Are you the publisher? Claim or contact us about this channel


Embed this content in your HTML

Search

Report adult content:

click to rate:

Account: (login)

More Channels


Channel Catalog


older | 1 | .... | 265 | 266 | (Page 267) | 268 | 269 | .... | 281 | newer

    0 0


    Desde el comienzo de la guerra civil en Ucrania, alrededor de 15.000 personas han sido asesinadas según datos oficiales, pero las cifras reales de pérdidas de la población civil del Donbas pueden alcanzar las 25.000 personas, y la pérdida total de las partes ha superado las 100.000 muertes. Estas terribles cifras indican claramente que el genocidio del pueblo fue cometido por el Gobierno de Ucrania. Todos los intentos de Rusia de detener la guerra y normalizar la situación humanitaria en la región se encuentran con la oposición airada de Estados Unidos y sus aliados de la OTAN.

    Después de tres años, quedó claro que el acuerdo de paz alcanzado con gran dificultad en 2015 con la mediación rusa no condujo a la paz en Donbas, y fue utilizado por Ucrania para restaurar sus capacidades militares y preparar la siguiente ofensiva.

    Los países occidentales están ayudando activamente a Ucrania en este asunto. En 2014, los flujos de armas procedentes de los países de la OTAN: Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Hungría, Polonia, Lituania, Letonia, Estonia, Bulgaria y Ucrania. Cada día, es el arma que mata no sólo a los combatientes de las milicias, sino también a mujeres, ancianos y niños. Y el número de refugiados en general es difícil de calcular.

    El régimen que ahora se ha establecido en Ucrania se ha convertido en un paraíso para los neonazis de todo el mundo.

    Las autoridades ucranianas lo confirman a diario con leyes que prohíben expresamente las actividades de los comunistas y otros izquierdistas, que restringen los derechos de las minorías nacionales, incluido el derecho a recibir educación en su lengua materna, y que glorifican a los criminales nazis.

    Ucrania, a instigación y con la ayuda directa de Occidente, está llevando a cabo una política de eliminación económica para frustrar al Donbas que desató una rebelión contra el levantamiento reaccionario. El bloqueo económico de la región, introducido en 2016, ha causado un sufrimiento incalculable entre los residentes locales. Sólo gracias a las operaciones humanitarias rusas la región ha escapado de la hambruna.

    Es necesario proporcionar a la comunidad mundial información sobre el bloqueo del agua y la energía de Crimea por parte de Ucrania, que es un ejemplo flagrante de terrorismo de Estado por parte de Ucrania (limitación del suministro de agua y electricidad a Crimea).

    El encuentro de Crimea con Rusia tuvo lugar por iniciativa de los pueblos de Crimea, que no quieren estar bajo el talón del fascismo estatal ucraniano. Crimea se unió a la Federación Rusa sobre la base de un referéndum popular, de acuerdo con la libre voluntad del pueblo y sobre la base de la decisión del Parlamento de la República de Crimea. Con el regreso de Crimea a Rusia, la prosperidad y el orden llegaron a la República. Se están construyendo carreteras, se están restaurando la energía, la infraestructura y la seguridad social para la población. Crimea florece, a pesar de las sanciones occidentales, que dificultan la rápida restauración de la república tras casi 25 años de abandono por parte de Ucrania.

    Por lo demás, se constata que la situación que ha prevalecido desde febrero y mayo de 2014, se ha intensificado y ha elevado a un nuevo nivel al movimiento internacional del voluntariado. Hoy en día voluntarios de todo el mundo luchan codo con codo contra el fascismo por la independencia de las Repúblicas Populares del agresor. No son sólo voluntarios ucranianos, rusos y ciudadanos de la antigua URSS, sino también franceses, serbios, alemanes, búlgaros, estadounidenses, etc. Las declaraciones sobre la supuesta presencia de ejércitos rusos en el territorio de la República Popular de Donetsk y de la República Popular de Lugansk no se han confirmado porque no están físicamente allí. Durante los últimos cuatro años, la actividad de inteligencia de los países de la OTAN y principalmente del Pentágono, utilizando medios técnicos modernos, ha aumentado varias veces. La misión de la OSCE también supervisa el desplazamiento de las fuerzas armadas de la República Popular de Donetsk y de la República Popular de Lugansk y transfiere información a las Fuerzas Armadas de Ucrania. El escándalo terminó con la dimisión del representante de Ucrania y de nadie más.

    Los crímenes cometidos por las Fuerzas Armadas de Ucrania y otras fuerzas de seguridad constituyen una serie de violaciones de la Convención de las Naciones Unidas sobre Derechos Humanos. No sólo se trata de llevar a cabo la guerra por medios prohibidos (el bombardeo de armas pesadas en zonas residenciales donde vive principalmente la población civil, el uso de munición ilegal), sino también el ejercicio de la tortura, la restricción ilegal de la libertad, las ejecuciones extrajudiciales y, además, se han cometido un gran número de asesinatos con extrema crueldad y fanatismo, similares y peores que en la época de la Gran Guerra Patria [Segunda Guerra Mundial].

    A pesar de la tregua oficialmente en vigor, Ucrania no ha dejado de bombardear los barrios residenciales ni un solo día.

    El bajo nivel de disciplina del ejército ucraniano, el consumo de alcohol y drogas ha provocado el terror contra los civiles, que viven en las inmediaciones de los puntos de ubicación de las Fuerzas Armadas ucranianas.

    A partir de enero de 2018, el gobierno de Poroshenko intensificó los preparativos para una lucha contra las Repúblicas. Artillería pesada, tanques y sistemas de salvamento se acercan a la línea de demarcación. Nuevos miembros del ejército llegan a las zonas fronterizas. Todo esto, junto con las últimas declaraciones de Poroshenko sobre la intención de reprimir por la fuerza las regiones rebeldes del Donbas, señalan la inminente operación militar a gran escala de Ucrania, que provocará enormes pérdidas entre la población civil.

    Hoy, todos los países libres y democráticos deben condenar enérgicamente la política de Kiev. La insuficiencia y la agresividad del Gobierno ucraniano llevaron al estallido de una guerra en Europa que amenaza nuevas víctimas. Todos los países libres y democráticos deben pedir a las Naciones Unidas que creen una comisión de investigación sobre los crímenes de Ucrania contra la población civil del Donbas e impongan un embargo sobre la entrega de todo tipo de armas al régimen ucraniano.

    Más información:
    - Asesinado Alexander Zajarchenko, Presidente de la República Popular de Donetsk
     

    0 0

    Para encubrir su papel en el III Reich, la multinacional automovilística Audi encargó a dos historiadores, Martin Kukowski y Rudolf Boch, que lo investigaran. Con el material que encontraron, los autores han publicado el libro “War Economy and Auto Union-Chemnitz Manpower during the Second World War”, en el que se vuelve a comprobar lo mismo que en las demás empresas automovilísticas, como Volkswagen, Daimler y BMW: el capital monopolista alemán está indisolublemente ligado al nazismo, al III Reich y al trabajo de los esclavos en los campos de concentración.

    En 1932 las empresas automovilísticas Audi, DKW, Horch y Wanderer se fusionaron para crear el monopolio Auto Union y competir con Mercedes.

    Auto Union mantuvo vínculos privilegiados con los dirigentes nazis para beneficiarse de una mano de obra esclavizada que los historiadores mencionados diferencian en tres tipos diferentes.

    Primero estaban los presos del campo de concentración de Flossenbürg, en Baviera. En total, 18.000 reclusos trabajaron en este campo construyendo los coches de lujo de la marca Audi.

    Según los historiadores Audi es responsable de la muerte de 4.500 de esos presos a causa de su trabajo para el grupo automovilístico, lo que supone la sexta parte de los presos que murieron en Flossenbürg.

    Luego estaban los 3.700 presos de los siete campos de trabajo creados y administrados por las SS a medida para el monpolio Auto Union con el fin de construir vehículos militares.

    A ellos hay que añadir 16.000 trabajadores forzosos incorporados a las fábricas tradicionales del monopolio, que no formaban parte del sistema de campos de concentración, sino que se utilizaban para fabricar vehículos para Audi en las fábricas de Chemnitz y Zwickau. De esta plantilla semiesclava, sólo una cuarta parte eran judíos.

    Las condiciones de trabajo en las fábricas de Chemnitz y Zwickau eran aterradoras. Cuando consideraban que los obreros de la prisión no eran aptos para el trabajo ni lo suficientemente productivos, eran trasladados al campo de Flossenbürg para su eliminación.

    La dirección de Audi ha fingido indignación e incredulidad ante el negro pasado de su empresa: “Estoy muy sorprendido por el alcance de la implicación de la antigua dirección de Auto Union en el sistema de trabajo forzado y esclavo”, ha dicho el ejecutivo del monopolio Peter Mosch.

    Sin embargo, el fundador y dirigente de Audi durante la Segunda Guerra Mundial, Richard Bruhn, no fue ningún desconocido. Como tantos otros monopolistas alemanes, era un nazi que recibió el título de “Wehrwirtschaführer”, lo que se puede traducir como “jefe de la industria de defensa” y revela el papel de Audi en el esfuerzo de guerra nazi.

    “Auto Unión estuvo plenamente integrado en el régimen nacionalsocialista”, concluyen los historiadores.

    Tras la guerra, Bruhn fue de los que huyó de la parte de Alemania que liberó el Ejército Rojo, temiendo ser condenado por sus crímenes de guerra. Como dicen los mentecatos, “optó por la libertad” del otro lado, es decir, por la impunidad.

    No obstante, durante un breve espacio de tiempo fue detenido por los británicos y en su declaración admitió haber utilizado masivamente a los prisioneros de los campos de concentración, a pesar de lo cual fue liberado.

    Pero eso no fue todo; quedaba el premio. Con el dinero del Plan Marshall, Bruhn consiguió en 1949 reconstruir el monopolio Auto Union para convertir a la República Federal de Alemania en un baluarte del capitalismo en Europa central.

    El nazi Bruhn fue uno de sus héroes del “milagro económico” alemán de la posguerra. En 1953 le concedieron la Gran Cruz del Mérito por su papel en la reconstrucción del poder económico del monopolio tras la guerra.

    Casi como en España, los criminales nazis en Alemania también tienen calles con su nombre, por ejemplo en Ingolstadt, en Baviera, donde Audi tiene su sede. Los planes de pensiones privados de Audi también llevan su nombre.

    https://global.handelsblatt.com/companies-markets/drawing-a-veil-over-the-nazi-past-599644

    0 0


    El mando del ejército de Estados Unidos en África (Africom) ha anunciado el despliegue de drones armados en Níger, añadiendo que hasta ahora no se habían llevado a cabo misiones ofensivas.

    “En coordinación con el gobierno nigeriano, Africom ha armado UAV-SIR (Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento) en Níger para mejorar nuestra capacidad combinada de responder a las amenazas y otros desafíos de seguridad en la región”, dijo la portavoz de Africom Samantha Reho a la Voz de America.

    “Níger está situado en un lugar estratégico, rodeado en tres frentes por organizaciones terroristas con sede en Libia, Mali y Nigeria”, explicó Reho. El ministro de Defensa de Nigeria, Kalla Mountari, que recientemente se dirigió a la Voz de América, confirmó el despliegue de estos dispositivos asesinos tras las crecientes amenazas de grupos terroristas en el Sahel.

    Estados Unidos “ha respondido a nuestros llamamientos. Es magnífico porque servirá para disuadir a los terroristas que quieran atacarnos”, manifestó el ministro.

    Los dos países firmaron un memorando de entendimiento el año pasado autorizando el despliegue de drones asesinos desde la capital Niamey y Agadez.

    El ejército estadounidense, que ya utilizaba drones en Níger con fines de inteligencia, llevaba varios años presionando para que estos dispositivos se armaran. La emboscada en Tongo Tongo, que costó la vida a cuatro soldados estadounidenses el pasado octubre, aceleró el desbloqueo de la situación.

    Aunque los drones desplegados en una base militar en Niamey ya están sobrevolando Níger, no se ha lanzado ningún ataque de precisión contra grupos terroristas, según Stars and Stripes, el diario de las fuerzas armadas estadounidenses en el extranjero, que cita a Africom.

    Sobre el terreno, el Pentágono tiene desplegados a 800 soldados en Níger, el segundo mayor contingente de Africom después de Djibouti.

    Las fuerzas estadounidenses están planeando misiones ofensivas a través de las fronteras del Sahel para atacar objetivos en Libia, Mali, Chad y Nigeria. Los ataques se realizarán desde la base de Agadez, que se completará este año.

    El acuerdo entre Africom y el gobierno de Níger preocupa a los nigerinos sobre el riesgo de víctimas civiles colaterales, especialmente entre las poblaciones nómadas de la región.

    https://www.maghrebemergent.info/le-commandement-des-etats-unis-pour-lafrique-annonce-le-deploiement-de-drones-armes-au-niger/

    0 0

    Desde el año pasado, un grupo privilegiado de empresas anunciantes conoce cuáles de sus anuncios han llevado a una compra en tiendas físicas, gracias a una herramienta proporcionada por Google. Esta herramienta es el resultado de un acuerdo secreto con Mastercard, en virtud del cual Mastercard revela ciertos detalles de las transacciones de pago de sus clientes.

    El año pasado Google anunció el lanzamiento de su servicio “Store Sales Measurement”, que permite acceder a casi el 70 por ciento de las transacciones con tarjetas de pago en Estados Unidos. Ahora parece que el lanzamiento de este servicio es la culminación de esta asociación secreta.

    Mastercard podría ser incluso una de las instituciones financieras asociadas al programa, que podría involucrar a otras. Las compras realizadas por las tarjetas de pago afiliadas a Mastercard representan alrededor de un cuarto de todas las transacciones de tarjetas en Estados Unidos.

    Los datos transmitidos por Mastercard se refieren a todos los datos relativos a los usuarios de los servicios ofrecidos por Google que no se han negado a proporcionar su información personal con el fin de que se les ofrezca una publicidad más específica en la configuración del servicio.

    Google pagó millones de dólares para obtener estos datos y ambas empresas discutieron la posibilidad de compartir los ingresos publicitarios.

    Esta alianza, que permitió a Google vincular los datos relacionados con las campañas de publicidad en línea con las compras resultantes, le dio una ventaja decisiva en su guerra contra Amazon.

    Según Bloomberg, los clientes no han sido informados del intercambio de información, especialmente porque las dos empresas nunca mencionaron públicamente su asociación monopolista, que requirió 4 años de negociaciones (*).

    Google asegura que no tiene acceso a los datos para identificar a los compradores, gracias a las tecnologías de cifrado. El programa sería sólo una prueba, pero daría a Google la posibilidad de asociar perfiles de usuario con compras realizadas en tiendas físicas. De esta manera, puede indicar a los anunciantes cuáles de sus anuncios han dado lugar a compras.

    Queda por ver qué otras instituciones financieras también han acordado entregar los datos de gastos de sus clientes sin su conocimiento. Ha estallado un nuevo escándalo que implica la divulgación de datos sin el consentimiento de sus usuarios.

    En internet las personas no somos más que mercancía (y fuera también).

    (*) https://www.bloomberg.com/news/articles/2018-08-30/google-and-mastercard-cut-a-secret-ad-deal-to-track-retail-sales?srnd=technology-vp

    0 0

    Nimmo: un idiota con credenciales de la OTAN
    Desde julio de 2017 Facebook mantuvo borrados todos los mensajes de la cuenta del embajador británico Craig Murray porque es un “bot ruso”.

    Durante ese tiempo el embajador tampoco pudo añadir ningún mensaje nuevo.

    La incursión de Facebook y otros monopolios informáticos en tareas propias de la Inquisición se ha normalizado, lo mismo que el hecho de que quien gestione la censure sea el Consejo Atlántico, uno de los tentáculos de la OTAN en cuya dirección están Henry Kissinger, los antiguos capitostes de la CIA Michael Hayden y Michael Morrell, y el jefe de Seguridad Nacional de Bush Michael Chertoff, entre toda una lista de gentuza parecida.

    Pero los “torquemadas” son aún peores que los papas y los popes. Su principal experto en la detección de “bots rusos” es el paranoico Ben Nimmo. Si por casualidad se lo encuentran por la calle, cambien de acera.

    El Consejo Atlántico anuncia a Nimmo y a su equipo como los “Sherlocks digitales”. Su cargo oficial es “Senior Fellow for Information Defense at the Atlantic Council’s Digital Forensic Research Lab” que significa algo así como “Investigador Principal para la Defensa de la Información en el Laboratorio de Investigación Forense Digital del Consejo Atlántico”.

    ¿Se dan cuenta? ¡La OTAN se preocupa por defender la información!

    La censura está en manos de idiotas como este cretino a los que la OTAN apoya con todas sus fuerzas, su dinero y sus cañones. Su tarea es como la de cualquier otro tarado del tipo del senador McCarthy. Antes se los calificaba de comunistas o de “compañeros de viaje” y ahora son “bots rusos”, una etiqueta que, como cualquier otra, se quita y se pone según cada necesidad y cada momento.

    Hace unos días Nimmo descubrió una red secreta de “bots nacionalistas escoceses” que dominan internet y tuvo la osadía de publicar tamaña imbecilidad en un periódico escocés (*). Se trataba de una conspiración de película de la que ya habrá vendido los derechos de autor.

    Nada menos que 2.000 personas habían usado la etiqueta #Dissolvetheunion de un total de 10.000 mensajes en una semana. Era un promedio de cinco mensajes por persona en una semana. La cosa está clara; había una conspiración masiva de robots. Al loro.

    El artículo convirtió a Nimmo en el hamerreir de los lectores, lo que se multiplicó exponencialmente cuando mostró las pruebas en las que se apoyaba: una lista de los diez “bots” principales que había descubierto. Casi todas eran personas reales.

    El único “bot” es él.

    (*) http://www.heraldscotland.com/news/16601798.meet-the-mcbots-how-scottish-cyber-activists-try-to-game-twitter/

    Más información:
    — La OTAN reconoce que está detrás de la ola de censura en la Unión Europea
    — La campaña de la OTAN contra la libertad de expresión
    — Es la OTAN quien indica a Facebook las cuentas que debe censurar
    — Facebook censura una página de información independiente sobre Venezuela en inglés
    — ‘Crosscheck’, el último mecanismo de censura en internet
     

    0 0

    En la provincia de Idlib el ejército sirio se prepara para atacar el último gran bastión yihadista, defendido por Hayat Tahrir Al-Sham (HTS), el principal grupo armado de la región, situada en la frontera con Turquía.

    El grupo ha cambiado a menudo de nombre, pero el núcleo dirigente siempre ha estado formado por la rama siria de Al-Qaeda, siempre ha estado excluido de las treguas patrocinadas por la ONU o por Rusia y está clasificado como grupo terrorista tanto por Estados Unidos, como por la Unión Europea y la ONU.

    Desde que apareció en enero de 2012 HTS se conoció como Frente Al-Nosra, el nombre con el que el gobierno de Bashar al-Assad y Rusia le siguen denominando. Era una extensión de la rama irakí de Al-Qaeda. Su dirigente es un sirio que se hace llamar Abu Mohammad Al-Jolani y dio sus primeros tiros en Irak.

    En 2013 el grupo confesó su lealtad a Al-Qaeda, aunque en julio de 2016 renunció al patrocinio para renombrarse como Frente Fatah Al-Sham. A principios de 2017 se disolvió para convertirse en el componente principal de HTS.

    En julio de 2014 el dirigente de Al-Nosra anunció su propósito de formar un emirato islámico, siguiendo el ejemplo del califato proclamado un mes antes por el Califato Islámico.

    El grupo está formado principalmente por yihadistas sirios muy bien organizados y con experiencia en combate. En total suman unos 30.000 hombres, de los que los extranjeros representan quizá un 20 por ciento y proceden de Jordania, Arabia saudí, Túnez, Egipto o Asia central.

    La organización controla casi el 60 por ciento de la provincia de Idlib, donde ha formado una administración civil que recauda los derechos de aduana en la frontera con Turquía y los impuestos de los comerciantes.

    La influencia de HTS se debe en gran medida al hecho de que controla los flujos comerciales de entrada y salida de Idlib, lo que ayuda a financiar al grupo y le da más poder que tamaño.

    En el pasado su feudo estaba en las cercanías de Damasco o en el sur de Siria, pero a medida que el ejército sirio recuperó el terreno perdido, sus combatientes fueron evacuados hacia el norte, donde han sido el blanco de los feroces ataques aéreos de la aviación siria y rusa.

    A principios de este año, Ahrar Al-Sham y Nurredin Al-Zinki anunciaron una fusión bajo el patrocinio de Turquía, lo que desató una guerra interna dentro de HTS.

    El mes pasado se unieron a otras cuatro facciones yihadistas para formar una nueva coalición, el Frente de Liberación Nacional.

    En las últimas semanas HTS ha comenzado a atacar al Califato Islámico, que ha reivindicado la responsabilidad de los asesinatos y ataques con bombas contra los dirigentes y combatientes de dicha organización.

    Las dos organizaciones yihadistas se han enfrentaron en varias zonas de Siria, pero especialmente en Raqa.

    El 22 de agosto Jolani reiteró la determinación del grupo de resistir una ofensiva de Damasco, pero Turquía, que les patrocina, intenta negociar una solución pactada para evitar una gran ofensiva que desestabilizaría la frontera. El viernes Ankara designó oficialmente a HTS como organización terrorista. Una disolución de HTS por orden de Turquía le privaría de gran parte de su poder.

    0 0

    Stallworth presenta su libro racista
    La última película del director de cine Spike Lee, “The Black Klansman”, es pura basura propagandística cuyo objetivo es transmitir el mensaje de que el FBI y la policía no sólo no eran racistas sino que siempre han luchado contra el racismo y los crímenes raciales en Estados Unidos.

    Ambientada en 1979, la película convierte en héroe a Ron Stallworth, un policía infiltrado durante tres años (no durante dos como dice la película) dentro de las organizaciones del movimiento negro.

    Tras su jubilación, Stallworth escribió un libro de memorias publicado por la típica editorial especializada en obras escritas por policías. Este libro es el que ha servido de base para el guión de la película, con las claves que necesariamente tienen que gustar, sobre todo en una película.

    Todo comienza con que el FBI y la policía no son racistas, por más que algunos o muchos de sus miembros lo fueran. Más bien al contrario, lo mismo que el Estado del que forma parte, la policía es equidistante, tanto de los racistas como de quienes los combaten. Ya saben: los unos y otros, la extrema derecha y la extrema izquierda... El discurso favorito de los mequetrefes.

    El FBI y la policía tratan a ambos bandos por igual y se infiltran en las organizaciones de unos u otros para desarticularlos a todos ellos.

    Esa es la película, que es igual a muchas otras, con la diferencia de que tanto Spike Lee como Ron Stallworth son negros, por lo que en esta ocasión no cabe decir que es una película de blancos hechas para hablar de los problemas de los negros. No. Es una película de renegados o traidores al movimiento negro estadounidense y, naturalmente, a la historia.

    A Spike Lee le han pagado más de 200.000 dólares por participar en una campaña publicitaria “para mejorar las relaciones con las comunidades minoritarias” y parece que la película forma parte de esa campaña.

    Desde que se destapó el programa Cointelpro del FBI, se sabe que la policía (y Ron Stallworth) no fue neutral sino que trató de destruir el movimiento contra el racismo y, por lo tanto, que formaban parte de un racismo institucionalizado.

    La documentación de Cointelpro muestra que la infiltración policial en las organizaciones progresistas tenía por objeto provocar luchas intestinas, destruir la buena imagen de las organizaciones, provocar altercados y preparar el asesinato de los dirigentes por parte de la policía.

    Es cierto que el FBI también se infiltró en movimientos racistas, como el KKK, pero con objetivos muy diferentes. No se trataba de acabar con el racismo y las organizaciones racistas, que siguen existiendo, sino para utilizarlas como ariete en la lucha contra sus opuestos, atacarlos y amedrentarlos.

    El fascismo, el racismo y el yihadismo han probado muchas veces en muchos países el papel que desempeña la policía en su control y dirección, incluidos sus crímenes, en los que la policía actua de manera encubierta a través de ese tipo de tentáculos.

    Los bombardeos de las iglesias negras en Birmingham, el asesinato en Selma de un militante por los derechos civiles de Detroit, la masacre de Greensboro de miembros del Partido Comunista Obrero en 1979, entre otros, no fueron cometidos por racistas, cuyo papel es el de meros ejecutores.

    Son crímenes cometidos con “mando a distancia”.

    Más información:
    - Cointelpro, una guerra más que sucia contra los movimientos revolucionarios de Estados Unidos
    - El FBI desata la ofensiva contra los Panteras Negras
    - Cointelpro: la guerra del FBI contra las librerías negras

    - Extremistas de identidad negra: el FBI busca nuevos enemigos al agotar a los anteriores
    - El chantaje del FBI a Martin Luther King

    0 0

    Le Drian, ministro francés de Asuntos Exteriores
    Una de cal y otra de arena. Por un lado, el ministro francés de Asuntos Exteriores, Jean Yves Le Drian, admitió el domingo en Radio France-Inter que Bashar Al-Assad había ganado la guerra (“civil”, la calificó).

    Pero por el otro, pasó a amenazarle otra vez abiertamente: no “ganará la paz” aunque el ejército sirio retome Idlib, el último bastión terrorista, sin una solución política “ayudada” por los mediadores internacionales, lo que significa que nunca dejarán a Siria en paz porque ahora, cuando la solución militar les ha fallado, pasan al plan B, la solución política.

    Dicha solución consiste en aceptar lo que impongan los “mediadores internacionales” que ni son mediadores sino uno de los bandos de la guerra, ni son internacionales. Si la guerra ha sido “civil”, ¿por qué la paz debe ser internacional?

    En un aspecto el ministro francés tenía razón: sostuvo que la victoria militar no resuelve los problemas que desencadenaron la guerra hace siete años. En efecto, Siria no ha acabado con el imperialismo sino sólo con uno de sus tentáculos.

    Como el imperialismo no puede dejar en paz a Siria, el ministro volvió a amenazar al añadir que occidente tomaría represalias si se usan armas químicas contra civiles en la inminente batalla por Idlib.

    Dado el empleo de armas químicas no es otra cosa que una invención de tipejos como Le Drian, queda claro que en Siria los imperialistas se consideran con las manos libres para hacer y deshacer lo que les de la gana en cualquier momento y que se inventarán tantos ataques químicos contra la población civil como sean necesarios.

    Le Drian fue bastante explícito respecto a lo que se traen entre manos. Este mes Francia acudirá a la Asamblea General de la ONU para promover “una solución pacífica” que actualmente está negociando con las fuerzas de mantenimiento de la paz de la región. Se refería a Rusia, Turquía e Irán, a las que trata de presionar para que a su vez presionen al gobierno de Damasco a fin de iniciar conversaciones políticas después de que termine la guerra.

    Sin embargo, Francia no tiene ninguna baza en su manga para permitirse el lujazo de “presionar” a Rusia. Sería el primer caso en la historia en que un bando pretende negociar algo después de su derrota.

    En Siria el imperialismo no está en condiciones de negociar nada; sólo de amenazar y por eso Estados Unidos está concentrando una importante fuerza naval en el Mediterráneo oriental.

    A finales de agosto, el Presidente francés Macron siguió con las amenazas al declarar que estaba dispuesto a realizar nuevos ataques aéreos contra Siria si Damasco utilizaba armas químicas.

    El presidente francés repitió otro argumento ya muy gastado por siete años de guerra infame: el del cínico recurso al humanitarismo. Dijo que temía una grave crisis humanitaria en Idlib, algo que ya escuchamos cuando se produjo la batalla de Alepo y el Presidente de Francia era otro.

    Desde el mes pasado Rusia viene advirtiendo sobre otra provocación química por parte de Al-Qaeda y los Cascos Blancos para suscitar las represalias de los imperialistas.

    Hace una semana, el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, dijo que los terroristas introdujeron de contrabando ocho latas de cloro gaseoso en una aldea al suroeste de Idlib para acusar al gobierno sirio de utilizar armas químicas contra civiles.

    En Siria todo suena ya a gastado, manipulado y repetido; incluso la muerte.

    0 0

    A una semana de la muerte en Chemnitz de Daniel Hillig, un alemán de origen cubano, los neonazis volvieron a marchar el sábado por el centro de la ciudad contra la inmigración, portando banderas del Tercer Reich y haciendo saludos nazis.

    Paralelamente se convocaron varias contramanifestaciones de los antifascistas, bajo el lema “Corazón en lugar de odio”, que lograron impedir que los nazis completasen la ruta que tenían prevista.

    Los nazis atacaron a los antifascistas y se produjeron al menos 18 heridos, incluidos tres policías, y 37 denuncias por delitos.

    Un afgano de 20 años fue agredido horas después de las protestas por cuatro encapuchados y la policía investiga si los atacantes pudieron haber participado previamente en la manifestación nazi.

    El parlamentario socialdemócrata Sören Bartol aseguró que él y un grupo de personas que habían participado en la contramanifestación también fueron atacados por un grupo de nazis.

    El domingo otra manifestación de unos 800 nazis por el centro de Chemnitz protagonizó persecuciones contra viandantes de aspecto extranjero, en las que varias personas resultaron heridas. El gobierno alemán las calificó de “cacerías de odio”.

    Mientras, las velas en el improvisado monumento dedicado a Daniel Hillig prosiguen encendidas al igual que las protestas que sacuden esa ciudad.

    De 35 años de edad, Hillig fue apuñalado por dos personas en la noche del sábado 25 de agosto durante unas fiestas populares y su muerte generó una ola de terror neonazi por toda Alemania.

    El detonante es que la policía imputa el asesinato a dos solicitantes de asilo de Siria e Irak, que fueron detenidos y se encuentran en prisión preventiva.

    Desde entonces, el gobierno habla de una “ola de violencia racista” en Chemnitz y las políticas migratorias de Merkel están en el centro de la polémica.

    Paradógicamente el fallecido era un carpintero que descendía de inmigrantes: hijo de un cubano y una alemana. En su perfil de Facebook aparecía retratado con un tapiz de la bandera de Cuba.

    “No nos consideran lo suficientemente alemanes”, ha escrito Daniel Winderlich, un amigo de Hallig en su perfil de Facebook.

    http://www.diariodecuba.com/internacional/1535923721_41615.html

    0 0

    William Engdhal

    Hoy en día el arma de destrucción masiva más mortífera del arsenal de Washington no es una de esas máquinas asesinas tradicionales del Pentágono. Es un arma silenciosa: la capacidad de Washington de controlar la oferta mundial de dinero, dólares, a través de la Reserva Federal, una agencia privada, en coordinación con el Tesoro de Estados Unidos y algunos grupos financieros de Wall Street.

    Desde la disociación del dólar y el oro que llevó a cabo Nixon en 1971, el control del dólar es hoy un arma financiera al que pocos países rivales pueden resistir, al menos todavía.

    En septiembre de 2008, Henry Paulson, Secretario del Tesoro de Estados Unidos y banquero de Wall Street, permitió la quiebra de un banco de inversión mediano de Wall Street: Lehman Bros. Con la ayuda de una enorme creación de recursos monetarios por parte de la Reserva Federal, conocida como QE (Quantitative Easing, ampliación monetaria), media docena de bancos de Wall Street, entre ellos Goldman Sachs, el banco donde Paulson había trabajado, se salvaron del hundimiento causado por la financiación titulizada que ellos mismos habían creado.

    La Reserva Federal concedió líneas de crédito de cientos de miles de millones de dólares estadounidenses a los bancos centrales de la Unión Europea para evitar una escasez de dólares que habría causado el colapso de toda la arquitectura financiera mundial. En aquel momento, seis bancos de la zona del euro tenían pasivos en dólares que superaban el 100 por cien del PIB de su país.

    Desde entonces, el suministro de dólares baratos al sistema financiero mundial ha alcanzado niveles sin precedentes. El Institute for International Finance (IIF) de Washington estima que la deuda de las familias, el gobierno, las empresas y el sector financiero en los 30 mercados emergentes más grandes se elevó al 211 por ciento del PIB a principios de este año. A finales de 2008 era del 143 por ciento.

    Otros datos del IIF indican el alcance de esta trampa de la deuda, que sólo se encuentra en las primeras etapas de detonación en las economías menos adelantadas, desde América Latina hasta Turquía y Asia. Excluyendo a China, la deuda total de los mercados emergentes, en todas las monedas, incluidas las nacionales, casi se duplicó, pasando de 15 billones de dólares en 2007 a 27 billones de dólares a finales de 2017. Al mismo tiempo, la deuda de China aumentó de 6 billones de dólares a 36 billones de dólares, según el IIF. Para el grupo de países emergentes, la deuda en dólares aumentó de 2,8 billones de dólares en 2007 a 6,4 billones de dólares. Las empresas turcas tienen ahora cerca de 300.000 millones de dólares en deuda en moneda extranjera, más de la mitad del PIB turco, la mayor parte en dólares.

    Los mercados emergentes prefirieron el dólar por muchas razones. Mientras estas economías emergentes estuvieran creciendo, ganando dólares de exportación a un ritmo creciente, la deuda era manejable. Ahora, la Reserva Federal está elevando los tipos de interés del dólar estadounidense y ha comenzado a agotar la liquidez disponible en dólares en la economía mundial. Están poniendo el dólar por las nubes para precipitar otra gran crisis económica en el mundo emergente, especialmente en las principales economías euroasiáticas como Irán, Turquía, Rusia y China.

    A pesar de todos los esfuerzos de Rusia, China, Irán y otros países por liberarse de su dependencia del dólar estadounidense para el comercio y las finanzas internacionales, el dólar sigue siendo la moneda de reserva de los bancos centrales del mundo y representa alrededor del 63 por ciento de todas las reservas mundiales. Además, casi el 88 por ciento de las transacciones diarias en moneda extranjera se realizan en dólares estadounidenses. La mayor parte del comercio de petróleo, oro y productos básicos se realiza en dólares. Desde la crisis griega de 2011, el euro ya no es un rival serio para la hegemonía como moneda de reserva. Su participación en las reservas mundiales es ahora de alrededor del 20 por ciento.

    Desde la crisis financiera de 2008, el dólar y la importancia de la Reserva Federal han alcanzado niveles sin precedentes. El mundo está empezando a darse cuenta de este hecho al sentir, por primera vez desde 2008, una verdadera escasez de dólares, lo que significa un costo mucho mayor a la hora de pedir dólares prestados para refinanciar la antigua deuda denominada en dólares. El pico de la deuda total de los mercados emergentes en dólares vence en 2019, con más de 1,3 billones de dólares por pagar ese año.

    Aquí está la trampa. La Reserva Federal no sólo está aumentando las tasas de interés de los fondos de Estados Unidos sino que también reduce la cantidad de deuda del Tesoro de Estados Unidos que compró después de la crisis de 2008, conocida como QT (Quantitative Tightening, restricción monetaria).

    Desde 2008 la Reserva Federal comenzó la llamada QE. Compró una cantidad asombrosa de bonos de los bancos, hasta un pico de 4.500 billones de dólares cuando tenía sólo 900 billones de dólares al comienzo de la crisis. Ahora anuncia que planea reducir este número por lo menos en un tercio en los próximos meses.

    El resultado de la ampliación cuantitativa fue que los principales bancos se vieron inundados por la liquidez de la Reserva Federal y los tipos de interés cayeron a cero. Esa liquidez bancaria se invirtió a su vez en cualquier parte del mundo con mayores rendimientos, ya que los bonos estadounidenses pagaron casi cero intereses. Se invirtió en bonos basura, en el sector del petróleo de esquisto bituminoso, por ejemplo, y en un nuevo mini boom inmobiliario estadounidense. Esta liquidez en dólares también se dirigió a mercados emergentes de alto riesgo como Turquía, Brasil, Argentina, Indonesia e India. Estos dólares inundaron China, donde la economía estaba en auge. Y los dólares pagados a Rusia antes de las sanciones estadounidenses de este año comenzaron a preocupar a los inversores.
    extranjeros.

    Ahora la Reserva Federal ha comenzado una QT opuesta la EQ. A finales del año pasado comenzó a reducir lentamente su cartera de bonos, lo que redujo la liquidez en dólares del sistema bancario. A finales de 2014 la Reserva Federal ya había dejado de comprar más bonos en el mercado. A su vez, la reducción de la cartera de bonos de la Reserva Federal impulsó al alza los tipos de interés. Hasta este verano, todo esto se hacía muy lentamente. Luego, el Presidente de Estados Unidos lanzó su ofensiva comercial mundial pero dirigida, creando una enorme incertidumbre en China, América Latina, Turquía y más allá, e imponiendo nuevas sanciones económicas contra Rusia e Irán.

    Ahora la Reserva Federal dejará madurar 40.000 millones de dólares en bonos sin reemplazarlos, alcanzando los 50.000 millones de dólares al mes más adelante en el año. Eso saca esos dólares del sistema bancario. Además, para agravar lo que rápidamente se convertirá en una verdadera escasez de dólares, la ley de Trump para reducir los impuestos añadirá cientos de miles de millones de déficits presupuestarios que el Tesoro estadounidense tendrá que financiar mediante la emisión de nuevos bonos. A medida que las necesidades de deuda del Tesoro de Estados Unidos aumenten, tendrá que prometer un mayor interés para vender sus bonos. El aumento de las tasas de interés en Estados Unidos ya está actuando como un imán que absorbe dólares de todo el mundo.

    Además de este endurecimiento mundial, bajo la presión de la dominación de la Reserva Federal y del dólar, el Banco de Japón y el Banco Central Europeo han anunciado que ya no comprarán bonos como parte de sus respectivas medidas de relajación monetaria. Desde marzo, el mundo se encuentra de facto en esta nueva era de restricciones monetarias.

    Es probable que la situación se vuelva dramática a menos que la Reserva Federal se desplome y reanude sus operaciones de relajación monetaria para evitar una crisis sistémica mundial. En este momento, parece improbable. Hoy en día, los bancos centrales del mundo, aún más que antes de 2008, bailan al son de la Reserva Federal.

    Aunque el impacto de la contracción del dólar ha sido gradual hasta ahora, está a punto de ser dramático. El balance combinado de los bancos centrales del G-3 aumentó sólo 76.000 millones de dólares en el primer semestre de 2018, frente a un aumento de 703.000 millones de dólares en los seis meses anteriores, es decir, casi 500.000 millones de dólares que desaparecen del pool de endeudamiento mundial. Bloomberg estima que las compras de activos netos de los tres principales bancos centrales caerán a cero a finales de año, por debajo de los casi 100.000 millones de dólares mensuales de finales de 2017. Anualmente, esto se traducirá en una disminución equivalente a 1,2 billones de dólares en liquidez mundial para 2019.

    Desde principios de año, la lira turca ha caído a la mitad frente al dólar estadounidense. Esto significa que las grandes empresas constructoras turcas, y otras que han podido pedir prestado dólares “baratos”, ahora deben encontrar el doble de la cantidad para el servicio de estas deudas en dólares. La mayor parte de esta deuda no es del Estado turco, sino de empresas privadas. Las empresas turcas deben alrededor de 300.000 millones de dólares en divisas, la mayoría en dólares, casi la mitad del PIB del país. Esta liquidez en dólares ha permitido a la economía turca seguir creciendo desde la crisis financiera estadounidense de 2008. Pero no sólo la economía turca. Los países asiáticos, desde Pakistán hasta Corea del Sur, excluyendo a China, pidieron prestado más de dos billones de dólares.

    Mientras el dólar se depreciara frente a estas monedas y la Reserva Federal mantuviera los tipos de interés bajos, entre 2008 y 2015, no había ningún problema. Ahora todo esto está cambiando dramáticamente. El dólar ha subido fuertemente frente al resto de las divisas, un 7 por ciento este año. Además, Washington desencadena deliberadamente guerras comerciales, provocaciones políticas, la violación unilateral del tratado con Irán, nuevas sanciones contra Rusia, Irán, Corea del Norte, Venezuela y provocaciones sin precedentes contra China. Las guerras comerciales de Trump, irónicamente, llevaron a una “huida hacia la seguridad” desde países emergentes como Turquía o China hacia los mercados estadounidenses, especialmente el mercado de valores.

    La Reserva Federal utiliza el dólar estadounidense como arma y las condiciones financieras son similares en muchos aspectos a las de la crisis asiática de 1997. Todo lo que se necesitaba era un ataque concertado de los fondos de cobertura estadounidenses contra la economía asiática más débil, el baht tailandés, para desencadenar el colapso de la mayor parte del sur de Asia hasta Corea del Sur e incluso Hong Kong. Hoy, el detonante es Trump y su belicoso tuit contra Erdogan.

    Las guerras comerciales, las sanciones políticas y las nuevas leyes fiscales estadounidenses, en el contexto de la obvia estrategia de la Reserva Federal de apretar el dólar, proporcionan el telón de fondo para librar una guerra utilizando el dólar contra los principales opositores políticos del mundo, sin tener que declarar nunca oficialmente la guerra. Todo lo que se necesita es una serie de provocaciones comerciales contra la enorme economía china, provocaciones políticas contra el Gobierno turco, nuevas sanciones infundadas contra Rusia y todos los bancos, desde París hasta Milán, desde Frankfurt hasta Nueva York, así como cualquiera que haya prestado dólares a los arriesgados mercados emergentes comenzará a apresurarse a recuperarlos lo antes posible. La lira se hunde tras las ventas en pánico, o la crisis de la moneda iraní, la caída del rublo ruso. Todo esto, al igual que la caída del renminbi chino, refleja el comienzo de una escasez mundial de dólares.

    Si a partir del 4 de noviembre Washington logra reducir las exportaciones iraníes de petróleo, los precios mundiales del petróleo podrían superar los 100 dólares, lo que agravaría considerablemente la escasez de dólares en los países en desarrollo. Es una guerra por otros medios. La estrategia del dólar de la Reserva Federal actúa como un "arma silenciosa" para una guerra mucho menos silenciosa. De continuar, podría constituir un grave revés para la creciente independencia de los países euroasiáticos en torno a la nueva ruta de la seda china y la alternativa Rusia-China-Irán al sistema del dólar. El papel del dólar como la principal moneda de reserva del mundo y la capacidad de la Reserva Federal para controlarla es un arma de destrucción masiva y un pilar estratégico del control de la superpotencia estadounidense. ¿Están las naciones euroasiáticas o incluso el Banco Central Europeo preparados para abordar este problema con eficacia?

    https://journal-neo.org/2018/08/20/washington-s-silent-weapon-for-not-so-quiet-wars/

    0 0

    La desaparición de la URSS sacó a Moscú del continente africano por completo, pero ahora mismo resultaría prolijo enumerar los acuerdos de cooperación ruso-africana, en el ámbito militar, energético, minero o nuclear, firmadas o en proceso de firma.

    El retorno de Rusia a África ha sido muy rápido. La mayoría de los acuerdos se han ratificado entre 2017 y el primer semestre de este año. Antes de la caída de la URSS, Moscú tenía 37 pactos firmado de asistencia técnica y económica y 42 acuerdos comerciales, y hoy no está lejos de volver a esas cifras.

    La guinda llegó hace un par de meses, cuando firmó un memorándum con la Comunidad para el Desarrollo del África Austral, que incluye a 16 países como Sudáfrica, la República Democrática del Congo o Angola.

    Las viejas potencias coloniales, ya bastante molestas por no poder frenar a China en el Continente, están alarmadas y tanto May como Merkel han viajado a África recientemente, que hasta ahora quedaba fuera de sus preocupaciones inmediatas.

    Los africanos tienen una magnífica opinión del retorno ruso al Continente Negro, quizá con la excepción de la República Democrática del Congo, donde el apoyo ruso a Kabila no ha sido bien recibido.

    En varios sectores, en particular la minería, la energía y la energía nuclear, Rusia compite con China, aunque es posible que ambos países hayan discutido el asunto con los demás socios Brics.

    El retorno de Rusia al África subsahariana va de este a oeste y de norte a sur con una cooperación muy diversa. A veces, como en Chad, se trata de una simple cooperación militar en materia de entrenamiento. No obstante, sigue siendo muy sorprendente, ya que el cuartel general de las tropas francesas sigue teniendo su base en la capital chadiana y los soldados estadounidenses también están presentes allí.

    A veces los proyectos son más complejos, como en Uganda, que firmó un protocolo con Rosatom en junio del año pasado sobre uso civil de la energía nuclear. El acercamiento entre Moscú y Kampala, que se está estableciendo en muchos terrenos, también es sorprendente, ya que hasta ahora el Presidente Museveni estaba considerado como uno de los aliados más leales de Estados Unidos en la región.

    En Sudán, Seychelles y Guinea Conakry, se han alcanzado acuerdos en el sector minero. En Madagascar, Rusia está invirtiendo en salud a la espera de poderse establecer en el puerto de Toamasina para tener acceso al Océano Índico. A través del banco VTB, Moscú acaba de conceder un préstamo a Costa de Marfil de 132 millones de euros para la renovación de los hospitales.

    El ejército ruso está en la República Centroafricana, donde su llegada ha hecho correr ríos de tinta, como ya relatamos aquí; Burkina Faso firmó un acuerdo de cooperación militar el pasado mes de agosto...

    Puede dar la impresión de que el progreso de Rusia en África no tiene una estrategia geográfica o sectorial, pero la velocidad con la que se despliega demuestra lo contrario.

    Lo que ha llamado la atención de los africanos no han sido las victorias del ejército ruso en Siria sino la constancia del Kremlin en el apoyo a su aliado, Bashar Al-Assad.

    Ahora África llama a las puertas del Kremlin, incluido el polvorín de Níger, que no tiene bastante con el desembarco de tropas francesas, estadounidenses, italianas, alemanas... y ahora pide ayuda a Moscú. Mahamadu Issufu le ha pedido a Putin que presione en Washington para que la fuerza del G5 del Sahel esté bajo el mando del Minusma.

    En especial, Francia está pagando muy caro su política neocolonial de los últimos 15 años. Sesenta años después de la independencia, la mayoría de los Estados africanos no conocen ni la paz, ni el desarrollo, ni la estabilidad. Sus errores sirven al Kremlin en bandeja. Rusia nunca ha sido un país colonizador en África y desde los tiempos soviéticos siempre ha defendido las luchas por la independencia de Lumumba a Modibo Keita.

    Los africanos acogen con satisfacción el regreso de Rusia, pero no siempre por las mismas razones, ni tampoco por buenas razones. Unos quieren que Rusia haga en su país lo mismo que en Siria: frenar las injerencias externas y mantener el estado de cosas preexistente. Pero todos ven a Rusia como un Estado fiable que respeta su soberanía y no trata de inmiscuirse en sus asuntos internos.

    Las elecciones previstas para el 23 de diciembre en la República Democrática del Congo serán la prueba del algodón. ¿Cómo podrá Moscú permanecer fiel a su nuevo socio sin interferir en la política interior de Kinshasa en detrimento de los congoleños?

    https://www.iveris.eu/list/notes_danalyse/363-la_russie_opere_un_retour_spectaculaire_en_afrique_subsaharienne

    0 0


    Los medios sólo hablan del ascenso del fascismo en toda Europa, por lo que no dirán nada del impresionante concierto musical contra el nazismo y el racismo que se celebró ayer en Chemnitz, al que acudieron 65.000 personas bajo los lemas “Somos más” y “No hay sitio para las cacerías de odio ni para el racismo”.

    De forma gratuita en el concierto han tocado los raperos Trettmann y Casper und Marteria, grupos de pop como Kraftklub y las bandas de punk-rock Feine Sahne Fischfilet y de Die Toten Hosen.

    Uno de esos grupos, Feine Sahne Fischfilet, está vigilado por los servicios secretos por unas letras en las que defiende los ataques contra la policía.

    El concierto empezó sobre las 17.00 hora local con un minuto de silencio en memoria de la persona acuchillada el 26 de agosto y terminó pasadas las 21.30 horas.

    “Vivimos distinto y pensamos distinto. Y eso está bien. Pero en algo estamos todos de acuerdo. No hay sitio para las cacerías de odio y para el racismo. Somos antifascistas y no vamos a dejarles ni esta ciudad ni ninguna otra de Alemania a los racistas y a los nazis. Somos más", dijo para abrir el acto una portavoz de la organización desde el escenario.

    El concierto, al que han animado a ir distintos representantes políticos, empezando por el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, se celebró en el centro de la ciudad, cerca de donde el pasado sábado se celebró una manifestación nazi.



    0 0

    En Eslovenia ha aparecido una banda nazi integrada aparentemente por un centenar de matones armados para “velar por el orden” en las calles del país.

    La banda grabó y difundió un vídeo en las redes sociales con sus entrenamientos militares, según el diario Delo de Liubliana.

    La grabación, hecha supuestamente cerca de Maribor, en el nordeste del país, muestra el entrenamiento del “Primer batallón de la guardia de Estiria” (Baja Estiria es una región del nordeste de Eslovenia, mientras Alta Estiria forma parte de Austria).

    Las imágenes son de una marcha de varias decenas de varones en uniformes militares y encapuchados, algunos armados con rifles y hachas, que luego entrenan en un terreno rodeado de bosques tras saludar a su comandante con gritos de “¡Por Eslovenia!”

    El dirigente declarado de la banda es el jefe del partido extraparlamentario “Eslovenia Unida”, el fascista Andrej Sisko, un antiguo tarado del fútbol que el año pasado se presentó sin éxito como candidato a la Presidencia del país.

    En declaraciones a la agencia eslovena STA, Sisko aseguró que su banda cuenta con un centenar de miembros, parte de ellos armados, y rechazó el calificativo de paramilitar.

    Su objetivo es asegurar el orden y "la defensa de nuestra patria y de nuestros hogares", lo que implica también impedir la entrada al país de inmigrantes irregulares, explicó.

    La policía eslovena se cruza de brazos y dice que está investigando a la banda terrorista. Por su parte, el presidente esloveno, Borut Pahor, y Miro Cerar, primer ministro saliente y candidato a ministro de Exteriores en el Gobierno de coalición de cinco partidos dirigido por el populista Marjan Sarec, manifestaron su preocupación.

    Cerar calificó el acontecimiento como “absolutamente inadmisible” y advirtió de que el grupo “incita el miedo y propaga el odio”, mientras que Pahor dijo esperar una reacción de "los órganos competentes, conforme a la ley".

    0 0

    Darío Herchhoren

    La crisis de Argentina que se ha desatado ahora es el resultado de un proceso que tuvo su inicio en el mes de diciembre de 2015, con lallegada a la presidencia de la república de Mauricio Macri.

    Mauricio Macri, es un ingeniero civil, egresado de la Universidad Católica Argentina, uno de los institutos universitarios mas exclusivos y reaccionarios de Argentina, que hay que decirlo no tiene un gran nivel académico, ni tiene grandes cantidades de alumnos.

    Macri, es egresado del colegio secundario Cardenal Newman, otro lugar exclusivo en la localidad de San Isidro, en el gran Buenos Aires, que es un conglomerado que abarca un diámetro de 60 kilómetros a la redonda de la ciudad de Buenos Aires, y que alberga a unos quince millones de habitantes. San Isidro es una ciudad dentro de ese círculo y donde vive una buena parte de la oligarquía argentina.

    Toda la formación de Macri se desarrolló en ese ambiente exclusivo, y este aprendió muy bien los valores  de la clase a que pertenece.

    Desde el principio de su gobierno se dedicó a desarmar cuanta política inclusiva se había puesto en práctica durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, y muy especialmente todo aquello que significaba una protección del ahorro, de las finanzas y el trabajo nacional.

    Argentina no está entre los paises centrales del mundo. Se trata de un país de la periferia; y por lo tanto dependiente; y también por lo tanto es un país incapaz de generar cambios profundos en la estructura económica del país.

    Toda la economía argentina gira en torno a la producción agricolo ganadera, y últimamente a la producción en masa de la soja, que es un haba ajena al país y cuyo cultivo ha sido impuesto por las grandes multinacionales de alimentos como Cargill, Purina y la Monsanto, que ha sido adquirida por Bayer.

    Este cultivo ha sido utilizado para alimentar animales y humanos y se ha escrito hasta el cansancio sobre sus virtudes alimenticias, utilizando para ello el comodín de que puede reemplazar a la carne. Si ello fuera cierto, que nos dejen la carne a nosotros y se coman la soja ellos. Obviamente no es así. La proteina vegetal es muy distinta de la animal y no son fungibles.

    Pero hay un problema básico en cuanto al sustento ideológico de esta política neoliberal. Todos los paises desarrollados, antes de alcanzar ese status fueron proteccionistas; y por esa simple razón alcanzaron el lugar donde se hallan. Al mismo tiempo; obligaron a los paises dependientes como Argentina, a aplicar políticas librecambistas; es decir de abrir sus economías a la competencia. Nada más falso que eso. Argentina no puede competir con paises como EEUU, ni como Inglaterra, ni como Francia ni como Italia. Carece de la tecnología propia para ello, y depende de las patentes extranjeras, y debe pagar royalties para su uso. Es decir que tiene un grillo en el pie.

    Un país como Argentina no tiene más camino a seguir que el proteccionismo, y para ello deberá acabar con el gobierno de Macri y los chicos de Milton Friedman los Chicago Boys.

    Una política proteccionista necesita del control de cambios, es decir que no puede dejar librado el valor de su moneda a los vaivenes del "mercado". Debe prohibir la importación de manufacturas que se puedan fabricar en el país, y debe implementar una política de créditos a largo plazo y bajo interés para fomentar y proteger la producción nacional.

    Además de ello deberá fomentar el gasto en las universidades, para que los científicos argentinos diseññen tecnología propia que no dependa de las patentes extranjeras y que no tengan que pagar royalties por su uso.

    Ahora bien; hay un paso que se deberá dar inexorablemente; y es el desconocimiento de la deuda externa, en aplicación de la teoría de la "deuda odiosa" que es un concepto acuñado en Rusia sorprendentemente antes de la revolución bolchevique, y que consiste en no pagar la deuda que no haya sido beneficiosa para el propio pueblo.

    Indudablemente las políticas de Macri y su pandilla van en dirección contraria, y se basan en una milagrosa "lluvia de inversiones" que prometió. Hasta ahora esa lluvia ha sido  de desgracias y males de todo tipo. Se trata de la misma política de la dictadura militar y de Menem, que endeudó el país, y lo hundió en la miseria. Esa política solo puede imponerse con violencia y represión que ya se está aplicando por ese gobierno ilegítimo.

    ¿Hay alguna economía en el mundo que soporte intereses del 60% como ha fijado el Banco Central de Argentina? ¡El mismo Banco Central ha emitido letras a 100 años! Es escandaloso. Si no hay un cambio de rumbo inmediato Argentina caerá en un abismo del cual no podrá salir en mucho tiempo. Es imperioso por salud democrática acabar con ese gobierno.

    Acabará muy pronto.

    0 0

    Hay que soportar muy a menudo a los que aseguran que Hitler llegó al poder por las urnas, apoyado por un amplio movimiento popular, lo cual es falso. Lo que permitió a Hitler acceder a la Candillería fue un golpe de Estado.

    Su principal apoyo no fueron los votos sino el capital monopolista y financiero alemán, los altos dirigentes del ejército y el Vaticano.

    Uno de los principales partidarios del régimen nazi fue Carl Friedrich von Siemens, cuyo apellido no requiere más precisiones.

    Entre 1918 y 1923 la reacción alemana había intentado varios golpes de Estado para deshacerse del sistema parlamentario burgués y suprimir los derechos adquiridos por el movimiento obrero. La reacción fue apoyada por una parte del ejército.

    Muchos capitalistas consideraban que había que apoyar a los nazis. En 1923 un monopolista del acero, Hugo Stinnes, le dijo al embajador estadounidense: “Debemos encontrar un dictador que tenga el poder para hacer lo que sea necesario. Un hombre así debe hablar el idioma del pueblo y ser un civil. Tenemos un hombre así”.

    Con la crisis económica de 1929, los capitalistas decidieron concentrarse en apoyar a los nazis. Gracias a sus millones y a la crisis, Hitler pudo reclutar a una parte del lumpen con algo parecido a lo que hoy hacen los de Hogar Social.

    Durante la campaña presidencial de 1932 los nazis utilizaron por primera vez películas y discos de propaganda. Hitler usó un avión privado para volar de una reunión a otra. En 1932 sólo el mantenimiento de las SA costaba dos millones de marcos a la semana. ¿Quién pagaba todo eso?

    En las elecciones federales de septiembre de 1930 los nazis se convirtieron en el segundo partido más votado, con más de 6 millones de votos. A Hitler le invitaron a presentarse ante los círculos de grandes capitalistas y varios de ellos se unieron al partido.

    Sin embargo, los monopolistas aún estaban divididos porque Hitler propugnaba un control muy estricto sobre la política económica. Pasará otro año antes de que los patrones confíen la cancillería a Hitler porque temían la reacción del movimiento obrero.

    Pero en las elecciones federales del 6 de noviembre de 1932 el Partido Comunista Alemán aumentó considerablemente su influencia entre los trabajadores en detrimento del Partido Socialista. El capital temía otro levantamiento revolucionario.

    Los nazis perdieron dos millones de votos. Un nuevo declive del partido podría arruinar todas las esperanzas de los grandes monopolistas. Los monopolistas (Thyssen, Krupp, Siemens) zanjaron sus disputas internas y decidieron apostar por Hitler de una manera decidida.

    Fueron ellos quienes impusieron la política económica de Hitler. Entre los miembros del Alto Comité Económico del gobierno nazi estaban Krupp von Bohlen, rey de la industria de armas, Fritz Thyssen, barón del acero, Carl Friedrich von Siemens, rey de la electricidad, y Karl Bosch, de la industria química.

    El 27 de octubre de 1931 Siemens se dirige al capital financiero estadounidense para disipar los temores ante un gobierno nazi. Sobre todo, insistió en el deseo de los nazis era erradicar el movimiento obrero en Alemania.

    El 26 de enero de 1932 Fritz Thyssen, el magnate del acero, organizó una conferencia de Hitler frente a más de 100 grandes capitalistas durante la cual aseguró que para ellos la propiedad privada era la base de la economía alemana y que su principal objetivo era erradicar al marxismo de Alemania.

    El 19 de noviembre de aquel año banqueros, grandes monopolistas y terratenientes exigieron al presidente alemán Paul von Hindenburg que nombrara a Hitler para la Cancillería. El acuerdo se ratificó el 3 de enero en la mansión del banquero Kurt von Schröder. Todo estaba preparado.

    El 30 de enero del mismo año nombró Primer Ministro a Hitler de manera oficial. El primer gobierno de Hitler tenía sólo tres nazis, incluido el propio Hitler. Ni siquiera se atrevió a comparecer ante el Parlamento porque se encontraba en una posición minoritaria. Lo que hizo fue exigir a Hindenburg que lo disolviera y celebrara nuevas elecciones, previstas para el 5 de marzo.

    La maniobra le permitió gobernar durante cinco semanas sin control parlamentario. Fue un golpe de Estado legal, porque entonces la Constitución alemana permitía al Presidente disolver el Parlamento o suspenderlo temporalmente. 

    El 4 de febrero Hindenburg aprobó un decreto de emergencia que prohibía cualquier crítica al gobierno, suprimiendo la libertad de reunión y de prensa para el Partido Comunista de Alemania y otras organizaciones progresistas.

    El 27 de febrero el Reichstag, el Parlamento alemán, fue incendiado, el típico montaje que hoy calificaríamos de “bandera falsa”. Muchos historiadores están convencidos de que el incendio fue causado por las secciones de asalto nazis (SA).

    Los siguientes acontecimientos confirman esa tesis. Antes de que se iniciara cualquier investigación, las emisoras de radio (los falsimedia de la época) afirmaron que los comunistas eran los culpables del incendio. Esa misma noche, con listas elaboradas de antemano, más de 10.000 comunistas, socialistas y progresistas fueron detenidos. Toda la prensa comunista y varios periódicos socialistas fueron prohibidos y se suspendieron las libertades de prensa y de reunión.

    De esa manera, aplastando a los antifascistas, querían apañar las elecciones. Empezaba un golpe de Estado “desde arriba”. Pero les salió mal. Con todo a su favor, las urnas tampoco le dieron la mayoría a los nazis, ni siquiera los dos tercios de los escaños al gobierno de coalición que encabezaba Hitler.

    Fue necesario un segundo apaño, el segundo acto del golpe: el gobierno de Hitler eliminó de un plumazo los 81 escaños de los comunistas sin que ningún partido se atreviera a protestar.

    Con los comunistas fuera del Parlamento es como apañaron otra votación parlamentaria que, como estaba previsto, se resolvió a favor del gobierno de Hitler, al que autorizaron a promulgar decretos ley que no necesitaban al Parlamento para nada. Fue una especie de hara-kiri parlamentario, una autodisolución.

    La socialdemocracia actuó como siempre: votaron en contra de la habilitación al gobierno para que aprobara decretos ley, pero concedieron legitimidad a las elecciones, pasando por alto la represión política.

    Las consecuencias son las que ya se saben. En dos años, gracias a la patente de corso que les concedieron, los nazis prohibieron los partidos políticos, mataron a más de 4.200 personas y detuvieron a 317.800 antifascistas.

    El 20 de marzo de 1933 el comisario nazi de la policía de Munich, Heinrich Himmler, estableció el primer campo de concentración para presos políticos en Dachau. Otros 40 le seguirán en el mismo año. A los obreros los amenazaron con recluirles en dichos campos si se declaraban en huelga.

    Más información:
    — ¿Quién llevó a Hitler al poder en Alemania?

    — Los financieros que auparon a Hitler al poder
    — El imperialismo occidental al rescate del III Reich
    — Las estrechas relaciones de Estados Unidos con el Tercer Reich
     

    0 0

    En Estados Unidos se preocupan por la interferencia rusa en sus elecciones, pero no les importa nada la que ellos llevan a cabo en las irakíes. En un Irak militamente ocupado por las tropas del Pentágono, quien domina es el ocupante y sus continuas injerencias están fomentando un movimiento de resistencia en su contra.

    Un bloque de partidos irakíes ha amenazado a los estadounidenses y británicos si continúan interfiriendo en los asuntos internos. No se puede descartar la posibilidad de que este año estalle una revolución en Basora contra Estados Unidos y sus aliados en el gobierno, que recuerde la gran revolución de 1920 contra los británicos que comenzó en Bagdad.

    En 2003, cuando las fuerzas estadounidenses anunciaron su intención de ocupar Irak, muchos en el país creyeron que la ocupación militar estadounidense pondría fin a la era de Saddam Hussein y que se avecinaba un futuro diferente. Inicialmente, la mayoría de los irakíes apoyaron el control de Irak por parte de Estados Unidos y Gran Bretaña. Pero con el tiempo, se desarrolló una resistencia nacional contra la ocupación extranjera, avergonzando a la quinta columna que apoyaba a los ocupantes.

    Sin embargo, esta resistencia se volvió contra la población y se convirtió en una guerra sectaria dirigida por el sangriento Abu Musab al-Zarqawi, que mató a muchos chiítas, pero también a sunitas, kurdos laicos y otras minorías. Quería una guerra entre sunitas y chiítas a pesar de la advertencia de su emir, Osama bin Laden, transmitida por su comandante adjunto, Ayman al-Zawahiri. Zarqawi ignoró la advertencia de su emir y logró provocar una sangrienta reacción chiíta contra los sunitas, creando una fractura sectaria en Irak en pocos años, que Saddam Hussein no había logrado en 23 años de gobierno.

    Unos años más tarde, los chiítas crearon su propio movimiento de resistencia contra las fuerzas de ocupación apoyadas y financiadas por Irán. Han llevado a cabo numerosos ataques contra las fuerzas de ocupación (el más llamativo fue el ataque diurno contra Asaib Ahl Al-Haq en Karbala, que ejecutó a un marine estadounidense y tomó como rehenes a cuatro soldados y oficiales del municipio en el que se encontraban, que posteriormente también fueron ejecutados).

    Pero este movimiento se desvaneció tras la retirada de las fuerzas estadounidenses y británicas del país en 2011. Con el ascenso del Califato Islámico y su ocupación de Mosul y un tercio de Irak en 2014, la resistencia chiíta apoyó a las Fuerzas de Movilización Popular (Hachd al-Chaabi), en respuesta al llamamiento del ayatolah Sayyed Ali Sistani. Junto con el reorganizado ejército irakí y la policía federal, lograron derrotar al Califato Islámico, pero sin haber puesto fin a su insurgencia en forma de guerra de guerrillas que estaba teniendo lugar antes de 2014.

    Muchos de estos combatientes se unieron a las fuerzas regulares oficiales, pero muchos otros regresaron a sus partidos políticos y mantuvieron su independencia. Estos combatientes tienen ahora una nueva razón para tomar las armas y librar una nueva guerra contra las fuerzas del Pentágono.

    De hecho, Asaib Ahl Al-Haq, la Organización de la BADR, Kataeb Hizballah Irak, Harakat Al-Yihad wal Bina, Kataeb Sayyed Al-Shuhada, Harakat Al-Nujabaa, Yund Al-Imam y otros grupos han advertido a Estados Unidos y al Reino Unido que “dejen de interferirse en los asuntos locales”.

    “Se revela otra sucia conspiración, que muestra a los políticos estadounidenses, británicos e irakíes intentando abiertamente establecer un gobierno débil. Esta conspiración está dirigida por Brett McGurk [enviado de Estados Unidos a Irak] y Thamer Al-Sabhan [antiguo embajador saudí en Irak, ahora ministro]. Tenemos el poder de intervenir en el momento oportuno para frustrar esta conspiración, porque hoy somos más fuertes que nunca. Nuestra meta es proteger los intereses de nuestro pueblo y mantener el proceso electoral democrático libre de interferencias”, dijeron en su declaración.

    Estos grupos exigen que el partido Dawa ponga fin al “comportamiento irresponsable” de algunos de sus dirigtentes (Haidar Abadi) y que Sayyed Moqtada Al-Sadr “se oponga a esta repulsiva conspiración y a la presencia ilegal de fuerzas extranjeras en Irak”.

    Si Estados Unidos cree que puede imponer a sus peones, debe prestar atención a las primeras señales de la resistencia, que está dispuesta a atacar no sólo a sus fuerzas, sino también a la quinta columna irakí.

    Estados Unidos se prepara para responder a un nuevo levantamiento contra sus fuerzas en Irak, lo que explica las recientes declaraciones del coronel Sean Ryan, portavoz de las tropas estadounidenses en Irak, afirmando que seguirán ocupando el país “el tiempo que sea necesario”, es decir, hasta que logren imponer a sus peones locales.

    0 0

    Las indias se manifiestan en una reserva
    En las reservas indias de Estados Unidos y las ciudades circundantes las mujeres amerindias son asesinadas y agredidas sexualmente en mucho mayor número que otras mujeres. Sus atacantes son a menudo blancos u otros hombres que no pertenecen a las naciones nativas americanas, y sobre quienes la policía tribal no tiene control.

    En algunos condados americanos donde hay tierras amerindias, la tasa de asesinatos de mujeres indígenas es hasta 10 veces más alta que el promedio nacional, según un estudio realizado para el Departamento de Justicia de Estados Unidos por sociólogos de la Universidad de Delaware y la Universidad de Carolina del Norte, en Wilmington.

    Y ciertamente no todas las víctimas están en la lista. En 2016 se denunciaron 5.712 casos de mujeres amerindias desaparecidas al Centro Nacional de Información sobre la Delincuencia.

    “Las cifras son probablemente mucho más altas porque muchos casos no se denuncian y los datos no se recopilan sistemáticamente”, dijo Heidi Heitkamp, senadora demócrata de Dakota del Norte, que presentó un proyecto de ley para mejorar el seguimiento policial de las mujeres amerindias desaparecidas y asesinadas.

    “El miedo [al asesinato y a la agresión sexual] está muy extendido entre las mujeres indígenas estadounidenses”, dice Lisa Brunner, codirectora del Colectivo de Derechos Humanos de la Mujer Indígena Americana, profesora y coordinadora cultural del White Earth Tribal and Community College de Mahnomen, Minnesota.

    “Las mujeres amerindias somos víctimas de mucha más violencia que otras mujeres del país por la sencilla razón de que somos amerindias y encarnamos nuestras naciones tribales”, dijo la Sra. Brunner.

    Más de la mitad de las mujeres indígenas norteamericanas han sido agredidas sexualmente a lo largo de su vida y, de éstas, más de un tercio han sido violadas, una tasa de violación casi 2,5 veces mayor que la de las mujeres blancas, según un estudio realizado por el Instituto Nacional de Justicia en 2016.

    Las mujeres nativas americanas son más propensas a ser atacadas sexualmente por hombres que no son nativos americanos que las mujeres de cualquier otro grupo racial. Un estudio realizado por la Universidad de Delaware y la Universidad de Carolina del Norte reveló que más de dos tercios de las agresiones sexuales contra mujeres amerindias son cometidas por blancos y otros no amerindios.

    Pero los hombres que atacan a mujeres amerindias en las reservas no pueden ser detenidos o procesados por las autoridades tribales cuando no son amerindios, según una sentencia del Tribunal Supremo de 1978.

    “Cuando los ‘blancos’ cometen asesinatos o violaciones contra los indígenas americanos, el crimen cae dentro de la jurisdicción del gobierno federal y no del gobierno de la tribu o del estado”, dijo Cheryl Bennett, profesora de la Universidad Estatal de Arizona que estudia los crímenes de odio contra los pueblos aborígenes.

    Además, los fiscales federales han cerrado más de dos tercios de los casos de abuso sexual que la policía tribal ha remitido al FBI y a las fiscalías de Estados Unidos, según un informe de 2010 de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno.

    No es un caso de impunidad sino de complicidad del Estado con el exterminio.

    https://greedmedia.com/cases-of-missing-and-murdered-native-american-women-challenge-police-courts/

    0 0

    El Primer Ministro irakí Haidar Al-Abadi
    Desde que en 2003 Estados Unidos invadió Irak los primeros ministros (Iyad Allawi, Ibrahim Al-Jaafari, Nuri Al-Maliki, Haidar Al-Abadi) los han elegido los invasores.

    Pero con Trump en la Casa Blanca y las elecciones legislativas de abril, las cosas se han complicado. Tienen que impedir la elección de un candidato amable con Irán y su enviado especial en Oriente Medio, Brett McGurk, despliega una intensa actividad para que los diputados voten por Al-Abadi para que reanude su mandato.

    Al-Abadi es un agente del MI-6. Vivió 30 años en Gran Bretaña, tiene nacionalidad británica y no regresó a Irak hasta la invasión de 2003. Es miembro del partido Al-Dawa desde hace 15 años y quien le puso en el cargo que ahora ocupa es McGurk, el auténtico virrey de Bagdad.

    En Irak le comparan con Nuri Said, Primer Ministro irakí en la década de los cincuenta, nombrado por el espionaje británico para gobernar bajo los reyes Faysal I y Faysal II para apuntalar la OTAN de Oriente Medio, el Pacto de Bagdad, más tarde rebautizado CENTO.

    Eran los tiempos de la Guerra Fría y Said fue ejecutado por los nacionalistas cuando el general Abdul Karim Kassem derrocó la monarquía en 1958. Al-Abadi y sus patronos de Washington saben que los acontecimientos se pueden reproducir en cualquier momento y por eso no sacan a las tropas de Irak.

    Irak está al borde de la guerra civil y el motivo inmediato es la presencia de las tropas estadounidenses; el mediato es que Irak tiene una larga frontera con Irán.

    El Pentágono tiene entre 5.000 y 7.000 soldados repartidos en 9 bases situadas en el oeste del país que la aviación irakí no puede sobrevolar. Pero a los imperialistas no les basta y pretenden levantar hasta 12 bases.

    En la Conferencia de Seguridad de Munich de febrero de este año, Al-Abadi acogió con satisfacción la presencia estadounidense en Irak y más recientemente Ihsan Al-Shamri, uno de sus asesores, dijo que el gobierno quería camuflar la ocupación militar. Había que “cambiar las misiones de los asesores militares estadounidenses de la guerra a la etapa de paz”, lo que supone que las tropas estadounidenses permanecerían en Irak indefinidamente.

    El gobierno de Al-Abadi ha ignorado un acuerdo del Parlamento irakí de establecer un calendario para la retirada de las fuerzas extranjeras.

    Como buen lacayo, el 7 de agosto dijo que Irak cumplirá con las sanciones contra Irán, lo cual no sólo le enfrenta a Irán sino a los propios irakíes que padecieron en sus propias carnes los estragos del criminal embargo impuesto por los imperialistas durante 12 años.

    Quizá el mundo ya no se acuerde de aquello, pero difícilmente los irakíes lo olvidarán jamás y se sienten hermanados con Irán, hasta tal punto que el 14 de agosto dio un paso atrás al decir que le habían malinterpretado, que no cumpliría con las sanciones, sino sólo con la prohibición de comerciar en dólares con Irán.

    La torpe política de Al-Abadi le está haciendo perder aliados, lo cual es muy peligroso para su reelección. Unos 15 diputados electos de su Alianza para la Victoria (Al Nasr), han cambiado de bando y han pasado al bloque Amiri-Maliki, partidarios de una relaación más estrecha con Irán.

    La fuerza de choque más importante que tiene Irán en Irak son las milicias Hashd Al-Shaabi, que forman parte del ejército regular por medio de Faleh Al-Fayyad, asesor de seguridad de Al-Abadi desde 2011.

    Algunos querían relevar a Al-Abadi por Al-Fayyad pero los imperialistas (e Israel) tienen otros planes. Quieren desarmar a Hashd Al-Shaabi, forzaron la dimisión Al-Fayyad y miles de irakíes salieron a la calle para protestar.

    Pero quien se tambalea no es sólo Al-Abadi, sino toda su coalición, de la que forma parte Moqtada Sadr, que hasta ahora ha podido alardear de “nacionalismo” sólo por su oposición a Irán, lo que le ha llevado a arrojarse en brazo de los saudíes que, como siempre, es en Oriente Medio la tercera pata de la mesa, con Estados Unidos e Israel.

    Las lenguas viperinas aseguran que Sadr cobra 8 millones de dólares al mes de los países del Golfo.

    0 0

    Durante más de seis años Reino Unido ha ejecutado operaciones secretas con sus aliados para derrocar al Presidente Bashar al-Assad, y esa política contribuyó a prolongar y radicalizar una terrible guerra. Pueden pasar varios años antes de que se conozca toda la historia de esta operación secreta, pero algunos elementos ya se pueden reconstruir.

    El Reino Unido y sus aliados vieron la oportunidad que durante mucho tiempo habían buscado para eliminar un régimen nacionalista independiente en la región y fortalecer su control general sobre el Oriente Medio.

    En la primavera de 2011 Qatar comenzó a enviar armas a grupos de oposición en Siria con la aprobación de Estados Unidos. En pocas semanas, el gobierno de Obama recibió informes de que estas armas estaban llegando a los grupos terroristas. En noviembre el agente de la CIA Philip Giraldi escribió que a Turquía llegaban “aviones de combate no identificados de la OTAN”, que transportaban armas y que 600 cazas despegaron de Libia para apoyar al “Ejército Libre de Siria”.

    El MI6 británico y las fuerzas especiales francesas ayudaron a los terroristas sirios y evaluaron sus necesidades de entrenamiento, armamento y comunicación, mientras que la CIA proporcionó equipo de comunicación e inteligencia. 

    El gobierno de David Cameron inició la operación secreta en Siria después de que acabara de derrocar a Muammar Gaddafi en Libia, donde también trabajó junto a los yihadistas. Algunos de los terroristas libios que se unieron a los yihadistas sirios fueron entrenados por fuerzas británicas, francesas o estadounidenses en Libia para luchar contra Gaddafi. Algunos de ellos se unieron más tarde al Califato Islámico o a la filial de Al-Qaeda en Siria, el Frente Al-Nosra, que se convirtió en el grupo terrorista sirio más poderoso.

    Gran Bretaña participó en una red de transporte de armas entregadas a Siria desde Libia a través del sur de Turquía, que fue autorizada a principios de 2012 tras un acuerdo secreto entre Estados Unidos y Turquía. Revelado por el periodista Seymour Hersh, el proyecto fue financiado por Turquía, Arabia saudí y Qatar, mientras que la CIA, con el apoyo del MI6, era responsable del transporte de armas desde los arsenales de Gaddafi hasta Siria.

    La operación no fue revelada a las comisiones de inteligencia del Congreso de Estados Unidos, lo cual es necesario por la ley de Estados Unidos, y la participación del MI6 permitió a la CIA eludir la ley al clasificar la misión como una operación de enlace.

    Hersh señaló que un gran número de terroristas en Siria que finalmente recibieron las armas eran yihadistas, algunos de los cuales estaban afiliados a Al-Qaeda. Qatar, principal aliado de Reino Unido en el derrocamiento de Gaddafi y que recuperaba su papel en Siria, ha estado suministrando armas y dinero al Frente Al-Nosra. El diario Telegraph informó de los comentarios de un diplomático de Oriente Medio de que Qatar era responsable del hecho de que el Frente Al-Nosra tuviera dinero, armas y todo lo que necesitaba parea la guerra.

    En 2012 el ejército británico desarrolló planes para formar un ejército de 100.000 terroristas sirios “moderados” con el objetivo de derrocar a Assad, que iba a avanzar sobre Damasco bajo la cobertura aérea occidental y de los países del Golfo. Cameron fue informado de que esta iniciativa de extracción, equipamiento y formación tardaría un año en desarrollarse, pero el Consejo de Seguridad Nacional Británico rechazó la idea por considerarla demasiado arriesgada.

    El plan estadounidense de formar una gran fuerza terrorista siria, que apareció en 2013, ha sido descrito como un eco de aquel plan británico.

    (Extractos del libro “Secret Affairs: Britain’s Collusion with Radical Islam” publicado este año por Mark Curtis)

    0 0

    La formación de terroristas por parte de Reino Unido en bases en Jordania para luchar contra Assad fue autorizada entonces por informes de que las fuerzas especiales que operaban desde esas bases “probablemente” habrían sido enviadas a Siria para ejecutar misiones militares. En agosto de 2012 la base militar y de inteligencia británica en Chipre también proporcionó inteligencia al “Ejército Libre de Siria” a través de Turquía, mientras que Gran Bretaña proporcionó teléfonos satelitales a los grupos terroristas para coordinar las operaciones militares.

    Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores enseñó técnicas de negociación y estabilización a los dirigentes yihadistas y les asesoró sobre cómo debían dirigirse al pueblo sirio y al público internacional.

    Estados Unidos era plenamente consciente de que la mayoría de las armas proporcionadas por sus aliados saudíes y qataríes estaban llegando a yihadistas terroristas y no a los grupos más laicos de la oposición. Sin embargo, la participación de Estados Unidos y Gran Bretaña en la guerra se intensificó aún más en noviembre de 2012, cuando en una conferencia en Qatar de los “amigos” de Siria, un grupo de países opuestos a Assad, Gran Bretaña anunció que estaba tratando de organizar a los terroristas sirios en una fuerza de combate efectiva.

    El secretario de Asuntos Exteriores, William Hague, estudió la posibilidad de establecer un gobierno interino en el norte de Siria y reunir a las fuerzas de la oposición siria sobre el terreno para derrocar a Assad.

    Dos días después, el general David Richards, jefe del Estado Mayor del ejército británico, convocó una reunión en Londres para intensificar el armamento de la oposición. Poco después Estados Unidos coordinó un transporte aéreo de 3.000 toneladas de armas para el “Ejército Libre de Siria” desde Croacia, con la ayuda de Gran Bretaña y otros Estados europeos, una iniciativa pagada por Arabia saudí.

    Lord Ashdown, el dirigente de los Liberales Demócratas, afirmó más tarde que esta enorme cantidad de armas terminó “casi exclusivamente” en manos de los grupos terroristas más radicales. El Frente Al-Nosra y otro grupo yihadista islamista, Ahrar Al-Sham, incautaron algunas de las armas suministradas al “Ejército Libre de Siria”, mientras que otras fueron recuperadas por miembros del Califato Islámico en el vecino Irak.

    Gran Bretaña estuvo estrechamente asociada al programa “Timber Sycamore” de Obama, iniciado en abril de 2013, que se convirtió en la principal operación estadounidense para suministrar armas y entrenamiento a los terroristas sirios. Las salas de mando de Turquía y Jordania, gestionadas por funcionarios de los servicios de inteligencia de Estados Unidos, Gran Bretaña, Turquía, Francia, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos, suministraron misiles y cohetes antitanque a diversos grupos de la oposición.

    Una vez más, muchas de las armas cayeron en manos del Califato Islámico y Al-Qaeda, a veces después de haber sido comercializadas en el mercado negro. Estados Unidos gastó más de mil millones de dólares en la Operación “Timber Sycamore”, que Trump clausuró en 2017, cuando quedó en evidencia que todo el esfuerzo había sido inútil.

    (Extractos del libro “Secret Affairs: Britain’s Collusion with Radical Islam” publicado este año por Mark Curtis)

older | 1 | .... | 265 | 266 | (Page 267) | 268 | 269 | .... | 281 | newer