenses comenzará con la base de Al-Tanf, en la provincia occidental de Homs, y luego con el perímetro de 55 kilómetros que los Estados Unidos habían establecido a su alrededor.

    En los últimos tres años el ejército estadounidense ha suministrado armas y refuerzos desde el norte del Irak a las regiones septentrionales y al este de Siria.

    Actualmente, las tropas estadounidenses están desplegadas en una zona que se extiende desde la aldea de Al-Mabrukeh, en la provincia occidental de Hassakah, hasta Al-Tayaha, en la ciudad de Manbij, en la provincia oriental de Alepo, y Homs.

    En cuanto al número de efectivos del ejército estadounidense desplegados en Siria, las cifras oscilan entre los 2.000 oficialmente reconocidos, hasta los 5.000.

    0 0

    Mauriac Ahouangansi

    Desde comienzos de enero de este año, el gobierno sudanés se enfrenta a fuertes protestas. Cientos de personas están irrumpiendo en las calles de Darfur y otras grandes ciudades para protestar contra el aumento de los precios de los alimentos, incluido el trigo, cuyo subsidio se redujo en el presupuesto de 2018, y las importaciones del sector privado. Esta decisión ha tenido un impacto en el precio del pan, que ahora se ha duplicado y está en constante aumento. ¿Quién es el responsable de esta crisis del pan?

    Privado de las tres cuartas partes de sus recursos petrolíferos, cuyos precios también han caído en el mercado internacional, Sudán se enfrenta a mayores dificultades para cerrar sus presupuestos desde la secesión del sur en 2011. Por ejemplo, de 2011 a 2016, el crecimiento medio del PIB real fue del 3,3 por ciento, frente al 7,1 por ciento de 2000-2010. A pesar de la caída libre de estos ingresos que procedían principalmente de la explotación del petróleo, el país mantuvo una política expansiva de gasto público, renovando el subsidio para necesidades básicas como el trigo, pero también el gasto militar, que se situó en el 2,8 por ciento del PIB en 2016, según el Banco Mundial.

    El gasto, alentado por las ganancias inesperadas del petróleo, empujó al Estado rentista a ignorar los imperativos del rigor presupuestario, siempre con la esperanza de que el dinero del petróleo ocultara el despilfarro y la mala gestión. Como resultado, el déficit presupuestario se convirtió en estructural en los últimos años, con un máximo en 2017 del 7,7 por ciento, según el FMI.

    Ante el deterioro de los equilibrios macroeconómicos asociado a ese déficit público (deuda, inflación, caída de las reservas de divisas, etc.), Sudán fue condenado a una austeridad brutal que se tradujo, entre otras medidas, en la supresión de determinadas subvenciones, en particular la del trigo, lo que provocó un aumento de su precio.

    La decisión de privatizar el sector de importación de trigo se tomó abruptamente sin condiciones previas ni medidas de acompañamiento. Así pues, los procedimientos de contratación pública para las importaciones privadas de trigo en Sudán todavía no se han hecho públicas. La reforma del sector, que está experimentando graves disfunciones, nunca se ha mencionado. Durante y después del anuncio del cese de las subvenciones, hay motivos para temer un acuerdo tácito sobre los precios de venta gracias al probable retorno del oligopolio que existía hasta 2015 con Sayga, que poseía alrededor del 60 por ciento del mercado de importación, Wheata y Sin (un grupo cuasi gubernamental).

    Esto se hace a expensas de una competencia sana que podría haber ofrecido una relación calidad/precio favorable a la población, especialmente a los más desfavorecidos. Con el aumento del precio de una bolsa de 50 kilos de harina de trigo de 167 a 450 libras sudanesas y el correspondiente aumento del precio del pan de 70 gramos de 0,5 a 1 libra sudanesa, la población se vio sometida a una presión repentina. Es evidente que las autoridades sudanesas, bajo presión, no han elegido el momento oportuno, ya que la situación económica es completamente desfavorable, con una elevada tasa de inflación del 35,1 por ciento registrada en el último semestre de 2017 y la depreciación de la libra sudanesa frente al dólar, que debilita aún más el poder adquisitivo ya erosionado por una inflación casi permanente. En estas condiciones, cabe esperar que muchas panaderías y pastelerías cierren en los próximos días, lo que no hará sino exacerbar las tensiones.

    Sudán consume más de 2,4 millones de toneladas de trigo al año, mientras que la producción nacional sólo cubre el 15 por ciento de este consumo. Esta situación se explica por varias malas decisiones, entre ellas la de la subvención a expensas de una política eficaz de aumento de la productividad de los campos de trigo, estimada en 583 kilos por hectárea, una de las más bajas y clasificadas en el puesto 170 de 175 de los resultados medidos por el Banco Mundial desde 2013. Incluso el ambicioso proyecto "Gezira", previsto en 840.000 hectáreas irrigadas por el Nilo para reducir las importaciones de productos agrícolas, tiene dificultades para despegar. Una de las razones del fracaso del proyecto es la excesiva centralización de la gestión de la infraestructura de abastecimiento de agua por parte del Estado. De hecho, la falta de mantenimiento de los sistemas de riego por parte del Estado conduce a una reducción de la superficie cultivada.

    Además, a pesar de la existencia en Sudán de más de 30 minerales útiles para la fabricación de fertilizantes y que sólo necesitan ser extraídos, el país los importa a precios elevados debido a la devaluación de la libra sudanesa. Con la introducción de una ley en 2005 para la nacionalización de la propiedad de las tierras de Gezira, el Estado que acoge el proyecto con la promesa de compensar a los campesinos, la situación de insolvencia de los agricultores ha empeorado. Estas diversas perturbaciones, lejos de facilitar la explotación de los agricultores, los ha desmotivado y fomentado el éxodo rural hacia zonas productoras de petróleo donde los salarios son atractivos.

    A pesar de la existencia de un Ministerio de Inversiones desde 2002, para atraer a inversores locales y extranjeros a Sudán, la inversión local lucha por despegar. Más aún, la construcción de infraestructuras viarias y la mejora del entorno empresarial siguen siendo retos importantes que aún no se han superado y que hacen dudar a los inversores. ElSudán ocupa el puesto 170 de 190 países incluidos en el informe Doing Business 2018 del Banco Mundial, debido a importantes deficiencias en la protección de los inversores, acceso al crédito y al comercio transfronterizo. Por estas razones y la migración relacionada con las tensiones políticas, la inversión extranjera directa ha caído a 4.800 millones de dólares en la primera mitad de 2017, frente a los 5.800 millones de dólares del año anterior, según el informe Perspectivas Económicas de África 2018. Por lo tanto, los resultados de la recuperación económica se ven comprometidos.

    Al eliminar las subvenciones a la importación, el Gobierno sudanés está tomando una medida contable para reequilibrar estas cuentas, pero todavía no se trata de una verdadera liberalización del sector. De hecho, aún no se han establecido los requisitos previos para una operación de este tipo. Sería beneficioso que el Gobierno pusiera en marcha las reformas estructurales necesarias para la liberalización efectiva del sector lo antes posible y que utilizara medidas paliativas para aliviar las tensiones actuales.

    http://www.libreafrique.org/Mauriac-AHOUANGANSI-crise-du-pain-soudan-140218

    0 0

    Tras el anuncio de la retirada de las tropas estadounidenses de Siria, preguntamos si se haría realidad y quién las sustituiría porque lo único seguro es que el imperialismo no puede aceptar su derrota y la guerra debe continuar a toda costa.

    Los candidatos para sustituir la labor de Estados Unidos en Siria se han buscado, sobre todo, en los kurdos y en los turcos, pero falta el matón principal de la región: Israel. El periódico ruso Nezavisimaya Gazeta dice que es Israel quien se está preparando para una guerra general contra Siria tras la retirada de Estados Unidos.

    El periódico apunta que la decisión de Trump obliga a Israel a enfrentarse a la presencia iraní en Siria en solitario con sus propias tropas.

    En apoyo de su afirmación, el periódico cita al antiguo ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, quien ha dicho que “la retirada de Estados Unidos de Siria aumenta enormemente la probabilidad de un conflicto a gran escala en el norte, ya sea en Líbano o en Siria”.

    Lieberman añadió que “la salida de los estadounidenses elevará la moral del presidente sirio Bashar Al-Assad y de sus aliados, Irán y el Hezbolah libanés”.

    El diario ruso también menciona al experto militar ruso Yuri Liamin, quien asegura que “Irán no puede interpretar esta decisión como un cheque en blanco”.

    “No debemos olvidar que Turquía amenaza ahora con lanzar una nueva operación militar contra los kurdos sirios. Esta operación podría dar lugar a un verdadero control turco sobre una parte significativa del norte de Siria. Es poco probable que a las autoridades sirias y a su aliado iraní les guste este escenario”, añadió.

    Los medios de comunicación estadounidenses han informado de que la decisión de Trump de retirar a las tropas se tomó tras una conversación telefónica con Erdogan, a pesar de que Ankara había anunciado una ofensiva contra los kurdos en la orilla oriental del Éufrates.

    https://www.middleeastmonitor.com/20181224-report-israel-preparing-for-comprehensive-war-in-syria/


    Más información:
    - ¿Se va Estados Unidos de Siria?, ¿y quién se queda?

    - Los kurdos de Rojava vuelven a negociar con el gobierno sirio
    - ¿Se ha firmado un acuerdo secreto sobre Rojava entre Estados Unidos y Turquía?
    - Las tropas del Pentágono que abandonan Siria seguirán operando desde el otro lado de la frontera con Irak
    - Pánico entre los sicarios de Estados Unidos en la base miitar de Al-Tanf
    - ¿Saldrán las tropas estadounidenses del Kurdistán sirio para trasladarse al Kurdistán irakí?
     

    0 0

    Walter Arizala, ‘Guacho’
    El viernes el ejército colombiano mató a Walter Arizala, conocido por “Guacho”, un comandante disidente de las FARC en una operación cerca de la frontera con Ecuador. Arizala era miembro de la unidad Oliver Sinisterra, una facción de las FARC que no aceptó el acuerdo de claudicación de 2016.

    El gobierno de Colombia desplegó más de 3.000 soldados para buscar a Guacho “vivo o muerto”. Tanto Colombia como Ecuador ofrecieron cada uno 100.000 dólares por suministrar información que pudiera conducir a la captura de Guacho, que es originario de Ecuador. Murió junto a uno de sus hombres de confianza.

    En 2016 más de mil combatientes de las FARC se negaron a desmovilizarse en virtud del acuerdo de claudicación con el gobierno de Bogotá y continuaron la lucha armada. Actualmente la disidencia crece y hay 1.800 guerrilleros en 30 unidades en todo el país.

    Fuente oficiales que ejecutaron la Operación David manifestaron que venían siguiéndole el rastro a tal punto de obtener los datos necesarios de los entornos en que se movía. De esta manera, explicaron, agruparon 15 fuentes humanas que lograron llegar hasta los principales escondites de Guacho y lograron, además, detectar sus rutas de escape en zonas rurales de Tumaco y poblaciones fronterizas.

    Para dar con el paradero exacto del dirigente de las FARC, el ejército vigiló durante seis meses al anillo de seguridad de Guacho por medios electrónicos para tratar de establecer los lugares que visitaba, las personas con las que se comunicaba y la forma en que actuaba.

    El equipo técnico del ejército interceptó más de 120 líneas telefónicas y se vigilaron 16 puntos que frecuentaba. Uno de esos puntos era la vereda Peña Cataño, sector de Llorente, en cercanías a Tumaco (Nariño), donde cayó finalmente en un operación ejecutada por el ejército, la policía y la fiscalía.

    El ejército ha explicado que en el operativo se utilizaron fusiles de largo alcance MSR y munición 338, un arma de alta precisión que puede dar en el blanco a una distancia de hasta dos kilómetros.

    El gobierno se tomó su tiempo para dar a conocer la noticia. La información sobre la muerte de Guacho empezó a circular en horas de la tarde del viernes, sin embargo, solo fue hasta altas horas de la noche, que el propio presidente Iván Duque confirmó la noticia.

    Aunque oficialmente el gobierno colombiano no ha publicado fotos del cuerpo sin vida de Guacho, una imagen de quien sería el disidente de las FARC se ha difundido en las últimas horas. En la foto se ve a un hombre de tez morena, sin camisa, con un pantalón de sudadera y unas botas de campaña color azul oscuro, tirado sobre un césped. Al lado de la cabeza del hombre se ve lo que parece ser un charco de sangre.

    La publicación de la foto se ha hecho polémica por la crudeza de la misma, aunque en las redes sociales hay quienes dudan de que el hombre que se ve en ella sea el jefe del frente Oliver Sinisterra.

    Señalan, por ejemplo, que en la foto no se ve un lunar en la mejilla derecha que sí aparece en fotografías que se conocen de Guacho con vida. También se dice que la forma de la nariz del hombre de la foto, compartida después del anuncio del presidente Duque, no coincide con la morfología de la nariz que se ve en las imágenes de "Guacho" que se han conocido en los últimos años.

    Hay más dudas. En redes preguntan por qué el pantalón de sudadera y las botas, que viste el hombre de la imagen cuestionada, están prácticamente nuevas si Guacho, como sostiene la información oficial, fue muerto en el desarrollo de fuertes combates en el departamento de Nariño.

    0 0

    Juan Manuel Olarieta

    Por razones muy comprensibles, muchos izquierdistas convencidos no entienden -ni admiten- que los trabajadores voten “a la derecha” y, como es natural, mucho menos aceptan que voten “a la ultraderecha”. Lo más “natural” es que un obrero vote, y que vote, además, “a los suyos” que son los partidos “de izquierda”, es decir, esas bandas de papanatas que llevan las siglas del PSOE o de Podemos.

    No hay más que leer las montañas de artículos que han escrito los “expertos” sobre las elecciones en Andalucía para darse cuenta del cúmulo de niebla que muchos acumulan en sus cabezas. Se trata de saber si los trabajadores han votado o no a Vox, para lo cual hay que analizar cada pueblo y cada barrio y comprobar los resultados electorales.

    Luego hay que despotricar de la chusma ignorante que tiene “la culpa” del auge de “la ultraderecha” porque votan a quien no deben, porque no tienen “conciencia”... A diferencia de los que votan a “la izquierda”, que lo hacen -según parece- por una elevada conciencia política... A veces no es extraño despreciar a toda una clase social explotada diciendo que “eres más tonto que un obrero de derechas” y otras estupideces parecidas.

    El pensamiento burgués, que es esencialmente cutre en estos tiempos que corren, supone que los votos son representativos de la sociedad, es decir, que la reflejan. Cuando los votos se inclinan hacia “la ultraderecha” es porque la sociedad se inclina hacia ese costado. En la medida en que, a su vez, la sociedad es mayoritariamente obrera, quienes deberían ganar todas las elecciones son esos izquierdistas del tipo PSOE o del tipo Podemos.

    Si no es así es porque algo falla o, mejor dicho, es porque todo falla, es decir, porque ese tipo de planteamientos con los que la burguesía se enreda la cabeza son absoluta y rotundamente falsos, como se ha demostrado cientos de veces desde que se celebran elecciones.

    En fin, el cretinismo político burgués es incapaz de ir más allá de los sondeos y los recuentos, sin que jamás se detenga ni por un momento en reflexionar acerca de quienes no votan, por más que los porcentajes, como en Andalucía, se acerquen casi a la mitad del censo. De la abstención no habla nadie nunca, por elevada que sea... No vaya a ser que el tarro de las esencias salga al descubierto, como el genio de la lámpara de Aladino.

    En todo este tipo de concepciones subyace también un cierto mecanicismo entre la condición social (real) y su reflejo (ideal) en la conciencia, de tal manera que el obrero (el ser social) “debe ser” o inclinarse hacia su propia clase, hacer causa común con ella. ¿No es la conciencia un reflejo de la condición de clase?, o mejor dicho ¿no debería ser así?, ¿se equivocan acaso los materialistas?

    Si la sociedad burguesa funcionara de una forma mecánica, la dominación no sería posible. La minoría no podría someter a la mayoría. Para ello es necesario que una parte de la mayoría, es decir, de los trabajadores, renieguen de su clase y, en definitiva, de sí mismos, de su condición social.

    En todas las sociedades que ha conocido la historia, una parte de los oprimidos juega a favor de los opresores. Una parte de los esclavos está a favor de la esclavitud. En África una minoría negra, autóctona, es la correa de transmisión del imperialismo. En las cárceles, los “cabos de vara” son presos que sostienen el régimen de los carceleros.

    No es posible quebrar un sistema de dominación sin acabar con los cómplices que nos rodean y que se hacen pasar por “uno de nosotros”. El Estado burgués necesita imperiosamente traidores, renegados, vendidos... Por ejemplo, los sindicatos “amarillos” son casi tan viejos como los “rojos”. Si ese tipo de organizaciones no aparecen en el escaparate, la propia burguesía tiene la necesidad de crearlos y promocionarlos porque son imprescindibles.

    No es posible emprender ninguna batalla seria contra el capitalismo sin denunciar a las garrapatas y parásitos adheridos a las luchas populares, por más que juren y perjuren que también quieren cambiar una sociedad que es injusta y que son casi como nosotros mismos: progresistas, antifascistas e incluso revolucionarios.

    Es algo que el movimiento obrero conoce desde su mismo origen. No es tan complicado y tiene, además, nombres y apellidos de partidos políticos, sindicatos y personajillos de la farándula que viven del cuento, de las subvenciones y las tertulias de los medios de comunicación. Si la clase obrera no les vota, y mucho más si deja de votar, como en Andalucía, no sólo no es síntoma de un “auge de la ultraderecha” sino todo lo contrario: de que vamos avanzando.

    Warnning: Do NOT Get Caught While Searching!!
    Your IP : - Country : - City:
    Your ISP TRACKS Your Online Activity! Hide your IP ADDRESS with a VPN!
    Before you searching always remember to change your IP adress to not be followed!
    PROTECT YOURSELF & SUPPORT US! Purchase a VPN Today!

older | 1 | .... | 280 | 281 | (Page 282) | 283 | 284 | .... | 328 | newer